Autor de la entrada

Nuestros hijos cada vez están expuestos a la tecnología. Si quieres que reduzcan el uso de los dispositivos electrónicos y el tiempo al que se exponen a ellos, vamos a darte algunos consejos que seguro os vendrán bien, ya que estos aparatos son absorbentes, y si tus niños te piden el teléfono o la tablet a todas horas; comen viendo una pantalla e, incluso, se enfadan si no se los dejas o si les pides que te los devuelvan, es el momento de aplicar estos consejos.

El uso de las nuevas tecnologías resulta casi innato a los niños, pero hay que limitarlo FUENTE: pxhere.com

El uso de las nuevas tecnologías resulta casi innato a los niños, pero hay que limitarlo
FUENTE: pxhere.com

Hoy en día, parece que los niños nacen con un dispositivo debajo del brazo y es que el uso de estas nuevas tecnologías les resulta casi innato, por lo tanto, hay que centrarlos en aprender a disfrutar de la compañía de las demás personas y de otros juegos más activos y conectados con la vida real. Por tanto, para equilibrar el uso de los dispositivos electrónicos, lo mejor es:

1.- Limitar el tiempo de juego: Es necesario que para que los niños puedan disfrutar de otras actividades tengan un tiempo limitado de juego que les permita poder realizar otras actividades recreativas con su entorno.

2.- Poner normas: Cuando un niño es adicto, por ejemplo, a la tablet no podrá entender que existirán normas y límites, sobre todo cuando nunca antes las ha habido. En este sentido, es necesario avisarles con tiempo cuándo es el momento de jugar y de no jugar. Para evitar una rabieta antes de finalizar el tiempo de juego tendrás que avisarle, 10 minutos antes, de que va a tener que apagar el aparato en breve.

3.- Tú eres el encargado. Es importante que los niños no tengan su propios dispositivos electrónicos, ya que podrías perder el control de los mismos. Pueden tener una tablet o un móvil, pero que esté bajo tu responsabilidad y que jueguen únicamente cuando tú se lo permitas. Si la tablet, las maquinitas de juegos o el móvil  se convierte en un serio problema habrá que restringir su uso durante un tiempo.

4.- Fomentar la realización de otras actividades. Para ayudar al niño a desengancharse de la tablet o el móvil será muy provechoso salir a la calle o estar en entornos distintos, por lo que es mejor comenzar a desenganchar al niño en una semana soleada en la que vamos a poder salir a la calle y dejarlos jugar, en lugar de una semana lluviosa en la que lógicamente podemos pasar más horas metidos en casa.

Para ayudar al niño a desengancharse de la tablet o el móvil será muy provechoso salir a la calle  FUENTE: pxhere.com

Para ayudar al niño a desengancharse de la tablet o el móvil será muy provechoso salir a la calle
FUENTE: pxhere.com

5.- Practicar con el ejemplo. Ésta es el mejor consejo de todos. No hay que olvidar  que la mejor manera de educar a los niños es mediante el ejemplo. Si les decimos que no pueden estar todo el día colgados de la tecnología no sería bueno que nosotros lo hagamos. Aprovecha tu tiempo libre para compartir distintas actividades con los pequeños, conversa con ellos, juega en familia… De vez en cuando, para los adultos y padres, también es muy conveniente desconectarse de tanta tecnología y pasar tiempo de calidad con nuestros hijos e hijas.

El queso puede ser un añadido saludable a la dieta durante el embarazo si se come con abundancia de verduras, ricas frutas y ácidos grasos omega 3. Pero, hay determinados quesos que no es bueno que una embarazada consuma durante el periodo de gestación. Se trata de los llamados quesos blandos y fermentados como el tipo Feta, Brie, Cambembert o los quesos azules como el Cabrales o el Roquefort.

