Archivos de la categoria ‘educación’

Los bebés y los niños, sobre todo los más pequeños, son muy sensibles a sufrir daños por estar expuestos a las altas temperaturas sin cuidado. Ahora que se acercan los meses de verano y de calor intenso es bueno que sepamos cómo combatir y prevenir un golpe de calor en los niños, con el fin de estar preparados por si acaso.

La exposición a temperaturas elevadas, sobre todo durante una intensa actividad física y en condiciones de humedad alta, puede provocar un golpe de calor, ya que al sudar, se impide la dispersión del calor, y, en consecuencia, se eleva la temperatura corporal enormemente, corriéndose el riesgo de que el sistema nervioso sufra daños graves.

Con un golpe de calor, la piel se calienta, se produce un enrojecimiento general y se seca FUENTE: pixabay.com

Con un golpe de calor, la piel se calienta, se produce un enrojecimiento general y se seca
FUENTE: pixabay.com

Como los pequeños sudan poco y dispersan poco calor se hallan más expuestos a los trastornos causados por el golpe de calor que se produce cuando el organismo genera una cantidad de calor que no es eliminable por los sistemas de refrigeración del organismo.

Los golpes de calor o de sol aparecen de repente. La piel se calienta, se produce un enrojecimiento general y se seca (no parece haber sudor). La fiebre supera los 40 grados. El niño muestra confusión, pérdida de conocimiento, convulsiones y, posteriormente, estado de shock. Esto puede ser debido a que la producción de calor corporal es excesiva, a que la temperatura ambiente es muy elevada o bien a que los mecanismos de eliminación de calor no funcionan correctamente, aunque lo más habitual es que sea por la combinación de estos 3 factores. La insolación es su forma más habitual.

Para reaccionar adecuadamente, debemos llevar al niño a un lugar seco y desnudarle, enfriarle rápidamente con una esponja empapada en agua o con compresas, poniendo énfasis en ingles y axilas. Si se ha desmayado, sumergirlo en agua fría. Si, por otro lado, está consciente, procurar darle a beber agua fresca. Los fármacos contra la fiebre no surtirán efecto, esto también es importante saberlo. Con temperaturas superiores a 40 grados se debería bañar en agua fría para intentar disminuir la temperatura hasta los 38 grados, momento en el que se detendría el frío para evitar una hipotermia y pudiéndose reiniciar el proceso si la temperatura volviera a elevarse.

Lo mejor para que esto no ocurra y los niños no sufran un golpe de calor es seguir estas recomendaciones:

  • Procurar que el niño desarrolle una actividad física moderada, sobre todo, durante las horas más cálidas del día. Si debe desarrollar un ejercicio físico intenso, hacerle tomar mucha agua (cuando el esfuerzo se prolonga más de una hora, las soluciones de glucosa y sales minerales han de preferirse al agua).
  • Ponerle ropa ligera de fibras naturales (como, por ejemplo, hilo o algodón) y cambiársela si la tiene impregnada de sudor.
  • No dejar que permanezca expuesto durante mucho tiempo a la luz directa del sol. Ponerle un sombrero o una gorra.
  • Darle de beber con frecuencia y en cantidad, aunque no aparezca sed (si aparece sed, ya estará deshidratándose).
Llevad siempre un vaso portátil y procurad que los niños estén hidratados FUENTE: chupetitos.com

Llevad siempre un vaso portátil y procurad que los niños estén hidratados
FUENTE: chupetitos.com

Además, si viajáis en coche y hace calor:

  • Utilizad cortinillas contra el sol.
  • No dejar al niño dentro de un coche parado al sol.
  • Mantener siempre las ventanillas algo abiertas o con el aire acondicionado a buena temperatura.
  • Darle de beber con frecuencia y en cantidad, aunque no aparezca sed. Para ello, lo mejor es llevar siempre un vaso portátil. Los Zoobottle de Skip Hop son muy prácticos y originales. Además, son vasos que disponen de una pajita flexible para que el niñ@ beba con facilidad y tienen una tapa elevable para que no se derrame el líquido, por lo que resultan ideales para viajar.

