Muchos bebés parece como si quisieran estar permanentemente pegados al pecho de mamá, y no siempre es por su deseo de alimentarse, sino para confortarse. La cercanía al cuerpo de mamá y sentirse abrazados brinda al bebé un contacto piel a piel, la posibilidad de sentir el olor de su madre o de sentir el calor corporal de mamá; lo que da como resultado una sensación de seguridad y tranquilidad al bebé. Pero, ¿qué pasa cuando el bebé utiliza el pecho como sustituto del chupete?

Es cierto que los bebés humanos (y, en general, todos los mamíferos) nacen con la necesidad biológica de succionar el pecho de su madre. Pero no siempre será posible que una madre pueda tener al bebé en brazos, y menos prendidos del pecho, por lo que se pueden hacer algunas cosas para ayudarlo a reconfortarlo cuando no tengan necesidad de tomar leche materna.

Ofrecer el pecho al bebé cuando no sea porque quiere alimento puede acostumbrarlo mal FENTE: pixabay.com

Ofrecer el pecho al bebé cuando no sea porque quiere alimento puede acostumbrarlo mal
FENTE: pixabay.com

El momento más difícil en el que los bebés pueden utilizar el pecho como sustituto del bebé es al final de la tarde, cuando ya tienen cansancio acumulado por toda la actividad del día y parece que lloran sin razón. En este caso, en vez de darle el pecho y que tome un poco y luego se suelten, puedes ayudarlo a liberar sus tensiones dándole un baño tibio, dándole masajes, escuchando música suave o cantándole una canción. La idea es reconfortarlo con algo que sea diferente a la succión del pecho.

Otro momento complicado se presenta durante la noche, el bebé tiene un estómago pequeño y necesitará alimentarse constantemente, lo hará durante la noche y de madrugada, aunque conforme vaya creciendo irá dejando las tomas nocturnas para dormir toda la noche. Pero, a veces, el bebé se despierta más de la cuenta y no necesariamente para alimentarse, y nuevamente necesita reconfortarse para poder conciliar el sueño nuevamente. Si se despierta hambriento y llorando, se le puede alimentar con el pecho rápidamente y con ello saciará su hambre, pero si se despierta llorando porque no puede dormir, lo mejor es calmarlo, acunándolo en tus brazos y cantándole una canción suavemente, pero manteniendo tu pecho lejos de él. Esto de acunarlo y cantarle es muy bueno,  si además le ofrecemos el chupete mientras lo tenemos en brazos y en contacto con él. De esta forma, además, se acostumbrará y entenderá que lo que no tiene es hambre, sino un desvelo que no le permite dormir.

El chupete calmante Avent de 0 a 3 meses, actúa como relajante para el bebé, ya que imita la succión en el pecho FUENTE: chupetitos.com

El chupete calmante Avent de 0 a 3 meses, actúa como relajante para el bebé, ya que imita la succión en el pecho
FUENTE: chupetitos.com

Para ello, puedes echar mano del chupete calmante Avent de 0 a 3 meses, que actúa como relajante para el bebé, ya que imita la succión en el pecho. En la web de Chupetitos, lo tienen disponible en diferentes colores y, ahora, con un 40% de descuento. Este chupete es de una sola pieza y tiene un bonito diseño de un oso, como podéis ver en la fotografía. Su escudo flexible se adapta cómodamente a la cara de los bebés de hasta 3 meses, está realizado en silicona médica y es libre de BPA.

Deja un comentario


× 1 = cuatro