Archivos de la categoria ‘Vajillas infantiles’

Nuestros peques ya han empezado el colegio, un nuevo curso que les va a deparar muchos aprendizajes y momentos de diversión a partes iguales, además de la ilusión de haberse vuelto a reencontrar con los compañeros y de hacer nuevos amigos y amigas.

El termo Skip Hop de acero inoxidable mantiene calientes o frías la comida FUENTE: chupetitos.com

El termo Skip Hop de acero inoxidable mantiene calientes o frías la comida
FUENTE: chupetitos.com

Al haber recuperado poco a poco las rutinas, seguro que hay algunas necesidades que aún no habéis cubierto a lo largo de de estos días para su jornada escolar; algún accesorio que os falta y que puede ser útil a vuestros hijos e hijas y que aún no habéis tenido tiempo de adquirir. Por ejemplo, para la hora del almuerzo, de la comida o de la merienda en el cole. Dos dos básicos que nunca faltan en la escuela y que, a lo mejor, aún no tienes son: las fiambreras y los termos. Porque es fundamental que los alimentos que preparáis en casa con todo el amor a vuestros peques lleguen al momento de su consumo en un estado de conservación óptimo.

La marca Skip Hop tiene unos termos y fiambreras de la gama Zoo, sin BPA, PVC ni ftalatos, que os pueden venir genial. Los termos Skip Hop son de acero inoxidable y tienen capacidad para 325 ml. Mantienen los alimentos tanto calientes como fríos varias horas. Su divertido colorido llama la atención de niños y mayores y disponen de un práctico recipiente incorporado, para guardar la cuchara-tenedor que llevan de serie, o la mayoría de los cubiertos que cada uno de nosotros desee ponerle a los pequeños. De esta forma, cualquier peque está listo para comer en cualquier sitio. Además, como no se rompen, pueden comer ellos solitos.

La fiambrera de Skip Hop es ideal para llevar el almuerzo o la merienda a la escuela FUENTE: chupetitos.com

La fiambrera de Skip Hop es ideal para llevar el almuerzo o la merienda a la escuela
FUENTE: chupetitos.com

De la misma marca y coordinados con los termos, tenéis las fiambreras para el almuerzo o la merienda, que se componen de un recipiente tapado para llevar los alimentos siempre frescos y en buen estado. Las fiambreras son unas cajas muy simpáticas que tiene una apertura fácil (que pueden manipular los propios niños a partir de 6 meses) y una goma alrededor de la tapa, que evita goteos por fuera. Por eso, también son útiles para llevarlas a cualquier parte. Seguro que con ellas los peques se animan a comer más y hacen de la merienda o del almuerzo una diversión diaria. Y, por si fuera poco, son aptas para el lavavajillas, libres de BPA, PVC y Phthalate (como ya os hemos comentado), tienen una capacidad de 700 ml. y unas medidas ideales para que quepan perfectamente en la mochila: 17,15 centímetros de largo x 13,6 centímetros de ancho x 5,75 centímetros de alto.

Así que si aún no os habéis hecho con alguno de estos accesorios puede que ya vaya siendo hora. En la web de Chupetitos podéis adquirir estos artículos a muy buen precio. Los termos te costarán tan sólo 19 euros y las fiambreras, 12 euros.

Para los bebés, pasar de tomar solo leche materna o de fórmula a incorporar alimentos sólidos es un paso muy importante. Si has empezado con la alimentación complementaria y tu peque se niega a abrir la boca para tomar las papillas, es momento de que leas los siguientes consejos que te vamos a dar.

A principio, es normal que el bebé FUENTE: flickr.com

Al principio, es normal que el bebé muestre rechazo a las papillas por el destete
FUENTE: flickr.com

En primer lugar, considera que las recomendaciones actuales de la OMS son las de alimentar con leche materna exclusivamente hasta los seis meses, y no introducir los alimentos sólidos antes de ese momento (a no ser que el pediatra lo indique expresamente por una necesidad puntual de tu bebé). Sin embargo, hasta hace muy pocos años, a los bebés se les alimentaba desde mucho antes. Si has comenzado a ofrecer alimentos a un bebé de 4 meses o menos, por recomendación de tu madre o de tu suegra, es posible que aún tu pequeño no esté listo para comer.

Además de su edad, las señales de que sí puede comer alimentos sólidos son: que muestre interés por la comida, que pueda mantenerse sentado de manera erguida y que pierda el reflejo de extrusión (lo que lo lleva a escupir cualquier alimento que entre en su boquita).