Los padres siempre velamos por la seguridad de nuestros hijos, también cuando los peques se exponen a las tecnologías. Restringir el tipo de contenidos y juegos que hay disponibles en Internet para ellos es necesario y aunque las principales aplicaciones de visualización de contenidos online ya nos ofrecen su versión para niños para que nuestras criaturas puedan pasar también sus ratos de ocio, sigue habiendo herramientas que son más útiles y seguras que otras.

Youtube Kids consiste en una versión infantil, reducida y segura de la famosa plataforma Youtube FUENTE: flickr.com

Youtube Kids consiste en una versión infantil, reducida y segura de la famosa plataforma Youtube
FUENTE: flickr.com

Una de ellas, que además gratuita, es la aplicación Youtube Kids. Está disponible para dispositivos Android e iOs y consiste en una versión infantil, reducida y acotada de la famosa plataforma Youtube. Seguro que en más de una ocasión nuestros hijos pequeños nos han pedido que les pongamos “La patrulla canina” “Peppa Pig”, ‘La casa de Mickey Mouse’ o cualquier otra serie infantil en el móvil, y cuando han sido mayores han empezado ellos y ellas mismas a ponérselo. Pero Youtube es un mundo muy amplio y no todos los contenidos son indicados para los más pequeños, por eso Youtube Kids resulta de gran utilidad. La aplicación está recomendada para niños de entre 2 y 8 años.

Para instalar la app, basta con ir a Google Play o a la App Store e instalarla, y veréis que da muchas opciones para configurarla de la manera más adecuada para nuestros hijos. Lo primero que solicita la aplicación es pedir a un adulto que escriba unos dígitos que indica, para evitar que los niños pequeños puedan entrar sin permiso. Después, nos informa sobre la aplicación, indicando que excluye todo contenido no apropiado para niños, y permite a los padres notificar si en algún momento aparece un vídeo que no debería estar ahí por su contenido. Así, poco a poco, y con la acción de todos, va mejorando en su objetivo.

Youtube Kids tiene control parental y en ella sólo se integran vídeos con contenido apropiado para la infancia FUENTE: pixabay.com

Youtube Kids tiene control parental y en ella sólo se integran vídeos con contenido apropiado para la infancia
FUENTE: pixabay.com

Después, nos pregunta la edad del niño, si es de preescolar, de edad escolar o si queremos contenidos para todas las edades, pero esa opción la podemos cambiar posteriormente. Otra opción que nos da la app, es la de activar búsquedas o no. Esto significa que si queremos permitir al niño o niña acceder al buscador mediante el teclado o por voz, podemos activar la búsqueda. Si, por el contrario, queremos que sólo pueda elegir entre las recomendaciones que aparecen en pantalla, damos a la opción desactivar la búsqueda. No obstante, todas estas opciones iniciales se pueden modificar posteriormente en el apartado de configuración.

Una vez que estamos dentro de la aplicación, sale una lista de vídeos recomendados, con una sencillez mayor a la de la aplicación clásica de Youtube. Arriba hay un menú donde vemos cuatro iconos: una pantalla de tablet, una radio, una bombilla y unos prismáticos, cada uno pertenece a una categoría de vídeos. La primera es para ver programas y series de televisión la segunda es de música, para escuchar canciones infantiles; la tercera se llama “aprender” y ofrece vídeos educativos y, la cuarta, llamada “explorar”, es de curiosidades, manualidades etc.

Como veis, se trata de una de las mejores apps con control parental en la que se han integrado solo vídeos con contenido apropiado para la infancia. ¿Quién de vosotros la disfruta en familia?

A partir los seis meses es normal que muchos bebés comiencen a ponerse a cuatro patas y situarse en la posición de gateo, balanceándose sobre manos y rodillas. Este balanceo les sirve para prepararse para comenzar a gatear, ganando equilibro y estabilidad, a la vez que juegan con la gravedad y fortalecen los músculos de las piernas, brazos y espalda.

A la pregunta de si es bueno que los bebés gateen o qué pasa si un bebé no gatea, conviene también señalar que el gateo del bebé no es una etapa imprescindible para que comience a andar. Si gatea, fenomenal, porque se pone en funcionamiento su desarrollo psicomotor, su independencia y su autonomía, pero si no gatea, no te preocupes, empezará directamente a andar y estará igual de desarrollado. Hay pequeños que necesitan antes gatear para, desde esa posición, poder ponerse de rodillas apoyándose en una superficie y después ponerse de pie y más tarde caminar de manera autónoma sobre los doce meses.

