Archive for marzo, 2017

El chupete va a ser uno de los accesorios más usados por vuestros bebés durante los primeros meses de vida, por ello resulta importante mantener su higiene, para evitar el contagio de bacterias y enfermedades virales. Antes del primer uso del chupete, es decir, antes de que le demos al bebé un nuevo chupete conviene esterilizarlo, aunque venga en su envase bien cerrado.

La esterilización de los chupetes no les impide a nuestros pequeños desarrollar su sistema inmunológico FUENTE: pixabay.com

La esterilización de los chupetes no les impide a nuestros pequeños desarrollar su sistema inmunológico
FUENTE: pixabay.com

Normalmente, los chupetes vienen listos para su utilización, pero si los esterilizamos antes de ofrecérselos al bebé, nos aseguramos de eliminar gérmenes que hayan podido depositarse durante el proceso de fabricación, manipulación y envasado. También, claro está, conviene esterilizarlos si se ha grabado en ellos el nombre del pequeño propietario, en el caso de que se trate de chupetes personalizados. Esto garantiza una total tranquilidad, sobre todo si hablamos de bebés recién nacidos o con algún pequeño problema de salud.

Los niños están expuestos a multitud de gérmenes; normal, porque el mundo está lleno de ellos. Esto no es malo en sí, ya que contribuye a que su sistema inmunitario vaya reforzándose y creando defensas contra posibles virus y bacterias dañinos. Los bebés que toman el pecho están protegidos por las defensas que la madre les transmite a través de su leche. Es decir, que no debemos obsesionarnos con la higiene, pero tampoco descuidarla.

La esterilización de los chupetes no les impide a nuestros pequeños desarrollar su sistema inmunológico. Quedarán expuestos a las bacterias de forma gradual en el hogar y su sistema inmunológico aprenderá a lidiar con estas bacterias. Esto, como han aclarado muchos médicos, es probablemente mucho más saludable para nuestro bebé que la ingesta de grandes cantidades de bacterias que se multiplican en los utensilios que no están correctamente limpios. La esterilización del chupete y otros accesorios también ayuda a proteger al bebé de las bacterias especialmente dañinas y de otro tipo de gérmenes que pueden estar presentes en el agua corriente, la leche o incluso, a veces, en tus manos. Incluso una pequeña cantidad de estos gérmenes puede hacer que el bebé se ponga malito, por lo que es lógico proteger al bebé frente a ellos en esta temprana edad.

Si el chupete está personalizado también conviene esterilizarlo para  FUENTE: chupetitos.com

Si el chupete está personalizado también conviene esterilizarlo para eliminar gérmenes que hayan podido generarse en el proceso de manipulación
FUENTE: chupetitos.com

Pero, volviendo a la pregunta de si es necesario esterilizar un chupete nuevo, os diremos que sí. Antes de utilizar un chupete por primera vez, debemos introducirlo en una cazuela con agua hirviendo durante 5-10 minutos. También podemos emplear esterilizadores de vapor eléctricos o los que se comercializan para el microondas. Después, hay que dejarlo enfriar y secar.

Un niño habituado al chupete y privado de él puede ser peor que la peor de las alarmas que te puedas imaginar. Así que en caso de urgencia, es decir, si no podemos esterilizar el chupete por lo que sea, debemos lavarlo con agua caliente y jabón y, a continuación, aclararlo bien.

¿Y después de esta primera vez? ¿Cada cuánto es conveniente esterilizar el chupete? La higiene del chupete depende de muchas variables: la edad, el ambiente o los hábitos, pero como ya os dijimos en otro post de nuestro blog, sobre todo, cuando se caiga al suelo, cuando los peques vengan de la guardería y cuando estén malitos.

Cuando decidimos llevar a nuestro bebé a una guardería, tenemos que estar preparados y ser conscientes de que el primer año se va a contagiar y puede pasar temporadas de estar muchos días en casa. Sobre todo, al final de la temporada de invierno, tenemos la sensación de que los pequeños han pasado más tiempo malitos que sanos, más días en casa que en el cole. Los pediatras llaman a esto el síndrome de la guardería y la mayoría de contagios se producen por el chupete de los pequeños. Pero, ¿se puede minimizar el riesgo del contagio de enfermedades en la guardería por el chupete?

El intercambio del chupete es la causa más comuún del contagio de enfermedades en la guardería FUENTE: pixabay.com

El intercambio del chupete es la causa más común del contagio de enfermedades en la guardería
FUENTE: pixabay.com

Los contagios alcanzan a casi al 80% de los niños que comparten el mismo espacio. Los virus y bacterias más comunes son los que afectan a las vías respiratorias y producen catarros, rinofaringitis, bronquitis, neumonías, laringitis y también problemas gastrointestinales. Esto ocurre porque los pequeños aún tienen un sistema inmunológico inmaduro, pero también porque lo chupan todo, intercambian chupetes y es difícil mantener la higiene.

