Archivos de la categoria ‘Chupetes de diseño’

Los chupetes son muy diferentes en formas, tamaños y colores, pero básicamente podemos decir todos son iguales en cuanto a estructura. Si bien hay chupetes de una pieza o de caucho natural, los más habituales están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla, y lo más importante es que estas partes no puedan separarse para evitar accidentes con los bebés.

Los chupetes, normalmente, están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes, normalmente, están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla
FUENTE: chupetitos.com

1) La tetina puede ser de distintas formas. Los fabricantes suelen hacerlas redondas, de gota, anatómicas, ortodónticas, fisiológicas… También hay tetinas de diferentes tamaños: para menores de seis meses o para mayores de hasta 36 meses; y de materiales a elegir como el látex o la silicona.

Las tetinas de látex son muy elásticas y muy resistentes, y se recomiendan especialmente a partir del comienzo de la dentición, debido a la resistencia que presenta frente a posibles mordeduras o constantes incisiones en el chupete. Por su parte, las tetinas de silicona son de color transparente y resisten muy bien a la temperatura, la luz solar y la grasa, pero no resultan tan resistentes como el látex a la dentición. Generalmente, se aconsejan los chupetes de silicona el uso en los recién nacidos y hasta los 4-6 meses, cuando aparecen los primeros dientes.

2) El escudo tiene distintos formatos que pueden ser rectos, cóncavos, convexos, de material rígido, flexible o mixtos, etc. Lo más importante del escudo es que tenga los orificios con una adecuada ventilación para evitar riesgos en el pequeño, facilitar la respiración del bebé y evitar irritaciones por la saliva.

En la mayoría de los países, existen normas de seguridad para la construcción de los chupetes. Éstas estipulan la fuerza de tracción que debe resistir la tetina, el anillo y el largo máximo que deben tener la tetina, como también el tamaño y la ubicación de los orificios de ventilación, las dimensiones del escudo, del obturador y su ubicación.

3) La anilla o el ensanchamiento para extraer el chupete debe ser cómodo para sacarlo de la boca de forma rápida y sencilla. Presenta diferentes formatos según el diseño del chupete. Algunos poseen una anilla y otros sólo un tirador. La función principal es asegurar la salida del chupete extrayéndolo con las manos, en el supuesto caso de que el pequeño introdujera el chupete dentro de su boca. La anilla debe poder realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo, no debe ser rígida y será conveniente que se encuentre retraída y apoyada sobre el escudo del chupete durante el uso.

Los chupetes personalizados de Chupetitos cumplen todas las normativas europeas de seguridad y llevan una tapa protectora con función esterilizador FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes personalizados de Chupetitos cumplen todas las normativas europeas de seguridad y llevan una tapa protectora con función esterilizador
FUENTE: chupetitos.com

Por último, os diremos que algunos modelos de chupetes vienen con un capuchón o tapa para guardarlos, lo cual es muy útil para llevarlos en el bolso sin que se ensucien. En Chupetitos, este detalle lo tienen bien controlado, ya que tanto los chupetes personalizados que venden de 0 a 6 meses y los chupetes personalizados de 6 a 36 meses, llevan de regalo una tapa protectora que, además, tiene función de esterilizador.

Otro elemento asociado al chupete es el sujetachupetes. Los sujetachupetes son muy variados, en ocasiones muy decorativos y otras, sencillos. Lo importante es que sean seguros para el bebé, que tengan poca longitud para evitar accidentes y que se sujeten de manera que no dañen al pequeño si se queda dormido sobre ellos.

Antes de que el bebé nazca ya tenemos que tener su chupete preparado. La elección del primer chupete del bebé debe basarse en la seguridad del producto, pero también en los materiales y en lo cómodo que se sienta el bebé con él. Por eso, hay veces, que es difícil elegir y puede que no tenemos claro cuál comprar. Pues bien, en eso, vamos a intentar daros algunas recomendaciones.

