Durante el embarazo todo parece diferente. Te sientes pesada, cansada, llegas a la consulta del ginecólogo o de la matrona y te dice que estás ganando peso y que necesitas controlar la alimentación y hacer ejercicio físico o algo de deporte. Y, entonces, surge la duda: ¿qué deportes puedo hacer estando embarazada?. Pues, aunque no lo creas hay tres deportes que son buenos y  que puedes hacer embarazada, con el fin de mejorar tu estado físico. ¡Te los contamos!

La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada FUENTE: vimeo.com

La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada
FUENTE: vimeo.com

Ante todo, debes saber que durante el embarazo es muy importante que tengas una vida activa, lo que no significa que tengas que ir al gimnasio todos los días si no tienes la costumbre. No debes hacer imposibles ni cosas nuevas que te creen inseguridad, ni afrontar miedos o retos que no te apetecen. Eso es lo último que puedes hacer.

De hecho, existen muchas posibilidades sencillas de mantenerte en forma, como que vayas caminando a tu lugar de trabajo. O ahora que hace buen tiempo, aprovechar un rato al final del día, tras llegar a casa, para dar un paseo de unos 30 ó 40 minutos. De esta manera, ya estás activando tu circulación, tu musculatura y tu metabolismo; tres aspectos importantísimos que te ayudará llevar un embarazo más saludable y un parto muchísimo mejor.

No debes olvidar que realizar ejercicio no sólo controla tu peso, sino que disminuye el riesgo de complicaciones del embarazo como la diabetes gestacional o preeclampsia. Además, el ejercicio puede aumentar tu sensación de control y el nivel de energía. No sólo te hará sentirte mejor al liberar endorfinas (sustancias químicas que produce el cerebro), sino que te permitirá prevenir el deterioro de las articulaciones y a dormir mejor, al aliviar el estrés y la ansiedad que te hacen estar inquieta durante la noche.

Así pues, los deportes o ejercicios más recomendables para una embarazada (además de caminar, como te decimos) son los que te enumeramos a continuación:

1.- La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada porque incluye una gran cantidad de musculatura en movimiento y además se realiza sin gravedad. Asimismo, disminuye las lesiones articulares, que debido al incremento del peso pueden verse acentuadas.

2.- La bicicleta estática o la elíptica son dos herramientas que también puedes emplear, si tienes acceso a ella, estando embarazada. Son cómodas, no presentan riesgos por impacto y además eres tú misma la que controlas la intensidad del ejercicio.

Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto ayudan a mantener el tono muscular en el embarazo FUENTE. vimeo.com

Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto ayudan a mantener el tono muscular en el embarazo
FUENTE. vimeo.com

3.- El deporte aeróbico, pero sin sufrir con él. Se trata de mantenerte en forma, pero no adelgazar con el ejercicio. Lo mejor es que este deporte lo hagas en un gimnasio y que te pongan los monitores del centro una tabla de ejercicios aeróbicos de bajo impacto (nada de saltos, ni patadas ni carreras veloces), recomendables a tu estado y mes de gestación.

No debes obsesionarte con la actividad física, pero sí que esté incluida en tu día a día, sobre todo aprovechando el buen tiempo que nos acompaña. Salir al aire libre, a dar un paseo, por el campo o por un parque no sólo mejora el corazón físico, sino también el espíritu. Por tanto, disfruta de tu momento de relax y practica alguno de estos tres deportes sin cansarte.

Deja un comentario


− uno = 6