Archive for diciembre 6th, 2016

En las fiestas navideñas nuestra vida sufre un cambio si estamos embarazadas. Comienzan las reuniones familiares, las salidas, las agotadoras compras, las comilonas  y un largo etc. Cuando estamos embarazadas y llega la Navidad podemos hacer casi las mismas cosas que hacíamos en las pasadas Navidades cuando no estábamos en estado, pero eso sí, siempre que el embarazo vaya a la perfección y no se tenga ningún problema de salud.

Si estás embarazada en Navidad puedes hacer casi las mismas cosas que hacías en las pasadas Navidades, pero descansando más FUENTE: pixabay.com

Si estás embarazada en Navidad puedes hacer casi las mismas cosas que hacías en las pasadas Navidades, pero descansando más
FUENTE: pixabay.com

A mi, las Navidades me pillaron justo a dos meses de dar a luz y la verdad es que las pasé muy bien, pero seguí una serie de pautas que me vinieron fenomenal. Por si os sirve de algo a todas las que estáis embarazadas en este momento, os voy a dar una serie de consejos por si los queréis poner en práctica. Para mi, ya os digo, fueron especiales y me vinieron fenomenal.

1º- Evita el alcohol. En tu estado el alcohol no es nada recomendable, es preferible beber agua en las comidas y cenas. Para brindar sí puedes tomar una copita de cava o champán e, incluso, una copita cortita de vino mientras comes tampoco pasa nada. Tampoco abuses de las bebidas azucaradas o con cafeína.

2º- No te excedas en las comidas, la Navidad es una época donde se come más. Evítalo, en la medida de lo posible, ya que podrías encontrarte mal, además de coger peso innecesariamente. No olvides consultar con tu médico si en estas fechas puedes comer de todo, y si es así, hazlo de forma variada sin caer en los quesos no pasteurizados, los alimentos que contengan huevo crudo, embutidos y patés.

3º- Respeta tus horas de sueño y no estés demasiado tiempo de pie. Esto es algo que también debes procurar seguir para no notarte cansada en exceso.

4º- Cuando vayas a realizar las compras navideñas, hazlo con tranquilidad, aunque esto te suponga hacerlas en días separados. Repártete el trabajo y evita las aglomeraciones. Es más conveniente acudir a las tiendas a primera hora de la mañana o a primera hora de la tarde, que en las horas punta en las que los comercios están abarrotados.

Descansar, evitar comidas copiosas y bebidas alcohólicas te hará disfrutar más si el embarazo te ha pillado en Navidad FUENTE: pixabay.com

Descansar, evitar comidas copiosas y bebidas alcohólicas te hará disfrutar más si el embarazo te ha pillado en Navidad
FUENTE: pixabay.com

5º- Si te vas fuera de la ciudad, intenta que el viaje no sea demasiado largo. Reserva la noche para dormir y descansar y procura hacer el viaje de mañana. Además, no olvides llevar tu cartilla del embarazo por si necesitases recibir cualquier tipo de atención médica.

6º- Si tu cuerpo te pide descanso, hazle caso. Si te pide comer, hazle caso. Si necesitas ir al baño, no aguantes. El cuerpo es una máquina perfecta que te manda señales de forma casi constante cuando estás embarazada.

En Navidad con tanta celebración es más fácil caer en la tentación y pasarse con la comida. El embarazo también fomenta el apetito y “los antojos” de dulces y alimentos que hay que consumir con moderación, así que lo mejor es que te cuides un poco y pases una buena Navidad en compañía de los tuyos. Las próximas serán aún más buenas porque ya tendrás a tu bebé contigo ;-)