 

El suelo debe ser el sitio donde estén los peques la mayor parte del tiempo gateando FUENTE: publicdomainpictures.net

El suelo debe ser el sitio donde estén los peques la mayor parte del tiempo gateando
FUENTE: publicdomainpictures.net

Por tanto, si nuestro bebé gatea, lo que sí debemos hacer es fomentar el gateo correctamente. Para ello, deberemos ofrecerle la máxima libertad de movimiento para que esté más motivado y conviene seguir estas pautas:

1) El uso de tacatás está totalmente desaconsejado, porque limitan el movimiento del niño. A veces, parece que facilitan nuestro día a día, pero como os decimos, no son recomendables.

2) El suelo debe ser el sitio donde estén los peques la mayor parte del tiempo. Es un espacio del que todos disponemos y que favorece gran cantidad de habilidades en el niño. Debe ser un suelo firme y cálido, ya que la estabilidad es necesaria y la calidez supone confort. Podemos usar, por ejemplo, una alfombra de juegos para proteger y dar seguridad al niño y mayor comodidad, sin perder estabilidad y firmeza.

3) También podemos usar alfombras donde los peques no resbalen y que sean fáciles de limpiar. Pero lo importante es que recordemos que el suelo es el mejor sitio para que estén los niños desde los 3 meses, ya que allí ganarán habilidades y herramientas para desplazarse, mejorar su tono muscular, coordinar su cuerpo, mejorar su equilibrio y coordinación de hemisferios, tener conciencia del espacio y percepción de éste a través de los sentidos y, además, supondrá mayor autonomía para ellos. Al principio serán pequeños ratitos de suelo, para más adelante ir ofreciendo más momentos, dependiendo de los intereses y las necesidades de vuestro peque.

4) No debemos adelantarnos al desarrollo del niño. Es decir, el peque debe estar en la postura que sepa alcanzar por sí mismo. Si no se sienta, no le sentaremos. De igual modo, si no se pone de pie, no le agarraremos de las manos para caminar ni para sujetarle para que salte. Estas posturas no sólo no ayudan al niño, sino que le perjudican, haciendo que su espalda, sus piernas o sus brazos, estén en posturas en las que su cuerpo aún no está preparado y ejerciendo fuerzas que perjudican sus articulaciones y, por lo tanto, no está maduro para ello. La naturaleza es sabia, y hasta que el niño no se coloque por sí solo de un modo, dejaremos que se mantenga como haya logrado de manera autónoma.

Puedes dejar los peluches favoritos de tu bebé por el suelo y alejados de él, para que estimularlo a que los coja gateando FUENTE: chupetitos.com

Puedes dejar los peluches favoritos de tu bebé por el suelo y alejados de él, para que estimularlo a que los coja gateando
FUENTE: chupetitos.com

5.- Desde Chupetitos, te proponemos un juego para estimular a tu bebe a gatear. Para motivar el gateo de tu bebé puedes probar a dejar sus juguetes favoritos alejados de él y repartidos por la habitación: un sonajero, un doudodu o peluche, etc. Hazlo con cualquier juguete que le llame la atención: por su sonido, textura, colorido, tamaño. Ahora bien, quita de su camino objetos que puedan resultar peligrosos o que le puedan hacer daño.

Como ya sabréis, estimular al bebé desde que nace es muy importante. Estimular sus sentidos, su sensibilidad y su intelecto es lo mejor que podemos hacer. Pero, esa estimulación temprana es algo que comienza desde que el bebé está en la barriga y hasta los tres años. Existen una serie de juegos y actividades que se pueden realizar para estimular al bebé, pero siempre respetando la evolución de los peques y no desesperándonos si vemos que algo les cuesta más.