El contagio se puede evitar con una buena prevención, especialmente, con el accesorio que más utilizan: el chupete.

Una ventaja de los niños es que igual que enferman suelen curarse fácil y rápidamente. Sin embargo, los padres, cuidadores y maestros podemos hacer mucho para reducir los contagios y ahorrarles problemas:

1. Lavarnos muy a menudo las manos, de manera concienzuda, y hacerlo siempre antes y después de preparar o dar comidas, de cambiar pañales, de ir al baño, de tocar superficies sucias… es fundamental.

2. Mantener la higiene en suelos, mobiliario, utensilios de cocina, juguetes, chupetes, ropa, etc, también es muy importante. Las superficies donde se cambian pañales deben higienizarse entre usos o, en su defecto, deben cubrirse con un papel que se cambie después de cada uso. Si la superficie se moja o se ensucia se debe limpiar y desinfectar.

3. Ventilar bien las habitaciones y hacerlo a diario es otro requisito indispensable.

4. Enseñar hábitos de higiene a los niños, les ayudará a no contraer enfermedades. Por ejemplo, enseñarles que no hay que chupar las cosas, no compartir vasos ni chupetes, sonarse con pañuelos desechables y tirarlos a la basura.

5. Utilizar chupetes personalizados con el nombre, para evitar que se confundan, es otra gran solución. Hay que procurar que los pequeños no los usen mientras juegan para que uno no se lo arrebate a otro (algo muy habitual) y esto es más fácil si se sabe de quién es el chupete porque lleva su nombre.

Personalizar el chupete evita que se confunda y, por lo tanto, el contagio de enfermedades FUENTE: chupetitos.com

Personalizar el chupete evita que se confunda y, por lo tanto, el contagio de enfermedades
FUENTE: chupetitos.com

6. Guardar los chupetes en las cajas portachupetes  cuando no los utilicen permitirá conservar los chupetes sin que queden sueltos y reducirá el riesgo ante posibles infecciones.

7. Comprar chupetes que cumplan con la normativa Europea (como los que tienen en Chupetitos, por ejemplo) facilitará las cosas, ya que estos se pueden esterilizar con diversos sistemas sin riesgo de rotura o imperfectos.

8. Dejar a los niños en casa cuando tengan síntomas de estar malitos y avisar a la escuela para que extreme las precauciones con el fin de evitar contagios y para cortar la cadena de propagación , será otra medida que podremos tomar.

Es cierto que muchas veces no se puede evitar determinados contagios porque los niños están gran parte del tiempo con otros que pueden estar incubando algo. Pero nunca está de más tener en cuenta estos consejos para protegerles en las guarderías.

En más de una ocasión, hemos tenido que buscar un regalo original y diferente para un bebé y no hemos tenido claro qué hacer ni comprar. Para que esto no os pase más, hemos querido recopilar en este artículo cinco ideas de regalo distintas con las que, seguramente, acertarás. Hay ideas para todas las situaciones.

1.- Si los padres no quieren dar a conocer el sexo del bebé hasta el momento en que nacen, es momento de elegir un regalo unisex o con un tono neutro. Una buena opción es un regalo práctico, que vaya a usar mucho a diario y que tenga colores suaves como el beige, el blanco o el gris. Seguramente los padres te lo agradecerán. Por eso, te mostramos el Doudou Lapidou de Nattou, realizado en polyester 100% y con un suave tacto con un gracioso conejo con grandes orejas, para que lo abrace el bebé. Recuerda pensar productos que se puedan usar a diario, seguramente los padres te lo agradecerán.

El doudou Lapidou gris es un regalo perfecto para el bebé y en Chupetitos lo puedes personalizar  FUENTE: chupetitos.com

El doudou Lapidou gris es un regalo perfecto para el bebé y en Chupetitos lo puedes personalizar
FUENTE: chupetitos.com

2.- Si lo que sucede es que tienes que realizar un regalo en grupo, por ejemplo, a una compañera de trabajo o a algún vecino, en estos casos se podrá invitar a todos a participar del regalo, y comprar el detalle, según a la cantidad de dinero que se ha juntado. Todos deberán saber el regalo que se comprará y el plazo en que se regalará. Poner una tarjeta y comprobar que estén todos los nombres en ella es fundamental. El Set Regalo Perle Pequeño de Kaloo, en color rosa o azul, que tienen en Chupetitos puede ser una muy buena opción. Éste incluye un un doudou de 20 cms., unos patuquitos de 0 a 3 meses y un conejito sonajero de 13 cms.

