¿Sabes si las tetinas del biberón que usas están demasiado gastadas o rotas? ¿La has revisado bien para ver si debes cambiarlas? ¿Succiona bien tu bebé con ellas? Piensa que las tetinas de los biberones se diseñan imitando la sensación y funcionamiento del pezón materno, por lo que si no están en condiciones, puede dificultar la lactancia. 

Las tetinas se presentan de varias formas y tamaños, así pues, la mejor tetina para un bebé siempre es la que mejor se adapta a sus necesidades en cada momento. Cambiarla cuando ya no sirve es fundamental. Pero, ¿sabes cuándo hacerlo? Voy a intentar explicártelo de la forma más sencilla posible.

Tetina de Flujo Variable Boca Ancha para los biberones estándar de Nûby FUENTE: chupetitos.com

Tetina de Flujo Variable Boca Ancha para los biberones estándar de Nûby
FUENTE: chupetitos.com

Es recomendable que las reemplaces si notas lo siguiente:

  • Cuando la leche materna o la de fórmula sale de un solo chorro. El líquido debe salir a paso moderado del biberón. Si la leche sale demasiado rápido es porque la tetina debe tener el agujero demasiado grande. Es decir, ha cedido y es necesario reemplazarla.
  • Cuando la tetina cambia de color, o se ve nublada o con aspecto blanquecino. Esto puede significar que se está deteriorando y estropeando.
  • Cuando la tetina, a simple vista, se ve desgastada. Es una señal de que está muy usada y ha perdido fuerza. Para comprobar su rigidez, cógela por la punta y dale un tirón fuerte. La tetina debe volver a su forma original. Si no se vuelve a su forma, si no se moldea, debes tirarla y poner otra nueva.
  • Cuando la tetina está pegajosa o hinchada. Esto significa también que se está deteriorando.
  • Cuando tiene rajas o cortes o falta de un pedazo. Mucho cuidado con esta situación porque si algún trozo de la tetina se rompe, puede causar  atragantamiento al bebé. Así que, no te la juegues, y cámbiala también por otra.
  • Cuando veas que se ha quedado demasiado pequeñas para tu hijo o necesite otro tamaño para su edad.

En Chupetitos tienen tetinas para biberón en muchos tamaños,  modelos diferentes y marcas como Nûby, Dr. Brown’s, Bebé Due y Avent. En ellas, los orificios de succión se adaptan perfectamente al alimento y a la velocidad correcta de flujo del alimento se encarga de que los bebés succionen fuertemente, brindando así un apoyo esencial para un desarrollo sano. Están fabricadas en silicona y son perfectas para agua, leche y zumos. Incluso, muchos modelos, están pensados únicamente para cereales, como la tetina Natural Cereales Avent, con ranura con forma de “Y” para comidas más gruesas, apta a partir de los 6 meses y libre de BPA.

Tetina Natural Cereales Avent, con ranura con forma de "Y", para comidas más gruesas FUENTE: chupetitos.com

Tetina Natural Cereales Avent, con ranura con forma de “Y”, para comidas más gruesas
FUENTE: chupetitos.com

Pero, Avent y Nûby también te ofrecen tetinas de flujo variable. Esto significa que la velocidad del flujo varía en función de la posición que adoptes al dar el biberón. Se utilizan igual que las tetinas normales pero antes de ofrecérsela a tu bebé tienes que asegurarte, para evitar que se atragante, que la tetina está en la posición correcta.

¡Ya sabes! Cuando tengas que cambiar la tetina del biberón, tienes muchas las posibilidades a tu alcance para hacerlo. Si se le queda pequeña o se le estropea, no te la juegues. La salud y la alimentación de tu peque depende también de las tetinas.

Deja un comentario


− 1 = siete