Estimular los sentidos, la sensibilidad y el intelecto del bebé es lo mejor que podemos hacer desde que nace FUENTE: pixabay.com

Estimular los sentidos, la sensibilidad y el intelecto del bebé es lo mejor que podemos hacer desde que nace
FUENTE: pixabay.com

A todos nos gusta ver que nuestros bebés empiezan a controlar sus movimientos, que empiezan a hablar o a dar sus primeros  pasos, pero lo cierto es que cada bebé necesita su tiempo para llegar a desarrollar toda su psicomotricidad. Con la estimulación enviamos información a su cerebro y eso les permite ir conociendo el mundo que les rodea, poco a poco. Por ello, es sumamente importante que realicemos tareas sensoriales y motrices que estimulen sus sentidos desde el nacimiento (el tacto, el olfato, el oído, la vista y el gusto), ya que de esta forma aprenderán mucho sobre ellos mismos.

Si no sabéis cómo estimular al bebé desde que nace, en Chupetitos os proponemos una serie de actividades:

1.- Hacer que prueben diferentes texturas: para esto podéis elegir distintos tipos de objetos de puericultura que no sean peligrosos para ellos como, por ejemplo, una pelota de tela de actividades, los sonajeros para tobillos o las mantitas Doudou Lapidou Taupe. Todos estos accesorios, los puedes encontrar en nuestra web y con ellos el bebé experimentará sensaciones distintas y le facilitará el desarrollo de sus habilidades sensoriales (visión y enfoque) y el fortalecimiento de sus músculos.

Los sonajeros para tobillos estimulan la visión y el enfoque del bebé y le ayudan a fortalecer sus músculos FUENTE: chupetitos.com

Los sonajeros para tobillos estimulan la visión y el enfoque del bebé y le ayudan a fortalecer sus músculos
FUENTE: chupetitos.com

2.- Darles un buen baño: uno de los momentos que más disfrutan los bebés es de su baño. En este momento, ellos mismo se estimulan bastante ya que se divierten alcanzando y atrapado los objetos de goma. Esto hace que estimulen y ejerciten sus manos.

3.- Que escuchen música: preferiblemente canciones de fácil comprensión. Esta tarea permite a nuestro bebé estimular el lenguaje y el oído.

4.- Realizar ejercicio físico con nuestra ayuda: especialmente, actividades donde tengan que realizar movimiento de brazos y piernas. una buena opción es extenderles de forma delicada sus brazos hacia abajo, arriba y hacia los lados repetidas veces; dejarlos descansar unos minutos y continuar el mismo ejercicio, pero con sus piernas. Los bebés también necesitan flexionar sus músculos.

Los doudous Lapidou de Nattou ayudan a perfeccionar el tacto y agarre de las manitas del bebé FUENTE: chupetitos.com

Los doudous Lapidou de Nattou ayudan a perfeccionar el tacto y agarre de las manitas del bebé
FUENTE: chupetitos.com

5.- Contarles cuentos antes de dormir y mostrarles distintos libros según su edad

Siempre que realicemos estas tareas de estimulación, es bueno que las hagamos en un ambiente seguro y tranquilo, porque esto hace que los logros y la consecución de metas de nuestros hijos sean mayores, al tiempo que conseguimos que se motiven más y que quiera seguir haciéndolo. En cuanto a la frecuencia, os podemos decir que lo más recomendable es realizar actividades de estimulación tres veces por semana, y siempre acompañados de nosotros los padres.

Lo más importante de estimular al bebé desde que nace es convertir a estos pequeños seres dependientes en independientes. No se trata de dejarlos solos en la vida, pero sí de que desarrollen capacidades que los hagan más independientes. De todas maneras uno debe seguir apoyándolos en su desarrollo para que sean niños con una gran seguridad y que se sienten queridos, pero que también se conviertan en niños y adultos capaces de confiar en que pueden resolver sus propios problemas.

Si estás embarazada, cerca de dar a luz y llevas ya tiempo pensando en qué harás con el cordón de tu futuro hijo o hija, es momento de que analicemos juntos los pros y contras de donar o guardar la sangre del cordón umbilical. Prestigiosos y reconocidos médicos de nuestro país consideran que la sangre del cordón es un tesoro biológico y que no conviene tirarla, sino donarla o guardarla para uso en nuestras familias porque contienen unas células madre muy valiosas.

