Archive for julio, 2014

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo ven los bebés? Seguro que sí , sobre todo, al observar su mirada en los primeros meses de vida. Pues bien, es muy importante que estimulemos la visión de los bebés y para que podáis hacerlo os vamos a contar en este artículo la forma de hacerlo. Os vamos a dejar seis formas básicas de estimular la vista de vuestro bebé.

sonajeros para la vista del bebe

La vista es el sentido que más tardan en desarrollar los bebés
FUENTE: chupetitos.com

Como ya hemos señalado, la vista es el sentido que el bebé tarda más en desarrollar. Al nacer, sus ojos aún no están formados del todo, de modo que apenas percibe formas básicas y contrastes muy destacados. Casi no diferencia los colores, así que lo ve todo en blanco y negro. Fijaos qué cosas, a  nosotros nos encanta vestirles y decorar su cuarto con diferentes tonalidades de color, pero el bebé ni lo aprecia. Un recién nacido, además, y aunque suene un poco mal, es “corto de vista”: no puede distinguir nada que esté más lejos de 30 centímetros, que viene a ser la distancia hasta la cara de mamá cuando le está dando el pecho.

Si bien la vista del bebé irá mejorando de forma natural, es conveniente que le estimulemos en la medida de lo posible, porque el sentido de la vista contribuye a su desarrollo cerebral y abre la puerta a interactuar con el entorno que le rodea. Además, estimular los ojos del recién nacido permite detectar precozmente algunos de los problemas de la vista más habituales en los bebés y ciertos trastornos del desarrollo.

Por tanto, estos son los seis consejos que os recomendamos desde Chupetitos para estimular la vista del bebé:

1Enséñale objetos en blanco y negro o colores con mucho contraste. Comprobarás que le llaman mucho la atención. Los oftalmólogos pediátricos aconsejan que los objetos sean sólo de dos colores, para aumentar el contraste y no confundirle.

2- Acerca tu rostro a su cara (recuerda que de lejos casi no ve), déjale que lo toque con las manitas y háblale suavemente para que empiece a familiarizarse con tu aspecto. Piensa que tu bebé te reconoce por tu olor y por tu voz, pero no sabe cómo es tu cara.

3- Agita un sonajero cerca de su cara y desplázalo poco a poco mientras suenaEsto le ayudará a coordinar la vista con el oído para poder seguirlo. Verás que pronto también empezará a seguirte con la vista mientras le hablas, aunque estés lejos de él.

sonajero original para bebes

Nuestros sets de patucos y brazalates de sonajero estimulan la visión del bebé
FUENTE: chupetitos.com

Si lo prefieres, utiliza nuestro set de patucos y brazalete (disponible en color rosa y en verde). Su suave cascabeleo crea un agradable sonido y dispone de pequeñas etiquetas con colores vivos para fijar mejor su vista y su enfoque. Cuando se lo pones al bebé, su propio movimiento de manos y pies le ayuda ayuda a estimular su vista y le fortalece los músculos y su motricidad.

4- Ponle delante de un espejo para que pueda verse. Todavía no entenderá que está contemplando su propia imagen, pero le encantará comprobar cómo todo lo que hace tiene su reflejo en el espejo.

5- Acércale objetos que le gusten o le llamen la atención y cuando intente cogerlos, retíralos poco a poco. Así aprenderá otra función de coordinación muy importante: la del ojo y la mano/pie, fundamental para aprender luego a gatear o andar.

6- A partir del tercer mes, tu bebé empieza a distinguir colores como el rojo, el azul o el verde. Por tanto, le encantará tener juguetes o móviles para cuna con estos colores. También es buen momento para introducir libros de cuentos con ilustraciones sencillas.

A los seis meses, tu bebé ya verá de lejos y distinguirá todos los colores, aunque todavía apreciará menos matices en los tonos y le faltará un poco para dominar otros trucos visuales como la perspectiva. Finalmente, al año y medio, os aseguramos que verá mejor que tú y no habrá quien lo gane en agudeza visual.

¿Qué os parecen estos consejos? ¿Utilizáis vosotros otras técnicas para estimular la vista de vuestro bebé? ¡Contadnoslas, por favor!

