Archivos de la categoria ‘Embarazo’

Has estado esperando este día durante meses y, por fin, llega el momento en el que, finalmente, conoces a tu bebé. Pero como muchos padres primerizos, es posible que no tengas una idea clara de cómo será ese encuentro y de cómo será ese primer día del bebé. Para ayudarte, te vamos a dar algunas pistas, te lo vamos a intentar contar lo mejor posible.

Durante el primer día de su nacimiento, el bebé se someterá a pruebas de salud FUENTE: pixabay.com

Durante el primer día de su nacimiento, el bebé se someterá a pruebas de salud
FUENTE: pixabay.com

Normalmente los bebés cuando nacen son pequeños, muy pequeños y nacen mojados. Su cabeza puede tener (aunque no siempre) una forma levemente puntiaguda, algo que se produce por haber pasado el canal de parto, pero esto será algo temporal, su cabeza tendrá un aspecto redondeado a medida van pasando los días.

También es posible que el bebé no logre extenderse por completo, piensa que ha pasado nueve meses con sus piernas y sus brazos doblados a la altura de sus rodillas y sus codos. Todo su desarrollo se ha dado en un espacio muy estrecho. Pero, conforme vaya transcurriendo el tiempo se enderezará y adquirirá una posición prácticamente normal.

Todos los padres tenemos la costumbre, muy bonita, de pasar horas mirando los dedos de sus manos y de sus pies, y veréis que sus uñas son muy finas y delicadas, a veces son mucho más largas de lo imaginable. La piel también os generará curiosidad, en algunos casos, será bastante roja y en otros más rosada. Algunos bebés pueden nacer con una capa de color blanco llamada vérnix caseoso, que tiene la función de proteger a la piel del contacto con el líquido amniótico. La capa será eliminada con el primer baño del bebé, no os preocupéis. Otros pequeños nacen muy arrugados, especialmente los prematuros. El pelito es fino y suave, el pelo con el que nacen se denomina lanugo y se irá cayendo después de un par de semanas.

Muchos recién nacidos pueden tener manchas blanquitas en la piel, que desaparecerán pasados unos días. El médico se encargará de revisar al bebé en las primeras 12 y 24 horas después del parto, para verificar que las manchas (si las tiene) sean totalmente normales.

El aspecto que tiene el bebé al nacer cambiará mucho en las semanas siguientes FUENTE: pixabay.com

El aspecto que tiene el bebé al nacer cambiará mucho en las semanas siguientes
FUENTE: pixabay.com

No olvidéis que el aspecto que tiene el bebé al nacer cambiará mucho en las semanas siguientes, a medida que vayan pasando los días.  Sus extremidades se comenzarán a estirar, el tono de la piel cambiará, lo mismo que su pelo y las manchitas de su cuerpo ya no se verán. Además, no os preocupéis porque a los recién nacidos se les realizará una serie de estudios el primer día que nacen  y se los evaluará mediante la denominado test de Apgar (entre otras cuatro pruebas más que se hacen a los bebés nada más nacer), con el fin de determinar su estado de salud. Estas son pruebas de rutina que se les hacen a todos los pequeños, para medir los signos vitales y su capacidad de respuesta. Las pruebas verifican cinco puntos: respiración, color, ritmo cardíaco, actividad y tono muscular, además de la respuesta refleja con muecas.

El primer día con el bebé podrá resultarte desconcertante. Durante todo el embarazo has soñado con este momento, pensando cómo sería tu primera noche como madre. Pero una vez que estás con él, lo más importante es que te lo coloques sobre tu pecho nada más nacer y le relajes para reforzar vuestro vínculo afectivo, iniciado durante el embarazo. Además, hacerlo favorece la predisposición del bebé a buscar el pecho y la de la madre a producir leche, algo que después os ayudará en el comienzo de la lactancia y de una vida juntos.

Una de las inquietudes de toda embarazada es el aumento de peso durante el embarazo. Saber si lo está haciendo bien para que su bebé nazca sano, al mismo tiempo que la preocupación de no aumentar demasiadas tallas, se convierten en una verdadera preocupación. Aunque se supone que es normal coger kilos durante la gestación, no es conveniente comer en exceso, como tampoco lo es empezar una dieta restrictiva.

