Hoy quiero hablaros de un tema que, en determinadas ocasiones, suele generar polémica cuando se habla de la crianza de nuestros bebés: el colecho, que consiste básicamente en compartir la cama con el bebé. ¿Estáis a favor o en contra?

Se ha demostrado que, siempre que se practique de forma segura aporta muchos beneficios para el bebé. Entre esos beneficios destacan: un mayor descanso del bebé, reduce la tasa de muerte súbita del lactante, favorece la lactancia materna, si se alimenta con lactancia materna la madre también descansa más puesto que no tiene que levantarse para dar las tomas al bebé, se refuerza el vínculo con los padres, se genera menor nivel de estrés, menos lloros y mejor desarrollo emocional a los pequeños.

El colecho aún sigue siendo un tema tabú en la crianza de los hijos FUENTE: en.wikipedia.org

El colecho aún sigue siendo un tema tabú en la crianza de los hijos
FUENTE: en.wikipedia.org

Para que el colecho sea seguro se recomienda que ninguno de los padres fume, ni padezcan de obesidad, ni tomen drogas, somníferos ni cualquier sustancia capaz de dejarnos sumidos en un profundo sueño, con el fin de evitar el riesgo de poder aplastar al bebé. Tampoco se recomienda practicarlo con menores de 3 meses, por el mismo motivo.

Lo mejor, hasta que el niño empieza a moverse, es que duerma al lado de la madre, ya que en general las madres después de parir tenemos el sueño más ligero y una especie de instinto con el que notamos el más mínimo movimiento del bebé. Pero una vez que ya se mueve es mejor que duerma entre medias de los dos padres (o de uno de ellos y una pared) para evitar que el bebé se caiga de la cama, que creedme, a veces pasa.

Otra opción muy buena para disfrutar de los beneficios que proporciona el colecho pero evitando riesgos y durmiendo todos un poquito más anchos, es adosar a la cama una cuna de colecho o cuna sidecar, que es básicamente una cuna normal a la cual se le quita la barrera que pega a la cama y que se regula la altura a la altura del colchón de la cama donde se va a dormir.

El colecho bien practicado genera un mejor desarrollo emocional a los bebés FUENTE: flickr.com

El colecho bien practicado genera un mejor desarrollo emocional a los bebés
FUENTE: flickr.com

Sin embargo, a pesar de todos estos beneficios, el colecho sigue siendo un tema un poco tabú y cuando lo comentas con otras personas, sobre todo los partidarios de un modelo de crianza más “tradicional”, o incluso con gente más mayor, siempre hay quien dice que esta práctica les parece un poco rara u opinan que no le estás haciendo ningún bien al bebé o que lo estás malcriando. Incluso, hay que dice que el dormir con los padres acarrea diversos problemas de sueño para el niño, y que con el tiempo duermen menos horas, tardan más en conciliar el sueño y además se despiertan más veces durante la noche. Y que, también, la pareja pierde su intimidad y puede haber un alejamiento en la relación entre papá y mamá.

Quizá la solución a este tema, como a muchos otros, esté en saber respetar a las madres y padres que hacen las cosas de forma distinta a las nuestras. El colecho, bien practicado durante un tiempo, pienso que nunca es malo para el bebé. ¿Qué opináis vosotros?

Deja un comentario


3 + = cinco