Archivos de la categoria ‘Biberones Personalizados’

Ahora que estamos de vacaciones y tenemos un poquito más de tiempo es el momento de ir pensando en cosas que nuestro bebé puede utilizar cuando vaya de nuevo a la guardería. Para los peques de la casa, volver a la guarde supone ver a sus amigos otra vez, jugar con ellos, y pasárselo en grande. Pero para los papis, supone tener preparado todo lo que los niños van a necesitar. Y es que, aunque aún falte un poco para ir de nuevo, al final, hay que ir viendo qué accesorios necesitan renovar y así comprar otros.

Chupetes personalizados  para tu bebé, la mejor solución para la guardería FUENTE: chupetitos.com

Chupetes personalizados para tu bebé, la mejor solución para la guardería
FUENTE: chupetitos.com

En este momento, los padres tenemos la oportunidad de comprar esos básicos que no pueden faltar nunca a un precio rebajado porque la vuelta al cole, para qué nos vamos a engañar, es toda una revolución económica para cualquier familia. Y como casi seguro que un chupete y un biberón nuevos va a necesitar nuestro peque, os dejamos idas que, aparte de muy molonas, seguro que le son muy prácticas.

Como nos encantan los chupetes personalizados; tenéis que echar un vistazo a las colecciones que tenemos en nuestra web de chupetes personalizados de 0 a 6 meses y de chupetes personalizados de 6 a 36 meses, y elegir los packs, tetinas y colores que más os gusten y poner el nombre de vuestro bebé. Son perfectos para llevar a la guarde porque al tener el nombre de tu peque, es más difícil que se pierdan. En ambas colecciones, se ofrecen chupetes que están fabricados en España, de la más alta calidad, seguros y prácticos para el bebé y libres de Bisfenol A y de ftalatos.

Y también deberíais echar un vistazo a los biberones Avent personalizables, (transparentes, en colores rosa o azul, naturales, con asas, de 125 ml., de 260 ml. y de 330 ml.), la tenéis a vuestro alcance, para combinar mejor la lactancia materna y el biberón y son muy fáciles de usar, limpiar y montar.

Si eliges un biberón Avent personalizado que, además, es anticólicos, aún será mejor, ya que su sistema anticólicos de dos piezas consiste en la tetina Avent y un anillo adaptador. Mientras el bebé se alimenta, el exclusivo borde de la tetina se flexiona para que el aire entre en el biberón en lugar de en la barriguita del bebé, gracias a su tetina de flujo lento. Vamos, su funcionamiento es igual que la succión en la lactancia materna natural, donde es el bebé el que controla el flujo de leche.

Biberón Anticólicos Avent Azul de 330 ml. FUENTE: chupetitos.com

Biberón Anticólicos Avent Azul de 330 ml.
FUENTE: chupetitos.com

En Chupetitos nos esforzamos cada día por que tu hijo o tu hija tenga siempre lo mejor y sea el auténtico protagonista de su vida. ¿Qué te han parecido estos productos tan molones? ¿A que son una buena idea para ir preparando la vuelta de tu pequeño a la guardería? Di adiós al aburrimiento en chupetes y biberones, sin dejar de apostar por elementos seguros y de calidad que velen por tu tranquilidad y la de tu bebé en las guarderías y en los colegios. Entra en la web de Chupetitos y disfruta viendo todos los modelos que tenemos de chupetes y biberones personalizados.

¡Te van a encantar!

Aparentemente usar un biberón es fácil y mantenerlo limpio en buen estado también.  Sin embargo, a veces, sin querer, cometemos errores que afectan a la seguridad y conservación del biberón. Por eso, hoy quiero daros algunos trucos sobre la utilización de los biberones. Si los tenéis en cuenta, los mantendréis durante mucho más tiempo en mejor estado.

1. Cuando compres un biberón, lee atentamente las instrucciones del fabricante. Contienen información sobre su composición, utilización, conservación, limpieza, etc. que debes conocer en cada caso, ya que, por ejemplo, no tiene un mismo sistema de limpieza ni el mismo número de piezas un biberón anticólicos que un biberón que no lo es.

Mantener limpio y en buen estado el biberón también ayuda a seguridad FUENTE: chupetitos.com

Mantener limpio y en buen estado el biberón también ayuda a seguridad
FUENTE: chupetitos.com

2. Antes de usar el biberón por primera vez, lávalo con agua y jabón todos sus componentes: la tetina, el recipiente y la tapa. Así no tendrán olores o sabores extraños.

3. Sigue las instrucciones del fabricante al preparar la leche de fórmula y nunca guardes ningún resto de la leche que sobra del biberón para tomarlo más tarde, ya que se deteriora rápidamente.

4. Comprueba siempre la temperatura del biberón antes de darlo al bebé. Si lo calientas en el microondas, agítalo porque a veces el calentamiento no es uniforme en todo el líquido.