El aumento de peso es una de las cosas que más preocupa a la mujer durante el embarazo FUENTE: pixabay.com

El aumento de peso es una de las cosas que más preocupa a la mujer durante el embarazo
FUENTE: pixabay.com

Ambas situaciones pueden tener consecuencias negativas para el bebé, desde parálisis cerebral, retraso mental e incluso la muerte dentro del útero de la mamá. Aunque no podemos decir que tenemos que comer por dos, lo que sí debemos es alimentarnos de manera sana y saludable, ya que todos los nutrientes que ingerimos los necesita nuestro bebé.

El número de kilos que los especialistas consideran que se debe aumentar durante el embarazo varía de una mujer a otra, pero éstos rondarían entre los 11-16 kilos, aunque depende mucho de la constitución de cada persona. Algunas mujeres engordan bastante y sus bebés nacen sanos y fuertes  e, incluso al revés, mujeres que cogen poco peso, se han alimentado bien y nace su bebé fuerte. Lo importante es alimentarse de forma sana, ya que si hacemos dieta durante el embarazo el cuerpo libera los llamados cuerpos cetónicos (toxinas) que pueden llegar al feto, dañándolo.

El peso ideal al final del embarazo depende del peso inicial de cada mujer. Si se tiene bajo peso al quedarse encinta, se debería ganar más que alguien que tenga sobrepeso. Asimismo, el peso inicial se calcula mediante el IMC (Índice de Masa Corporal), que es la relación con la estatura.

Como pauta, lo habitual es ganar una media de 2,2 kilos en el primer trimestre. La tendencia a engordar durante el segundo trimestre es de unos 5,5 a 9 kg (alrededor del doble que en el primer trimestre) y un máximo de 5 durante el tercero. Lo normal es coger entre 9 y 15 kilos a lo largo de los nueve meses.

El peso ideal al final del embarazo dependerá del peso inicial de cada mujer FUENTE: pixabay.com

El peso ideal al final del embarazo dependerá del peso inicial de cada mujer
FUENTE: pixabay.com

Para poder controlar realmente el peso durante el embarazo hay que dejar de pensar en aquello de que si estamos embarazadas nos podemos aprovechar y comer de todo. Comer sano no es comer de todo, hay alimentos que debemos eliminar de nuestra dieta. Lo que comemos lo percibe nuestro bebé, así que si, por ejemplo, comemos en exceso “comida basura” igualmente la comerá nuestro bebé.

Existen calculadoras de peso para ir controlando durante la gestación, pero es nuestro ginecólogo el que nos indicará si nuestro peso es el ideal y si todo funciona de manera correcta. Lo ideal es pesarse cada 15 días y así podrás ir viendo los cambios y hacer modificaciones si es preciso sin que supongan un gran esfuerzo. Si te encuentras en el segundo o en el tercer trimestre y tu incremento de peso ha sido superior al recomendado, debes tomarte en serio lo que te queda de embarazo. Además, no puedes hacer dietas hipocalóricas para perder peso, pero  tienes que adecuar tu alimentación para no seguir  engordando. Por otro lado, es importante que planifiques tus menús semanalmente y no te salgas de ellos y, por supuesto, no compres lo que no puedas comer y así evitarás tentaciones. Te puedes dar algún capricho siempre y cuando no influya en el aumento de peso.

Si sois de esos padres que buscáis un nombre para vuestro bebé que sirva tanto para niño como para niña, hoy en esta entrada del blog os vamos a dar cinco nombres que quedan bien, son nombres unisex y, además, están de moda. Se trata de nombres muy originales, que quedan bien en ambos sexos y que, seguro, alguna vez habrás oído o conocido a alguien que se llamara así.

1.- Reyes. Éste es un nombre que puede hacer referencia a la festividad de los Reyes Magos o a la Virgen de los Reyes, una advocación muy admirada en Sevilla. Es por eso que a raíz del primer significado se le puede otorgar un enfoque masculino y uno femenino, si es por la segunda razón. Su onomástica se celebra el 15 de agosto. Algunos “Reyes” conocidos son la escritora y periodista Reyes Monforte o el atleta catalán Reyes Estévez.