El verano es una de las épocas más proclives a padecer intoxicaciones alimentarias. Esto es debido a que las bacterias necesitan una temperatura alta para sobrevivir y proliferar, lo que la hace la estación ideal para procrearse y persistir, incluso allá donde creemos que es imposible.

Si bien todos debemos llevar un especial cuidado, son los bebés con los que más precaución debemos tener ante esta amenaza, ya que una intoxicación puede acarrearles graves problemas. Pero ¿qué podemos hacer para evitar que se vean infectados? A continuación os ofrecemos unos sencillos consejos para alejar las bacterias del menú diario de los bebés.

lavar alimentos

Lava bien las frutas y verduras que des a tu bebé
FUENTE: Fotopedia.com

- Es necesario lavar bien todas las frutas y verduras que les ofrezcamos, incluso aunque las vayamos a hacer cocinadas. Ponerlas a remojo con agua o una buena pasada bajo del grifo será muy efectivo.

- No debemos romper la cadena del frío. Cuando vayamos a consumir un producto congelado, hay que descongelarlo en el frigorífico para seguir manteniendo una temperatura constante a lo largo del proceso de descongelación.

- Las carnes mucho mejor si las toman bien hechas en lugar de al punto. Con esto se debe tener especial cuidado cuando, además, salimos de casa y las consumimos en un restaurante. Es conveniente pedirlo siempre al cocinero del local.

- Mantener las manos siempre limpias antes de ponernos a cocinar y lavar las manos de los bebés antes de que se pongan a comer. En las manos se concentran gran cantidad de virus y bacterias que, sin querer, ellos mismos pueden transmitir a los alimentos.

escurre platos infantil

Lava y escurre bien los utensilios de comida del bebé
FUENTE: chupetitos.com

- Lavar bien y dejar escurrir los utensilios con los que haya comido el bebé (cucharas, tenedores, biberones, platos, etc.) Para ello, la Bandeja de Secado Patch que tenemos en el apartado de “Novedades” de nuestra web puede resultaros muy cómoda porque es perfecta para secar productos de cualquier forma y tamaño.

- Es recomendable congelar el pescado y marisco antes de consumirlo, así nos evitaremos la contaminación por anisakis.

- Ante cualquier duda, es preferible no tomar el alimento. Tirar a la basura una carne en mal estado, por ejemplo, nos puede evitar males mayores.

La intoxicación alimentaria en los bebés dependerá en buena medida de las precauciones que tomemos los papis. De todas formas, si eso ocurriera tampoco nos debemos alarmar en exceso y acudir al pediatra enseguida para evitar que no llegue a más los primeros síntomas evidentes: náuseas y vómitos, diarreas, dolor abdominal, algo de fiebre y debilidad generalizada.

No hace falta que os digamos que ser madre es una labor difícil. Entre otras cosas porque cada etapa de la vida de un niño es diferente. No es lo mismo ejercer de mamá cuando el bebé tiene meses que cuando es ya un niño. La primera etapa requiere de una dedicación exclusiva, mientras que la infancia implica un cambio drástico puesto que el bebé ya no lo es tanto y los peques van ganando en autonomía, aunque todavía sigan tomando a la mamá y al papá como un referente y los sigan necesitando mucho.

Todo esto, que sabemos de antemano, incluso ante de ser madres, hay veces que no se comprueba hasta que no lo eres de verdad. Y es que todavía lo de ser mamá y ejercer de mamá es algo que nos lleva locas. Por ejemplo ¿no os sentís, a veces, muchas de vosotras un poco culpables cuando no podéis compatibilizar el cuidado de vuestros hijos y del hogar por culpa del trabajo?. Hay veces, que el no poder dedicar el cien por cien de nuestro tiempo a los niños, nos hace sentirnos mal y aunque está claro que eso no quiere decir que no queramos lo mejor para nuestros hijos, nos crea el complejo de ser unas malas madres y es entonces cuando sentimos la necesidad de aprender a ser mejores madres.

ser madre

Una madre aprende a serlo de verdad cuando tiene un hijo
FUENTE: Freedigitalphotos.net

