Archive for enero, 2014

Nadie tiene la fórmula mágica para que el bebé aprenda a dormir bien y lo haga de un tirón toda la noche. Lo que sí es cierto es que  para que concilie bien el sueño, lo más efectivo es implantar una serie de rutinas. Para que podáis conseguirlo, en Chupetitos queremos daros los que consideramos como mejores consejos para dormir al bebé:

1. Hacerle distinguir entre el día y la noche es algo esencial. Hacerle ver que se acerca la noche, con una serie de rituales básicos, puede ser la clave: un cuento, unos masajes después del baño, unos mimos en su cuna, una canción o un poco de música relajante pueden ir creando el ambiente adecuado para el sueño.

2. Bajar las persianas cuando es de noche es otro buen truco, siempre asegurándonos de que existe una adecuada ventilación en su dormitorio. Si apagamos la luz, bajamos las persianas y moderamos los ruidos en casa, el bebé conciliará el sueño con más sosiego y dormirá mucho mejor.

bebe en la cuna

A dormir también se aprende y los padres pueden enseñárselo al bebé
FUENTE: Primera Plana

3. Darle la última comida alrededor de las 20:00 ó 21:00 horas, para que aprenda a acostarse temprano. Esto es muy bueno para el bebé porque así descansará lo suficiente, y para los padres, que pueden encontrar un momento de tranquilidad para estar juntos.

4. Evitar dormirlo en brazos, ya que cogerá pronto esa costumbre y luego será muy difícil quitársela. Lo mejor es acostarlo siempre en su cuna hay que acostarlo en su cuna (todavía cuando esté despierto) y hacerle compañía un ratito, antes de que se quede dormido.

patito baño

Patito de goma para el baño

5. Antes de acostarlo, es importante ayudar al bebé a relajarse, y para eso, nada como un buen baño. Si lo realizamos casi siempre a la misma hora, poco a poco, irá comprendiendo que después del baño toca la cena y enseguida la hora de dormir. Cuando sea un poco más mayorcito, dejadle que se lleve algún juguete de baño, ya que eso les ayuda a acabar de liberar su energía. Quien se encargue cada día de acostar al bebé también deberá estar relajado y dispuesto a prestarle al peque toda la atención que necesite.

6. La ropa de cama debe ser adecuada: ni mucha ni poca. Es importante no abrigar demasiado al bebé y procurar siempre que la manta no le cubra la cabeza del bebé.

7. No llevarlo a la cama de los padres: fuera colecho. Esto puede hacerse muy de vez en cuando como un mimo o cuando los peques ya son más mayores y no se corre el riesgo de crear el hábito de dormir en la cama de los papás. Y, sobre todo, aunque llore mucho por la noche, evitad pasároslo a vuestra cama.

8. Elegir uno de sus juguetes preferidos para que lo acompañe a dormir. Es importante que sea siempre el mismo y que no se trate de un peluche gigante que pudiera ahogar al bebé ni de un muñeco con partes duras que pudieran lastimarlo.

9. Mantener las reglas del sueño siempre, incluso, cuando alguien se queda a cuidarlo o cuando va a dormir, por ejemplo, a casa de los abuelos.

10. Después de los 6 meses de edad, si se despierta durante la noche hay que enseñarle a dormirse solito nuevamente, ya que los bebés a esta edad duermen de 6 a 8 horas seguidas. Si no llora, lo mejor es no ir a su cuarto y dejarlo a su aire. Si llora, hay que explicarle que hay que se tiene que volver a dormir y tratar de no cogerlo en brazos. Este proceso requiere de mucha paciencia, pero es fundamental cumplirlo.

¿Qué os han parecido los consejos para dormir al bebé? Os animamos a que los pongáis en práctica y nos contéis si os funcionan o no. Para nosotros son los mejores porque, aunque haya opiniones variadas, ten e claro que a dormir también se aprende y vosotros podéis enseñárselo a vuestro bebé. igual que le enseñáis todo lo demás.

Un osito, un conejo, una muñeca, un perrito, una mantita… Los peluches, esos amigos inseparables para los niños, forman parte de su  día a día. Conviene respetar esa dependencia a los peluches porque les da seguridad y confianza en sí mismos.

Si se abrazan a sus peluche cuando se meten en la cama, o se lo llevan cuando van al médico, lo cogen a la hora de cenar o mientras están viendo la televisión, no os extrañéis.  Es una conducta normal cuando son pequeños. Para ellos es su juguete preferido, una especie de amigo que siempre está a su lado y que les da seguridad y les ayuda a afrontar  las situaciones que les parecen más difíciles. Estos objetos, cuya presencia calma a los niños y rebaja su tensión, son denominados por los psicólogos “objetos afectivos o de transición” y tenerlos no es malo, al contrario.

