Llega el mes de agosto y con él uno de los espectáculos naturales más hermosos que podemos disfrutar a lo largo del año y del verano. Se trata de la lluvia de estrellas, llamadas Perseidas, y que tradicionalmente se conocen también como “las lágrimas de San Lorenzo”, ya que coincide en esa semana de agosto en la que se celebra este famoso santo.

La lluvia de estrellas o Perseidas se verá en su máximo apogeo la noche del 11 al 12 de agosto FUENTE: en.wikipedia.org

La lluvia de estrellas o Perseidas se verá en su máximo apogeo la noche del 11 al 12 de agosto
FUENTE: en.wikipedia.org

Para todos aquellos que viven en la ciudad, posiblemente, pasen inadvertidas, a pesar de ser un fenómeno astronómico que es igual para todos los rincones de nuestro país. Se produce cuando la Tierra atraviesa la estela del cometa Swift-Tuttle. Este cometa, al entrar en la órbita terrestre, a su paso por el Sol, lanza una serie de partículas que, en la oscuridad nocturna se convierten en una maravillosa lluvia dorada. Un espectáculo inigualable que resulta estupendo para compartir con los niños en familia.

Las llamadas “estrellas fugaces” son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas o asteroides a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. La nube de partículas resultante (llamados meteoroides), debido al deshielo producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por nuestro planeta en su órbita alrededor del Sol. Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros. Por efecto de perspectiva, todas las trayectorias de las diferentes estrellas fugaces convergen en un punto del cielo llamado radiante.

Todo parece apuntar que este año la lluvia de Perseidas será cinco veces más intensa que en años anteriores. Si otros años la frecuencia era de 100 meteoritos por hora, este año se prevé que será de 500, por lo que poder disfrutarlos será mucho más sencillo, sin que quede en manos del azar.

Pero, aunque esta fantástica lluvia se podrá ver durante varias noches a lo largo de esta semana, incluso hasta final de mes, será la noche del 11 al 12 de agosto (de hoy jueves a mañana viernes), cuando más intensa sea esa lluvia. Y según indican todas las predicciones, ya que la luna se encontrará en su fase creciente, la hora más indicada será sobre las 2 de la madrugada. Mucho mejor si disfrutamos de ella lejos de la ciudad, en plena naturaleza. Y si encima cumplimos el ritual de pedir un deseo, cada vez que vemos caer una de esas estrellas, entonces tendremos la noche perfecta para disfrutar con los niños de una noche mágica.

La hora más indicada par ver la lluvia de estrellas será sobre las 2 de la madrugada FUENTE: flickr.com

La hora más indicada par ver la lluvia de estrellas será sobre las 2 de la madrugada
FUENTE: flickr.com

Os recomiendo que busquéis un sitio abierto, como un prado o la playa, sin elementos como árboles, montañas altas o casas que obstaculicen la vista. Llevaos una manta y una alhomada y alguna chaqueta; linternas y un pequeño picnic, y aprovechad para observar las estrellas y contar historias sobre el cielo y los astros. Y algo muy importante: observad el cielo directamente, sin prismáticos o telescopios, para tener una visión del cielo más amplia, pues las estrellas fugaces se observan a simple vista.

¿Hay mejor plan que éste para disfrutar de una noche de verano con vuestros pequeños?

Deja un comentario


− tres = 2