Archive for marzo, 2016

Siempre hemos oído eso de que cuanto más hablamos con nuestros niños, más oportunidades le damos de que aprendan a hablar. Aunque cada bebé, cada niño, desarrolla esta habilidad a su propio ritmo, es cierto que también podemos utilizar alguna que otra técnica para ayudarles a hablar antes. Y eso es, precisamente, sobre lo que quiero orientaros hoy, porque hay muchas formas de ayudarle a aprender a hablar.

Dar a los niños muchas oportunidades de hablar durante el día, estimula su aprendizaje FUENTE: pixabay.com

Dar a los niños muchas oportunidades de hablar durante el día, estimula su aprendizaje
FUENTE: pixabay.com

1.- En primer lugar, es muy importante hablarle tanto y tan a menudo como puedas. Mírale atentamente y muéstrate interesada cuando te conteste.

2.- Concéntrate en lo que está tratando de decirte tu bebé, no en si pronuncia las palabras con claridad. Hazle sentir seguro cuando habla contigo. Cuando diga algo bien, refuérzalo. Por ejemplo, puedes decirle: “sí, es un vaso”.

3.- Muéstrale lo que quieres decir, explicando lo que haces. Por ejemplo, puedes decir: “ahora quitamos los zapatos”, cuando le quites los zapatos, y “ahora los calcetines”, cuando le quites los calcetines.

4.- Dale muchas oportunidades de hablar durante el día. Si le preguntas algo, haz una pausa para darle tiempo a responder. Exponlo a situaciones nuevas e introdúcele palabras que no conozca. Por ejemplo, cuando salgáis a pasear, Llévalo a dar un paseo, señálale las cosas que veáis y dile cómo se llaman.

5.- Repite lo que te está tratando de decir, aunque no lo diga claramente, y alarga la frase. Si te dice “abua” cuando quiere un agua, puedes contestarle: “sí, aquí tienes el agua”.

Usa frases cortas y enfatiza las palabras clave cuando hables con tu peque FUENTE: pixabay.com

Usa frases cortas y enfatiza las palabras clave cuando hables con tu peque
FUENTE: pixabay.com

6.- Simplifica tu forma de hablar. Usa frases cortas y enfatiza las palabras clave cuando hables con tu peque. Eso le ayudará a concentrarse en la información importante.

7.- Elimina los ruidos de fondo innecesarios, como la televisión o la radio. Esto le ayudará a prestarte más atención. A los niños les puede resultar más difícil que a los adultos filtrar el ruido de fondo.

8.- Lee a menudo con tu bebé. Con la lectura de cuentos, por ejemplo, aprenderá mucho vocabulario mientras le hablas de los dibujos.

9.- Diviértele con canciones infantiles, especialmente con las que incluyen acciones que tu peque puede hacer, como, por ejemplo, hacer palmas. Cuanto más las canten, más probabilidades hay de que se aprenda la letra.

10.- Prueba juegos basados en escuchar con atención. Por ejemplo, pía y pídele que escoja el animal correcto de su caja de animales de plástico o de su cuento. Cuando lo haga dile “sí, es un pájaro”.

No olvidéis que cuanto más se diviertan nuestros bebés aprendiendo palabras nuevas, más probable es que sigan usándolas. Pero, tampoco olvidéis respetar sus silencios, porque si le hablamos sin parar, puede que no desarrollen los turnos de palabra, y además podemos crearles mucha ansiedad. Cuando alguien se acerca a un peques y le pregunta: “¿Qué has comido hoy?”, no debemos responder en su lugar. Si no responde, respetemos su silencio, y si dice cualquier cosa, ahí queda.

¿Ayudasteis a vuestros hijos a aprender a hablar? ¿Hicisteis sus aprendizaje más divertido? ¿Qué trucos utilizasteis?

 

Hay unas enfermedades, típicas de los niños,  que se contagian con mucha facilidad y de las cuales debemos estar alerta porque su transmisión es tan fácil que, con unas gotas de saliva o través de una simple tos, es suficiente para que caigan enfermos. En este artículo de hoy quiero hablaros de los detalles exactos de las que se consideran las seis enfermedades más contagiosas entre los niños: varicela, gripe, la enfermedad boca-mano-pie, tosferina, sarampión y escarlatina.