Las células madre del cordón umbilical se llaman hematopoyéticas (progenitoras o formadoras de células sanguíneas). El trasplante de progenitores hematopoyéticos es hoy en día una terapia consolidada para más de 80 enfermedades de la sangre, como leucemias, linfomas, anemias, etc. Según el tipo de donante, estos trasplantes pueden ser autólogos (si las células son de uno mismo) o alogénicos (si provienen de un donante, que puede ser familiar o no).

La sangre del cordón es un tesoro biológico por las células madre que contiene FUENTE: wikipedia.org

La sangre del cordón es un tesoro biológico por las células madre que contiene
FUENTE: wikipedia.org

Actualmente, alrededor del 70% de los enfermos que necesitan un trasplante de células madre no tienen un donante compatible en su familia. Y tienen que buscar células madre compatibles de un donante no emparentado. Por eso, existen los registros de donantes de médula ósea, donde la gente se apunta de forma altruista. Desde que se empezó a usar la sangre de cordón, se crearon los bancos públicos de cordón, que están también integrados en el mismo registro. En nuestro país es la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia la que controla todas las donaciones a través del REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea).

España es un país líder en trasplantes, gracias al alto número de donantes de nuestro país. En el caso de la sangre de cordón también estamos a la cabeza mundial. Desde que se iniciaron las campañas de concienciación para donar el cordón umbilical en el año 2008 muchas madres han respondido con generosidad, donando las células madre del cordón de sus bebés. Tantas, que hasta hemos sobrepasado los niveles de donantes que necesitábamos. Entre los siete bancos públicos de nuestro país se almacenan actualmente más de 62.000 unidades de sangre de cordón umbilical, suficientes para atender las necesidades del 90% de la población española, que es la cantidad considerada óptima por Sanidad. A partir de ahora, ya sólo hace falta reponer las unidades que se vayan usando y completar las de grupos étnicos diferentes. Pero ya no hacen falta tantísimas donaciones de sangre de cordón como hemos tenido durante los últimos años.

Actualmente los bancos públicos son mucho más exigentes para aceptar las unidades de cordón que les llegan, para asegurar que sólo se guardan aquellas que puedan ser compatibles con el mayor número posible de personas. Por eso, se puede dar la paradoja de que si ofreces en tu hospital que quieres donar la sangre del cordón de tu bebé, te contesten que no la pueden recoger. No debes sentirte molesta por ello.

Si quieres donar las células madre del cordón de tu bebé deberás comunicarlo con tiempo en el hospital donde vayas a dar a luz. Recuerda que no todos los hospitales están autorizados para recoger donaciones de cordón, por lo que tal vez no sea posible que lo dones. Además, para que se acepte tu muestra, deberás cumplir con ciertos requisitos médicos, de los que te informarán en el hospital. La recogida de la sangre de cordón es un proceso indoloro y sin riesgos, tanto para tu bebé como para ti. Pero recuerda: aunque tienes derecho a ofrecer la sangre de cordón de tu hijo para donación, el banco público no tiene la obligación de conservarla.

Si quieres guardar las células madre del cordón de tu bebé para él o un familiar, has de hacerlo en un banco privado FUENTE: pixabay.com

Si quieres guardar las células madre del cordón de tu bebé para él o un familiar, has de hacerlo en un banco privado
FUENTE: pixabay.com

Si, por el contrario, prefieres conservar las células madre del cordón de tu bebé para que estén disponibles por si las necesita él mismo o algún familiar compatible, debes contratar su procesamiento y conservación con un banco privado que esté autorizado para trabajar en España. En este campo, como en todo, la tecnología también marca la diferencia, ya que hay algunos que logran recuperar más células madre a partir de la misma cantidad de sangre de cordón, que con los métodos que emplean otros bancos.

Tampoco debes olvidar lo que dicen muchos médicos e investigadores y es que, además de las ventajas que ante una enfermedad hematológica supone tener conservadas las células madre de la sangre del cordón de tu hijo, estas células se están utilizando actualmente en más de 5.000 ensayos clínicos en todo el mundo para tratar enfermedades como la diabetes tipo 1, el autismo, parálisis cerebral, Parkinson, Alzheimer, artritis, sordera, infarto de miocardio… Es verdad que todavía están en fase de ensayo, pero son tantos los que están en marcha y tan prometedores los resultados que se van obteniendo, que es razonable pensar que el futuro de la medicina pasa por la utilización de las células madre del cordón. La condición necesaria para poder beneficiarse de estos avances es haber conservado las células madre del cordón al nacer.