5. Siempre que el bebé esté tomando el biberón debe estar supervisado por un adulto. No dejes tetinas o tapas sueltas a su alcance, ya que podría cogerlas, metérselas en la boca y tener algún problema de ahogo o atragantamiento.

6.Después de cada uso, lava todas las partes del biberón con jabón neutro y agua caliente. A continuación, esterilízalo por ebullición, vapor, microondas, productos químicos, etc.

7. Todos los métodos de esterilización son fiables si los utilizas correctamente. Y, cuando lo hayas hecho, evita volver a contaminar sin querer el biberón tocándolo.

8. Usa una escobilla para limpiar los biberones, ya que permite llegar mejor a todos los rincones y eliminar los pequeños grumos de leche adheridos donde pueden anidar bacterias. Personalmente os recomiendo la escobilla limpia biberón y tetina de Avent, para dejar los biberones bien limpios porque es una escobilla especialmente curvada y con la punta del mango moldeada, lo que permite llegar a todos los rincones de todos los biberones de cuello ancho, tetinas y productos de alimentación,para una limpieza a fondo.

La escobilla de Avent llega a todos los rincones de todos los biberones de cuello ancho, tetinas y productos de alimentación FUENTE: chupetitos.com

La escobilla de Avent llega a todos los rincones de todos los biberones de cuello ancho, tetinas y productos de alimentación
FUENTE: chupetitos.com

9. La tetina es la parte más delicada del biberón. Cámbiala al menor signo de desgaste o si observas que cambia de color, huele mal, se vuelve pegajosa, etc.

10. No dejes el biberón expuesto al sol durante mucho tiempo, ya que los rayos solares deterioran los plásticos que lo componen y el calor puede estropearlos mucho.

11. No utilices el biberón como chupete o para que el bebé juegue con él, lo mordisquee, etc. Este accesorio de alimentación debe servir estrictamente para comer y beber.

12. Si tienes varios hijos, es mejor que cada hermanito tenga su propio biberón. El uso del biberón debe ser individual para evitar posibles infecciones entre ellos.

Si seguís estos consejos, no es quepa duda de que mantendréis y conservaréis el biberón y guardará un aspecto casi como el primer día.

El mundo que rodea el paso del biberón a las papillas es totalmente distinto, de repente, aparecen las caritas sucias, la comida en el suelo y los baberos completamente sucios. Las comidas llegan a hacerse interminables y sólo la actitud y las buenas intenciones de mamá y papá son las que ayuda a triunfar a la cuchara.

El momento en que das la primera cucharada de papilla es cuando todo cambia en la alimentación del bebé FUENTE: youtube.com

El momento en que das la primera cucharada de papilla es cuando todo cambia en la alimentación del bebé
FUENTE: youtube.com

Como sabemos, la leche materna y la leche de fórmula cubren todas las necesidades del bebé durante los primeros meses, pero después es necesario aportar al bebé nuevos alimentos que le aportan otro tipo de nutrientes muy beneficiosos para él. En el momento que le das la primera cucharada de papilla es cuando todo cambia y comienza una etapa en la que se encontrarán los buenos hábitos alimenticios y un nuevo desarrollo.

Al principio, al bebé le cuesta mucho aceptar esta novedosa manera de comer, ya que intervienen otros músculos distintos de los que utilizaba para alimentarse succionando la leche materna o el biberón. Empezar es un poco difícil para él, pero con los medios adecuados, este aprendizaje es rápido.  Y uno de esos elementos necesarios y que, además, os puede venir my bien son los biberones con cuchara, como los que ofrece la marca Bebé Due. En la web de Chupetitos podéis adquirirlos, en tamaño de 120 y 230 ml. y en colores verde, verde pistacho, rojo y amarillo.

Biberón con cuchara de 230 ml. para pasar de la leche a las papillas FUENTE: chupetitos.com

Biberón con cuchara de 230 ml. para pasar de la leche a las papillas
FUENTE: chupetitos.com

En todos ellos, independientemente del tamaño, la botella flexible permite la toma de papilla con flujo constante y al realizar presión en el cuerpo del biberón (fabricado en silicona) el alimento sale por la cánula de la cuchara. El sistema de flujo continuo que proporciona al bebé una toma relajada y, por supuesto, estos biberones con cuchara se ajustan a la normativa UNE-EN 14350 y están sujetos al marchamo de seguridad controlada por AIJU.

La boca ancha facilita su llenado y limpieza y el diseño anatómico proporciona un fácil agarre y máxima comodidad para los papás. Se recomienda su uso, a partir de los 6 meses del bebé y cada biberón incluye 2 cucharas de silicona y un vaso portacucharas del mismo color.