Unas gotas de saliva o una simple tos pueden transmitir las enfermedades más contagiosas para los niños FUENTE: youtube.com

Unas gotas de saliva o una simple tos pueden transmitir las enfermedades más contagiosas para los niños
FUENTE: youtube.com

Como nos indica la Asociación Española de Pediatría (AEP), el hecho de que cada vez más niños acudan a las escuelas infantiles o guarderías desde muy pequeños ocasiona una “exposición más temprana e intensa a los agentes infecciosos“, lo cual, “casi inevitablemente, se traduce en repetidos episodios de resfriados, gastroenteritis, infecciones de la piel, conjuntivitis, etc., muchos de ellos con fiebres“. Y aunque, esta es una etapa más o menos inevitable que habrá que pasar, todo niño normal la superará sin grandes problemas. Eso sí, conocer las principales características, los síntomas y los tratamientos recomendados para las enfermedades más contagiosas y comunes entre los pequeños, puede ayudarnos mucho si alguno de nuestros peques las coge. Aquí van esas 6 enfermedades más contagiosas entre los niños:

 1.- Varicela. Según la AEP, es una enfermedad muy contagiosa. La cifra de padecerla, en los países templados, es de 9 de cada 10 personas. Se manifiesta a través de una erupción en forma de granos o ampollas y costras por todo el cuerpo, que generan mucho picor. Provoca fiebre, malestar general y, en algunos casos, falta de apetito, dolor de cabeza y vómitos. El contagio se produce a través de las gotitas de saliva que se desprenden de una tos o un estornudo.

En general, no se trata más que con el fin de aliviar los síntomas, ya que suele ser benigna y se cura por sí sola al cabo de una semana. Conviene tener mucho cuidado para evitar que los niños se produzcan lesiones al rascarse, ya que pueden quedarle marcas o incluso contraer alguna infección de la piel.

2.- Gripe. Se puede sufrir muchas veces a lo largo de la vida, por lo general en invierno. Sus principales síntomas son congestión, aumento de la mucosidad, tos y fiebre. Se contagia a través de la saliva que se expele por la boca al hablar y sobre todo al toser y estornudar, pero también se transmite por medio de las manos (cuando alguien se toca la nariz o la boca y luego toca a otra persona).

Existen medicamentos para aliviar los síntomas. Para impedir el contagio, se recomiendan medidas de prevención como evitar el contacto con personas enfermas o con vasos, toallas u otros objetos que haya usado alguien enfermo, lavarse las manos a menudo y ventilar las habitaciones y espacios cerrados.

3.- Enfermedad del boca-mano-pie. La provoca un virus y, a menudo, se confunde con la varicela ya que se presenta, también, con erupciones en la piel, aunque no causa picor. En los días previos es posible que los peques tengan fiebre y se encuentren con malestar general. Se contagia, además de la saliva, a través de la caca por lo que es vital que los papás tengamos especial cuidado al cambiar el pañal y nos lavemos las manos con mucho cuidado.

La escarlatina afecta sobre todo a los niños de entre dos y ocho años y, en particular, en invierno y primavera FUENTE: ca.wikipedia.org

4.- Tosferina. Resulta especialmente peligrosa para los bebés, sobre todo para los menores de 4 meses. Comienza como un simple catarro acompañado de fiebre, pero se puede empeorar rápidamente pudiendo desembocar en una neumonía, falta de respiración e, incluso, la muerte. En los últimos años han aumentado los casos de forma alarmante. La mejor prevención es que la madre se vacune durante el embarazo.

5.- Sarampión. Es otra de las enfermedades que se manifiesta a través de un intenso sarpullido, que comienza por la cara y se extiende luego al resto del cuerpo. Otros síntomas son los de un catarro fuerte y fiebre. La mejor forma de prevenir el contagio es a través de la vacunación. La vacuna contra el sarampión se administra junto con la de otras dos enfermedades (paperas y rubéola) y se conoce como “triple vírica”; forma parte del calendario oficial de vacunación. Su eficacia es muy alta: según informa la AEP, “evita la enfermedad durante el resto de la vida en más del 90% de los niños con la primera dosis“.

6.- Escarlatina. Los síntomas de la escarlatina son anginas (faringoamigdalitis aguda) y erupciones en la piel, acompañadas de fiebre y picor. Afecta sobre todo a los niños de entre dos y ocho años y, en particular, en invierno y primavera. Al igual que en casi todas las enfermedades que os he comentado, la vía de contagio son las pequeñas gotitas de saliva emitidas al hablar, toser o estornudar. La escarlatina se trata con antibióticos, en general con penicilina.

