Archive for agosto 15th, 2017

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen. Eso es así y algunos alimentos producen manchas que son difíciles de quitar. Te explicamos cómo tratarlas para que lo que parece un juego muy divertido, no acabe siendo un suplicio ara las mamis.

Aunque la mayoría de las manchas desaparecen con un simple lavado, si no se lavan enseguida, o si las han producido determinados productos o sustancias, requieren después de un trato especial si queremos que la prenda se mantenga en buen estado y que ésta no acabe arruinada y en la basura.

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen FUENTE: pixabay.com

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen
FUENTE: pixabay.com

Así que, algunos de los consejos que os damos para acabar con las manchas en la ropita de tu bebé son los siguientes:

  • Actuar rápido. Cada minuto cuenta. Si la mancha se seca, se endurece y cambia todo y se nos complica el buen resultado.
  • Cada mancha es un mundo. Los pasos a seguir para acabar con la mancha deben ser adecuados a lo que la causó y al tejido en cuestión.
  • Eliminar la sustancia cuanto antes. Es necesario evitar que se se absorba del todo por el tejido porque si no, la mancha se impregna totalmente.
  • Absorber el líquido derramado. Retirar o absorber la sustancia de la ropa del bebé para que no penetre en el tejido.
  • Prueba. Antes de aplicar un proceso en concreto a la hora de terminar con la mancha es mejor probar en alguna parte que esté menos a la vista para comprobar, una vez seco, que permanece en el mismo estado (bueno y correcto) del inicio.
  • Siempre del revés. Los resultados siempre serán mucho mejores así.
  • Al aire libre si es posible, mejor. Tanto el remojo como el secado de la ropa es mucho mejor que se produzca  al aire libre.
  • Paciencia. Habrá veces que nos tocará volver a frotar la prenda de nuevo para acabar con ella completamente.

Si a estos consejos añadimos unos cuantos truco más, será aún más fácil  quitar las manchas de la ropa de tu bebé. ¡Toma nota!

  1. Ponla a remojo un poco. Dejar en remojo con agua caliente o fría suele ser un remedio de los que más se llevan a cabo. Funciona en la mayoría de los casos, pues ablanda la mancha y hace que, poco a poco, desaparezca. El tiempo es relativo, hay quien opina que con unas pocas horas es suficiente, y quienes sólo lo dejan un rato y hasta 24 horas.
  2. Utiliza jabón de pastilla tipo lagarto. Recomendado para manchas difíciles de toda la vida y muy eficaz.
  3. Aplica antimanchas, quitamanchas o antigrasa en spray. Cuando lo apliques, frota y mete la ropa en la lavadora para un lavado como el habitual, con jabón neutro o delicado para bebé.
  4. Utiliza también jabón antigrasa para platos. Este es un remedio muy eficaz a la hora de acabar con las manchas. Es importante cuidar en el lavado después el jabón, que sea delicado, por ejemplo, jabón de cara para no irritar la piel del bebé.

Ante las manchas, además, puedes y debes contar con un factor muy importante: la prevención  Para ello, hay muchas fórmulas, por ejmplo, los baberos, que vienen fenomenal para adelantarnos a las manchas sobre la ropa. Uno muy práctico es el babero Zoobib Owl de Skip Hop, que se dobla para guardarse en su propia funda incorporada.

El babero Zoobib búho es ideal para niños de 6 meses a 3 años FUENTE: chupetitos.com

El babero Zoobib búho es ideal para niños de 6 meses a 3 años
FUENTE: chupetitos.com

Tiene un tamaño ideal para niños de 6 meses a 3 años y cuenta con una funda incorporada, perfecta para llevarlo de viaje o para guardarlo cuando está sucio. Está fabricado en un material ultra ligero y resistente al agua y dispone de un bolsillo recoge-migas incorporado. Se cierra con un velcro suave y es seguro para el contacto con la comida, ya que está libre de BPA, PVC y ftalatos. Además, lo puedes personalizar con el nombre de tu bebé, mediante un bordado en color rojo.