¿Te ha tocado estar embarazada en verano? ¿Has pensado que lo vas a pasar mal?. Pues no tiene por qué ser así. Aunque el calor agudiza las molestias de la gestación, la época estival también tiene sus ventajas y es posible reducir las molestias y afrontar este periodo con tranquilidad y felicidad.

Los principales beneficios de estar embarazada en verano son que el sol mejora el estado de ánimo y potencia la producción de vitamina D, esencial para el desarrollo del feto. Por esa razón, los bebés nacidos en verano suelen ser más grandes. Además, el verano es época de vacaciones y tendrás más tiempo para descansar, para cuidarte y contar con la ayuda y el apoyo de tu pareja y familiares.

El calor y los cambios hormonales aumentan la temperatura corporal en las embarazadas FUENTE: pixabay.com

El calor y los cambios hormonales aumentan la temperatura corporal en las embarazadas
FUENTE: pixabay.com

Es cierto que, a veces, sólo pensamos en que el verano tiene sólo inconvenientes. Uno de ellos el calor y eso, unido a los cambios hormonales de las embarazadas hace que aumente nuestra temperatura corporal, lo cual nos vuelve más propensas a sufrir sofocos y a sentirnos más fatigadas. Además, cuando se dispara el termómetro resulta bastante complicado descansar bien. Pero, para reducir las molestias del embarazo en verano, es bueno seguir estos consejos que os doy a continuación:

-Disfruta del mar, la piscina y el aire libre: aprovecha el buen tiempo para realizar algo de ejercicio moderado como bañarte, nadar un poco, andar por la orilla de la playa o dar un buen paseo a primera o a última hora del día.

-Toma el sol con precaución: una exposición al sol moderada resulta agradable y beneficiosa, pero si no tomas precauciones puedes sufrir quemaduras, insolaciones y manchas en la piel.

POnerse fresquita y disfrutar de la playa y el aire libre te hará llevar mejor el embarazo en verano FUENTE: pixabay.com

POnerse fresquita y disfrutar de la playa y el aire libre te hará llevar mejor el embarazo en verano
FUENTE: pixabay.com

-Bebe más agua: si ya es importante hidratarte cuando estás embarazada, en verano aún lo es más. Procura ingerir dos litros de líquidos cada día, sobre todo agua, zumos naturales e infusiones, pero evita los refrescos y el alcohol.

-Come ligero: Posiblemente, el calor te quite el apetito, por lo que es mejor que hagas más comidas a lo largo del día con menos cantidad, y que optes por platos frescos como ensaladas y cremas frías. Cambia primero y segundo por un plato único, y toma muchas frutas y muchas verduras, sin olvidar que hay una serie de alimentos que son esenciales en el embarazo.

-Ponte fresca: usa ropa holgada de tejidos naturales como el algodón. Elige zapatos cómodos y planos. Ventila la casa a primera y última hora y luego baja las persianas. Usa los ventiladores y el aire acondicionado con moderación. Un resfriado tampoco te convendría.

-Descansa bien: si no puedes dormir como quisieras por las noches por culpa del calor, échate una siesta o túmbate un rato varias veces a lo largo del día. Una ducha fresquita o un paseo antes de ir a la cama te ayudarán a conciliar mejor el sueño.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Conoces algún otro truco para llevar mejor el embarazo en verano? ¿Nos los cuentas?

2 Respuestas a “Cómo reducir las molestias del embarazo en verano”

  • bueno, alguno de los consejos es un poquito peligroso, no? o sea, cuidado, no os pretendo criticar ni nada, pero creo que por ejemplo, tomar un poco el sol queda un poco vago, y ya digo, puede ser peligroso. Cómo sabes si se pasa de la raya la exposición? qué protección necesitas? …vaya, que lo que pretendo es sólo decir (A quien pueda leer este comentario) que mucho ojo con el sol, que es traicionero y más ahora, con estas temperaturas y estos calores ^^

    • Beatriz:

      Hola!! Gracias por tu comentario!!! Exactamente indicamos: Toma el sol con precaución: una exposición al sol moderada resulta agradable y beneficiosa, pero si no tomas precauciones puedes sufrir quemaduras, insolaciones y manchas en la piel. Se entiende que necesitas ir protegida con un buen factor de protección. Pero, por si acaso no queda claro, efectivamente, cuando vayamos al sol, mucho cuidado. Mejor, bien protegidas y no en horas donde más calienta!!! ;-)

Deja un comentario


ocho − 4 =