Puedes poner cualquiera de los nombres unisex en estos chupetes personalizados de Chupetitos en rojo, verde y blanco FUENTE: chupetitos.com

Puedes poner cualquiera de los nombres unisex en estos chupetes personalizados de Chupetitos en rojo, verde y blanco
FUENTE: chupetitos.com

2.- Ariel. Este nombre proviene del hebreo y su significado es ‘altar o león de Dios’. Ariel se utiliza indiferentemente para ambos sexos. Hombres célebres que se llamen Ariel son por ejemplo, el músico argentino Ariel Roth y el bailarín y actor mexicano Ariel López Padilla. Pero, posiblemente, la Ariel más famosa es la protagonista de la película de Disney, La Sirenita. Su santo se celebra el 4 de marzo.

3.- Pau. Este nombre catalán tiene dos vertientes: la primera, y que se utiliza en mayor medida para niño, es la que proviene de Pablo en español, que así mismo proviene del latín Paulus. El significado de este nombre es ‘pequeño’. Por otro lado, el Pau que se usa para niña es la traducción de la palabra ‘paz’. Conocemos a más hombres que se llaman de esta manera (Pau Gasol, Pau Donés, Pau Freixas…) pero también es perfectamente válido para mujeres.

4.- Alexis. El nombre Alexis forma parte de las derivaciones de Alejandro, Alejo, Alex y sus derivados femeninos. Su origen es griego y significa ‘defensor, protector’. También se utiliza igual para ambos sexos y algunas personas conocidas que se llaman Alexis son la actriz de ‘Las Chicas Gilmore‘, Alexis Bledel, el actor de ‘Buffy Cazavampiros‘, Alexis Denisof o el humorista cubano Alexis Valdés.

5.- Paris. Por último, Paris es uno de los nombres de bebé para ambos sexos más populares de los últimos años. Es obvio que uno de sus significados conmemora la capital francesa, pero su origen se remonta a la Grecia clásica. El primer Paris que se conoce es el hijo del rey de Troya, que raptó a Helena y propició la guerra en esta ciudad. Sin embargo, durante los últimos años se ha extendido el nombre a las mujeres tal y como sabemos por la celebrity Paris Hilton o la hija del rey del pop y actriz Paris Jackson.

Hay nombres muy originales, que quedan bien tanto para niño como para niña FUENTE: pixabay.com

Hay nombres muy originales, que quedan bien tanto para niño como para niña
FUENTE: pixabay.com

Ya veis. Si sois de los que no les gusta esperar a saber si el bebé será niño o niña para pensar y ponerle nombre, podéis decantaros  por alguno de los nombres unisex para el bebé que os hemos dejado y ya está todo solucionado incluso antes de saber su sexo. Y recordad que en Chupetitos podéis personalizar los nombres de vuestros bebés en los chupetes, también antes de que nazcan los peques y tenerlos preparados para cuando se produzca el gran acontecimiento.

En la actualidad las posibilidades de ser madre se han ampliado tanto que ya no se necesita de una relación física entre hombre y mujer, cuerpo a cuerpo, para que se produzca la concepción. La reproducción asistida, de la que en otras ocasiones os hemos hablado en el blog,  ha abierto un enorme mundo de posibilidades en torno a la maternidad. Y es que no sólo nos resulta útil para aquellas mujeres o parejas que tienen problemas de fertilidad, sino también para aquellas otras mujeres que han decidido ser madres siendo lesbianas o viviendo la experiencia en solitario.

Según las últimas cifras, en los últimos cinco años, las mujeres mujeres que han elegido ser madres en solitario se han multiplicado por tres, hasta el punto de que el concepto tradicional de familia ha ido variando y se han ido rompiendo estereotipos y abriendo puertas a una mayor libertad y comprensión sobre lo que, hasta ahora, teníamos aceptado como tal. Con la llegada de las nuevas técnicas de reproducción asistida, el sueño de ser madre ya ha dejado de ser un imposible, incluso aunque se desee hacerlo en solitario.

En los últimos cinco años, las mujeres mujeres que han elegido ser madres en solitario se han multiplicado por tres FUENTE: flickr.com

En los últimos cinco años, las mujeres mujeres que han elegido ser madres en solitario se han multiplicado por tres
FUENTE: flickr.com

Cada vez son más las mujeres que optan por ser madres pero sin el encuentro con el varón. De hecho, según varias clínicas de reproducción españolas, en la actualidad, el 16% de los tratamientos que se realizan para quedarse embarazada, son realizados a mujeres solas.

La edad media de estas mujeres está situada en los 39 años. Según los expertos, son mujeres que han desarrollado su carrera laboral, están bien situadas económicamente y han estado buscando su pareja ideal, la mayoría sin éxito. Ahora, encontrándose en el límite de su edad reproductiva, deciden cumplir con su deseo maternal antes de que se les pase el tiempo.

