De sobra es sabido por todos, que la higiene de los utensilios que utilizamos para alimentar a nuestros bebés es de gran importancia y es conveniente realizarla hasta que nuestros peques cumplen, por lo menos, los seis meses de vida. De lo contrario, podrían contraer infecciones, ya que las defensas inmunitarias del bebé todavía no están totalmente desarrolladas.

Entre esos utensilios de alimentación se encuentra, como no podía ser de otra forma, los biberones; y entre los métodos de esterilización del biberón encontramos los que aprovechan el poder desinfectante del calor y aquellos que utilizan el agua fría, con la que se disuelven algunas sustancias químicas antibacterianas en la propia agua.

Esteriliza el biberón de tu bebé hasta que cumpla, por lo menos, los 6 meses de vida FUENTE: chupetitos.com

Esteriliza el biberón de tu bebé hasta que cumpla, por lo menos, los 6 meses de vida
FUENTE: chupetitos.com

Antes de comenzar con la esterilización, es importante tomar una serie de precauciones. En primer lugar, lávate las manos cuidadosamente, para que éstas no se conviertan en portadoras de infecciones, como, por ejemplo, la Salmonelosis. Si has hecho limpieza doméstica, cámbiate de ropa. En segundo lugar, lava los biberones y las tetinas con agua caliente, detergente y estropajo para eliminar cualquier residuo de leche.

Uno de los métodos más frecuentes de esterilización de biberones y tetinas es el hervido. Para esterilizar, colocamos los utensilios en un cazo, cubiertos de agua, y los dejamos hirviendo durante unos diez o quince minutos, secándolos y tapándolos posteriormente hasta la siguiente toma. Este método es mejor para los biberones de vidrio, aunque también podría emplearse en los de plástico siempre que estos pudieran hervirse. Debes saber que el látex se vuelve opaco después de la esterilización y tiende a deformarse, sobre todo, si se trata con métodos de calor como este. Al sacar los biberones de la olla o cazo, no deberás utilizar tus manos pues no estarán esterilizadas. Utiliza unas pinzas para retirar los biberones y usa una toalla limpia para eliminar el exceso de agua.

Antes de esterilizar un biberón límpialo antes con agua y jabón para eliminar los restos de leche FUENTE: youtube.com

Antes de esterilizar un biberón, límpialo con agua y jabón para eliminar los restos de leche
FUENTE: youtube.com

También se puede utilizar, como forma de esterilización en caliente, un esterilizador al vapor, que es un aparato eléctrico que funciona con vapor de agua, y en el que puedes introducir todos los accesorios a la vez. Podrás conseguir esterilizadores de biberones que pueden conectarse tanto a la corriente como usarlos en el microondas. Existen distintos tamaños para poder esterilizar hasta 6 biberones. Para ello, coloca los biberones y las tetinas boca abajo para que el vapor pueda alcanzar todos los rincones de los utensilios, introduce agua en la máquina y ésta producirá vapor. Una vez que inicies el ciclo y sigas las instrucciones, retira los biberones que vayas a necesitar y, ¡listo!. En el caso de los esterilizadores para microondas, podrás utilizar todos los accesorios juntos en un recipiente con agua. En menos de diez minutos tendrás esterilizado todos los utensilios.

Por lo que respecta al método en frío, comentaros que es, probablemente, el método más cómodo, pues basta con introducir en el recipiente el biberón y sus accesorios y añadir al agua unas pastillas o un líquido desinfectante. No obstante, el tiempo necesario para la esterilización con este método es superior a los anteriores, entre 30 y 60 minutos, aproximadamente.

Los avances de la medicina, en los últimos años, han dado un paso de gigante respecto al nacimiento de bebés prematuros, es decir, a aquellos que se producen antes de la semana 37 de la gestación. Precisamente, esas últimas semanas son decisivas para la formación completa del bebé y el perfecto desarrollo de todos sus órganos, por eso en muchos casos se necesita de cuidados extras para que el bebé no arrastre secuelas de salud para toda la vida.