El Set de regalo Perle de Kaloo incluye es un regalo que puedes comprar entre varias personas  FUENTE: chupetitos.com

El Set de regalo Perle de Kaloo es un regalo que puedes comprar entre varias personas
FUENTE: chupetitos.com

3.- Si lo que buscamos es un regalo para un bebé que no es recién nacido, sino que ya tiene varios meses, es bueno que consideres la opción, por ejemplo, de un juguete de actividades como la pelota de actividades de Kaloo. Se trata de una pelota de peluche de 15 centímetros de diámetro, realizada en materiales blandos y suaves. Un regalo que seguramente lo acompañará por un largo tiempo.

Suave pelota de actividades de Kaloo para bebés que ya tienen unos meses FUENTE: chupetitos.com

Suave pelota de actividades de Kaloo para bebés que ya tienen unos meses
FUENTE: chupetitos.com

4.- Puestos pensar que el bebé se va a bañar muchas veces a diario, una toalla de algodón con capucha será bienvenida en todas las familias. Son muy bonitas y útiles y puedes conseguirlas en muchos tonos y con distintos estampados o animalitos. Os proponemos, por ejemplo, la toalla Zoo Owl con capucha de la marca Skip Hop. Con sus entrañables cara de animalitos hacen que secarse después del baño sea un cosa divertida. Está fabricada en algodón100%, es súper absorbente y tiene detalles bordados. es muy suave y agradable para la piel de los bebés. Sus dimensiones: 86 x 86 cms.

Las toallas Zoo Owl con capucha tienen una divertida cara con animalitos FUENTE: chupetitos.com

Las toallas Zoo Owl con capucha tienen una divertida cara con animalitos
FUENTE: chupetitos.com

5.- Y, por último, un dulce peluche, siempre es una gran opción porque cuando son recién nacidos es un regalo que les acompaña en sus horas de sueño y en sus ratos de compañía, y conforme van creciendo los bebés, el peluche se convierte en un compañero de juegos inseparable. El peluche Blue Monkey Mickey de Happy Horse, es una opción para que los bebés puedan disfrutar de un suave y simpático “muñeco” para sus momentos de sueño. Realizado en un material muy suave, dispone de agujeros en las manos y pies para poder colgarlo. Además, es totalmente lavable.

Un suave y simpático peluche para los  momentos de sueño del bebé, es otra buena opción para regalar al bebé FUENTE: chupetitos.com

Un suave y simpático peluche para los momentos de sueño del bebé, es otra buena opción para regalar al bebé
FUENTE: chupetitos.com

Recuerda que acertar con el regalo para un bebé en cada ocasión a veces no es fácil. Pero con estas 5 ideas, esperamos que, a partir de ahora, la cosa cambie mucho.

Antes de que el bebé nazca ya tenemos que tener su chupete preparado. La elección del primer chupete del bebé debe basarse en la seguridad del producto, pero también en los materiales y en lo cómodo que se sienta el bebé con él. Por eso, hay veces, que es difícil elegir y puede que no tenemos claro cuál comprar. Pues bien, en eso, vamos a intentar daros algunas recomendaciones.

Este pack de chupetes para bebé de AVENT respeta el desarrollo natural del paladar del bebé FUENTE: chupetitos.com

Este pack de chupetes para bebé de AVENT respeta el desarrollo natural del paladar del bebé
FUENTE: chupetitos.com

- El primer chupete debe tener el tamaño adecuado para la pequeña boca del recién nacido; y si el bebé es prematuro, habrá que comprar uno específico para su peso. Además, el tamaño y forma de la tetina del chupete no debe tener una longitud mayor de 30 mm y ésta ha de ser ergonómica; es decir, con una posición especial para poder adaptarse al paladar del bebé. Y si esa tetina consigue con su succión ser parecida a la de la succión del bebé cuando toma de tu pecho, mucho mejor. Si bien anteriormente no era algo que se tuviera tan en cuenta, ahora es importante la forma de la tetina porque, además, la tecnología ha entrado de lleno en la fabricación de los accesorios infantiles para ofrecer más comodidad y salud.

- El primer chupete debe estar fabricado en plástico y látex resistente y sus materiales han de ser antialérgicos, indicados para toda clase de niños, y sobre todo, fabricados en materiales atóxicos, puesto que es algo que va directamente a la boca.

