Cuando somos padres por primera vez todos los accesorios que tienen que ver especialmente con la alimentación que hay en torno al bebé, nos resultan nuevos. Es cierto que todos sabemos que vamos a necesitar algún que otro chupete, biberones, pañales, toallitas para el culete, pechitos… pero hasta que no te toca de verdad y te ves en el momento, no te preocupas lo más mínimo por conocer estos productos, sus diferencias o los que son más adecuados para los peques.

Está claro que cada bebé es un mundo y cada padre y madre también, pero son muchos los bebés que tienen cólicos en los primeros meses de su vida. Y un buen biberón les puede ayudar a que éstos sean menores. En este sentido, es bueno que sepáis que los biberones Dr. Brown’s han sido diseñados con un sistema anticólicos. Y como especialmente esos cólicos se dan, sobre todo, los tres primeros meses de vida, el biberón anticólicos de boca ancha de Dr. Brown’s de 120 mililitros, puede ser una gran opción para reducirlos y conseguir que nuestros bebés no sufran las molestias de tener gases.

A nuestro juicio, este biberón es especial y lo es, porque cuenta con un sistema único y patentado de ventilación que ayuda a reducir problemas de alimentación de los bebés como los cólicos del lactante y disminuye la oxidación de las vitaminas A, C y E presentes en la leche. Asimismo, el sistema previene también la otitis en el bebé.

Este sistema consigue reducir las burbujas de aire que causan la oxidación para que más nutrientes esenciales sean mantenidos mientras la leche se encuentra en el biberón. Y no se trata de un mensaje promocional sin más, sino que cuentan con estudios que lo avalan.

Un estudio universitario publicado en el ‘International Beastfeeding Journal’ en el año 2008 determinó que los biberones Dr Brown’s con su sistema de ventilación completo ayudan a mantener los niveles de importantes nutrientes como las vitaminas antes mencionadas en la leche. Se trata de la primera investigación que mide los niveles de nutrientes en la leche materna y artificial durante una toma típica de 20 minutos.

El biberón anticolico de Dr. Brown's de boca ancha de 120 ml, es uno de los más efectivos contra los colicos del lactante FUENTE: chupetitos.com

El biberón anticolico de Dr. Brown’s de boca ancha de 120 ml, es uno de los más efectivos contra los colicos del lactante
FUENTE: chupetitos.com

Además, los biberones  Dr. Brown’s cuentan en su haber con varios galardones. Ha sido el Ganador Oro en los Premios de Excelencia en el Diseño Médico, en el año 2000; y recibió el premio ‘Cool Stuff’ de Preemie Magazine al biberón para bebés prematuros, en el año 2006, entre otros.

Pese a que no se sabe a ciencia cierta la causa de los cólicos en los bebés, de lo que no hay duda es de que si podemos ayudarles de alguna manera, debemos hacerlo. Son muchos niños (más de los que deseríamos) que tienen cólicos y las tardes y las noches llegan a ser un verdadero sufrimiento para todos. Muchas de las personas que han dado a sus hijos la leche con este biberón anticólicos de boca ancha de Dr. Brown’s de 120 mililitros, han comentado que a los bebés le ayudó mucho, al menos, a beber sin tragar aire y que los cólicos se reducían considerablemente. Así que, este puede ser el momento idóneo para hacerse con uno. ;-)

El chupete es uno de los elementos infantiles de mayor consuelo.  Su utilización a lo largo de la historia ha sido habitual desde los inicios de la humanidad. Se cree que su uso era ya común en el Neolítico, aunque el primer registro que tenemos de él como de otros utensilios domésticos, conservado en las condiciones idóneas, fue en Egipto y data de más de 3.000 años.

Las primeras versiones del chupete se confeccionaron de trapo y datan de 1900 FUENTE: pixabay.com

Las primeras versiones del chupete se confeccionaron de trapo y datan de 1900
FUENTE: pixabay.com

Las versiones más tempranas de chupete se confeccionaban de trapo, que se rellenaba con harina, miel o semillas de amapola para mantener sedado al niño. Pero, el chupete, tal y como lo conocemos hoy en día, data del año 1900, cuando un farmacéutico de Manhattan llamado Christian W. Meinecke unió un pezón de goma a un escudo circular, inventando así el chupete actual, o algo parecido, vamos. Aunque el prototipo original se ha ido modernizando (el caucho de los primeros chupetes estaba tintando de blanco y se hacía con sulfuros, lo que dejaba un olor desagradable en la boca del bebé) el chupete actual es, esencialmente, el mismo.