Los quesos blandos y fermentados no están permitidos en el embrazo porque pueden generar la bacteria de la licteria FUENTE: pixabay.com

Los quesos blandos y fermentados no están permitidos en el embrazo porque pueden generar la bacteria de la listeria
FUENTE: pixabay.com

La razón es que estos quesos blandos y fermentados como el tipo Feta, Brie, Camembert y los quesos azules, son menos ácidos y contienen más humedad que los quesos duros, lo que permite el crecimiento de bacterias como la listeria, una bacteria que se encuentra en animales, en las plantas, en el agua o en la tierra y puede contaminar algunos alimentos. Por ello, tampoco son recomendables los quesos no pasteurizados, como el Fontina, especialmente si se trata de un queso blando, ya que también pueden ser causa de listeriorsis y salmonelosis

Durante la gestación, los cambios hormonales ocasionan cambios en el sistema inmune, lo que hace a las mujeres más vulnerables a la listeriosis (infección por la bacteria listeria), lo que puede ocasionar partos prematuros, abortos, problemas graves de la salud del recién nacido e incluso la muerte del feto.

Por eso, hay que andarse con mucho cuidado, ya que no hay que olvidar que nuestra alimentación se convierte en la base principal para el desarrollo del bebé y es importante que, aunque sin grandes cambios, la sepamos encauzar con el fin de procurarnos el mayor beneficio posible.

Las bacterias de la listeria suelen ser eliminadas al cocinar los alimentos, pero pueden sobrevivir en congeladores y refrigeradores. Así que para prevenir esta infección, te aconsejamos que si algún día consumes quesos blandos estando embarazada porque te apetece mucho o tienes un pequeño antojo, no los comas crudos. Cocínalos hasta que hiervan (hasta que hagan burbujitas en su superficie).

Los quesos curados y semicurados sí que pueden consumirse durante el embarazo FUENTE. pixabay.com

Los quesos curados y semicurados sí que pueden consumirse durante el embarazo
FUENTE. pixabay.com

¡Pero no todo está perdido! Los siguientes tipos de quesos que te vamos a enumerar a continuación no ponen en riesgo la salud de las embarazadas: son los quesos curados o semicurados, así como los pasteurizados y cremosos para untar, o el requesón, que son totalmente seguros y, además, aportan una dosis de calcio extra que le vendrán estupendamente a la formación ósea del bebé. Pero, si consumes quesos duros hechos de leche no pasteurizada, elige los que tengan más de 60 días curados. Este dato suele indicarse en la etiqueta, o pregunta al productor de queso al que suelas comprar.
De cada futura mamá depende la salud del bebé  cuando se trata de tomar queso. Puedes evitar la infección por listeria tan sólo mediante la lectura de las etiquetas de los productos lácteos que consumes. Para una embarazada, las necesidades de consumo de leche y derivados están aumentadas durante este proceso, por lo que sería una contradicción disminuir su consumo en esta fase. Pero, por favor, tened mucho ojo y no toméis quesos que puedan provocar un mal o una complicación mayor.

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen. Eso es así y algunos alimentos producen manchas que son difíciles de quitar. Te explicamos cómo tratarlas para que lo que parece un juego muy divertido, no acabe siendo un suplicio ara las mamis.

Aunque la mayoría de las manchas desaparecen con un simple lavado, si no se lavan enseguida, o si las han producido determinados productos o sustancias, requieren después de un trato especial si queremos que la prenda se mantenga en buen estado y que ésta no acabe arruinada y en la basura.

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen FUENTE: pixabay.com

Los bebés son muy propensos a mancharse y a manchar la ropa mientras comen
FUENTE: pixabay.com

Así que, algunos de los consejos que os damos para acabar con las manchas en la ropita de tu bebé son los siguientes:

  • Actuar rápido. Cada minuto cuenta. Si la mancha se seca, se endurece y cambia todo y se nos complica el buen resultado.
  • Cada mancha es un mundo. Los pasos a seguir para acabar con la mancha deben ser adecuados a lo que la causó y al tejido en cuestión.
  • Eliminar la sustancia cuanto antes. Es necesario evitar que se se absorba del todo por el tejido porque si no, la mancha se impregna totalmente.
  • Absorber el líquido derramado. Retirar o absorber la sustancia de la ropa del bebé para que no penetre en el tejido.
  • Prueba. Antes de aplicar un proceso en concreto a la hora de terminar con la mancha es mejor probar en alguna parte que esté menos a la vista para comprobar, una vez seco, que permanece en el mismo estado (bueno y correcto) del inicio.
  • Siempre del revés. Los resultados siempre serán mucho mejores así.
  • Al aire libre si es posible, mejor. Tanto el remojo como el secado de la ropa es mucho mejor que se produzca  al aire libre.
  • Paciencia. Habrá veces que nos tocará volver a frotar la prenda de nuevo para acabar con ella completamente.