En la web de Chupetitos tenemos chupetes para recién nacidos con todas estas características. Son chupetes adecuados para 0-6 meses. La tetina es anatómica o fisiológica y puede estar fabricada en silicona o látex, a elegir. Los hay con funda protectora, de diversas formas y con diferentes colores y decoraciones y es posible poner el nombre del bebé, es decir, personalizarlos.

- El primer chupete del bebé debe llevar la anilla siempre sujeta al escudo del chupete; si se quita, puede ser peligroso para el bebé porque se la puede poner en la boca.

- Y, por supuesto, el primer chupete del bebé también ha de gustarle al bebé. Por supuesto, tenemos que comprar chupetes de calidad y de marcas fiables que cumplan con las normas de seguridad establecidas, como los de Chupetitos, pero será el pequeño quien, al final, muestre sus preferencias por uno u otro modelo.

En Chupetitos puedes elegir el primer chupete del bebé en tetina anatómica de látex o silicona  FUENTE: chupetitos.com

En Chupetitos puedes elegir el primer chupete del bebé en tetina anatómica de látex o silicona
FUENTE: chupetitos.com

Nosotros os aconsejamos que cuando nazca vuestro bebé lo recibáis, al menos, con un par de chupetes diferentes, uno de látex y otro de silicona, y con la forma de tetina también distinta y esperar a ver cuál acepta mejor. Cuando compramos el chupete, antes de dárselo al bebé, es importante que lo esterilicemos adecuadamente

Es importante que lo reemplazéis, como mucho, cada dos meses y que la talla del chupete también aumente conforme crece el bebé. En cuanto veamos cuáles son los gustos de nuestro peque, estaría bien comprar un par de chupetes más, iguales al elegido, para tener de reserva, por si se pierde o para guardar en casa de los abuelos… que siempre viene bien!! ;-)

Aunque los bebés recién nacidos tienden a dormir 18 horas al día, es cierto que lo hacen en pequeños periodos de tiempo a lo largo de todo el día. Además de tener mucha paciencia, hay otros consejos que pueden ayudarte a conseguir que tu bebé duerma bien y, poco a poco, lo haga de forma más seguida. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te los resumo! ¡A mí, me funcionaron!

Es bueno que el bebé sepa con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir FUENTE: pixabay.com

Es bueno que el bebé sepa con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir
FUENTE: pixabay.com

1. Respeta siempre la misma hora para acostar a tu hijo. Así sabrá con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir.

2. No realices actividades bruscas ni excitantes con él durante el tiempo previo a irse a dormir. Por la noche sólo puede favorecerle un baño, un masaje, una nana… aquello que le tranquilice. En este punto, hay que decir que cada bebé es un mundo y tendrá sus preferencias, pero pronto sabrás cuáles son.

3. Vigila las condiciones de comodidad de su cuna, colchón firme, edredón suave, tejidos naturales. En la cuna, lo ideal para evitar que la cara del bebé quede cubierta durante el sueño, se aconseja que no haya almohadas, almohadones ni ropa enrollada. El colchón debe ser firme, ajustarse bien a la cuna sin dejar espacios libres y estar cubierto por una sábana ajustable fina.

4. Mantén la temperatura adecuada en su habitación. Sin duda, los 22 grados centígrados parecen algo muy confortable para una habitación, y eso está muy bien cuando el bebé está despierto. Pero la temperatura ideal para dormir está entre los 16 y 21 grados centígrados. Esto se debe a que el sueño llega con un descenso de la temperatura del cuerpo, y ésta es la razón por la que un baño antes de dormir ayuda a tu hijo a dormirse antes. El baño lo deja calentito y cómodo, y luego la temperatura más fría hace que su temperatura corporal baje, lo que le provoca el sueño.

5. Dale su chupete, su mantita o su muñeco de compañía. En Chupetitos tienen gran variedad de chupetes de primera calidad y con muchos diseños y modelos, en diferentes tipos de tetinas para elegir, para los recién nacidos. Os aconsejo que echéis un vistazo. También tienen a la venta mantitas y doudous y peluches que les acompañarán para coger el sueño.

El chupete relajará a tu bebé y le ayudará a dormir FUENTE: chupetitos.com

El chupete relajará a tu bebé y le ayudará a dormir
FUENTE: chupetitos.com

6. Procura que el bebé asocie la hora de dormir con un rato agradable, de cariño e intimidad. Una canción, un poema o el cuento de buenas noches, en cuanto tenga edad, son el mejor preludio para indicarle que llega el momento de descansar hasta mañana.

7. Inventa una frase cariñosa de despedida que utilices siempre.

8. Sal de la habitación antes de que se duerma y no lo duermas en brazos, ya que cogerá esa costumbre. Lo mejor es acostarlo en su cuna (todavía despierto) y acompañarlo un ratito, antes de que se quede dormido.