Una vez el bebé ha superado esos momentos críticos de salud en los que, seguramente, habrá estado ingresado en el hospital, puede hacer una vida totalmente normal como cualquier otro peque. Sin embargo, no debemos olvidar que, en algunos casos, es importante extremar los cuidados, ya que su organismo está más frágil de lo normal, por lo tanto, cualquier pequeño inconveniente puede ser mucho más grave. Pero ¿cuáles son esos cuidados que debemos tener en cuenta?

En los bebés prematuros conviene extremar los cuidados FUENTE: pixabay.com

En los bebés prematuros conviene extremar los cuidados
FUENTE: pixabay.com

El bebé prematuro no ha completado todo su ciclo madurativo en el vientre materno, por eso puede presentar mayores riesgos a padecer ciertas enfermedades. Los primeros dos años serán vitales por eso es importante que extremes sus cuidados.

  • Higiene. Cualquier virus o bacteria puede afectarle mucho más, así que a la hora de tomarlo en brazos es importante que extremes tu higiene, manteniendo siempre las manos limpias. También es importante que mantengas su habitación bien limpia, así como su ropita y, en especial, el cambio del pañal.
  • Vacunas. Son muy importantes para todos los niños pero para ellos mucho más. También es conveniente que los adultos que conviven en el hogar estén perfectamente vacunados, incluso contra la gripe.
  • Alimentación. La nutrición perfecta para el prematuro es la lactancia materna ya que gracias a ella refuerza su sistema inmune. Algunos pediatras, y dependiendo de la evolución que lleve el bebé, recetan suplementos vitamínicos.
Un bebé prematuro necesita dormir más y que respetemos siempre su descanso FUENTE: pixabay.com

Un bebé prematuro necesita dormir más y que respetemos siempre su descanso
FUENTE: pixabay.com

  • Descanso. Un bebé prematuro duerme más que el resto, por eso es importante que respetemos su descanso que, en los primeros días puede estar en torno a las 18 ó 20 horas. Apenas se despertará para comer, pero no debemos preocuparnos ya que este tiempo de sueño le ayuda también a madurar.
  • Estimulación. Todos los niños necesitan ser estimulados por sus padres, darles mimos, hablarles y que poco a poco se vayan acostumbrando al espacio en el que viven. Aunque de forma sutil, es importante que vayan descubriendo el sonido, la luz… Eso sí, es importante que evites las aglomeraciones de gente e intenta no tener visitas en casa durante las primeras semanas, al menos hasta que haya madurado convenientemente.

Por último, recuerda no exponerlo mucho al bebe en zonas que concurra demasiada gente, puedes sacarlo a pasear de vez en cuando. Además, los bebés prematuros deben tener una revisión médica especial periódicamente para que el pediatra nos confirme su buen desarrollo saludable.

Una perfecta alimentación en nuestros bebés es fundamental para que se desarrollen perfectamente. No olvidemos que es durante sus primeros años cuando se consolida su organismo y cuya salud dependerá, en gran parte, de la nutrición que le ofrezcamos. Por eso, es bueno incentivar a los niños a que prueben nuevos alimentos. Así es como desarrollan sus gustos y preferencias.

A lo largo del primer año, y siempre teniendo como base la lactancia materna, nuestro bebé irá probando nuevos alimentos, nutrientes que irán aumentando su listado de gustos y preferencias en su dieta. Pero, al igual que le sucede a algunos adultos, también puede ocurrir que presente cierta fobia a probar nuevos sabores o texturas, por el miedo a lo nuevo y desconocido. Te dejamos tres consejos para hacer que tus niños prueben alimentos nuevos, sin que sea un trauma para ellos.