Si a estos consejos añadimos unos cuantos truco más, será aún más fácil  quitar las manchas de la ropa de tu bebé. ¡Toma nota!

  1. Ponla a remojo un poco. Dejar en remojo con agua caliente o fría suele ser un remedio de los que más se llevan a cabo. Funciona en la mayoría de los casos, pues ablanda la mancha y hace que, poco a poco, desaparezca. El tiempo es relativo, hay quien opina que con unas pocas horas es suficiente, y quienes sólo lo dejan un rato y hasta 24 horas.
  2. Utiliza jabón de pastilla tipo lagarto. Recomendado para manchas difíciles de toda la vida y muy eficaz.
  3. Aplica antimanchas, quitamanchas o antigrasa en spray. Cuando lo apliques, frota y mete la ropa en la lavadora para un lavado como el habitual, con jabón neutro o delicado para bebé.
  4. Utiliza también jabón antigrasa para platos. Este es un remedio muy eficaz a la hora de acabar con las manchas. Es importante cuidar en el lavado después el jabón, que sea delicado, por ejemplo, jabón de cara para no irritar la piel del bebé.

Ante las manchas, además, puedes y debes contar con un factor muy importante: la prevención  Para ello, hay muchas fórmulas, por ejmplo, los baberos, que vienen fenomenal para adelantarnos a las manchas sobre la ropa. Uno muy práctico es el babero Zoobib Owl de Skip Hop, que se dobla para guardarse en su propia funda incorporada.

El babero Zoobib búho es ideal para niños de 6 meses a 3 años FUENTE: chupetitos.com

El babero Zoobib búho es ideal para niños de 6 meses a 3 años
FUENTE: chupetitos.com

Tiene un tamaño ideal para niños de 6 meses a 3 años y cuenta con una funda incorporada, perfecta para llevarlo de viaje o para guardarlo cuando está sucio. Está fabricado en un material ultra ligero y resistente al agua y dispone de un bolsillo recoge-migas incorporado. Se cierra con un velcro suave y es seguro para el contacto con la comida, ya que está libre de BPA, PVC y ftalatos. Además, lo puedes personalizar con el nombre de tu bebé, mediante un bordado en color rojo.

A pesar de que muchos estáis aún de vacaciones disfrutando del descanso y la diversión en familia, en Chupetitos empezamos a pensar ya en las mochilas personalizadas que nuestros peques han de llevar al colegio el próximo curso. Y es que hay que empezar a pensar, poco a poco, en preparar la vuelta al cole, aunque aún quede tiempo.

Para empezar a planear el nuevo curso escolar, vamos a comenzar fijándonos en las mochilas personalizadas de animalitos que tenemos para los más peques de la casa, para los de 1 año a 3 años, porque queremos que ellos también vayan súper bien equipados al nuevo curso.

La mochila dispone de un velcro para sostener la parte frontal FUENTE: chupetitos.com

La mochila dispone de un velcro para sostener la parte frontal
FUENTE: chupetitos.com

Para eso, os contamos que en Chupetitos tenemos cinco modelos diferentes de mochilas personalizadas con las estampaciones de cinco animales diferentes: mariquita, lobo, tortuga, mono y perro. Las tenéis en tonos morados y violetas con la imagen de una bonita tortuga y un conejito que está subido a su caparazón; en tonos azul pastel y ribetes marrones con la imagen de un mono agarrado a una rama comiendo un plátano; en tonos rojos y amarillos con el personaje del siempre feroz lobo y sus afilados dientes, a punto de atacar a Caperucita o a los 3 cerditos; en tonos azules con un simpático perrito sobre un monopatín y en tonos rosas y morados con una sonriente mariquita.

Las mochilas tienen tiras ajustables para adaptarse al crecimiento de los niños FUENTE: chupetitos.com

Las mochilas tienen tiras ajustables para adaptarse al crecimiento de los niños
FUENTE: chupetitos.com

En todas las mochilas, los pequeños pueden llevar su ropa de recambio, sus libros o sus juguetes. Todas disponen de un velcro para sostener la parte frontal, y un cordel con cierre deslizante autobloqueante, para evitar desprendimientos de objetos del interior.