Como ves, la sangre del cordón umbilical es un tesoro biológico. La decisión es tuya: donar el cordón de tu bebé o guárdalo para tu familia. Pero, quizá lo último que no haya que hacer sea tirarlo. ¡Conviene reflexionar sobre ello!

Cada vez más mujeres se hacen la pregunta de si los miomas afectan al embarazo. Generalmente, os podemos decir que los miomas no provocan síntomas ni requieren tratamiento. Pero, si tienes un mioma y estás o quieres estar embarazada, tu ginecólogo debe controlar su evolución de cerca para evitar complicaciones.

Los miomas son tumores benignos que pueden aparecer antes o durante el embarazo y aumentar de tamaño si ya los tenías previamente. Normalmente no afectan a la gestación, aunque a veces pueden causar dolor y requieren un control médico. Una de las complicaciones bastante habituales de los embarazos son los miomas, también conocidos como fibromas. Se trata de masas de tejido benigno (no canceroso) que pueden crecer dentro o fuera del útero durante el embarazo. Pueden ser tan pequeños como un grano o adquirir dimensiones considerables, aunque el principal factor de cara al embarazo es la localización en la que aparecen.

Normalmente, los miomas no afectan a la gestación, aunque a veces pueden causar dolor y requieren un control médico FUENTE: flickr.com

Normalmente, los miomas no afectan a la gestación, aunque a veces pueden causar dolor y requieren un control médico
FUENTE: flickr.com

En ocasiones, estas masas ya existían pero con los cambios hormonales que causa el embarazo aumentan de tamaño, sobre todo, debido a la mayor cantidad de estrógenos. Además, durante la gestación también aumenta la vascularización o cantidad de sangre que llega al útero, lo cual incrementa las posibilidades de crecimiento de estos bultos. Por esa razón, si ya tenías diagnosticado un mioma, es posible que tu médico te recomiende extraerlo antes de quedarte embarazada, para evitarte los problemas. En este sentido, un mioma en el útero es una de las causas de infertilidad más frecuentes, ya que puede dificultar la correcta implantación del embrión.

En general, se estima que entre el 10 y el 30% de las embarazadas tienen un mioma, si bien en muchos casos ni siquiera llega a diagnosticarse porque no causa síntomas. Su incidencia es especialmente habitual en embarazos a partir de 35 años. No obstante, aunque cuando te dicen que tienes un mioma es normal alarmarte, insistimos en que debes saber y estar tranquila que la mayoría de los fibromas de este tipo tienen una evolución benigna y no afectan al desarrollo del embarazo. Solo cuando presentan un gran tamaño o están localizados en lugares estratégicos (por ejemplo, en el cuello del útero) pueden generar riesgos que hagan recomendable su extirpación durante el embarazo.

Si el mioma está en el cuello del útero puede dificultar la correcta implantación del embrión FUENTE: pixabay.com

Si el mioma está en el cuello del útero puede dificultar la correcta implantación del embrión
FUENTE: pixabay.com

En el resto de los casos, los miomas solamente provocan síntomas como pequeñas hemorragias. Aún así, en función de la ubicación del fibroma, estas molestias pueden llegar a ser muy fastidiosas, ya que el dolor se localiza en la espalda o incluso se irradia a las piernas al comprimir los nervios que pasan por la zona lumbar. También puedes experimentar molestias en la vejiga o intestinos si el mioma comprime estos órganos, como ocurre hacia el final del embarazo.

Afortunadamente, estas molestias suelen ser pasajeras, aunque deberás someterte a un seguimiento médico del mioma a lo largo del embarazo para controlar su evolución. Después de dar a luz, normalmente el mioma reduce notablemente su tamaño o incluso desaparece por sí solo al normalizarse el nivel hormonal del organismo, si bien tu ginecólogo seguirá controlando su evolución, normalmente en una revisión anual y por medio de una sencilla ecografía.