Sé que quizá esta no sea la época más adecuada para comprar mochilas, pero no he podido resistirme a enseñaros una divertida mochila con la cara de una vaca que he visto en la web de Chupetitos. La fabrica la marca Janod y como podéis ver en la fotografía, la propia mochila es la cara de una bonita vaquita, estupenda para que los niños lleven todo lo necesario para el colegio, el parque o cuando van de excursión.

La mochila de Janod lleva un detalle de una flor en la cremallera a juego con la flor que la vaquita tiene en la boca FUENTE: chupetitos.com

La mochila de Janod lleva un detalle de una flor en la cremallera a juego con la flor que la vaquita tiene en la boca
FUENTE: chupetitos.com

Una de las particularidades que tiene esta mochila es que un imán fija la parte delantera para que no se mueva y lleva un detalle de una flor en la cremallera a juego con la flor que la vaquita tiene en la boca. Además, incluye una asa para llevar colgando y dos correas para llevar en la espalda. Al levantar la parte de delante, se descubre un bolsillo para llevar pequeños tesoros u otros accesorios. Su diseño es muy cómodo y confortable y hará que puedan aguantar sus duras jornadas de aventuras, guardando todos sus descubrimientos en el bolsillo interior secreto de esta mochila todo terreno. Además, sus tesoros estarán a salvo ya que la solapa delantera con la cara de la vaquita, como os digo, es imantada.

La mochila con la cara de la vaca está fabricada en poliéster 600D, mientras que los ojos y la boca de la vaca están confeccionados en PVC.  Puede perfectamente ser utilizada por niños y niñas a partir de los 3 años; pesa tan sólo 350 gramos y sus dimensiones son: 25 cm (Alto) x 23 cm (Ancho) x 10 cm (Largo). Por sus características, es una mochila pensada para acompañar a los peques en sus primeras experiencias escolares.

La mochila vaca de Janod dispone de un bolsillo interior para que los peques lleven sus tesoros u otros accesorios FUENTE: chupetitos.com

La mochila vaca de Janod dispone de un bolsillo interior para que los peques lleven sus tesoros u otros accesorios
FUENTE: chupetitos.com

Y es que la marca Janod siempre inspira confianza, tanto en sus juguetes como en sus complementos y accesorios para niños. Fundada por Louis Janod y Serge Salvi en 1970, es una de las compañías de juguetes más importantes de Francia. En un principio, la marca se centró en los juguetes tradicionales, como trompos y yo-yos. Ahora cuenta con un departamento de diseño a gran escala y un equipo de prestigiosos diseñadores y artistas gráficos que se preocupan por el mundo infantil. No es de extrañar que Janod sea conocida en la actualidad no sólo por sus juguetes educativos, sino por sus numerosos productos lúdicos, inteligentes, resistentes, alegres y atractivos para los niños.

En concreto, esta mochila con la cara de vaca es un accesorio imprescindible y muy divertido para el día a día de nuestros peques. A mi me gusta con esta vaquita, pero en Chupetitos también podéis encontrarla con la cara de una gatita, un Tiranosaurus Rex o un tigre.

El 60 % de los casos de sordera, un defecto que sufre el 5 % de la población mundial y específicamente 32 millones de niños en el mundo, se pueden prevenir, según ha asegurado recientemente en un informe la Organización Mundial de la Salud (OMS). La perdida de audición en niños se puede prevenir con una detección temprana, la inmunización y a través de buenos programas de salud para madres y niños, según esta organización. Así que nos conviene tomar buena nota a todos los que tenemos niños en casa.

El 31% de la sordera infantil se produce por enfermedades como el sarampión, las paperas, la rubeola o la meningitis FUENTE: pixabay.com

El 31% de la sordera infantil se produce por enfermedades como el sarampión, las paperas, la rubeola o la meningitis
FUENTE: pixabay.com

Resulta que del 60% de los casos de sordera infantil que son evitables, el 31% se debe a enfermedades típicas de la niñez como el sarampión, las paperas, la rubeola o la meningitis. Y el otro 17% corresponde a complicaciones durante el parto, incluyendo bebés prematuros, con un peso bajo o con ictericia (afecciones hepáticas).

Según la OMS, un 4 % de casos está relacionado con el uso en mujeres embarazadas y recién nacidos de medicamentos que tienen efectos perniciosos para la audición de los pequeños, mientras que un 8% se debe a malformaciones no congénitas. Y aunque es cierto que el 40 % restante es irreversible (causas genéticas), una detección y una intervención temprana son esenciales para mejorar el desarrollo personal y social del menor.