La mayoría de los pequeños tienen un peluche en el periodo que va desde los 8 meses hasta los 2 ó 3 años. Generalmente suele ser una mascota u objeto que cumple una determinada tarea en cada etapa del desarrollo: les consuela, les acompaña, les hace tomar conciencia de sí mismos. En Chupetitos, conscientes de esta importancia, también tenemos para los peques de la casa, en la sección “Juguetes para bebés“, a nuestra muñeca Carly Cowgirl y una gran variedad de mantitas Taggies que, aparte de ser unos amigos inseparables para ello,  les ayudan a estimular la coordinación visual-manual. Ahora, además, las tenéis en oferta.

manta bebe interactiva

Mantita mis amigos Taggies cara de león

peluche

Muñeca Carly Cowgirl

Sin embargo, a los 2 años las funciones fundamentales de estos objetos cambian y pasan a ser las de ayudar a los pequeños a reafirmar su personalidad y a facilitarles la tarea de independizarse de su madre. Por eso, los dotan de vida, les hablan y los utilizan para expresar tanto sus alegrías y sus muestras de cariño como sus penas y sus desilusiones. Y, por eso también prefieren que sean personas o animales porque los peques los quieren, simplemente, para imitar a sus padres.

A finales del segundo año, cuando los niños y las niñas están más maduros y ya no necesitan su objeto afectivo constantemente, sino solo en momentos puntuales, los van dejando un poco más de lado. Sólo recurren a sus peluches cuando cuando les hace falta fortalecer puntualmente su personalidad, aumentar su autoconfianza o sentirse más autónomos. Aunque sea así, no conviene retirárselos en ese momento. porque eso les podría provocar inseguridad.

Ahora bien, si los peques cumplen 4 ó 5  años y siguen aferrados a su objeto de transición, entonces si que hay que ayudarles a ser más autónomos limitándoles un poco su uso. No dejéis que se los lleven a la calle  y en casa reservárselos sólo para momentos concretos de la jornada. En esos momentos, acordaos de dedicarles una atención extra y hablad mucho con ellos. Poco a poco, veréis como se irán sintiendo más seguros y no necesitarán ir siempre con su amigo bajo el brazo.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria  ha hecho público su primer informe sobre la toxicidad del Bisfenol A, esa sustancia que ya todos conocéis y que está my presente en nuestras vidas (en botellas irrompibles, en latas de conserva y refrescos, selladores dentales, en ventanas, en CD’s, lentes…). Al parecer, entre los grandes peligros del Bisfenol A podría estar el dañar los riñones y el hígado y también tener efectos perjudiciales sobre las glándulas mamarias.

Asimismo, la Agencia de Seguridad Aliemntaria el organismo apunta la necesidad de vigilar otros posibles efectos sobre la salud reproductiva, el sistema nervioso y cardiovascular y el cáncer que, en estos momentos, no se pueden considerar, según especifica en un informe que la institución europea acaba de hacer público. Sin embargo, deja claro que el riesgo sanitario para todos los grupos de la población es “bajo”, incluso para los organismos más débiles como las mujeres embarazadas, los bebés o los niños.

biberon personalizado

Biberón anticólicos personalizado de Nûby

Aunque no hay nunca que alarme en exceso, en Chupetitos queremos que estéis completamente tranquilos porque la salud de vuestros peques no corre peligro con ninguno de nuestros productos. Todos los chupetes, biberones, tetinas, mordedores, vajillas, etc. que vendemos en la tienda online están exentos de Bisfenol A, como ya os hemos comentado en algún otro artículo de este blog.

Lo que más preocupación causa siempre es el uso de este químico en envases destinados a la alimentación, cuando más posibilidades tiene de entrar en contacto con el organismo, ya que el bisfenol permanece en los envases como un residuo, un efecto no deseado de la fabricación del plástico. Su problema es que puede liberarse, en concentraciones mínimas, desde el envase a los alimentos y líquidos con los que esté en contacto. Y de ahí directamente al organismo.Ya son muchos los estudios que se han hecho sobre el efecto pernicioso del bisfenol, por esa razón desde la Unión Europea decidieron prohibir la fabricación de biberones además de anunciar que van a revisar toda la información científica relevada en los últimos tiempos.