No hace falta que os diga que los niños tienen el aparato digestivo maduro para poder digerir los nuevos alimentos sólidos a partir de los 4-6 meses, además ya pueden controlar la mandíbula para mover los alimentos de un lado al otro de la boca. Por lo que con estos biberones podrán estar aún mejor preparados para el nuevo mundo gastronómico que se abre frente a ellos. De todas formas, conviene recordar una serie de consejos para averiguar si tu bebé ya está listo para este paso en su alimentación:

Si se queda con hambre tras la toma de la leche y pide más a menudo el pecho o la leche es una pista inicial, te das cuenta que demuestra un interés por la comida que toman los demás, que le pica la curiosidad, esto es una pista inequívoca y es un momento adecuado para empezar con la cuchara. A esta iniciativa le complementa la correcta posición en la trona y mantener la cabecita erguida y estable.

Estoy segura de que con estos biberones con cuchara de Bebé Due disfrutaréis muchísimo viendo comer a vuestros pequeños y cómo saborea los alimentos y la alegría que dará saber que por fin ha iniciado una nueva etapa en su desarrollo, os enorgullecerá como papis.

¿Eres de las que das biberón a tu bebé? ¿Tienes dudas sobre la cantidad de leche que debes poner en cada toma? ¿Te obsesionas con preparar el biberón perfecto para que tu peque se lo tome todo? Pues quizás, te venga bien leer lo que os voy a contar hoy porque cada bebé es un mundo, y aunque preparemos el mejor de los biberones no hay un criterio exacto por el que podamos regirnos para que se lo acaben íntegro.

Calcular la dosis de acuerdo al peso, es el primer paso para preparar el biberón perfecto FUENTE: chupetitos.com

Clacular las dosis de acuerdo al peso, es el primer paso para preparar el biberón perfecto
FUENTE: chupetitos.com

Calcular las medidas exactas para cada toma es relativamente fácil y fundamental. ¡Presta atención!

Quizá hayas oído a menudo consejos como que si se queda con hambre, le ofrezcas más leche. O que siempre hay que poner un poco más de cantidad de la que te dicen los pediatras. Pero, al mismo tiempo, muchas mamás y papás os angustiáis porque vuestros bebés no se acaban los biberones en cada toma, o regurgitan parte de la leche que ingieren.

Esto sucede por una sencilla razón: cada bebé es diferente y también lo son sus necesidades y patrones de alimentación. No existe una tabla universal de cantidades que valga para todos los bebés: lo que para unos es poco, para otros es demasiado. Por eso, conviene tomar como punto de partida, aunque se empeñen en deciros lo contrario, las indicaciones del pediatra y las cantidades que recomiendan en los botes de leche, para luego ajustarlas a tu bebé.

La mejor forma de calcular cuánta leche hay que poner en cada biberón y de preparar el biberón perfecto es tener en cuenta que la capacidad del estómago de un bebé es aproximadamente 30 mililitros por kilogramo de peso, según recuerda y estipula la Asociación Española de Pediatría. Por lo tanto, un bebé que pesa dos kilos puede tomar unos 60 ml en cada toma; y uno que pese por ejemplo 3 kilos hasta 90 ml. Y así, progresivamente.

A partir de esto, puedes usar como referencia las siguientes cantidades:

  • Recién nacido: 30-60 ml
  • Dos semanas: 60-90 ml
  • Un mes: 90-120 ml
  • Dos meses: 120-180 ml
  • Cuatro meses: 180-210 ml
  • Seis meses: 210-240 ml

No obstante, los datos son orientativos. Por eso, es siempre aconsejable preguntar a tu pediatra porque la cantidad puede variar según las tomas diarias que haga tu bebé.

Por otra parte, para que la leche se deshaga bien en el biberón y no haya grumos, el agua ha de estar caliente y tendrás que disolver la leche removiendo con una cucharita de tallo largo. Calienta el biberón al baño María, en el calientabibierones eléctrico o en el microondas. En caso de calentarlo en el microondas, debes tener presente que se obtiene una temperatura más elevada en la parte superior del biberón. Debes colocar la botella recta y sin tapón, para permitir la salida del calor. Una vez sacado del microondas, el biberón debe cerrarse, volcarse y mezclar moviéndolo unas diez veces, de manera que la temperatura de la leche sea homogénea en todos los puntos.

Antes de ofrecer el biberón al bebé, comprueba la temperatura vertiendo unas gotas de leche en el dorso de la mano: no debe superar los 37-38ºC. Si está demasiado caliente, puedes enfriarlo con agua. Si está demasiado frío, puedes calentarlo.

A partir de estas recomendaciones, lo más recomendable es que seas flexible: si tu bebé se acaba deprisa el biberón, se muestra inquieto, llora, etc. significa que se queda con hambre y puedes probar a aumentar la cantidad de leche en la siguiente toma. En cambio, si el bebé tarda mucho en terminar el biberón, no se lo toma entero o regurgita parte del contenido, puedes reducir la cantidad que pones en cada toma y darle más tomas al día.