Se suele decir “es más simple que el mecanismo de un chupete, pero de simple no tiene nada, ya que su uso está fundamentado en la necesidad biológica e instintiva de succionar que poseen todos los bebés. A este instinto se le conoce como SNN (Succión No Nutritiva), una succión fácilmente reconocible en los bebés recién nacidos cuando se chupan el dedo, la mano o cualquier cosa que les acerques a la boca. Este instinto de succión es, según los expertos, un reflejo normal que ayuda a la supervivencia en términos primitivos y que se inicia cuando el bebé está aún en el vientre de su madre (se ha podido observar a bebés neonatos chupándose el pulgar en algunas ecografías).

Durante años ha habido diferentes críticas y teorías relacionadas con el uso del chupete, al que se acusó de fomentar “ensanchamiento de la lengua”, “deformación de la boca” o “confusión con el pezón”. Incluso se ha discutido sobre si es mejor chupar un chupete que el dedo o si la succión prolongada digital altera el cierre bucal, altera la posición de la lengua o puede causar apiñamiento de los dientes y alterar el reflejo fisiológico de la deglución, sin entrar en el debate de que el hábito de la succión digital es muchísimo más difícil de eliminar.

En Chupetitos puedes encontrar una enorme variedad de chupetes FUENTE. chupetitos.com

En Chupetitos puedes encontrar una enorme variedad de chupetes
FUENTE. chupetitos.com

Hoy en día, se ha comprobado que el correcto uso del chupete tiene efectos positivos en los bebés; además del evidente efecto calmante, ciertos estudios científicos han demostrado que refuerza su sistema inmunitario e incluso reduce las probabilidades de muerte súbita en bebés hasta 12 meses. E, incluso, se ha innovado mucho en modelos de chupetes: chupetes personalizados, chupetes de diseño, chupetes con frases, chupetes calmantes, chupetes nocturnos que tienen luz, etc. Una enorme variedad y modelos, como los que puedes encontrar en la web de Chupetitos.

Ahora bien, sí que es cierto que es recomendable controlar el uso del chupete. La edad recomendada por los especialistas para ir retirando el chupete está entre los 12 y los 24 meses, por supuesto, conviene hacerlo preparando al bebé poco a poco para este gran cambio en su vida.

¿Aún te parece simple el chupete? ¿Qué te ha parecido lo que te hemos contado acerca de la historia, patente y uso del chupete?

Nuestros peques ya han empezado el colegio, un nuevo curso que les va a deparar muchos aprendizajes y momentos de diversión a partes iguales, además de la ilusión de haberse vuelto a reencontrar con los compañeros y de hacer nuevos amigos y amigas.

El termo Skip Hop de acero inoxidable mantiene calientes o frías la comida FUENTE: chupetitos.com

El termo Skip Hop de acero inoxidable mantiene calientes o frías la comida
FUENTE: chupetitos.com

Al haber recuperado poco a poco las rutinas, seguro que hay algunas necesidades que aún no habéis cubierto a lo largo de de estos días para su jornada escolar; algún accesorio que os falta y que puede ser útil a vuestros hijos e hijas y que aún no habéis tenido tiempo de adquirir. Por ejemplo, para la hora del almuerzo, de la comida o de la merienda en el cole. Dos dos básicos que nunca faltan en la escuela y que, a lo mejor, aún no tienes son: las fiambreras y los termos. Porque es fundamental que los alimentos que preparáis en casa con todo el amor a vuestros peques lleguen al momento de su consumo en un estado de conservación óptimo.

La marca Skip Hop tiene unos termos y fiambreras de la gama Zoo, sin BPA, PVC ni ftalatos, que os pueden venir genial. Los termos Skip Hop son de acero inoxidable y tienen capacidad para 325 ml. Mantienen los alimentos tanto calientes como fríos varias horas. Su divertido colorido llama la atención de niños y mayores y disponen de un práctico recipiente incorporado, para guardar la cuchara-tenedor que llevan de serie, o la mayoría de los cubiertos que cada uno de nosotros desee ponerle a los pequeños. De esta forma, cualquier peque está listo para comer en cualquier sitio. Además, como no se rompen, pueden comer ellos solitos.