Este pack de chupetes para bebé de AVENT respeta el desarrollo natural del paladar del bebé FUENTE: chupetitos.com

Este pack de chupetes para bebé de AVENT respeta el desarrollo natural del paladar del bebé
FUENTE: chupetitos.com

- El primer chupete debe tener el tamaño adecuado para la pequeña boca del recién nacido; y si el bebé es prematuro, habrá que comprar uno específico para su peso. Además, el tamaño y forma de la tetina del chupete no debe tener una longitud mayor de 30 mm y ésta ha de ser ergonómica; es decir, con una posición especial para poder adaptarse al paladar del bebé. Y si esa tetina consigue con su succión ser parecida a la de la succión del bebé cuando toma de tu pecho, mucho mejor. Si bien anteriormente no era algo que se tuviera tan en cuenta, ahora es importante la forma de la tetina porque, además, la tecnología ha entrado de lleno en la fabricación de los accesorios infantiles para ofrecer más comodidad y salud.

- El primer chupete debe estar fabricado en plástico y látex resistente y sus materiales han de ser antialérgicos, indicados para toda clase de niños, y sobre todo, fabricados en materiales atóxicos, puesto que es algo que va directamente a la boca.

En la web de Chupetitos tenemos chupetes para recién nacidos con todas estas características. Son chupetes adecuados para 0-6 meses. La tetina es anatómica o fisiológica y puede estar fabricada en silicona o látex, a elegir. Los hay con funda protectora, de diversas formas y con diferentes colores y decoraciones y es posible poner el nombre del bebé, es decir, personalizarlos.

- El primer chupete del bebé debe llevar la anilla siempre sujeta al escudo del chupete; si se quita, puede ser peligroso para el bebé porque se la puede poner en la boca.

- Y, por supuesto, el primer chupete del bebé también ha de gustarle al bebé. Por supuesto, tenemos que comprar chupetes de calidad y de marcas fiables que cumplan con las normas de seguridad establecidas, como los de Chupetitos, pero será el pequeño quien, al final, muestre sus preferencias por uno u otro modelo.

En Chupetitos puedes elegir el primer chupete del bebé en tetina anatómica de látex o silicona  FUENTE: chupetitos.com

En Chupetitos puedes elegir el primer chupete del bebé en tetina anatómica de látex o silicona
FUENTE: chupetitos.com

Nosotros os aconsejamos que cuando nazca vuestro bebé lo recibáis, al menos, con un par de chupetes diferentes, uno de látex y otro de silicona, y con la forma de tetina también distinta y esperar a ver cuál acepta mejor. Cuando compramos el chupete, antes de dárselo al bebé, es importante que lo esterilicemos adecuadamente

Es importante que lo reemplazéis, como mucho, cada dos meses y que la talla del chupete también aumente conforme crece el bebé. En cuanto veamos cuáles son los gustos de nuestro peque, estaría bien comprar un par de chupetes más, iguales al elegido, para tener de reserva, por si se pierde o para guardar en casa de los abuelos… que siempre viene bien!! ;-)

Aunque los bebés recién nacidos tienden a dormir 18 horas al día, es cierto que lo hacen en pequeños periodos de tiempo a lo largo de todo el día. Además de tener mucha paciencia, hay otros consejos que pueden ayudarte a conseguir que tu bebé duerma bien y, poco a poco, lo haga de forma más seguida. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te los resumo! ¡A mí, me funcionaron!

Es bueno que el bebé sepa con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir FUENTE: pixabay.com

Es bueno que el bebé sepa con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir
FUENTE: pixabay.com

1. Respeta siempre la misma hora para acostar a tu hijo. Así sabrá con antelación cuando se le va acercando la hora de ir a dormir.

2. No realices actividades bruscas ni excitantes con él durante el tiempo previo a irse a dormir. Por la noche sólo puede favorecerle un baño, un masaje, una nana… aquello que le tranquilice. En este punto, hay que decir que cada bebé es un mundo y tendrá sus preferencias, pero pronto sabrás cuáles son.

3. Vigila las condiciones de comodidad de su cuna, colchón firme, edredón suave, tejidos naturales. En la cuna, lo ideal para evitar que la cara del bebé quede cubierta durante el sueño, se aconseja que no haya almohadas, almohadones ni ropa enrollada. El colchón debe ser firme, ajustarse bien a la cuna sin dejar espacios libres y estar cubierto por una sábana ajustable fina.

4. Mantén la temperatura adecuada en su habitación. Sin duda, los 22 grados centígrados parecen algo muy confortable para una habitación, y eso está muy bien cuando el bebé está despierto. Pero la temperatura ideal para dormir está entre los 16 y 21 grados centígrados. Esto se debe a que el sueño llega con un descenso de la temperatura del cuerpo, y ésta es la razón por la que un baño antes de dormir ayuda a tu hijo a dormirse antes. El baño lo deja calentito y cómodo, y luego la temperatura más fría hace que su temperatura corporal baje, lo que le provoca el sueño.