Pero, ¿realmente se puede aprender a ser madre antes de serlo? ¿o es algo que se aprende cuando ya lo eres y en el día a día? No sé lo que pensaréis vosotras, pero en Chupetitos somos de la opinión de que a ser madre se aprende cuando lo eres y cada día que pasa es el que te hace de verdad ser mejor madre. Una madre no debe agobiarse por aprender a serlo. Al contrario, debe relajarse y  descubrir, por ejemplo, que la clave de la calidad en la relación madre e hijo no reside en la cantidad de tiempo que se pasa con él, sino en la calidad. Es decir, en ese tiempo que es de verdad. Por ejemplo, ahora que se estamos en verano y que todos teneos vacaciones es buen momento para recuperar tiempo, para ser más madres y preparar planes para compartir en familia. Debemos renovar los lazos familiares con nuevas ilusiones y, por supuesto, con la magia que cada día nos dan nuestros niños.

Cada mujer aprende a ser madre en base a su propia historia. Es decir, a partir de su propia experiencia. Y no existen todavía las escuelas de madres porque no hay una fórmula mágica para enseñarnos la teoría. Todas las madres nos esforzamos a diario por cuidar a nuestros hijos lo mejor que podemos y aprendemos a base de nuestros errores y fracasos. Aprendemos cada vez que damos un paso con decisión. Y por mucho que antes de ser madres hayamos leído cosas sobre los hijos y la maternidad, todas hemos tenido que aprender sobre la marcha y con el ejercicio de nuestra labor, al igual que hacemos cuando nos enfrentamos a cualquier cosa nueva.  Al igual que nuestros bebés, también las mamás vamos superando etapas (casi siempre con sobresaliente), y aprendemos a perfeccionarnos en nuestra tarea de ser mamá a base de perfeccionamiento y de saber compartir.

chupete para mamas

Chupete “Mamá eres la mejor”
FUENTE: chupetitos.com

En Chupetitos lo tenemos claro, todas aprendemos al final a ser madres y lo hacemos de maravilla. Si no, ni por asomo habríamos hecho chupetes especiales para mamá con frases como “Tengo una supermami”, “Mamá ere es la mejor” o “Te quiero mami”.

Pero, ojo, no os olvidéis tampoco de cuidaros a vosotras mismas y de tener vuestro espacio propio en este proceso de aprendizaje porque el hecho de pensar también, de vez en cuando, en nosotras mismas y en qué es aquello que deseamos, es parte de nuestro yo y no podremos ejercer como madres si no nos realizamos como mujeres que tienen también otras muchas necesidades. ¿Estáis de acuerdo con nosotros?

Tanto a los niños como a vosotros los papis os va a encantar este recipiente que os vamos a presentar hoy. Se llama “snacks ball” es de la firma Boon y sirve para llevar alimentos con forma de esfera, por ejemplo, las galletas. Aunque ahora, cuando sigáis leyendo, veréis que también es muy útil para llevar aperitivos o cereales a los niños.

Su forma rígida y redonda permite llevar los alimentos sin que se rompan, algo que lo hace idóneo para cuando viajamos en coche o cuando salimos de casa a pasear con los niños y llevamos su merienda o su almuerzo. Como podéis ver en la fotografía, la bola está compuesta por dos mitades que se desenroscan con mucha facilidad, en primer lugar, para que podáis introducir los alimentos fácilmente y, en segundo lugar, para facilitaros la limpieza una vez se han consumido los alimentos (aunque también podéis introducirla en el lavavajillas). En la mitad superior de la snack ball hay un orificio con una tapa, que se desliza y se abre de forma muy sencilla, para que el niño o la niña pueda introducir su mano y comerse lo que mamá o papá le hayan puesto en el interior.

recipiente para alimentos redondos

El recipiente permite llevar alimentos con forma de esfera
FUENTE: booninc.com

Con la snack ball de Boon ya no tendrás que llevar bolsas de plástico ni utilizar papel de aluminio para conservar en perfecto estado los alimentos más delicados y, muchas veces, preferidos de los niños: galletas, uvas, chocolates, trocitos de queso, aperitivos… Y lo mejor de todo es que los niños se lo comerán todo de forma sencilla, sin que se les caiga nada al suelo y contentos de que los alimentos no estén rotos antes de ingerirlos. ¡Cuántas veces os han dicho vuestros peques que no querían esa galleta  porque estaba rota o esa patata frita porque no estaba entera! Con la sanck ball esto ya no os va a pasar y para ellos comer va a ser visto y no visto.