La fiambrera de Skip Hop es ideal para llevar el almuerzo o la merienda a la escuela FUENTE: chupetitos.com

La fiambrera de Skip Hop es ideal para llevar el almuerzo o la merienda a la escuela
FUENTE: chupetitos.com

De la misma marca y coordinados con los termos, tenéis las fiambreras para el almuerzo o la merienda, que se componen de un recipiente tapado para llevar los alimentos siempre frescos y en buen estado. Las fiambreras son unas cajas muy simpáticas que tiene una apertura fácil (que pueden manipular los propios niños a partir de 6 meses) y una goma alrededor de la tapa, que evita goteos por fuera. Por eso, también son útiles para llevarlas a cualquier parte. Seguro que con ellas los peques se animan a comer más y hacen de la merienda o del almuerzo una diversión diaria. Y, por si fuera poco, son aptas para el lavavajillas, libres de BPA, PVC y Phthalate (como ya os hemos comentado), tienen una capacidad de 700 ml. y unas medidas ideales para que quepan perfectamente en la mochila: 17,15 centímetros de largo x 13,6 centímetros de ancho x 5,75 centímetros de alto.

Así que si aún no os habéis hecho con alguno de estos accesorios puede que ya vaya siendo hora. En la web de Chupetitos podéis adquirir estos artículos a muy buen precio. Los termos te costarán tan sólo 19 euros y las fiambreras, 12 euros.

Las familias numerosas tienen derecho a una serie de descuentos y ayudas públicas en determinados aspectos. En España hay más de medio millón de familias numerosas, pero es cierto que, en la actualidad, han descendido bastante. Si hace unas décadas el concepto de familia numerosa era algo habitual, hoy en día, casi queda como una anécdota.
Las familias numerosas tienen beneficios económicos en los gastos de enseñanza, sanidad, transporte y otros FUENTE: pixabay.com

Las familias numerosas tienen beneficios económicos en los gastos de enseñanza, sanidad, transporte y otros
FUENTE: pixabay.com

Por eso, para estas familias hay una serie de beneficios económicos en los gastos de enseñanza, de sanidad, de transporte… a pesar de los trámites y papeleos que haya que hacer, que no son pocos. Y aunque muchas de estas familias piensan que las ayudas deberían ser más numerosas, hay algunas que siempre se pueden encontrar en los gobiernos, tanto estatal como autonómicos. Te resumimos cuáles son y te contamos también cómo solicitarlas.
En primer lugar, para poder optar a las ayudas que ofrecen a las familias numerosas es necesario tener el documento que así lo acredite. La mayoría de ellos se otorgan en las comunidades autónomas o en los ayuntamientos de las ciudades. Existen dos tipos: el de carácter general, que corresponde a tres o cuatro hijos; y el de especial que se otorga a partir de los cinco hijos.

La tramitación es sencilla y lo puedes solicitar en el momento nazca el tercer hijo. Se necesita el libro de familia (tanto fotocopia como original), el DNI de ambos padres, una foto de determinadas medidas en las que aparezcan todos los miembros de la familia y un justificante del empadronamiento. En cualquier caso, lo mejor es preguntar en tu comunidad autónoma por si se necesitan distintos documentos. Pero bueno, lo habitual es que te pidan estos.

Las ayudas que se ofrecen a nivel general para las familias numerosas son las siguientes:

  • Cuidadora y limpieza del hogar. Categoría general: un descuento del 45% en la cotización a la Seguridad Social y que ambos padres trabajen. Categoría especial: el descuento es del 65% y no se exige empleo.
  • Viajes en transporte público. Tren y autobús: 20% de descuento para la categoría general y 50% para la especial. Avión: entre el 5 y el 10% en vuelos nacionales.
  • Colegios. Más puntos y preferencias a la hora de admitir a los niños en determinados centros y, también, para obtener becas. En el caso de tasas para exámenes u otro tipo de pruebas habrá un descuento del 50% de descuento o, incluso, la gratuidad total.
  • Museos, teatros, centros culturales…. En todos los que dependen del gobierno, existen descuentos para las familias numerosas.
En las comunidades autónomas las ayudas a familias numerosas se regulan de forma diferente en cada comunidad FUENTE: pixabay.com