5. Dale su chupete, su mantita o su muñeco de compañía. En Chupetitos tienen gran variedad de chupetes de primera calidad y con muchos diseños y modelos, en diferentes tipos de tetinas para elegir, para los recién nacidos. Os aconsejo que echéis un vistazo. También tienen a la venta mantitas y doudous y peluches que les acompañarán para coger el sueño.

El chupete relajará a tu bebé y le ayudará a dormir FUENTE: chupetitos.com

El chupete relajará a tu bebé y le ayudará a dormir
FUENTE: chupetitos.com

6. Procura que el bebé asocie la hora de dormir con un rato agradable, de cariño e intimidad. Una canción, un poema o el cuento de buenas noches, en cuanto tenga edad, son el mejor preludio para indicarle que llega el momento de descansar hasta mañana.

7. Inventa una frase cariñosa de despedida que utilices siempre.

8. Sal de la habitación antes de que se duerma y no lo duermas en brazos, ya que cogerá esa costumbre. Lo mejor es acostarlo en su cuna (todavía despierto) y acompañarlo un ratito, antes de que se quede dormido.

9. No le cierres la puerta, entórnala y reduce la luz hasta la penumbra, no hasta la total oscuridad.

10. Acude si llora o te llama, comprueba que todo está bien, ofrécele su chupete si se le ha caído, dale un beso, repite la frase cariñosa de despedida y sal de su cuarto siempre antes de que se duerma.

Tener un bebé es cansado, pero crecerá mucho antes de lo que te gustaría. En definitiva, siguiendo estos consejos podemos conseguir que el bebé duerma bien y favorecer su sueño tranquilo, pero no olvidemos que es saludable que se despierten por la noche y esos despertares en principio no indican que nada “funcione mal”. Lo más probable es que el bebé necesite comer, que le cambien el pañal o simplemente que o cojamos un poquito en brazos.

El chupete es el principal accesorio y uno de los más beneficioso para nuestro bebé. Cumple a la perfección con el objetivo de calmar y tranquilizar al bebé aunque a veces a algunos bebés les cueste más que a otros. Por eso, elegir bien el chupete del bebé es fundamental para garantizar su bienestar, su seguridad y la tranquilidad de todos.

Todos sabemos que desde edades muy tempranas el bebé siente la necesidad de llevarse todo a la boca, es su manera de reconocer lo que le rodea. Algunos médicos piensan que los hábitos de chuparse el dedo pulgar llegan a producir problemas dentales llamados “maloclusión” o mordida incorrecta, lo que provoca que la dentadura superior no encaje con la inferior y produzca a los peques problemas en el habla o al masticar.

El chupete es uno de los accesorios más beneficioso para nuestro bebé FUENTE: chupetitos.com

El chupete es uno de los accesorios más beneficioso para nuestro bebé
FUENTE: chupetitos.com

Cuando el bebé nace, su instinto es el de succionar, por eso es tan importante el uso del chupete para el pequeño. A todos nos ha pasado a veces que el bebé no se ha queda satisfecho con el biberón o el pecho y, sin embargo, se ha calma con el chupete. Y es que el chupete no sólo les tranquiliza cuando tienen hambre, sino también les ayuda a dormir, a afrontar situaciones que para ellos son difíciles como ir a la guardería o quedarse solos. Además, estudios médicos han demostrado su beneficio para reducir los casos de muerte súbita porque la respiración del bebé se vuelve más tranquila y regular minimizando los riesgos de un trágico desenlace.

Pero como cada bebé es distinto y tiene necesidades diferentes, hay que saber elegir bien el chupete del bebé. A medida que avanza su edad, los bebés cambian sus preferencias. Desde el material con el que está fabricado el chupete, látex o silicona, a la forma del chupete, anatómica adaptándose a la forma de la boca o fisiológica. El látex, por ejemplo, es un material bastante duradero y permite los tirones y mordiscos del bebé al chupete sin que éste llegue a romperse. Sin embargo, la silicona es más dura, de ahí que este tipo de chupetes suela romperse con más facilidad, pero es un material que se usa principalmente en los chupetes de los primeros meses de vida de bebé.