Otro de los cambios que han venido con esta “ampliación” del concepto de familia, es el hecho de aceptar la existencia de otras tendencias y necesidades sexuales. Este es el caso de las parejas formadas por dos mujeres y que, también, sienten la necesidad de ser madres. Del mismo modo que en los últimos tiempos ha aumentado el número de mujeres que quieren ser madres en solitario, también ha crecido la cifra de parejas de lesbianas que acuden a la reproducción asistida para ser madres. En los últimos cinco años el porcentaje se ha elevado a un 35%; una cifra nada desdeñable y que pone de manifiesto la importancia de la reproducción asistida para estos casos.

La edad media de las mujeres que son madres solas está situada en los 39 años FUENTE: pixabay.com

La edad media de las mujeres que son madres solas está situada en los 39 años
FUENTE: pixabay.com

Estos datos, sin duda, reflejan que querer ser madre es una decisión independiente al querer tener como pareja a un hombre o no. Nadie debería juzgar esta elección ni mucho menos poner barreras a aquellas mujeres que quieren cumplir el sueño de la maternidad porque en estos momentos hay que ver esta posibilidad de ser madre como una opción más. Además, se ha estudiado también que la relación de estas madres con sus hijos es totalmente normal, igual que la de cualquier otra madre y todas usan un estilo educativo predominantemente democrático, basado en la expresión de afecto, en la comunicación, pero, a la vez, exigiendo responsabilidades y con disciplina basada en razonamientos. Como en cualquier familia.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Un embarazo normal no impide viajar en avión, pero sí que es verdad que existen una serie de recomendaciones para viajar en avión si estás embarazada y la primera y principal de todas es evitar viajes largos o que resulten pesados, fundamentalmente, en el primer trimestre y en las cuatro semanas antes de la fecha prevista del parto.

El mejor periodo para viajar en avión es el segundo trimestre FUENTE: pixabay.com

El mejor periodo para viajar en avión es el segundo trimestre
FUENTE: pixabay.com

No obstante, hay más consejos que queremos darte desde Chupetitos si este es vuestro caso concreto, sobre todo, ahora que vamos de cara al verano y estamos pensando en las vacaciones. Así que allá van:

- El mejor periodo para viajar es el segundo trimestre, cuando es menor el riesgo de aborto y es raro que se produzca un parto prematuro. No obstante es recomendable que el viaje tenga como destino un lugar con servicios sanitarios. A priori, los viajes en avión en general son seguros y no suponen incremento del riesgo para el bebé, para la madre ni precipitan el parto.

- Otro punto que se debe tener en cuenta es que si no existe la posibilidad de moverse por la cabina del avión puede haber una mayor predisposición a tener calambres o una inflamación de las piernas, incrementando la posibilidad de desarrollar trombosis venosa profunda, una patología que aumenta siempre en los embarazos. Si vas a coger un vuelo de larga duración te aconsejamos levantarte y caminar un poquito cada hora, para conseguir una correcta circulación.

-  Atendiendo al mes de gestación evolan el que te encuentres, también debes tener en cuenta lo siguiente: para embarazos simples en vuelos de larga distancia se te permite r hasta la semana 36 y para embarazos múltiples, en vuelos de larga distancia, hasta el final de la semana 32.
No se aconseja viajar si se trata de un embarazo con complicaciones o cuando la madre tenga problemas de salud; tampoco es aconsejable volar si eres una embarazada con problemas obstétricos, riesgo de parto prematuro o de aborto espontáneo.
No se recomienda viajar en avión durante el último mes de embarazo y hasta pasados 7 días después del parto y pasada la 28 semana de embarazo se debe llevar un informe del médico que confirme el  buen estado de salud, que se trata de un embarazo normal y donde figure la fecha probable de parto. También deben figurar si existen antecedentes de problemas en partos anteriores o abortos, grupo sanguíneo  y Rh, antecedente de hipertensión, alteraciones en  la placenta, embolismos previos, etc. Además, es conveniente contactar con la compañía de vuelo por si exigen algún requisito especial para el vuelo. Así que, en esa recta final, mejor no viajar y esperarse a viajar en avión ya con el bebé.