Jugar con los alimentos nuevos y su textura es el primer paso para aceptarlos FUENTE: pixabay.com

Jugar con los alimentos nuevos y su textura es el primer paso para aceptarlos
FUENTE: pixabay.com

1.- Jugar con los alimentos. La textura que presentan los alimentos es mucho más importante de lo que parece. Que la comida sea dura o blanda, pegajosa o sólida, áspera o lisa… tiene mucho que aportar a nuestro paladar, incluso sin probarla, el niño puede intentar tomarla o, por el contrario, rechazarla sin más.

Según un estudio realizado en Holanda con niños a los que se les permitió jugar con una gelatina, se comprobó que, tras la manipulación, estaban mucho más propensos a comerla que el resto a los que no se les dejó jugar con ella. Por eso, ante la introducción de un nuevo alimento, quizás sería conveniente que dejásemos que lo tocara y jugara con él, así aumentará las probabilidades de que lo pruebe sin ningún tipo de trabas.

2.- La imitación y el contexto social. Los niños son grandes observadores y van a verse influidos por las reacciones de aquellos que estén a su alrededor, especialmente, si hablamos de la familia. Dependiendo de las reacciones que tengan los compañeros de mesa, a la hora de comer, si lo toman de buen grado o, por el contrario, lo rechazan, así serán sus deseos de añadirlo a su dieta. Si los padres comen una dieta saludable, sin duda, los niños también lo harán, tomándolo como una enseñanza más en su proceso vital.

3.- La paciencia, el mejor truco. Es normal que los niños, en principio, rechacen alimentos nuevos. Al parecer, y según estudios realizados al respecto, nos viene desde tiempos inmemoriales, cuando el hombre primitivo trataba de protegerse ante ciertos vegetales que pudieran resultar tóxicos. Aunque ahora ya no es el caso, parece que nuestra esencia todavía guarda aquella manera de salvaguardarse del peligro.

Algunos padres intentan convencer al niño, con los nuevos alimentos, a través de la distracción. Los encandilan con la televisión o la tablet para que ni siquiera sean conscientes del momento en el que están tomando ese nuevo alimento. Grave error. Tampoco es recomendable que le metamos el alimento a la fuerza o le amenacemos con premios o castigos. La solución más eficaz es siempre la paciencia.

Comer en familia y dejar que los niños nos imiten comiendo los mismos alimentos que nosotros, es fundamental para que coman de todo FUENTE: flickr.com

Comer en familia y dejar que los niños nos imiten comiendo los mismos alimentos que nosotros, es fundamental para que coman de todo
FUENTE: flickr.com

Aunque lo rechace de primeras, es importante que se lo ofrezcamos una y otra vez hasta que lo acepte. Según las cifras que manejan los expertos, lograr que lo acepte puede tardar entre 5 y 15 veces. El contexto social también es importante. Comer en familia de una forma distendida y procurando que sea un momento de placer y no de continua lucha, es fundamental para que los peques aprecien los cambios y los nuevos sabores. Es así como encontramos, no sólo placer en los alimentos, sino también en el momento de tomarlos y la compañía con la que lo compartimos.

Pon en práctica estos consejos y cuéntanos qué tal evoluciona tu hij@.

Seguro que has oído y visto en más de una ocasión que el bebé tiende a descalzarse, algunos niños más que otros, y siente un gusto especial por andar descalzo. Aunque muchos de nosotros creemos que es mejor que lleven siempre los zapatos puestos, también existe la teoría de aquellos que creen que es mucho mejor que los niños pequeños caminen descalzos de vez en cuando por casa.

Los niños tienen un proceso natural a la hora de acostumbrase a llevar la ropa y los zapatos. Recuerda que poco a poco deben sentirse a gusto con ellos, puesto que la vestimenta es algo que se lleva para protegernos del frío y de aquello que podría hacerles daño, en el caso de los pies, pero que también es una convención social. La moda va mucho más allá de la pura necesidad de vestirnos y como es algo que no forma parte de la misma naturaleza humana más que por protección, debemos acostumbrarlos poco a poco a llevarla.