Pero, lo dicho, si compráis algo en nuestra web, estad tranquilos porque los productos están libres de Bisfenol A. Utilizamos exclusivamente materiales libres de BPA en la fabricación de nuestros biberones y chupetes, optando por alternativas seguras para la salud del bebé. En lugar de policarbonatos (PC) que contienen Bisfenol A, Chupetitos utiliza en sus biberones polipropileno (PP). Este material satisface los requisitos de seguridad necesarios, hecho internacionalmente reconocido. En Chupetitos vendemos productos fabricados sólo a partir de materias alternativas completamente seguras, para ofrecer productos de calidad que acompañarán a los bebés durante todo su desarrollo.

Estamos en pleno invierno y con él, casi inevitablemente, llegan los resfriados cuando no es, incluso, la temida gripe. Hemos pensado, que unos buenos consejos para evitar la gripe durante el embarazo os podían venir bien a las futuras mamás porque si de normal normal ya nos sentimos agotadas, abatidas y sin ninguna reserva de fuerzas, cuando estamos embarazadas esta situación aumenta aún más, porque nuestras defensas bajan y porque estamos muy limitadas a la hora de combatir la gripe con medicinas.

vacuna gripe

La vacuna de la gripe durante el 2º trimestre es una buena prevención
FUENTE: Ministerio de Sanidad

Bien, ¿qué se puede hacer para evitar la gripe? Sin duda lo mejor es la prevención, así que si seguimos algunas pequeñas medidas de precaución, estaremos más seguras y libres de este virus. Las embarazadas están consideradas como grupo de riesgo con respecto a la gripe, por eso se les aconseja que se vacunen contra ella. Se ha confirmado que la vacuna no entraña ningún riesgo, ni para la madre ni para el bebé, y aunque no nos libra totalmente de su contagio, sí al menos aminora sus efectos. Es preferible vacunarse a partir del segundo trimestre. De todas formas, vuestro ginecólogo tiene siempre la última palabra.

En cuanto a las medidas cotidianas que se pueden adoptar están las de mantenernos alejadas de aquellas personas que estén pasando por un proceso gripal. Lavarnos las manos a menudo es fundamental y, en sitios público, evitar el uso de toallas comunitarias, también. Descansar lo suficiente e intentar no estresarte demasiado es otra buena recomendación, ya que si estamos nerviosas nuestras defensas bajan y, por lo tanto, estamos más receptivas ante unaa posible invasión vírica.

naranja exprimida

Un buen zumo de naranja, rico en Vitamina C, también te ayudará

Y, por supuesto, alimentarse bien es otro buen consejo. Aprovechemos que nos encontramos con estupendas frutas de temporada que son ricas en vitamina C: naranjas, pomelos, mandarinas… para hacernos buenos zumos. Cargarse de vitamina C siempre está bien en el embarazo, aunque no sea época de gripe. Otros alimentos que ayudan a aumentar nuestras defensas y protegernos de los ataques externos son el ajo y el yogur. Otros buenos aliados para prevenir la gripe durante el embarazo son una dieta rica en antioxidantes (cereales integrales, aceite de oliva, verduras y frutas de color verde, naranja y amarillo) y mantenerse hidratada (cuanto más líquido bebas más fluidas mantendrás las mucosas y un mayor efecto protector tendrán).

Probadlo, de verdad. Haced caso a estos consejos que os damos en Chupetitos. Queremos que nuestras mamis estén bien y nuestros peques nazcan fuertes y sanos. La gripe, mejor combatirla que padecerla.

Darle el pecho al bebé es lo mejor que podéis hacer. La leche materna e s un alimento completo para el recién nacido y, por eso, se recomienda dar el pecho al bebé durante los primeros 6 primeros meses de vida. Por eso, hemos preparado para todas vosotras una serie de consejos prácticos para dar bien el pecho y para este momento sea todo un éxito. Especialmente, porque ya sabéis que podéis continuar dando el pecho, aunque hayáis introducido la alimentación complementaria y durante tanto tiempo como vosotras o el bebé deseéis.

lactancia materna

Dar el pecho al bebé es la mejor opción durante los 6 primeros meses
FUENTE: Mujer.es

Estos son los consejos prácticos que hemos seleccionado para dar bien el pecho:

- El lugar sí que importa. Buscad un lugar tranquilo donde dar el pecho, en el que os sintáis cómodas, y en el que el bebé también lo esté. Elegir un buen lugar es fundamental.

- Tomad mucho líquido. Cuanto más toméis, mejor. Recordad que vais a perder mucho amamantando a vuestro bebé.

- No tengáis prisa.  Cuando deis el pecho a demanda , debéis ser conscientes de que no hay horarios ni pautas estrictas, sino que es el bebé el que decide cuándo y cuánto quiere comer. Cuánto debe durar la toma: hasta que el bebé deje espontáneamente el pecho. Eso sí, lo mejor es que vacíe el pecho, al final, el contenido en grasa aumenta.