No es aconsejable viajar en avión durante el último mes de embarazo y hasta pasados 7 días después del parto FUENTE: flickr.com

No es aconsejable viajar en avión durante el último mes de embarazo y hasta pasados 7 días después del parto
FUENTE: flickr.com

- Aunque los viajes en avión no aumentan el riesgo de parto prematuro, hay compañías aéreas que restringen el viaje a partir del 7º mes, con el fin de que no ocurra el parto en el avión, y exigen un informe del médico que sigue el embarazo emitido dentro de las 72 horas anteriores al vuelo y donde figure la fecha prevista del parto, o si puede esperarse alguna complicación durante el mismo.

En ese caso, se debe tener en cuenta también que el capitán del avión la tripulación o la aerolínea pueden denegar el permiso a viajar a un pasajero si consideran que puede existir un riesgo para el mismo o para el resto de la pasajeros o tripulación. En cualquier caso, es preferible no volar en el último mes de embarazo por el riesgo de que se produzca una rotura de bolsa o un parto prematuro.

Durante el embarazo todo parece diferente. Te sientes pesada, cansada, llegas a la consulta del ginecólogo o de la matrona y te dice que estás ganando peso y que necesitas controlar la alimentación y hacer ejercicio físico o algo de deporte. Y, entonces, surge la duda: ¿qué deportes puedo hacer estando embarazada?. Pues, aunque no lo creas hay tres deportes que son buenos y  que puedes hacer embarazada, con el fin de mejorar tu estado físico. ¡Te los contamos!

La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada FUENTE: vimeo.com

La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada
FUENTE: vimeo.com

Ante todo, debes saber que durante el embarazo es muy importante que tengas una vida activa, lo que no significa que tengas que ir al gimnasio todos los días si no tienes la costumbre. No debes hacer imposibles ni cosas nuevas que te creen inseguridad, ni afrontar miedos o retos que no te apetecen. Eso es lo último que puedes hacer.

De hecho, existen muchas posibilidades sencillas de mantenerte en forma, como que vayas caminando a tu lugar de trabajo. O ahora que hace buen tiempo, aprovechar un rato al final del día, tras llegar a casa, para dar un paseo de unos 30 ó 40 minutos. De esta manera, ya estás activando tu circulación, tu musculatura y tu metabolismo; tres aspectos importantísimos que te ayudará llevar un embarazo más saludable y un parto muchísimo mejor.

No debes olvidar que realizar ejercicio no sólo controla tu peso, sino que disminuye el riesgo de complicaciones del embarazo como la diabetes gestacional o preeclampsia. Además, el ejercicio puede aumentar tu sensación de control y el nivel de energía. No sólo te hará sentirte mejor al liberar endorfinas (sustancias químicas que produce el cerebro), sino que te permitirá prevenir el deterioro de las articulaciones y a dormir mejor, al aliviar el estrés y la ansiedad que te hacen estar inquieta durante la noche.

Así pues, los deportes o ejercicios más recomendables para una embarazada (además de caminar, como te decimos) son los que te enumeramos a continuación:

1.- La natación es el deporte más completo e idóneo para la embarazada porque incluye una gran cantidad de musculatura en movimiento y además se realiza sin gravedad. Asimismo, disminuye las lesiones articulares, que debido al incremento del peso pueden verse acentuadas.

2.- La bicicleta estática o la elíptica son dos herramientas que también puedes emplear, si tienes acceso a ella, estando embarazada. Son cómodas, no presentan riesgos por impacto y además eres tú misma la que controlas la intensidad del ejercicio.

Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto ayudan a mantener el tono muscular en el embarazo FUENTE. vimeo.com

Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto ayudan a mantener el tono muscular en el embarazo
FUENTE. vimeo.com

3.- El deporte aeróbico, pero sin sufrir con él. Se trata de mantenerte en forma, pero no adelgazar con el ejercicio. Lo mejor es que este deporte lo hagas en un gimnasio y que te pongan los monitores del centro una tabla de ejercicios aeróbicos de bajo impacto (nada de saltos, ni patadas ni carreras veloces), recomendables a tu estado y mes de gestación.

No debes obsesionarte con la actividad física, pero sí que esté incluida en tu día a día, sobre todo aprovechando el buen tiempo que nos acompaña. Salir al aire libre, a dar un paseo, por el campo o por un parque no sólo mejora el corazón físico, sino también el espíritu. Por tanto, disfruta de tu momento de relax y practica alguno de estos tres deportes sin cansarte.