A ningún niño le gusta recoger sus cosas. Esta tarea resulta por lo general tediosa y aburrida para los más pequeños. Para conseguir que recojan y ordenen sus cosas sea en el lugar que sea sin que sea eso una lucha diaria, los padres pueden inculcar a los niños desde pequeños el hábito del orden, facilitarles la organización de sus cosas y emplear fórmulas y estrategias motivadoras.

La regla del "minuto uno" funciona muy bien a corto plazo para calmar al niño

La regla del “minuto uno” funciona muy bien a corto plazo para calmar al niño FUENTE: pixabay.com

¿Cómo podemos conseguirlo?  La respuesta está en la regla del minuto o como llaman en Japón el Método Kaizen, que significa ‘sabiduría para cambiar’. Este método japonés parece ser infalible para terminar con la pereza a la hora de hacer determinada tarea y conseguir que seamos perseverantes y no dejemos las cosas a medias. Aunque ahora estemos hablando de niños, por supuesto puede también aplicarse para adultos.

Consiste en destinar un minuto, un sólo minuto a la tarea que más le cuesta a nuestros hijos. La única condición es que hay que realizarla siempre a la misma hora. Pongamos un ejemplo: a nuestro hijo le cuesta mucho recoger y ordenar su habitación. Muy bien, entonces todos los días, a la misma hora, recogerá su cuarto durante un minuto. Tal vez pueda motivarle tener un reloj a mano marcando los segundos. ¿Quién no es capaz de realizar una tarea durante un minuto por poco que le guste? Teóricamente, no debería ser ningún cansancio para los peques porque 60 segundos pasan volando.

Puede parecer poco, escaso… pero un pequeño paso puede significar mucho. De hecho, el primer paso es siempre el comienzo de un gran camino. Lo que se consigue con este método es que conforme van pasando los días, el niño sea capaz de interiorizar la actividad y finalmente recoja su cuarto de forma automática, y ya no le cueste hacerlo. Entonces es el momento de aumentar el tiempo de la actividad y pasar de un minuto a 2, y después a 5 y más adelante a 10. Llegará el día en el que ya no le importe el tiempo invertido en realizar la actividad. El creador de este método es el japonés Masaaki Imai, que considera que esta técnica es una manera muy eficaz de adaptación para cambiar de forma progresiva y sin gran esfuerzo lo que menos nos gusta.

Otro método efecitvo para que los niños recojan sus cosas es al ritmo de alguna canción  FUENTE: pixabay.com

Otro método efecitvo para que los niños recojan sus cosas es al ritmo de alguna canción
FUENTE: pixabay.com

Otra de las estrategias habituales entre los educadores es instar a los niños a recoger sus cosas al ritmo de alguna canción específica que haga referencia a la propia tarea de ordenar. Entre los posibles juegos, se pueden hacer carreras cronometradas para comprobar quién es capaz de recoger más cosas en menos tiempo o jugar a la búsqueda del tesoro, que consiste en nombrar uno de los juguetes u objetos esparcidos por el cuarto y considerar ganador al primero que lo encuentre y lo coloque en su lugar.

Por supuesto, en ambos casos, una vez realizada la tarea de la recogida de cosas, incentiva a tus hijos, elógialos y, en la manera de lo posible, utiliza el juego y la imaginación para que las tareas que menos le gustan se conviertan en algo divertido para ellos.

Deja un comentario


5 + = diez