Cuando el bebé está aprendiendo a andar necesita tener movilidad total en los pies e ir descalzo FUENTE: pixabay.com

Cuando el bebé está aprendiendo a andar necesita tener movilidad total en los pies e ir descalzo
FUENTE: pixabay.com

Así pues, es normal que tu bebé intente quitarse los zapatos y se sienta más cómodos caminando descalzo por casa. Además, cuando los bebés están aprendiendo a andar necesitan tener movilidad total en los pies con tal de poder adaptar las piernas de modo que puedan sentirse más estables. Con el tiempo aprenderán a andar con los zapatos, pero es natural que al principio se sientan más seguros a la hora de andar sin ellos.

Uno de los beneficios, aparte de la comodidad del niño para andar, es que podrá articular mejor los movimientos con los pies, lo que podría darle una mejor agilidad y estabilidad frente a los niños que llevan siempre los zapatos puestos desde incluso antes de empezar a andar.

Algunas teorías también aseguran que el desarrollo nervioso del bebé será más favorable si camina descalzo durante los primeros meses de vida, ya que el pie va conectado con todo el sistema nervioso del organismo, por lo que necesita desarrollarse del mismo modo que cualquier otra parte del cuerpo. Si bien las manos van descubiertas y el niño puede tocar y tener sensaciones a través de ellas, lo mismo sucedería con los pies. Eso sí, has de tener en cuenta que el niño deberá andar siempre descalzo en casa o en zonas que hayan sido limpiadas y estén lejos de peligro para él y sin ningún objeto peligroso de por medio. Una buena opción es ponerle unos calcetines de los que tienen almohadillas en la parte inferior y así no podrá caerse y se sentirá más cómodo, sobre todo en invierno.

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie FUENTE: pixabay.com

Poco a poco, podrás ir introduciendo los zapatos en el día a día del bebé, tanto en la calle como en casa, para que aprenda a caminar, mantener el equilibrio y tener las piernas y el resto del cuerpo bien desarrollado, con los pies protegidos y con la salud que se necesita para crecer sano y fuerte, además de feliz.

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie. De hecho, igual que se dice que andar por la playa es muy saludable, andar descalzo por casa también lo es, porque de ese modo el pie adopta posiciones que con un zapato difícilmente adoptará, de ese modo se fortalece la musculatura del pie y del tobillo y de ese modo el  bebé estará más preparado para caminar, correr, saltar, etc.

La fiesta de Halloween se ha convertido en algo habitual en nuestro país y ha venido para quedarse. Esta fiesta del miedo ha ido penetrando en nuestras costumbres a partir de películas, series y dibujos animados y hoy todos consideramos algo natural ver a los niños disfrazados y pidiendo caramelos en las casas y urbanizaciones. Por ese motivo, por si os toca celebrarlo en vuestra casa, hoy os vamos a  dar unas recomendaciones sobre los accesorios necesarios para organizar una fiesta de Halloween.

En la fiesta de Halloween planea bien el escenario y  la decoración para que los niños disfruten más FUENTE: pixabay.com

En la fiesta de Halloween planea bien el escenario y la decoración para que los niños disfruten más
FUENTE: pixabay.com

Cualquier fiesta que se precie no puede dejar de contemplar unas buenas recetas tradicionales de aperitivos, entrantes, platos y postres inspirados en platos terroríficos, decoraciones con bichos y presentaciones fantasmagóricas, que hagan que la comida durante la fiesta sea algo divertido y atemorizante. Pero además de la inspiración para la comida, hay más cosas que tener en cuenta si organizas una fiesta de Halloween.

1) Es importante planear el escenario y si vais a poner una merienda para los niños, además de pensar en las recetas más divertidas y sabrosas, tened cuidado, por supuesto, en que no sea una invitación a comer un exceso de azúcar, también tenemos que cuidar la presentación de todo.