Tened en cuenta, además, que si cogen aires mientras están realizando las tomas se pueden cansar antes y dejar de comer por las molestias. Así que lo mejor es que utilicéis un biberón anticólicos. Yo os recomiendo el biberón anticólico de Dr. Brown’s de boca ancha y con capacidad de 300 ml, porque es uno de los más efectivos a la hora de evitar los tan temidos cólicos del lactante.

El biberón anticólico de Dr. Brown's de boca ancha  es uno de los más efectivos contra los cólicos FUENTE: chupetitos.com

El biberón anticólico de Dr. Brown’s de boca ancha es uno de los más efectivos contra los cólicos
FUENTE: chupetitos.com

Dispone de un exclusivo sistema de ventilación completa que permite la entrada del aire en el biberón a través de una válvula colocada en la boquilla, impidiendo que el bebé trague aire o se mezcle con la leche, manteniendo todas sus vitaminas al reducir la oxidación de las mias y los cólicos del lactante. Además, previene la formación de vacío dentro del biberón y cavidad oral del bebé, lo que disminuye el riesgo de otitis media por la acumulación de fluido en las trompas de eustaquio del bebé.

Por último, recordad que lo que no tiene ningún sentido es forzar al bebé a terminarse el biberón o aumentar las cantidades aunque no se acabe el biberón, porque el bebé come siempre lo que necesita. Así que preocuparos de prepararlo lo mejor posible y si no lo se lo acaba, no os preocupéis.

Una de las ventajas que siempre he encontrado en chupetes y biberones es el poder personalizarlos. Pero es que poder hacerlo en biberones de primeras marcas como Avent, libres de BPA, 100% seguros, con sistema anticólicos y con tetinas que imitan minuciosamente la naturaleza del pecho materno, ya es un auténtico lujo porque no todas las tiendas lo permiten. Sin embargo, en Chupetitos, ya puedes personalizar toda la gama de biber

Toda la gama de biberones Avent la puedes personalizar en Chupetitos FUENTE: chupetitos.com

Toda la gama de biberones Avent la puedes personalizar en Chupetitos
FUENTE: chupetitos.com

ones Avent.

Personalizar los biberones con el nombre de tu bebé es tan fácil como elegir el que quieres en la sección de Biberones y tetinas de su web,  pulsar en la Opción Personalizar, escribir el nombre en el recuadro y añadirlo al carrito. ¡Entrad y veréis lo que os digo! ¡Es súper sencillo!

Toda la gama de biberones Avent  personalizable,  (transparentes, en colores rosa o azul, naturales, con asas, de 125 ml., de 260 ml. y de 330 ml.), la tenéis a vuestro alcance, para combinar mejor la lactancia materna y el biberón y muy fáciles de usar, limpiar y montar. Para que os hagáis una idea, os diré que uno de los biberones para personalizar que yo más he usado ha sido el biberón anticólicos Avent de 260 mililitros. Apto para bebés de más de un mes de vida.

Su sistema anticólicos de dos piezas consiste en la tetina Avent y un anillo adaptador. Mientras el bebé se alimenta, el exclusivo borde de la tetina se flexiona para que el aire entre en el biberón en lugar de en la barriguita del bebé, gracias a su tetina de flujo lento. Vamos, su funcionamiento es igual que la succión en la lactancia materna natural, donde es el bebé el que controla el flujo de leche.

Este biberón, personalizado con el nombre de tu bebé, cuesta tan sólo 8,50 euros. Y como puedes ver en las imágenes, el nombre del bebé se graba en la anilla blanca. Puedes ponerlo como queráis y como más os guste, tanto en minúsculas como todo en mayúsculas.

Aunque no es el único. También podéis personalizar el biberón Avent Natural, con enganche natural gracias a la tetina más ancha con forma de pecho, que gracias a su forma Forma ergonómica proporciona una comodidad máxima. O también, el biberón de Entrenamiento Avent , apto para bebés de más de 4 meses, con boquilla blanda para encías delicadas y asas para un mejor agarre que, además, son intercambiables con otros biberones de Avent.

Biberón de Entrenamiento Avent personalizable FUENTE: chupetitos.com

Biberón de Entrenamiento Avent personalizable
FUENTE: chupetitos.com

Ya lo sabes, personalizar toda la gama de biberones Avent con el nombre de tu bebé es la opción más cómoda y adecuada para evitar confusiones en la guardería o entre hermanos. Y si tenéis que hacer un regalo a un recién nacido resulta una idea de lo más original.

Elegid el modelo que mejor se adapte a vuestras necesidades y personalizad con Chupetitos los biberones de vuestros bebé. En un máximo de 48 horas te los entregarán en tu domicilio. ¡A que os gusta la idea!