En las comunidades autónomas las ayudas a familias numerosas se regulan de forma diferente en cada comunidad
FUENTE: pixabay.com

Ahora bien, por ora parte, las ayudas en las comunidades autónomas para familias numerosas son otras y varían entre ellas, ya que cada comunidad ha determinado sus propias ayudas y de qué forma las gestionan, por eso es necesario que acudas a tu gobierno autonómico para informarte debidamente. Algunas de ellas son:

  • Impuestos. En la declaración de la renta, cada comunidad ha puesto su porcentaje particular para que existan desgravaciones por número de hijos. También hay una rebaja en el impuesto de transmisiones patrimoniales. En algunos ayuntamientos también contemplan una rebaja en el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).
  • Recibo del agua. Dependiendo de la empresa que gestione el suministro del agua en cada ciudad, así puede ser el descuento, si lo hubiera. En algunos puede llegar hasta el 20%.
  • Instalaciones deportivas. Cada ayuntamiento gestiona el precio de las entradas a sus propias instalaciones y, en la mayoría, las familias numerosas tienen descuentos.

Y, por último, no olvidéis consultar siempre la web de la Federación Española de Familias Numerosas porque siempre están al día de estas cosas y comparten las novedades de nueva ayudas con todos vosotros.

El chupete es el accesorio perfecto para calmar a los bebés, para facilitarles el sueño, aliviar los molestos cólicos y hasta disminuir los riesgos de muerte súbita. Sin embargo, hay personas que piensan que el chupete puede afectar a la lactancia, al desarrollo del habla del pequeño o, incluso, crearle una dependencia máxima. Por eso, es importante tener en cuenta algunas precauciones cuando decidimos que nuestro bebé use el chupete.

Elige el chupete que se corresponda con la edad del bebé FUENTE: chupetitos.com

Elige el chupete que se corresponda con la edad del bebé
FUENTE: chupetitos.com

Conocer las cosas que se hacen mal con los chupetes es un paso importante para nuestro bebé lo utilice bien. Así, en primer lugar, debemos prestar atención al tamaño del chupete y escoger solamente aquel que sea adecuado para su edad. Por eso, hay chupetes de 0 a 6 meses y chupetes de 6 a 36 meses. Procurad, además, que no tenga partes pequeñas que puedan desprenderse y comprometer la seguridad de nuestros hijos. Y no ahorres en chupetes: cambiadlos en cuanto notéis algún signo de deterioro como, por ejemplo. verlo más opaco.

En segundo lugar, no abuséis de colocarlos en el lavaplatos. Todos los chupetes deben ser esterilizados, incluso cuando se los acabes de comprar. Pero lo mejor es hervirlos durante al menos cinco minutos, al menos una vez, pero varias veces al día si tu bebé está malito. Siempre que no se estén usando, colócales el tapón o tapa de seguridad y guárdalos para evitar que se ensucien. Y nunca “limpies” un chupete que se cayó colocándolo en tu boca: tu saliva también tiene gérmenes que pueden perjudicar a tu bebé.

En Chupetitos, todos nuestros chupetes personalizados llevan de regalo una tapa protectora con función esterilizador. Basta colocar esa tapa al chupete y llenarlo de agua hasta cubrir la tetina, introducirlo en el microondas durante 30 segundos a 750 watios y ya tienes tu chupetito esterilizado.

Un chupete puede hacer maravillas para tranquilizar a un bebé, pero no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá. El chupete no debe ser un recurso recurrente para que el bebé no llore: llorar es una manera sana que tiene el bebé de expresar una necesidad. Asegúrate de interpretar esa necesidad antes de bloquearla. Sin embargo, ofrécele el chupete cuando tu pequeño esté cansado, ya que ayudará a conciliar su sueño. Pero procura retirarlo y no volverlo a colocar cuando ya se haya dormido.

El chupete no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá FUENTE: pixabay.com

El chupete no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá
FUENTE: pixabay.com

La necesidad de succión y la necesidad de alimento son dos cosas diferentes. El chupete no debe ser untado con alimentos para tratar de “engañar” al bebé a que pruebe nuevos sabores. Para la alimentación del bebé, la comida debe ser ofrecida con una cuchara. No mojes al chupete en sustancias dulces ni en zumos para tratar de que el bebé lo acepte, ya que el azúcar de estos alimentos favorece la aparición de caries. Tampoco debe ser empleado para distraer al niño que tiene hambre.