2) Para recibir a los invitados, podemos ponernos algún disfraz o al menos usar un delantal divertido, por ejemplo, salpicado de sangre o delantales de huesos que simulen que sois esqueletos vivientes. En este aspecto, tenéis  desatar la locura zombi.

3) Un mantel para la mesa de los sandwiches y medias noches puede dar el ambiente ideal a la fiesta del terror. Hay artículos muy divertidos como manteles con tejidos de tela de araña y cargados de murciélagos o manteles y hules de calabazas, entre otros. Para servir todo, lo mejor es usar vajillas desechables de cartón decorado. Vasos, platos, manteles y servilletas con motivos de terror, que acabarán en la basura de reciclado de papel y no tendremos que fregar.

4) Un juego de piñata, para que todos se diviertan. Qué mejor que usar una piñata con forma de calabaza. Podéis rellenarla de dulces caseros, gominolas, o caramelos, pero todos tienen que prometer que son para llevar y no para comérselos en el momento ;-).

5) Si en la fiesta hay algún bebé o niños de 1 a 2 años, no olvidéis obsequiarlos con un chupete para Halloween. En Chupetitos los tenemos con cuatro motivos diferentes: una bruja, una tela de araña, un murciélago y una calabaza. Todos ellos para celebrar la noche y la fiesta más terrorífica del año.

Chupete Halloween tela de araña FUENTE: chupetitos.com

Chupete Halloween tela de araña
FUENTE: chupetitos.com

Con todas estos consejos que os hemos dado para que triunféis en la fiesta de Halloween y estos accesorios y complementos, ya tenéis todo lo necesario para organizarla. Estamos seguros de que con todas estas cosas vuestra celebración va a ser terrorífica y todos la recordarán durante mucho tiempo. Pasa una noche de miedo y difruta de una fiesta inolvidable con los más pequeños. ¿Te animas a ponerlo todo en práctica?

La psicomotricidad es una técnica que ayuda a niños y bebés a dominar de una forma sana su movimiento corporal, mejorando su relación y comunicación con los demás. Tiene como principal ventaja que favorece la salud física y psíquica del niño. Este tipo de psicomotricidad infantil adquiere diferentes funciones dependiendo de la etapa de desarrollo del niño.

Durante el primer año de vida, el niño es cuando necesita más contacto corporal con el adulto, por lo que los juegos más aconsejables con los peques son el balanceo al ritmo de las canciones, llevarlo en brazos de un lugar a otro, interactuar con objetos, esconderlos, manipularlos, utilizar instrumentos que produzcan sonidos… etc.

La psicomotricidad infantil  FUENTE: freepik.es

La psicomotricidad infantil adquiere diferentes funciones dependiendo de la etapa de desarrollo del niño
FUENTE: freepik.es

En el segundo año de vida, el niño aprende a caminar y le fascina tanto la posibilidad de desplazarse, como la manipulación de objetos. Así pues, se implicarán en actividades como empujar carritos o coches de juguete, llenar y vaciar cestas con materiales diferentes, jugar con piezas o apilando cubitos, etc. Ya en el tercer año de vida, el niño es capaz de correr, saltar, lanzar la pelota… pues está en el momento de su desarrollo. En esta edad, son muy adecuados los juegos rítmicos que impliquen cualquier tipo de movimiento.

