Este fin de semana hablaba con una amiga sobre los sustos que a veces nos dan los pequeños en casa: caídas tontas, cortes, pequeñas heridas o quemaduras, fiebre… Cosas que no revisten una excesiva gravedad, pero que ante las que, por supuesto, conviene estar prevenidos. Por eso, yo soy muy partidaria de que en todas las casas haya un botiquín completo para los niños.

Es muy importante tener un botiquín en casa para los niños, pero también es muy importante adquirir la costumbre de revisarlo y controlarlo de manera frecuente, comprando las cosas que se nos hayan agotado o reponiendo las que se nos hayan estropeado, roto o caducado. Recuerda que en el momento de descartar los medicamentos se deben llevar a un punto de recogida que existe en algunas farmacias y nunca tirarlos a la basura. El objetivo de todo esto, por supuesto, es que nunca nos falte nada de nada.

Es muy conveniente tener un botiquín en casa para los niños y revisarlo para que no nos falte de nada FUENTE: pixabay.com

Es muy conveniente tener un botiquín en casa para los niños y revisarlo para que no nos falte de nada
FUENTE: pixabay.com

Insisto muchas veces a mis amigos y familiares (aunque ellos me dicen que soy muy pesada) en la importancia de que el botiquín de casa para los niños sea completo, con todos los elementos necesarios y los medicamentos que nos permitan solucionar cualquier emergencia o pequeños accidentes infantilesHay que tener en cuenta que si los pequeños sufren de algún problema de salud crónico deberemos tener la medicación suficiente para evitar todo tipo de imprevisto, estas medicinas deben ser trasladadas en los viajes o cuando se realizan salidas cortas. En el caso de que la familia se vaya de viaje, yo recomiendo siempre que se lleve un botiquín también.

Los botiquines en los hogares tienen que estar fuera del alcance de los pequeños para evitar graves accidentes e intoxicaciones. Se puede meter en una caja y guardarse en un armario alto, o en una caja cerrada con llave. El lugar elegido para colocar el botiquín debe estar fuera de la exposición solar, sin humedad y fresco.

En el caso de tener jarabes en los botiquines deben elegirse los que tienen un sistema complejo de apertura para que no puedan ser abiertos por los pequeños.

Pero, qué productos que no deben faltar en el botiquín:

- Un termómetro.No hace falta que sea de estos avanzados que miden la temperatura de los niños por infrarrojos sin contacto con la piel. Basta con un termómetro de esos que tienen el cuello de goma, flexible,  y que aporta una alta resistencia a los golpes. A mi me gusta, especialmente, el termómetro Thermoflexi que venden en Chupetitos. Os lo muestro a continuación.

Termómetro Thermoflexi infantil antigolpes FUENTE: chupetitos.com

Termómetro Thermoflexi infantil antigolpes
FUENTE: chupetitos.com

- Antitérmicos y analgésicos (estos medicamentos permiten bajar la fiebre y calmar los dolores)

- Antihestamínicos y antitusígenos

- Apósitos de distintos tamaños y gasas estériles

- Desinfectantes para heridas

- Pomadas especiales para quemaduras

- Suero fisiológico en monodosis

- Repelentes de insectos

- Unas pinzas y unas tijeras infantiles

- Y, por último, a mi siempre me gusta añadir eso de tener preparadas bolsas de hielo en el congelador. Para los chichones y los golpes vienen fenomenal.

2 Respuestas a “La importancia de tener un botiquín en casa para los niños”

Deja un comentario


+ uno = 9