Además, otra de las ventajas que tiene este recipiente es que permite que los niños jueguen y aprendan a abrir la tapita para sacar su comida de la pelota. Es estimulante, ideal para llevarla donde quieras y cabe en cualquier sitio: en la cartera del niño, en el bolso del cochecito, en cualquier compartimento de la silla de paseo o en el bolso de mamá. Su tamaño es perfecto para las raciones que comen los peques (hasta 170 gramos) y, al ser compacta, si se cae al suelo no se rompe y es muy difícil que se agriete.

recipiente redondo para ninos

La tapa superior se desliza y se abre fácilmente para sacar los alimentos
FUENTE: booninc.com

La snack-ball está libre de Bisfenol A (BPA), PVC y ftalatos, por lo que es tan segura como práctica y divertida. Si la eliges para las meriendas y los almuerzos de tus hijos, estamos seguros de que vas a ahorrar un montón en bolsas de plástico y vas a ser mucho más respetuosa con el Medio Ambiente.

La verdad  es que la marca Boon no deja de sorprendernos con diseños modernos e innovadores en sus productos para bebés y niños. Este divertido recipiente es perfecto para ellos. Y hemos dicho para ellos, porque seguro que muchos papis ya estáis pensando en compraros uno para vosotros para llevároslo a la oficina :-).

Una de las épocas más especiales por las que atraviesa una mujer a lo largo de su vida, siempre que sea su deseo, es la del embarazo. Saber que dentro de esa inmensa barriga que se nos pone vive un hermoso ser que pronto empezará a ser libre más allá de nuestro cuerpo, es una sensación difícilmente explicable, por lo que no es extraño que muchas de nosotras queramos hacer algo especial, algo diferente, fuera de lo normal e inmortalizarla para toda la vida.

Hay muchas futuras mamás que hacen un baby shower (fotografías de cada mes para ver la evolución), otras escriben un diario con lo que más les llama la atención, otras comparten su día a día en las redes sociales…  Vamos, que son muchos lo recordatorios que podemos realizar a lo largo de esos maravillosos nueve meses.

Pero ¿qué os parece utilizar vuestra barriga de embarazada como si fuera un mágico lienzo en el que plasmar una bonita obra de arte? Esta fantástica propuesta artística es la que te ofrece una artista londinense desde su empresa “My Little Sweet Pea” y que nosotros hemos descubierto desde Facebook.

barriga decorada

Barriga decorada como un regalo
FUENTE: mylittlesweet-pea.co.uk

Carrie Preston es una licenciada en arte que empezó su labor creativa a partir de restaurar y pintar muebles para habitaciones infantiles. Su éxito fue tal y su arte se expandió tanto que se especializó en hacer murales para los cuartos de los niños y, poco a poco, ha ido ampliando su campo de acción consiguiendo llegar al origen de todo, es decir, a las barrigas de las mamás embarazadas justo cuando los bebés están ya casi a punto de salir al mundo.

barriga pintada

Barriga decorada con el conejo Tambor
FUENTE: mylittlesweet-pea.co.uk

Carrie vive en el Reino Unido y se presta a visitar a la embarazada para hacerle un bonito dibujo en su barriga, así como una sesión de fotos. Considera que la barriga de una embarazada, casi a punto de dar a luz, es lo más hermoso que existe en la vida y hay que hacer de ella una obra de arte.

barriga embarazada pintada

Barriga decorada con la imagen de la película E.T.
FUENTE: mylittlesweet-pea.co.uk

Tiene y hace dibujos de todo tipo: inspirados en la naturaleza, en las estaciones del año, en libros… pero sin duda los más graciosos son aquellos que representan dibujos animados. Las pinturas que utiliza están homologadas tanto por la Unión Europea como por los Estados Unidos (ciudad en la que Carrie reside actualmente), y son pinturas de las que utilizamos para el maquilla infantil por lo que resultan totalmente inocuas.