Entre los 3 y los 6 años de vida, presentamos a continuación una serie de actividades y juegos que favorecen la psicomotricidad infantil, fomentando el desarrollo motor a través de la capacidad del movimiento. En esta edad, ya podemos introducir juegos reglados con órdenes sencillas y seguirlos sin ningún tipo de dificultad. Estos juegos serán: unos más competitivos, otros más cooperativos, algunos basados más en la habilidad y otros en la expresividad. Así pues, algunos juegos que fomentan la psicomotricidad infantil son:

1.- Hacer un circuito: Lo mejor es hacer un circuito con diversos materiales de colores, como aros, pelotas, conos, etc. Trata de hacerle creer a los niños que se encuentran en una selva y ellos son valientes aventureros, capaces de sobrepasar todos los obstáculos que se encuentren por el camino. Coloca un banco para que los niños tengan que pasar por encima, imaginándose que es un puente colgante. Después, coloca folios azules simulando un río con piedras por el camino; río que deberán saltarlos para poder cruzarlo. Tras esto, deberán pasar por debajo de un túnel, el cual podremos simularlo con sillas colocadas en línea recta o formando una curva. Por último, al salir de éste, se encontrarán varios aros de colores que deben saltar a la pata coja y, así,  habrán llegado a su destino.

2.- Juego de la tortuga: Para realizar este juego, utiliza un globo para simular que es una tortuga que debe cruzar, con la ayuda de los niños, al otro lado del río. De este modo, deberás colocar a los niños en fila y tendrán que pasarse el globo unos a otros, utilizando cualquier parte del cuerpo excepto las manos y los brazos, evitando que la tortuga caiga al suelo y llevándola sana y salva al otro lado de la orilla.

3.- Juego de los náufragos y los tiburones: Para llevar a cabo esta actividad, coloca varios bancos para que puedan subirse todos los niños. Al ritmo de la música, los niños tendrán que dar vueltas alrededor del banco mientras ésta siga sonando. Cuando se pare la música, todos los niños deberán subirse encima de los bancos, ayudándose unos a otros, con el fin de que ninguno se quede en el agua, pues hay un tiburón rondando por la zona y puede comérselos. Poco a poco, iremos quitando bancos, de manera que el espacio quedará cada vez más reducido. Ante esta situación, los niños tendrán que ayudarse o sujetarse unos a otros para que puedan subir todos y el tiburón no se coma a nadie.

4.- Juego del paracaídas: Se trata de un paracaídas de colores (rojo, azul, amarillo y verde) utilizado con frecuencia en animación y psicomotricidad infantil, con el que se suele realizar simulación de olas. Puedes comprar el paracaídas en tiendas de juguetes o bien, puedes utilizar una tela grande que tengas por casa.

Todos los niños deben coger el paracaídas a la altura de la cintura y deberán moverlo suavemente de arriba abajo. Teniendo en cuenta que en el centro se encuentra un agujero redondo, el juego consiste en echar una pelota de poco peso encima del paracaídas, y los niños deberán evitar que ésta se cuele por dicho agujero, pues de lo contrario habrán perdido.

El juego del paracaídas es uno de los más utilizados para estimular la psicomotricidad de los niños FUENTE: pixabay.com

El juego del paracaídas es uno de los más utilizados para estimular la psicomotricidad de los niños
FUENTE: pixabay.com

Con este material se pueden hacer diversas actividades. Otro juego interesante, es numerar a los niños del 1 al 3. Cuando estén moviendo el paracaídas, debes decir: “¡Que pasen por debajo los que tienen el número 2!” Los niños deberán subir el paracaídas lo más alto que puedan, y los que tenga el número 2 deberán pasar por debajo corriendo y cambiarse de sitio.

5.- Juego de la locomotora: Para realizar este juego, debes poner en el suelo tantos aros como niños haya, menos uno, pues éste será la locomotora y no lo necesitará. El niño elegido como locomotora se desplazará entre los aros, tocando la cabeza de alguno de sus compañeros. En la primera ronda se tocará la cabeza de pocos niños, aumentando progresivamente el número de niños elegidos a medida que vaya avanzando el juego. Cuando les tocan la cabeza, se colocan tras la locomotora formando un tren. La locomotora debe tocar el silbato, y en este momento, todos los niños que formaban el tren deben correr hacia un aro vacío. El niño que se quede sin aro será la nueva locomotora.