Asimismo, disponen de tiras ajustables para adaptarse al crecimiento de los niños y todas las figuras de los animales que os hemos descrito son en relieve y con bonitos bordados. Las cinco mochilas son muy prácticas, fresquitas (están fabricadas en 100% algododón) y muy ligeras. Resultan ideales para llevar la merienda y la agenda a la guardería o a la escuela (ya que sus dimensiones son 30cm x 20cm x 15cms.) y, por supuesto, son lavables a máquina a una temperatura de 30ºC.

Las mochilas son 100% algodón y muy ligeras FUENTE: chupetitos.com

Las mochilas son 100% algodón y muy ligeras
FUENTE: chupetitos.com

Para personalizar las mochilas, tenéis que tener en cuenta que la personalización se realiza mediante un bordado en color fucsia, marrón, morado o blanco, dependiendo del modelo de mochila que se elija y debéis de tener en cuenta también que el nombre que pongáis no ha de exceder de 12 caracteres, que es el máximo permitido.

Como veis, son mochilas llenas de colorido, muy originales y divertidas. Pensadas para los más pequeños de la casa y sus andanzas en el colegio o la guardería. ¿Verdad que son bonitas? ¿Cuál elegiríais para vuestros peques? ;-)

Con este calor que hace y las temperaturas subiendo, todos sabemos que mantenernos hidratados y, sobre todo, mantener hidratados a los niños es importantísimo. Lo tenemos clarísimo y cuidamos de que los niños estén atendidos en todo momento. Además de permanecer a la sombra en las horas centrales del día (siempre que se pueda, claro), la recomendación es que los vistamos con ropa de tejidos ligeros y, sobre todo, que beban mucha agua, también cuando estén en la calle.

La botella de aluminio SIGG es perfecta para llevar a todas partes y  para que el agua permanezca fresca y apetecible FUENTE: chupetitos.com

La botella de aluminio SIGG es perfecta para llevar a todas partes y para que el agua permanezca fresca y apetecible
FUENTE: chupetitos.com

Pero, ¿beben suficiente agua nuestros peques? Con los tres modelos de botellas de agua de aluminio SIGG que os estamos mostrando, seguro que lo vais a tener mucho más fácil porque son la opción perfecta para llevar a todas partes y  para que el agua permanezca fresca y apetecible. Como siempre, ¡con unos diseños más que bonitos para nuestros pequeños!

Las botellas de aluminio SIGG para niños están especialmente pensadas para ellos y preservan el sabor y la frescura del agua perfectamente (también sirven para bebidas calientes, cuando llega el invierno). Están fabricadas en Suiza, son libres de BPA y sin ftalatos, 100% reciclables, fieles a la apuesta que tiene la marca con el Medio Ambiente. Los diseños exteriores de las botellas de aluminio Sigg son tan atractivos y exclusivos que se pueden encontrar con diseños exclusivos para niños con personajes como Barbie o con unos divertidos delfines de colores.

La botella de aluminio Ocean  de SIGG tiene una capacidad de 0.3 litros FUENTE: chupetitos.com

La botella de aluminio Ocean de SIGG tiene una capacidad de 0.3 litros
FUENTE: chupetitos.com

Su calidad y su ligereza son las principales características que las hacen diferentes a todas las botellas infantiles que podamos encontrar en las tiendas. Pero es que, además admiten líquidos fríos o calientes (como os hemos comentado) y tienen una capacidad de entre 0,3 y 04, litros (depende del modelo que se elija). En nuestra opinión, son las más innovadoras y funcionales, porque con ellas podéis ir a cualquier parte con la tranquilidad de que lleváis las botellas más adecuadas para las actividades de ocio, deportivas y del día día de vuestros niños y niñas, especialmente, ahora en verano que es cuando más pueden necesitar su agua.

