El lugar que la madre ocupa para su recién nacido es insustituible. Ella le proporciona protección, le susurra cosas bonitas, lo alimenta, le da calor  y esa seguridad que necesita para afrontar sus primeros días fuera del vientre. Es por eso que la madre establece con su bebé  un vínculo de necesidad recíproca donde el contacto físico y la comunicación oral son vitales.

bebe en regazo de su madre

La voz de una madre y un chupete alientan y reconfortan al bebé prematuro
FUENTE: Bureau Salud.com

Siempre se ha dicho que  no hay nada que la suave voz de una madre y un chupete no curen. Alientan y reconfortan incluso al bebé prematuro y son su kit de superación diaria. Investigaciones recientes indican que el trato directo piel a piel y la voz materna sólo son un modo espontáneo de comunicarse y expresar cariño, sino también un factor esencial para que el bebé crezca sano.

La madre posee siempre las cualidades más importantes para el cuidado del bebé y, entre ellas, se considera que su voz es fundamental. Según un nuevo estudio realizado por médicos del Hospital de Niños de Vanderbilt en Tennessee, las voces de las madres podrían ayudar a desarrollar las habilidades alimenticias de los bebés prematuros. Esto permite que permanezcan menos días en el hospital y que se acorte la espera de los padres para llevarlos pronto a casa.

Una de las razones por las que deben permanecer en un hospital bajo cuidados intensivos es que, al ser tan pequeños, no han logrado la fuerza necesaria ni la coordinación adecuada para amamantarse correctamente. Allí obtienen el alimento mediante un tubo y, generalmente, se les estimula con un chupete para que practiquen la succión.

La investigación a la que nos referimos estudió, exactamente, a 100 niños prematuros, nacidos entre las 34 y 36 semanas, que recibieron el tratamiento que os hemos indicado: la voz materna y un chupete. La mitad de estos niños realizó cinco sesiones diarias de 15 minutos con un chupete especial capaz de detectar cuándo el bebé succionaba para, en ese momento justo, reproducir una grabación de una canción de cuna cantada por su madre.

Los resultados fueron asombrosos. Si bien los recién nacidos de ambos grupos ganaron la misma cantidad de peso durante los días en que se desarrolló el estudio, sólo los que utilizaron el chupete comieron más rápido. Lograron ingerir dos mililitros de leche materna fortificada por minuto, mientras que el otro grupo llegó a menos de un mililitro.

chupete de 0 a 6 meses

Chupetes Natural Flex de Nûby, de 0 a 6 meses

Además, como pudieron alimentarse por su cuenta sin una sonda, pasaron siete días menos en el hospital que los niños que no escucharon la grabación y no tuvieron chupete. Según los especialistas, disminuir los días de cuidados intensivos en el hospital es importante porque, por un lado, los padres sienten un alivio al llevar a su bebé a casa y, por el otro, el bebé se adapta mejor a lo que es el mundo real. Escuchar la canción con la voz de su madre cuando succionan correctamente el chupete, es lo que les impulsa a los bebés prematuros a desarrollar un comportamiento adecuado, ya que la voz actúa como un aliento.

Por todos es sabido, al margen de este estudio concreto, que a los bebés prematuros se les ha estimulado muchas veces con un chupete para que aprendieran a succionar poco a poco, y que en el momento de la lactancia se ha aconsejada a las madres que les hablaran o les cantaran a sus bebés, porque ambas cosas eran fundamentales para el prematuro. De hecho, en Chupetitos tenemos los chupetes Nûby NT y el Natural Flex, exclusivos de 0 a 6 meses, que podrían ayudar mucho a los bebés que tuvieran necesidad de succionar bien.

Pero, lo que está más claro que el agua es que esa capacidad protectora de las madres es otra de las tantas cualidades maravillosas que poseen las mujeres, por eso, el próximo 4 de mayo, hay que disfrutar del Día de la Madre. El homenaje lo tenéis más que merecido.

4 Respuestas a “La voz materna y el chupete, ayudan al bebé prematuro”

Deja un comentario


seis − = 5