Actualmente 360 millones de personas sufren algún tipo de sordera en el mundo, una cifra mayor que el total de la población de Estados Unidos. De entre ellos, 32 millones son niños y una aplastante mayoría (31 millones) viven en países en desarrollo. Esto es una muestra clara de que con las medidas adecuadas los problemas auditivos se pueden prevenir.

La OMS trabaja en un programa que busca ampliar el acceso a aparatos de audición de alta calidad a aquellos que los necesitan porque, por ejemplo, en India un aparato de este tipo cuesta alrededor de 100 dólares, un importe que en los países desarrollados puede ser asequible, pero en muchos países pobres es inasumible. Además, realiza numerosos esfuerzos también para que las personas adultas y los niños sordos tengan acceso a programas educativos acordes a sus necesidades y que incluyan el aprendizaje del lenguaje de signos, así como para sus familias.

32 millones de niños en el mundo sufren problemas de sordera FUENTE: pixabay.com

32 millones de niños en el mundo sufren problemas de sordera
FUENTE: pixabay.com

Por todo ello, para sensibilizar a la población sobre este problema, la OMS ha iniciado una campaña en torno al “Día Internacional de la Audición”, el próximo día 3 de abril, que se centrará en los problemas auditivos infantiles. Pero a mi también me gstaría que nos sensibilizáramos todos con este problema y realizáramos a nuestros hijos el diagnóstico precoz de la sordera que nos recomiendan en los hospitales públicos y privados de nuestro de país porque esta prueba permite iniciar un tratamiento antes de los 6 meses, evitando así alteraciones del lenguaje y favoreciendo al desarrollo neuropsicológico de nuestros niños. El diagnóstico precoz de la audición se hace a través de un examen audiométrico, especialmente cuando existen sospechas en situaciones como los que se han comentado: nacimientos de alto riesgo, casos de sordera hereditaria, matrimonio entre personas de una misma familia (consanguinidad), embarazo acompañado de rubéola, o casos de meningitis después del nacimiento.

¡También nosotros podemos aportar nuestro granito de arena al problema de la sordera infantil!

Hace unos días leía una noticia en el periódico inglés “Examiner” una noticia que me sorprendía de forma considerable. Resulta que un niño inglés llamado Sherwyn Sarabi, de tan sólo 6 años, tiene un coeficiente intelectual de 160 como Albert Einstein o el astrónomo Stephen Hawking.

El niño ha llegado a ser uno de los miembros más jóvenes de Mensa, una organización internacional integrada por personas que cuentan con un coeficiente intelectual elevado, sin importar su formación. Actualmente, Sarabi está preparándose para el Certificado General de Educación Secundaria (GCSE) en Matemáticas; un curso que generalmente corresponde a la edad de entre 14 y 16 años. Sarabi dice que siempre le han gustado las matemáticas y, especialmente, el álgebra. Y considera, a mismo tiempo, que le es muy difícil explicar por qué puedo hacerlas con tanta facilidad y de forma tan natural.

A pesar de poseer una de las mentes más inteligentes del mundo, este niño inglés asegura que no se siente diferente al resto de la gente, y que sólo hace un trabajo diferente al resto de niños. Amanda, la madre del niño prodigio, asegura que el colegio no es suficiente para él,  y que necesita realizar otros trabajos complementarios fuera del ámbito escolar, porque de lo contrario se aburre. Suele comportarse mal cuando no se está exigiendo lo suficiente. Debido a este dilema, Amanda ha decidido escribir un libro ofreciendo ayuda a padres sobre cómo criar a un hijo con un coeficiente intelectual tan elevado, problemas por los que ella ha pasado y tiene que pasar aún. El libro habla, entre otras cosas, sobre cómo obtener el apoyo necesario, la opción de adelantar el curso escolar y la importancia de que a los niños se les realice de forma temprana un test de inteligencia.

En su caso, el psicólogo encargado de realizar el test de coeficiente intelectual al pequeño Sherwyn señaló en su momento que su puntuación era la más alta posible dentro de la Escala Wechsler, por lo que inmediatamente se demostró que contaba con una inteligencia muy superior a la normal.