El chupete no debe tener piezas desmontables para que el bebé no sufra posibles atragantamientos FUENTE: chupetitos.com

El chupete no debe tener piezas desmontables para que el bebé no sufra posibles atragantamientos
FUENTE: chupetitos.com

Para elegir bien un chupete de bebé hay que tener en cuenta que cumpla con la normativa de seguridad vigente. Dicha normativa establece algunas de las pautas que deben tener los chupetes como medidas preventivas a un posible accidente. Entre ellas os destaco las siguientes:

-No deben tener piezas desmontables para que el bebé no sufra posibles atragantamientos.

-La tetina debe ser de un material flexible.

-El disco debe tener dos orificios de ventilación.

-El etiquetado y empaquetado debe de incluir todas las instrucciones necesarias.

-El chupete ha de ser sustituido por otro aproximadamente, cada 9 ó 10 meses.

En la web de Chupetitos no sólo podéis encontrar los chupetes personalizados más originales, o los chupetes con más diseño, sino también los que mejor se adapten a su bebé y, además, por edades, de 0 a 6 meses y de 6 a 36 meses.

Se acerca la Navidad y ahora que vamos a pasar más tiempo con nuestros bebés es momento de que pensemos en ellos y en estas fiestas. No hay nada mejor que tu bebé sienta de cerca el espíritu navideño y disfrute de las Navidades como un miembro más de la familia. Y para ello lo mejor es que tenga un chupete navideño a su alcance. ¿No os parece?

Chupete Rojo Feliz Navidad, modelo Papá Noel FUENTE; chupetitos.com

Chupete Rojo Feliz Navidad, modelo Papá Noel
FUENTE; chupetitos.com

El caso es que hay muchos chupetes navideños en muchas tiendas, pero la web de Chupetitos tiene una colección de chupetes con decoración de Navidad muy originales para todo tipo de bebés y, además, más económicos que en otras tiendas online y se fabrican en España. Todos están disponibles en tetina anatómica de látex o silicona y tienen modelos para que los usen los bebés de 0 a 6 meses o los bebés de 6 a 36 meses. El escudo y la anilla de estos chupetes navideños están realizados en Tritán (Copolyester) y todos, por supuesto, son libres de BPA, de phthatos y cumplen con los estándares de la Unión Europea EN 1400 y, por tanto, con las exigencias en cuanto a calidad, durabilidad, funcionalidad y medio ambiente.

Además de las características citadas, los chupetes de Navidad de Chupetitos están disponibles a través de venta online en su web por el módico precio de 3,85 euros y hay que tener en cuenta que son una monada para nuestros bebés. Hay cinco modelos diferentes, cada cual más chulo: con un simpático reno, con un gorrito de Papá Noel, con un árbol de Navidad, con el propio Papá Noel o con un muñeco de nieve. No hay distinción de sexos a la hora de comprarlos, sólo depende de cual de ellos crees que se identifica más con tu bebé y ¡listo!, lo eliges en color blanco o en color rojo.

Chupete navideño en blanco, modelo árbol de Navidad FUENTE: chupetitos.com

Chupete navideño en blanco, modelo árbol de Navidad
FUENTE: chupetitos.com

Si eres una mamá que cuida de los suyos ante todo, que vive momentos tiernos con la familia en estas fiestas tan señaladas y, sobre todo, una madre orgullosa de su bebé seguro que sabes que los pequeños detalles son importantes y que la Navidad ha de estar presente en todos los miembros de la casa, incluyendo los nuevos inquilinos que han venido por primera vez a disfrutar de la fiestas navideñas y que son los auténticos Reyes de la casa.

Y recuerda que igual que adornas todos los rincones de tu casa para poder respirar esa magia que tanto nos hace sonreír, los bebés también merecen su protagonismo. Gracias a los bebés, los adultos volvemos a nuestra infancia, a sentir la misma emoción que ellos y esos sentimientos que quizá teníamos un poco olvidados. ¡Qué mejor oportunidad de hacerlo que regalándoles un chupete navideño! Eso es cuidar a quien más quieres y hacer que lleve un complemento lleno de ternura y estilo. Además, seguro que dibujas en tu peque una sonrisa.

La alergia al látex es un trastorno cada vez más común en los bebés. A pesar de ser un producto de origen natural, las alergias al látex en los niños no han dejado de aumentar desde que se registraron los primeros casos en la década de los años 80. En la actualidad, se estima que cerca del 1% de la población sufre alergia a esta sustancia y los niños son, entre ella, la que tiene mayor riesgo de alergia al látex.