9. No le cierres la puerta, entórnala y reduce la luz hasta la penumbra, no hasta la total oscuridad.

10. Acude si llora o te llama, comprueba que todo está bien, ofrécele su chupete si se le ha caído, dale un beso, repite la frase cariñosa de despedida y sal de su cuarto siempre antes de que se duerma.

Tener un bebé es cansado, pero crecerá mucho antes de lo que te gustaría. En definitiva, siguiendo estos consejos podemos conseguir que el bebé duerma bien y favorecer su sueño tranquilo, pero no olvidemos que es saludable que se despierten por la noche y esos despertares en principio no indican que nada “funcione mal”. Lo más probable es que el bebé necesite comer, que le cambien el pañal o simplemente que o cojamos un poquito en brazos.

Los bebés, por instinto, aunque no tengan hambre, sienten placer succionando el chupete por el reflejo innato que tienen de mamar. El chupete puede ser de gran ayuda para calmar a los bebés, facilitarles el sueño, aliviar los molestos cólicos y hasta disminuir los riesgos de muerte súbita. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta una serie de aspectos sobre los chupetes cuando son utilizados por nuestros peques.

Presta atención al tamaño del chupete y escoge el que sea adecuado para la edad del bebé FUENTE: pixabay.com

Presta atención al tamaño del chupete y escoge el que sea adecuado para la edad del bebé
FUENTE: pixabay.com

1.- Presta atención al tamaño del chupete, escoge solamente aquel adecuado para la edad del bebé. Procura que no tenga partes pequeñas que puedan desprenderse y comprometer la seguridad de tu hijo. No compres chupetes que tengan varias piezas, ya que se podrían desmontar. Y no ahorres en chupetes: cámbialos en cuanto notes en ellos algún signo de deterioro, como verlo más opaco o con la tetina pegajosa.

2.- Procura no colocarlos en el lavaplatos para esterilizarlos. Aunque muchos chupetes se pueden meter, recuerda que es un accesorio que tus hijos se meten en la boca y que hay alternativas de esterilización que pueden ser algo más idóneas, incluso, para que el chupete nos dure más. Lo mejor, como le gusta decir a nuestras madres y abuelas, es hervirlos durante al menos cinco minutos, y al menos una vez al día, en una cazuela. Y si tu bebé está malito, hazlo más de una vez al día. Siempre que no se estén usando, colócales una tapa y guárdalos para evitar que se ensucien. Y nunca “limpies” un chupete que se caiga al suelo colocándolo en tu boca: tu saliva también tiene gérmenes que pueden perjudicar a tu bebé.

Por si os sirve de ayuda, os diré que los chupetes personalizados que tiene Chupetitos en su web llevan de regalo, cuando los compras, una tapa protectora con función esterilizador. Ésta es muy fácil de utilizar, basta con poner la tapa al chupete y llenarlo de agua hasta cubrir la tetina, lo introduces en el microondas durante 30 segundos a 750 watios y ya tienes tu chupetito esterilizado y la tapa lista para llevártela de paseo por si se le cae el chupete al niño.

Los chupetes personalizados de Chupetitos llevan de regalo una tapa protectora con función esterilizador FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes personalizados de Chupetitos llevan de regalo una tapa protectora con función esterilizador
FUENTE: chupetitos.com

3.- El chupete puede hacer maravillas para tranquilizar a un bebé, pero no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá. El chupete no debe ser un “tapón” para que el bebé no llore: llorar es una manera sana que tiene el bebé de expresar una necesidad. Asegúrate de interpretar esa necesidad antes de bloquearla. Sí ofrece el chupete cuando tu pequeño esté cansado, ya que ayudará a conciliar el sueño del bebé. Pero procura retirarlo y no volverlo a colocar cuando ya se haya dormido.

4.- La necesidad de succión y la necesidad de alimento son dos cosas diferentes. El chupete no debe ser untado con alimentos para tratar de “engañar” al bebé a que pruebe nuevos sabores. Para la alimentación del bebé, la comida debe ser ofrecida con una cuchara. No mojes el chupete en sustancias dulces ni en zumos para tratar de que el bebé lo acepte, ya que el azúcar de estos alimentos favorece la aparición de caries. Tampoco debe ser empleado para distraer al niño que tiene hambre.

5.- Evita dar el chupete al bebé cada vez que llore. Busca alternativas a ello: cámbialo de posición, acarícialo, háblale o estáte a su lado para que así se calme.

Espero que a partir de este momento, tengáis en cuenta estos aspectos cada vez que necesitéis un chupete para vuestro bebé.