Detectar la superdotación a edades tempranas es fundamental para los peques y sus familias FUENTE: pixabay.com

Detectar la superdotación a edades tempranas es fundamental para los peques y sus familias
FUENTE: pixabay.com

Noticias como esta, personalmente, me hacen reflexionar en que la superdotación para muchos peques y sus familias no significa éxito ni felicidad. A veces ser demasiado consciente de todo lo que nos rodea o realizarse determinadas preguntas a edades tempranas no ayuda a encontrar un estado de serenidad. Y la infancia tampoco les resulta un camino de rosas. Son conscientes de que ellos son diferentes y presentan problemas de inadaptación con el resto. Seguro que has conocido a alguno caso como este en el cole de tus hijos. Pero, lo cierto es que un niño o una niña con un coeficiente de inteligencia tan alto requiere hacer cosas que le inspire y les interese y si no encuentran retos, pueden desmotivarse. Por ello, es imprescindible saber reconocerlos a tiempo para ayudarles y fomentar en ellos también una inteligencia emocional. ¿Estáis de acuerdo?

Seguro que has oído decir decir muchas veces que un embarazo es más complicado cuando eres mayor de 35 años. Sin embargo, cada vez más mujeres tienen su primer hijo a esta edad o más tarde. ¿Es cierto que ser madre a partir de los 35 es peor o hay algo también de mito en todo ello?

Si prestamos atención a las cifras, la edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo en España es de 30,4 años, la más tardía de la Unión Europea. Únicamente nos superan las mujeres italianas, que esperan a los 30,6 años según los datos de Eurostat. Sólo desde 1990, la edad de la maternidad en España se ha retrasado casi cinco años. Y la razón parece clara: la precariedad laboral hace que encontrar trabajo estable, acceder a la primera vivienda y formar una familia antes de los 30 sea casi una tarea complicada.

Desde 1990, la edad de la maternidad en España se ha retrasado casi cinco años FUENTE: pixabay.com

Desde 1990, la edad de la maternidad en España se ha retrasado casi cinco años
FUENTE: pixabay.com

En general, los expertos recomiendan tener los hijos antes de los 30 años por una razón fundamental: a partir de la treintena, la producción de óvulos fértiles empieza a disminuir, lo cual reduce mucho las posibilidades de quedarse embarazada. Sin embargo, gracias a las técnicas de reproducción asistida, esta situación también puede solucionarse. Y aunque lo cierto es que la ciencia ha aumentado las posibilidades de embarazo a edades avanzadas, ser madre a partir de los 30 años conlleva algunos riesgos, pero no tantos como los que nos podamos imaginar.

Sí que es verdad que cuando eres madre partir de los 35 años tienes más posibilidades de sufrir complicaciones durante el embarazo como diabetes gestacional o preeclampsia; o que son más frecuentes los trastornos cromosómicos en el bebé, (especialmente el síndrome de Down); o que aumentan las probabilidades de tener un embarazo múltiple (sobre todo si te has sometido a un tratamiento de fertilidad); o que es más habitual el parto por cesárea, aunque a menudo se debe más a rutinas de los médicos que a una necesidad real.

Pero, no es verdad que si eres madre a partir de los 35 años el embarazo sea más complicado o se tengan más molestias. Eso depende principalmente del estado de salud general de la madre. Tampoco es cierto que no vayas a tener leche, porque la lactancia materna no depende sólo de la edad; también depende, entre otra cosas, de la hormona de la prolactina. Y, por orta parte, tampoco es exacto que tengas más riesgo de sufrir depresión postparto, ya que depende de diversos factores psicológicos que pueden estar presentes a cualquier edad, incluso, antes de los 35. Así que no tiene por qué ser complicado un embarazo a partir de los 35.

No es verdad que si eres madre a partir de los 35 años el embarazo sea más complicado o se tengan más molestias FUENTE: pixabay.com

No es verdad que si eres madre a partir de los 35 años, el embarazo sea más complicado o se tengan más molestias
FUENTE: pixabay.com

En definitiva, que hoy en día la medicina nos permite evitar o reducir de los riesgos relacionados con la maternidad más allá de los 35 años. Y aunque, desde luego, lo ideal sería para tener hijos antes de esa edad, preferiblemente, la realidad es muy diferente y en estos momentos el nacimiento del primer hijo cada vez es más tardío, sin que la tendencia parezca que vaya a cambiar radicalmente.

¿Creéis que debería haber un límite de edad para tener hijos? ¿Cuántas de vosotras tuvisteis un embarazo a partir de los 35 y todo fue perfectamente? ¡Seguro que muchas!