Si, por el contrario has empezado cuando toca, la segunda cuestión que debes hacer es no insistir. Ten en cuenta que las dificultades que un bebé encuentra al inicio del destete no son pocas, y no sólo tienen que ver con las nuevas características de la comida, sino que también están relacionadas con la forma de tomarla. Habituado al calor del pecho o al biberón blandito, el pequeño se encuentra de buenas a primeras con una cuchara. Además, para comer, no sólo tiene que succionar, sino que debe improvisar complicadas acrobacias con la lengua y el paladar y tragar. Si lo piensas un momento, es más que normal que rechace la nueva comida.

Algunos bebés rechazan las papillas cuando sienten trocitos en ellas. Necesitan comenzar a alimentarse con purés bien homogéneos, lo más líquidos posibles, y después de un tiempo comienzan a incorporar alimentos más espesos. Así que hacer ls papillas más líquidas puede ser una buena opción para empezar.

Otro truco que no suele fallar es el de dar a probar a tu bebé diferentes texturas (en forma de trocitos de fruta, pan, galletas, etc.) para ver cuáles le producen menos rechazo. Eso, antes de empezar con las papillas, claro. Tocar diversos alimentos sólidos con su mano y probar su textura, poco a poco, hará que el bebé supere sus reservas iniciales y empiece a aceptar las papillas, cuando éstas lleguen.

Otro consejo que os damos es que seáis conscientes de que comer a la fuerza, no es bueno ni gusta al bebé.  Es importante que el momento de la comida sea agradable. En ese sentido, a veces ayuda escuchar música, hablar al bebé, jugar con él, mientras despacio vas introduciendo los alimentos en su boca. También puede servir que el pequeño os vea comer a los mayores, para que así procure imitaros, y que tenga su vajilla propia, con su plato, su cuchara y su tenedor. Y si, además, es una vajilla divertida y llena de color o con dibujos originales, más agradable será la hora de comer. Podéis probar con una de las que tenemos en nuestra web de Chupetitos: el Set de Comida Zoo Zebra, que incluye un plato y un bol. Está realizado en melanina duradera y apta para poner en el lavavajillas. El plato con dos compartimentos para separar los alimentos y como veis, es de colores vivos y las caritas alegres de los personajes animan a la hora de comer.
El Set de Comida Zoo Zebra incluye un plato y un bol FUENT: chupetitos.com

El Set de Comida Zoo Zebra incluye un plato y un bol
FUENT: chupetitos.com

Por último, no olvides que si tu bebé aún toma suficiente leche materna o de fórmula y está aumentando bien de peso, no deberías alarmarte. La alimentación complementaria cumple con el objetivo de presentarle los alimentos más que de nutrirlo, ya que para ello la leche basta todavía a esta altura. Por ello, nunca deberías obligar a un bebé a comer.

Si tu bebé de meses rechaza la alimentación complementaria, no lo fuerces: espera unos días, vuelve a intentarlo más adelante. De lo contrario, lo único que conseguirás será construir una asociación negativa con el momento de la comida.

Al cumplir un año, aproximadamente, el bebé empieza una nueva etapa en su alimentación. Su dieta se asemeja cada vez más a la nuestra y el niño empieza a aprender a comer sin ayuda porque coordina mejor los movimientos de sus manos y su boca. Es pues el momento de buscar una vajilla práctica que le ayude en este proceso.

A artir del año, es bueno buscar una vajilla práctica que ayude al bebé en el proceso de aprender a comer FUENTE: flickr.com

A artir del año, es bueno buscar una vajilla práctica que ayude al bebé en el proceso de aprender a comer
FUENTE: flickr.com

Aunque le quedan por delante muchos meses de ensayo y de error, de comida que sale disparada hacia la pared más cercana, de caritas sucias y llenas de alimentos y de ropa que va directamente a la lavadora después de cada comida, el bebé lo conseguirá, si tenemos paciencia y los accesorios imprescindibles para su alimentación.

Aprender a comer solo es un proceso complicado, como aprender a dormir solito, a vestirse solito, o tantos y tantos hábitos que, a veces, parece que nos desbordan. Por eso, lo mejor es convertir en un juego el aprendizaje del niño para que sepa, poco a poco, cómo manejar los cubiertos, cómo beber agua del vaso, cómo sujetar su plato… en definitiva, cómo sentarse en la mesa de los mayores como uno más.

Elegir una vajilla para el bebé de un año que sea divertida y resistente es fundamental en todo este proceso. Al igual que lo es elegir también unos cubiertos sin bordes afilados y fáciles de manejar. Tened en cuenta que todos estos detalles harán esta experiencia mucho más fascinante para vuestros hijos.

Pensando en todo esto que os estamos contando, en Chupetitos tenemos vajillas infantiles y vajillas para bebés, desde divertidos bols con cucharas y platos con compartimentos para diversos alimentos, con el fin de que cada vajilla se adapte al bebé según su edad.

