Viajar en avión con los bebés durante estos días es habitual y my divertido. Pero también necesitamos estar pendientes de ciertas cuestiones prácticas como documentos, accesorios para que se entretengan en el viaje, comidas, etc. Para los que viajáis en avión por primera vez con un bebé, seguro que vuestras preocupaciones y preguntas se multiplican: qué chupetes llevar, cuántos pañales, qué cantidad de mudas de ropa, si subimos el carrito al avión o lo facturamos y mucho más. Para que tengáis todo más controlado, os vamos a dar algún que otro consejo al respecto.

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in FUENTE: pixabay.com

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in
FUENTE: pixabay.com

Un primer punto importantísimo es que los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in y también cuando se vaya a embarcar. No obstante, en algunos aeropuertos como Roma Fiumicino no es así y deberás hacer la cola con los demás. En vuelos internacionales se puede llevar cochecito o un asiento de auto más otro bulto por bebé. El total de ambos artículos no debe exceder los 23 kilos ni sobrepasar los 157 centímetros lineales. No será necesario facturar el cochecito con las maletas,se puede hacer en el momento de subir al avión.

Cuando se ha subido al avión los pasajeros que tienen bebés pueden ser acomodados en los primeros asientos de la cabina, cerca de la mampara, esto se haca para que se pueda colocar una cuna. Algo que contemplan algunas compañías, eso sí, previa necesaria reserva. Hay que tener en cuenta que la cuna es para bebés de menos de 10 kilos de peso y que, volvemos a repetir, esto podrá depender de cada línea aérea.

Son muchas las aerolíneas que tienen un cambiador y diferentes elementos de higiene como pañitos húmedos. Si quieres llevar tus propios elementos para limpiar y cuidar a tu bebé recuerda que no se pueden subir al avión envases de más de 100 mililitros.

Respecto a los alimentos que podemos llevar o no, vale la pena aclararos que son muchas las aerolíneas que dejan llevar los alimentos para el bebé, incluso dejan llevar leche en el envase original. Dependiendo de la duración del vuelo también se pueden pedir caldos dulces, salados y distintas papillas. En el caso de que necesites calentar algún alimento la mayoría de los aviones cuentan con microondas y el personal de abordo te lo puede hacer inmediatamente.

En lo que se refiere a la documentación que necesitaréis llevar sobre los bebés para acceder al avión recordaros que si el viaje es por España o por los países de la Unión Europea solo será necesario presentar el Libro de Familia. Existen países donde se necesitará el DNI o el pasaporte.

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos FUENTE: chupetitos.com

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos
FUENTE: chupetitos.com

Una vez estéis subidos en el avión te entregan un mini chaleco salvavidas y un cinturón extra para el bebé. Al terminar la explicación de seguridad uno de los asistentes te enseña como colocar el cinturón que no es más que una extensión del cinturón de seguridad que lleva el adulto.

Es importante que el bebé se hidrate antes o durante el vuelo. Intenta controlar las tomas diarias para que beba su biberón en esos momentos, ya sea antes o después. Si no está muerto de hambre es ideal hacerlo en dosis distintas antes y durante el vuelo. Llevar encima alguna crema hidratante para la piel también os irá bien. Asimismo, es muy importante darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje para evitar la presión en sus oídos. Así que no te olvides de él y si tienes un chupete personalizado mucho mejor por si acaso viaja algún bebé más en el avión.

Una respuesta a “Recomendaciones para viajar en avión con tu bebé”

  • […] –  Atendiendo al mes de gestación evolan el que te encuentres, también debes tener en cuenta lo siguiente: para embarazos simples en vuelos de larga distancia se te permite r hasta la semana 36 y para embarazos múltiples, en vuelos de larga distancia, hasta el final de la semana 32. No se aconseja viajar si se trata de un embarazo con complicaciones o cuando la madre tenga problemas de salud; tampoco es aconsejable volar si eres una embarazada con problemas obstétricos, riesgo de parto prematuro o de aborto espontáneo. No se recomienda viajar en avión durante el último mes de embarazo y hasta pasados 7 días después del parto y pasada la 28 semana de embarazo se debe llevar un informe del médico que confirme el  buen estado de salud, que se trata de un embarazo normal y donde figure la fecha probable de parto. También deben figurar si existen antecedentes de problemas en partos anteriores o abortos, grupo sanguíneo  y Rh, antecedente de hipertensión, alteraciones en  la placenta, embolismos previos, etc. Además, es conveniente contactar con la compañía de vuelo por si exigen algún requisito especial para el vuelo. Así que, en esa recta final, mejor no viajar y esperarse a viajar en avión ya con el bebé. […]

Deja un comentario


uno × 6 =