- Higiene. Es muy recomendable que os duchéis a diario con jabones suaves.

- La postura. Coged una buena postura a la hora de dar el pecho. Si os aparecen grietas, inmediatamente corregid la postura.

- Colocación del pecho. Colocad bien al bebé y aseguraos de que succiona bien, de que está bien agarrado al pezón.

sacaleches

Set de extractor de leche Softflex de Nûby

- Pedid ayuda extra. La extracción es una opción viable. Un sacaleches puede ayudaros en un momento determinado cuando notéis el pecho demasiado lleno o cuando tengáis que dejar al bebé con alguien. En nuestra tienda online tenemos varios modelos que os pueden ser de gran utilidad. Podéis echarles un vistazo pinchando aquí.

- Priorizad el descanso. Tenéis que descansar el máximo tiempo posible. Las horas de sueño son muy importantes cuando estáis criando.

- Dieta sana. No hace falta seguir una dieta específica, únicamente dieta sana y variada.

- Evitad algunas cosas. Por el bien del bebé, lo que sí deberíais evitar son las bebidas alcohólicas, las bebidas excitantes como el café o las bebidas de cola, el tabaco, otras drogas y los medicamentos (sin consultar a vuestro médico).

- Cuidad vuestros pezones. Mimaos, observad, sobre todo, con mucho detenimiento vuestros pezones. Su bienestar repercutirá en el bien de los dos.

Si habéis optado por dar el pecho, os felicitamos de corazón. Enhorabuena. Pensad que aunque surja algún momento adverso, habéis optado por una buena decisión. Y con estos consejos prácticos podréis aprender y adaptaros  a este maravilloso mundo de la lactancia materna.

Seguro que en alguna ocasión habéis salido de casa y se os ha olvidado el chupete del bebé. Incluso, estamos seguros de que muchos de vosotros, si os habéis dado cuenta a tiempo, habéis vuelto a por él. ¿Por qué no se debe olvidar nunca el chupete del bebé? Pues muy sencillo: porque el 80% de los niños depende de él para muchas cosas.

El chupete es una necesidad real para el bebé. Eso no quiere decir que algunos bebés no lo quieran, pero por regla general siempre es necesario porque libera y ayuda en buena medida a los padres cuando el bebé está nervioso, muy alterado o irritable. Y más aún, porque suele ser de gran ayuda para que el bebé a concilie rápidamente el sueño.

chupete animales verde

Chupete Bibi colección verde

chupete 2 meses rosa

Chupete Posh de Nûby hasta los 2 meses

Para el bebé resulta imprescindible su chupete. Si tiene el hábito de usarlo, no va a atender a razones del tipo “dentro de un rato te lo doy“. El chupete induce su sueño, y sin él no es capaz de conciliarlo. Si no lo tiene, puede que se sienta cada vez más desesperado y le resulte imposible dormir por muy cansado que se encuentre.

Es una situación similar a la que nos sucede a algunos adultos cuando llegamos, por ejemplo, a un hotel y no podemos dormir porque la almohada de la cama es demasiado dura o el colchón demasiado blando. No nos ponemos a llorar a gritos, pero anda que no nos quedan ganas.

La mayoría de los bebés establecen una relación de apego con su chupete. Para ellos no se trata de un simple objeto que llevarse a la boca y chupar, sino de una especie de recurso que les salva de sus miedos, de sus inseguridades, de sus tristezas, de su malestar… Los bebés viven el día a día como una constante adaptación al mundo, para ellos lleno de cosas nuevas que no conocen,a veces, demasiado grandes para su tamaño. Por eso, se aferran a objetos que les transmiten seguridad, como un peluche, una prenda que huele a mamá o su entrañable chupete.

Por todo ello, si no queréis que vuestro hijo o vuestra hija pase una mala noche o un mal rato, ni pasarla vosotros tampoco, debéis procurar que no se den este  tipo de situaciones. Debéis evitar salir de casa sin chupete. Y, ojo, a veces, en casa tampoco basta con tener uno solamente. Hay que ser prevenido y  proveerse de varios: para casa,   para el bolso de paseo, para el coche… De este modo también evitaréis que el bebé tenga apego a un solo chupete y lograréis que admita con naturalidad que cada cierto tiempo es conveniente cambiar de chupete o que el de casa es distinto del de casa de los abuelos,  del que hemos comprado para la guardería o del que llevamos en la bolsa de paseo como recambio.