Por nuestra experiencia en venta de vajillas infantiles os diremos que lo mejor para que empiecen a explorar y jugar con la comida es elegir una vajilla de plástico, sencilla y apta para su tamaño. Por ejemplo, el Bol Sure Grip™ con tenedor y cuchara Easy Grip™, fabricado en duro polipropileno resistente y con la forma conveniente para cereales, galletas y otros alimentos del bebé. Este bol resulta perfecto para el bebé de un año y está disponible en colores verde o rojo.

El Bol Sure Grip™ + tenedor y cuchara Easy Grip™, es idóneo para cuando tu peque quiere empezar a comer solito FUENTE: chupetitos.com

El Bol Sure Grip™ + tenedor y cuchara Easy Grip™, es idóneo para cuando tu peque quiere empezar a comer solito
FUENTE: chupetitos.com

Su base antideslizante le permite adherirse a la mesa y estar donde tiene que estar, no en el suelo de la cocina o del comedor. Como veis en la fotografía incluye un tenedor y una cuchara Wacky Ware™ que han sido diseñados con un suave mango ‘soft-grip’ que tiene la forma perfecta y cómoda para las manos pequeñas.

Cuando van creciendo y dominando un poco el arte de comer, ya podréis pasar a una vajilla en la que, por ejemplo, se incluya un plato llano aparte del bol, porque conforme crezcan, la vajilla infantil ha de ir teniendo diferentes compartimentos para separar los alimentos e ir acostumbrándolos a que coman primer y segundo plato.

Por supuesto, lo que nunca debe faltar es que la vajilla esté fabricada en un material duradero y apto para los peques; y que tengan colores vivos y divertidos que les animen a comer. El modelo, por ejemplo, del Bol Sure Grip™ con tenedor y cuchara Easy Grip™, reúne todas las características que os estamos comentando.

Recuerda que para enseñar a comer a un niño son necesarias grandes dosis de paciencia. Primero tiene que familiarizarse con la comida, luego con los cubiertos y después atinar con la cuchara y el tenedor. Si empezamos con la vajilla idónea, le ayudaremos un montón y el aprendizaje será más rápido y mejor.

Sabemos que las comidas infantiles y la alimentación de los más pequeños son aspectos muy importantes para su correcto crecimiento y bienestar. Lograr que los más pequeños acepten que le des la comida con cuchara y que se la sirvas en su propio plato es un paso más hacia su autonomía, pero hacer las comidas infantiles más fáciles para conseguir ese paso, no es más fácil si no tienes a mano los accesorios necesarios.

Por eso, desde Chupetitos te vamos a dar una serie de consejos y te vamos a mostrar los set de comida Zoo de Skip Hop, para que comer sea una prueba fácilmente superable y para que tu bebé empiece a comer solito y sin problemas. ¡Toma nota!

Set de Comida Zoo Cow de Skip Hop con dos compartimentos FUENTE: chupetitos.com

Set de Comida Zoo Cow de Skip Hop con dos compartimentos
FUENTE: chupetitos.com

- En primer lugar, deja que tu bebé interactúe con las cucharas, que juegue con ellas y se las lleve dentro de la boca. De este modo, conseguirás que conozca nuevas texturas.

- Los primeros días que uses la cuchara para alimentar a tu pequeño prepárale el puré que sepas que más le gusta, de este modo será mucho más sencilla la hora de la comida o de la cena. Nunca aproveches estos momentos para ofrecerle un nuevo sabor, pues los bebés no toleran demasiados cambios al mismo tiempo.

- No metas la cuchara entera, debes esperar a que el peque abra la boca él mismo. Coge con la cuchara poca cantidad de alimento, para evitar que tanta cantidad le de asco; puede que si le metes la cuchara completamente llena le den arcadas y rechace la cuchara.

- Inclina la cuchara para que caiga alimento y sácala de la boca también despacioasí recogerá el alimento con el labio superior.

Ya verás que cuando tu bebé sea ya más mayorcito y empiece a tener su propia autonomía, alrededor de los 2-3 años, conseguirá comer correctamente, masticar con la boca cerrada y permanecer sentado hasta que termine de comer. Al principio, es normal que tenga que familiarizarse con la comida y con los cubiertos, sólo debemos armarnos de paciencia para que no surjan inconvenientes. Cuando comiencen a aprender a comer, se mancharán mucho y serán un poco torpes, pero con el tiempo irán aprendiendo. Recuerda que los padres debemos ser su ejemplo siempre y mostrarle cómo se come correctamente.

En Chupetitos tenemos el complemento ideal para que la hora de la comida sea más agradable porque sabemos que si, aparte de las cucharas, usan platos o set de comida con dibujos molones, este momento  será más divertido para ellos y no querrán separarse de su vajilla favorita. Nosotros, te recomendamos los sets de comida Zoo de Skip Hop con las caras de animalitos como un mono, un perro, una jirafa, una mariquita, un elefante, un hipopótamos, una zebra, una vaca, un erizo, una mariposa y hasta un unicornio. ¿Qué animalito se convertirá en su mejor amigo? A los pequeño les encantará comer solos con estos sets de comida Zoo, compuestos por una bandeja y un plato a juego que se mantienen en su sitio, no se mueve y que va decorado con su personaje de zoo favorito.