La alergia al látex puede producir en los niños ojos llorosos o inflamación cutánea FUENTE: ro.wikipedia.org

La alergia al látex puede producir en los niños ojos llorosos o inflamación cutánea
FUENTE: ro.wikipedia.org

El látex es un producto vegetal que se obtiene a partir de la savia de un árbol. Debido a sus propiedades aislantes y elásticas se usa en muchos productos infantiles: en juguetes, en chupetes, en biberones, etc. Pero, ahí no acaba todo. Los bebés también pueden resultar expuestos al látex en los centros médicos, ya que se utiliza en guantes, mascarillas, catéteres, etc. Por eso, los niños prematuros o con problemas de salud que les obligan a ingresar en el hospital o acudir a menudo a la consulta del médico tienen más probabilidades de ser alérgicos.

Afortunadamente, en el mercado ya hay muchos accesorios de puericultura y juguetes que no contienen látex. Y, entre ellos, figuran (¡cómo no!) los chupetes. Uno de los más apropiados son los Chupetes Classic 1 Avent de 0-6 meses; unos chupetes con tetina de silicona anatómica, flexible y simétrica, que además respetan el desarrollo natural del paladar del bebé, de sus dientes y de sus encías.

Pack chupetes Classic 1 Avent de 0-6 meses, modelo ovejita y gatito FUENTE: chupetitos.com

Pack chupetes Classic 1 Avent de 0-6 meses, modelo ovejita y gatito
FUENTE: chupetitos.com

Se venden en un pack de dos e incorporan un capuchón higiénico encajable para mantener las tetinas esterilizadas y protegidas de la suciedad y, por supuesto, no tienen bisfenol A. En Chupetitos, por ejemplo, los tenéis en color blanco, uno decorado con un conejito y otro con una vaquita y hay otro modelo con el dibujo de una ovejita y un gatito. Sólo cuestan 4,25 euros porque ahora están al 50% de descuento. Para los bebés que son alérgicos al látex, estos chupetes son ideales. Así que si ya sabes que tu bebé es alérgico, ve directamente a lo seguro y adquiere un pack cuanto antes porque te vendrá de maravilla.

Pero, ¿que pasa si aún no sabes que tu bebé es alérgico al látex? Los síntomas son similares a los de cualquier otra alergia. Debes empezar a sospechar si tras tener contacto con juguetes o productos de goma o el propio chupete, tu pequeño sufre urticaria en la zona expuesta, estornudos, ojos llorosos o inflamación. En cualquier caso, lo mejor es ir al especialista para que confirme la alergia con pruebas diagnósticas.

Y si una vez conformado, resulta que tu bebé es alérgico al látex, no te preocupes en exceso: tener una buena higiene, llevar una vida normal, y utilizar productos de silicona es el remedio. Afortunadamente, hoy en día existe una amplia variedad de productos para bebés alérgicos al látex como chupetes, biberones, tetinas, vasos, cucharas, baberos, mordedores, pezoneras, etc. Estos artículos se fabrican con materiales sustitutivos como la silicona o el neopreno, que han demostrado tener un riesgo mucho menor de provocar alergias. Asimismo, en los hospitales cada vez están más sensibilizados con este problema y se tiende a sustituir los productos de látex, como los clásicos guantes de exploración, por otras opciones.

Chupetes Classic 1 Avent  de 0 a 6 meses, modelo vaquita y conejito FUENTE: chupetitos.com

Chupetes Classic 1 Avent de 0 a 6 meses, modelo vaquita y conejito
FUENTE: chupetitos.com

En Chupetitos, no sólo tienen el chupetes Classic 1 de Avent en silicona, sino otros muchos incluso con posibilidad de personalizarlos. Y también tienen cucharas para alimentación (como la cuchara SoftFlex™ de Silicona); o packs de chupetes y sujetachupetes personalizados; o packs de tetinas de silicona suave como la de Nûby de Flujo Lento; o baberos de silicona como los Funny Friends Bird, y un montón de biberones (de las marcas Bebe Dué y Avent) y vasos de transición para que tu bebé no tenga problemas.

 La alergia al látex en los niños, como veis, es hoy mucho menos trastorno que antes.