Es cierto que a veces los niños nos sacan de nuestras casillas. El estrés por el trabajo, el cuidado de la familia y las tareas que tenemos que hacer en casa pueden acabar con nuestro buen humor y, por lo general, son nuestros pequeños hijos quienes tienen que aguantarnos todo esto. ¿Qué mamá o qué papá alguna vez no ha soltado una frase equivocada?, ¿quién no ha dicho alguna cosa fuera de lugar de la que después se arrepintió? Todos hemos caído en este error. Por eso, quizá sea momento de intentar mejorar y controlar un poco lo que decimos y nada mejor para ello que tener en cuenta estas 5 frases que no debemos decir nunca a los niños.

nino enfadado

Hay cosas que no debemos decir nunca a nuestros hijos
FUENTE: Freedigitalphotos.net

  1. Déjame, no me molestes:  Todos los padres necesitamos descansar de vez en cuando, el problema está cuando habitualmente tendemos a decir a nuestros hijos, “no me molestes” o “estoy ocupada”.Si decimos esto puede que empiecen a pensar que no tiene sentido hablar con sus padres y cuando crezcan puede que se callen varias cosas. Si estás estresada u ocupada y ” tu hijo se acerca, es mejor decirle “tengo que terminar esto o aquello, así que debes esperar en silencio durante unos minutos. Cuando termine, vamos a jugar o hacer lo que me pides” y por supuesto cumple lo que prometes.
  2. No llores: A los niños hay que enseñarles de vez en cuando que sentirse mal o tristes es normal de vez en cuando, y decirles que comprendemos que se puedan sentir tristes. Pero, nunca digas que las emociones son algo vergonzoso. Los niños lloran con facilidad, sobre todo cuando no pueden expresar sus sentimientos con palabras.
    “Es natural querer proteger a un niño de esos sentimientos, pero decir “no llores” tampoco hace que los niños se sienta mejor y pueden entender, equivocadamente, que sus emociones no son válidas, que no está bien estar tristes o asustados.
    Lo  mejor es reconocer la emoción. Por ejemplo, puedes decirle cosas como: “Estás triste porque la mamá no puede comprarte eso” o “sí, aprender a nadar da miedo cuando no estás acostumbrado” o “Te prometo que no te voy a dejar solo”.
  3. renir a un hijo

    No le riñas a tu hijo diciéndole que es malo
    FUENTE: Flickr.com

    Eres malo: Si utilizamos esta frase cada vez que nuestro hijo o hija  hace una travesura, se angustiará mucho y su malestar le llevará a portarse aún peor. Los niños necesitan saber que el amor de sus padres y de la personas más cercanas a ellos es incondicional y no cambia en función de su comportamiento. Si sustituimos esta frase por “no me gusta esto que haces”, atacamos su actitud, no a él como persona, y en lugar de mermar su autoestima le animamos a superarse y a ser más obediente. Recordad que lo que está mal es el comportamiento no ellos en si mismos. Cuidado con esta frase porque puede ser peligrosa. Esta, para nosotros, es una de las frases que no se deben decir a los niños, porque además creemos que es muy cruel.

  4. Lo entenderás cuando seas mayor: Este mensaje transmite a los niños la idea de que la gente mayor lo sabe todo y ellos, como son pequeños, son unos ignorantes. Y en realidad, lo utilizamos cuando somos nosotros los que no sabemos cómo explicarles una cosa o responder a sus porqués. Para salir del aprieto es mejor decir a nuestro hijo que desconocemos la respuesta, pero que podemos buscarla juntos, y si efectivamente la sabemos, pero se trata de un tema difícil, debemos proporcionarle una respuesta adecuada a su edad, que satisfaga su afán de conocimiento.
  5. Cuando venga tu padre se lo voy a decir: Es una frase que las madres utilizamos más de lo que debiéramos. Yo reconozco que en alguna ocasión la he usado. Sin embargo debemos trabajar en nuestra propia autoridad con los hijos, sin hacer notar al padre como un ser a quien haya que tenerle miedo. Si habéis usado esta frase, desechadla ya de vuestra cabeza.

Puede que algunas de estas frases nos la dijeran a nosotros de niños y por eso las seguimos nosotros utilizando ahora, pero eso no lograba que yo me detuviera de hacer alguna travesura, así que mucho ojo con lo que estamos diciendo a nuestros hijos y todo el mundo a evitar esas 5 frases que no debemos decir nunca a los niños. Podemos estar destruyendo su autoestima y hacer de ellos adultos tristes, resentidos e infelices. Y, la verdad, nadie quiere eso para sus niños. ¿A qué no? Las únicas frases que nosotros en Chupetitos aceptamos para nuestros niños son las que ponemos en nuestros chupetes con  frases ;-)

2 Respuestas a “5 frases que no debemos decir nunca a los niños”

Deja un comentario


3 + = doce