Archive for julio 28th, 2016

La otitis es una enfermedad bastante frecuente en los pequeños, especialmente presente ahora en el verano  que se la mayoría del tiempo en la piscina, en el mar y jugando con agua. Por eso, siempre debemos prestar especial atención a la otitis en esta época y  prevenir las causas que la producen, en la medida en que sea posible.

Gracias a varias investigaciones hoy se puede decir que el origen de esta molesta infección no se deberá buscar únicamente en la piscina ni en un resfriado. La clave está en saber prevenir. Es verdad que este tipo de enfermedad puede ser muy común en la época de calor y en la época de mucho frío. De hecho, sabéis que los pediatras se cansan de diagnosticarla, ya que es uno de los problemas más comunes entre los pequeños de 3 años.

Prevenir las causas que generan la otitis es básico para reducir la enfermedad en los niños FUENTE: pixabay.com

Prevenir las causas que generan la otitis es básico para reducir la enfermedad en los niños
FUENTE: pixabay.com

Esta infección se debe a que las trompas de Eustaquio, encargadas de drenar el líquido que se genera en el oído medio, se obstruyen con mucha facilidad. Es normal que esto se genere cuando los peques están resfriados, cuando tienen exceso de moco o cuando existe un exceso de la saliva que se genera por la dentición o cuando realiza una gran cantidad de actividades acuáticas en piscinas cubiertas. Pero, hay también otras causas (más raras) por las que se puede sufrir una otitis: por un agrandamiento de adenoides, porque los pequeños tomen el biberón recostados o porque se viva rodeado de ambientes con humo de tabaco. En muchos de estos casos, la modificación de estas conductas puede ser suficiente para disminuir los episodios recurrentes de otitis media.

Entre los síntomas más frecuentes de la otitis encontramos: dolor de oído, fiebre y llanto. También puede suceder que se genere una secreción por el oído. Cuando el médico pediatra ha diagnosticado la infección suele recomendar un tratamiento basado en antibióticos, además de controlar la evolución de cada caso, según su gravedad.

Por tanto, qué medidas podemos tomar para prevenir la otitis o las causas que la producen. Pues, sencillamente, entre las medidas que se pueden llevar a cabo está, en primer lugar,  evitar los cambios bruscos de temperatura, garantizar que los niños tengan una buena alimentación para reforzar las defensas, lavarse correctamente las manos y tratar inmediatamente las infecciones respiratorias altas.

Otitis ninos

Evitar los cambios bruscos de temperatura y limpiar los mocos es básico para no infectar el oído FUENTE: pixabay.com

Es recomendable utilizar gorro o tapones para nadar, evitar la humedad en el oído, no realizar una limpieza enérgica y no abusar de los bastoncillos. Para lavar la cabeza y el oído del bebé durante el baño, en días alternos, se debe inclinar la cabeza del pequeño para permitir que el agua entre en el oído y suavice el cerumen. Eso evita la acumulación de cera y el taponamiento del oído, sin tener que aplastar o empujar la cera hacia el interior del oído. No obstante, existen dos buenos consejos para prevenir esta enfermedad cuando los peques son aún bebés:

- Lactancia materna. Tomar l pecho durante, al menos, los primeros tres meses de vida, retrasa a aparición de la otitis.

- Expulsar siempre los mocos. En cuanto el niño pueda, es imprescindible enseñarle a sonarse los mocos hacia abajo para que los expulse, en lugar de sorberlos hacia arriba. Así, estaremos evitando que los mocos pasen al oído.