Aún con todas estas precauciones, el uso prolongado del chupete está asociado con problemas en la dentición, así como con mayor incidencia de otitis y resfriados. A partir de que tu bebé cumpla un año, procura reducir el tiempo de uso del chupete para que progresivamente lo abandone. A esa altura, ya tendrás otros recursos para tranquilizarle y el bebé se tranquilizará casi enseguida, porque habrás evitado todos los malos usos del chupete y habrás acostumbrado a tu bebé a este accesorio con cautela y de la forma correcta.

Parece que dar el biberón al bebé es fácil, pero hay veces que muchos niños no pueden concentrarse a la hora de comer, no les gusta demasiado el momento de alimentarse y les cuesta más que a otros tomar el biberón.  En estos casos, saber cómo podemos darles bien el biberón es necesario; así que tener en cuenta una serie de consejos importantes nos vendrá bien a mamás y a papás.

Para dar el biberón a nuestro bebé de forma correcta, lo primero que hay que hacer es buscar un sitio tranquilo, donde todos estemos relajados y es muy importante no tener prisa; ya que algunos bebés son unos glotones y otros, simplemente, necesitan más tiempo y les cuesta más comer.

Busca un sitio tranquilo cuando le des el biberón a tu bebé FUENTE: youtube.com

Busca un sitio tranquilo cuando le des el biberón a tu bebé
FUENTE: youtube.com

Después, hay que preparar el biberón: la leche no debe estar a más de 37 grados ni a menos de 35. Si la leche está fría puede producirles retortijones. Además, cuando introduzcamos el preparado, hay que agitarlo bien, para que no quede ningún grumo que pueda obstruir la tetina.

El tercer punto a tener en cuenta es estar cómodos, tanto nosotros como nuestro bebé. Una buena postura sería con la espalda apoyada en algún lugar y el peque en brazos. Si lo necesitamos, podemos ponernos un cojín debajo del brazo que sostiene el biberón para nuestra mayor comodidad y para no tener el brazo tanto tiempo en tensión.

La cuarta clave es la postura, tanto la nuestra como la del bebé. Su cabeza debe apoyarse en nuestro brazo, estando a una altura mayor que el estómago para evitar posibles gases. Y para mayor seguridad aún, lo mejor es utilizar un biberón anticólicos como el biberón anticólicos de Dr. Brown’s de boca ancha de 120 ml., que es uno de los más efectivos a la hora de evitar los tan temidos cólicos del lactante. Dispone de un exclusivo sistema de ventilación completa que permite la entrada del aire en el biberón a través de una válvula colocada en la boquilla, impidiendo que el bebé trague aire o se mezcle con la leche, manteniendo todas sus vitaminas al reducir la oxidación de las mias y los cólicos del lactante.
Asimismo, previene la formación de vacío dentro del biberón y cavidad oral del bebé, disminuyendo el riesgo de otitis media por la acumulación de fluido en las trompas de eustaquio del bebé. Está fabricado en polipropileno, es libre de Bisfenol-A, cumple la Normativa Europea EN14350 y su tetina es de silicona pura de Nivel 1 (ideal para bebés de 0 – 3 meses).
El biberón anticólicos de Dr. Brown's de boca ancha de 120 ml., que es uno de los más efectivos a la hora de evitar los tan temidos cólicos del lactante FUENTE: chupetitos.com

El biberón anticólicos de Dr. Brown’s de boca ancha de 120 ml., es uno de los más efectivos a la hora de evitar los cólicos del lactante
FUENTE: chupetitos.com

La quinta clave es cómo colocar el biberón correctamente. Para ello, lo mejor es que la tetina siempre esté llena para que no trague aire y para poder hacerlo, el biberón debe estar inclinado. Hay que retirarlo de vez en cuando para que la tetina no se pegue y así el líquido pueda pasar correctamente.

Y, por último, los bebés han de echar los gases. Muchas veces, paran de comer porque tienen mucho aire en su estómago y, hasta que no lo echan, no pueden seguir comiendo. Por ello, para que lo echen, os recomendamos que lo coloquéis sobre nuestro hombros y le deis unas palmaditas ligeras en la espalda.