Es cierto que los bebés y los niños, habitualmente, están siempre riendo, durmiendo o comiendo y eso les produce un gran bienestar y felicidad. Pero claro, esto no siempre es una constante. Sin embargo, si ponemos en práctica  algunas pautas y nos esforzamos en su desarrollo, los niños pueden comenzar bien su día. Por eso, hoy quiero daros unos consejos para que el niño comience bien el día.

Empezar el día con buena actitud es fundamental para los niños FUENTE: pixabay.com

Empezar el día con buena actitud es fundamental para los niños
FUENTE: pixabay.com

1.- Ahora que muchos de ellos ya han empezado la guardería y dentro de unos días los más mayores empezarán también el cole, pensad que la hora de levantarse para ir al colegio es muy dura para ellos, sobre todo si no descansan correctamente. Así que, el primer consejo, es que los despertéis con muestras de cariño. Eso es muy importante.

Si no quieren hablar, no les hagáis tener una conversación en cuanto pongan un pie en el suelo, ya que eso sólo les pondrá de mal humor. Dejad que sean ellos los que os busquen y os pregunten cosas. A la hora de desayunar seguro que no paran de hablaros.

2.- El segundo consejo que os doy es que seáis optimistas, ya que esta actitud se contagia rápidamente en los niños. Es decir, que si vosotros sois optimistas, vuestros hijos también lo serán. Así que os recomiendo que evitéis los comentarios pesimistas a primera hora del día. Es más, si podéis evitarlos durante todo el día mucho mejor.

3.- Cuando estéis desayunando (es importante que desayunéis juntos siempre que podáis), comentadle los planes que vayáis a hacer con ellos por la tarde. Escuchar quién irá a por ellos después del cole, si irán al parque o a pasear o a jugar con algún amigo les pondrá de mejor humor para afrontar el día y sus clases.

Ser optimistas con los niños desde que se levantan es una actitud que se les contagia rápidamente  FUENTE: pixabay.com

Ser optimistas con los niños desde que se levantan es una actitud que se les contagia rápidamente
FUENTE: pixabay.com

4.- Os recomiendo también que dejéis el baño para la última hora de la tarde y que no los bañéis por la mañana, ya que eso significa que tendrán que levantarse mucho antes de la hora de entrada al colegio o a la guardería. Es preferible que los dejéis dormir un poco más y que los metáis en la bañera por la tarde, además, así también se relajarán después de todo el día.

5.- Si son presumidos y no llevan uniforme al colegio ni a la guardería, dejadlos que escojan la ropa que quieren llevar (siempre dentro de unos límites, claro está). No les obligues a llevar algo que no les guste o no quieran. También podéis dejar que escojan su almuerzo de vez en cuando, así aprovecharéis para educarlos sobre alimentación, que nunca viene mal.

Recordad que la mayoría de familias arranca el día con sus hijos e hijas sin tomar conciencia plena de lo importante que es una buena actitud. Crear malos hábitos que hagan que los peques vayan por la vida casi en piloto automático no es bueno. Es muy importante tomarse unos momentos antes de empezar el trajín diario para concentrarnos en nosotros, en nuestros hijos y en nuestros pensamientos. Así es más fácil afrontar el día contentos.

Y vosotros, ¿qué hacéis para que vuestros hijos empiecen bien el día? ¿Tenéis algún consejo más?

Deja un comentario


siete − = 6