Barriga de embaraza con dibujo

Barriga de embarazada decorada con un búho
FUENTE: mylittlesweet-pea.co.uk

¿Qué os parece la idea? ¿Seríais capaces de hacérosla vosotras? La verdad es la que la idea es súper original, pero si sois algo menos atrevidas, siempre podéis recurrir a decorar vuestra barriga de embarazadas de otra forma. Por ejemplo, con una de nuestras camisetas premamá, igual de originales y mucho más discretas.

Algo que parece tan fácil como es iluminar la habitación del bebé, a veces, no lo es tanto y nos trae más de un quebradero de cabeza. Teniendo en cuenta que cuando un niño nace, tiene que ir desarrollando todos sus sentidos con estímulos bien dirigidos, la iluminación de la habitación del bebé es una cuestión a tener muy en cuenta. Una de las primeras cosas que un bebé puede distinguir es la luz, los colores, el brillo… por lo que es necesario cuidar la calidad y la cantidad de luz que hay en su dormitorio y, sobre todo, protegerle de la luz muy fuerte.

Lo ideal es que tengan luz natural durante el día, por lo que la habitación donde esté tiene que tener al menos una ventana, pero sin olvidar las cortinas porque el bebé es pequeño y tendremos que protegerle también de una luz demasiado intensa para él.

luz en la habitacion infantil

La habitación del bebé debe de tener luz natural durante el día
FUENTE: decoracion.net

No coloques la cuna del bebé demasiado cerca de la ventana, ya que el pequeño se deslumbraría con la claridad exterior y podría quedar en un lugar de corrientes con lo que el peligro a resfriarse estaría ahí latente. Ahora bien, tampoco hay que colocar su lugar de dormir demasiado lejos para que le llegue algo de luz. Utiliza persianas venecianas o estores para tamizar la claridad mientras el bebé está echándose la siesta. Y recuerda que los materiales han de ser hipoalergénicos.

La luz artificial debe estar dividida en dos. En primer lugar, tiene que haber siempre una luz general en el techo y otra indirecta, bien en las paredes o cerca la cuna para ayudarte a ver mejor al niño. Para la luz general nunca elijas luz fluorescente  y decántate por una luz más cálida, ya sea con bombillas normales o con bombillas ecológicas. Lo ideal es elegir una que cuelgue del techo y evitar por todos los medios las lámparas de pie, que sólo generan problemas tan pronto como el pequeño aprende a andar. Eso sí, puedes usar las lámparas de mesa siempre que el niño no pueda acceder a ellas fácilmente y siempre que el cable esté recogido.

Si elegís lámparas de mesa, colocadlas sobre algún mueble donde no llegue el niño para que no la tire y no se queme con la bombilla si llega a tocarla. En estos casos, es especialmente recomendable que uses bombillas led o de bajo consumo que no sólo ahorran energía, sino que también se calientan menos evitando accidentes.

luz para habitacion del bebe

Luz de Noche Seta de Palazzo, para que los niños no tengan miedo a la oscuridad
FUENTE: chupetitos.com

Asegúrate también de que la lámpara no está enchufada en ningún sitio donde pueda llegar el pequeño, para que no la desenchufe; te recomendamos la parte trasera de muebles para que el cable quede entre el mueble y la pared.

Ya puestos a pedir, consigue una luz suave para los cuidados nocturnos, que permiten a los padres cuidar al niño sin encender la luz y sin despertarle. Esta pequeña luz también conseguirá ahuyentar a sus temores nocturnos mientras lo tranquiliza. Nuestra luz de Noche Seta de Palazzo, te puede ser de gran utilidad, ya que es un gran elemento de decoración por el día y un buen punto de orientación para los peques por la noche.Funciona con una luz LED, sin cables y con pilas de 2AA y no se calientan. Vamos, que son muy seguras para los bebés.