Se acabó lo de salir a pasear con los peques o ir al parque, a la playa o a la piscina con botellas de plástico reutilizadas que usamos una y otra vez. Con las botellas infantiles Sigg la tranquilidad la tenemos también asegurada. Su diseño clásico sin soldaduras, el sistema patentado EcoCare que recubre el interior de la botella y su tapón hermético harán que vuestros hijos no corran peligro ni sufran el riesgo de que se echen toda la bebida encima o de que ésta coja sabores raros. O, incluso, de que si las lleváis dentro del bolso o de la mochila se derramen.

Las botellas de agua SIGG tienen un tapón hermético antiderrames FUENTE: chupetitos.com

Las botellas de agua SIGG tienen un tapón hermético antiderrames
FUENTE: chupetitos.com

En la web de Chupetitos, las tenemos además rebajadas al 50%. Así que es una gran oportunidad la que tenéis de comprarlas.

Con las altas temperaturas que estamos sufriendo este verano, a las que estéis embarazadas os conviene tomar algunas medidas para no sufrir un golpe de calor durante el embarazo. La temperatura corporal de la mujer crece de un modo natural como consecuencia del embarazo, por lo que las gestantes son más susceptibles de padecer un golpe de calor durante el verano.

Las embarazadas son más susceptibles de padecer un golpe de calor durante el verano FUENTE: pxhere.com

Las embarazadas son más susceptibles de padecer un golpe de calor durante el verano
FUENTE: pxhere.com

El calor agudiza algunos síntomas frecuentes de las embarazadas como el cansancio y la fatiga, especialmente en el último trimestre de gestación. Además, las altas temperaturas pueden traer consigo deshidratación, taquicardia y fallos circulatorios. En cualquiera de los casos, una correcta precaución reduciría las probabilidades de que cualquiera de estos trastornos aparezca. Así, que hoy vamos a daros algunos consejos que os vendrán bien, para no sufrir un golpe de calor.

1.- La hidratación es fundamental. El agua debe ser nuestra tu mejor compañía a lo largo de lo que queda de verano. Si no te apetece, cualquier otro líquido, como los zumos, puede venirte bien también, pero evita aquellos que contengan grandes cantidades de azúcar. Los mejores son siempre los zumos naturales.

2.- La alimentación debe seguir siendo la misma, especialmente si llevamos una dieta adecuada y equilibrada. Verduras, legumbres, hortalizas y frutas deben ser las reinas de la mesa. Mucho mejor si las tomas fresquitas y de temporada, ya que además de nutrientes y buenas vitaminas, también te van aportar fibra y agua, para seguir hidratándote.

3.- Evita las horas de mucho sol. El verano y la sensación de fatiga van unidos irremediablemente, por eso la mejor opción es evitar las horas más fuertes de sol y salir a pasear cuando las temperaturas hayan descendido. Llevar ropa ligera y calzado cómodo son la mejor opción para hacer que tu cuerpo se mueva sin grandes esfuerzos, pero aliviando esas otras molestias que, también, se agudizan en verano: piernas hinchadas o mala circulación que se puede combatir con algún que otro paseito cuando el sol ya ha descendido. Realizar una actividad física apropiada en las horas del día aconsejadas y no pasar largos períodos de tiempo sin andar, sin duda, te vendrá bien.

Beber agua o zumos de fruta naturales ayuda a las embarazadas a no sufrir un golpe de calor FUENTE:

Beber agua o zumos de fruta naturales ayuda a las embarazadas a no sufrir un golpe de calor
FUENTE: pxhere.com

4.- Túmbate del lado izquierdo en las horas de descanso. Esta es la mejor postura porque en el verano puede aumentar el conocido síndrome supino-hipotensivo, que consiste en la sensación de mareo y gran malestar que puedes sufrir al tumbarte boca arriba, donde el peso del útero comprime los grandes vasos abdominales (especialmente vena cava superior), y esto se traduce en la disminución del riego sanguíneo cerebral.

No olvides que el efecto de las hormonas, el aumento de peso o los cambios que se producen en tu organismo cuando estás embrazada, te convierten en víctima potenciales de lo que se conoce como golpe de calor. Por eso, es importante que conozcas tus puntos débiles y sepas ponerles remedio a tiempo. Con estos consejos, estamos seguros de que será mucho más difícil que te dé un golpe de calor.

¡Síguelos! Tu salud y la del bebé no correrá peligro.

¡Que sigáis teniendo un buen verano todas! ;-)