Set de Comida Zoo Unicornio con plato y bol FUENTE: chupetitos.com

Set de Comida Zoo Unicornio con plato y bol
FUENTE: chupetitos.com

Estas vajillas tan especiales están hechas de melamina duradera y apta para poner en el lavavajillas (siempre en la rejilla superior), el plato tiene dos compartimentos para separar los alimentos y sus los colores vivos y las caritas alegres de los personajes animan la hora de comer. Son súper prácticos y cómodos, por eso, sólo tendrás que elegir el modelo que más le guste a tu peque. Además, estad tranuilos porque los set de comida son libres de BPA, PVC y ftalatos. Y os aseguramos que comprando la marca Skip Hop acertaréis siempre porque su resultado es excelente.

No dejes que tus hijos lo pasen mal a la hora de comer. Fomenta sus ganas de comer, haz de este momento un momento divertido y fácil y deja que aprendan divirtiéndose.

Ayer os hablábamos en el blog sobre los regalos que se podían hacer al bebé de 0 a 6 meses de vida y, hoy, hemos considerado necesario haceros también un listado con los regalos que podéis hacer al bebé de un año, con el fin de completar esa etapa de su vida y ese primer año de existencia tan particular, en el que nuestros peques necesitan de obsequios acordes a su crecimiento y desarrollo.

Cundo están a punto de cumplir un año, los bebés ya son capaces de mantenerse sentados. Existen unos rodillos que les dan apoyo y les facilitan estar sentados en los primeros momentos, de manera que pueden estar jugando con sus peluches o cochecitos, sin ningún problema. Todos aquellos regalos que hagan mucho ruido durante serán un éxito con el bebé (a sus padres quizá no les haga tanta gracia, pero es lo que toca en esta etapa), como los teléfonos de juguete, los tambores, los xilófonos o los pianos.

A medida que comienza el gateo y los niños van ganando en movilidad, podemos regalarles juguetes que incorporen el movimiento por sí mismos, para que los peques se motiven a ir tras ellos: desde los cochecitos que se autoimpulsan hasta una simple pelota, preferiblemente no demasiado pequeñas, para que puedan cogerlas y darles patadas más fácilmente.

Suave pelota de actividades de peluche de la marca Kaloo FUENTE chupetitos.com

Suave pelota de actividades de peluche de la marca Kaloo
FUENTE chupetitos.com

En la web de Chupetitos tençeis esta pelota de actividades de la marca Kaloo que veis en la imagen y que os puede ser my útil. Es una pelota de peluche de 15 centímetros de diámetro, realizada en materiales blandos y suaves, y si se la lanzas por el suelo se volverá loco por quererla coger, con lo que sus movimientos serán cada vez más variados e intencionados.

En estos meses, previos al momento en el que los niños comienzan a ponerse de pie y quizá dar sus primeros pasos con ayuda, un corralito para bebés puede ser un buen regalo. Al estar dentro de él, el bebé puede estar entretenido jugando y dar también tranquilidad a los padres, que sabéis que si los dejáis solos un momento pueden lastimarse. Además, les ayuda a la hora de practicar para pasar de sentado a de pie ellos solitos.

Por otra parte, hay una serie de juguetes que seguro triunfarán. Son los siguientes: los juguetes de arrastre, que los peques puedan acercar hacia ellos o bien arrastrar con su propio movimiento; los triciclos, preferiblemente aquellos en los que el bebé puede ir sujeto y que cuentan con un mango trasero mediante el cual el adulto puede empujarlos; los correpasillos o andadores, que le ayudarán a dar sus primeros pasos con ayuda; los ordenadores de juguete, que permiten descubrir sonidos o formas según qué botón se pulse; las vajillas para comer que incluyen plato con dos compartimentos para separar los alimentos y un bol y los cuentos, de diferentes temáticas y preferiblemente llenos de dibujos y colores que les llamen la atención. El escaso texto que tengan, deberíais leerlos con ellos, como una forma de pasar un tiempo con los peques facilitando de una manera excelente la adquisición del lenguaje por parte del niño, mediante la interacción directa con ellos y adquiriendo nuevo vocabulario progresivamente. Además, es una buena forma de iniciar en ellos el gusto y el hábito de la lectura.

El set de comida Zoo Dog incluye un plato y un bol  que fomenta la autonomía del bebé de un año a la hora de comer FUENTE: chupetitos.com

El set de comida Zoo Dog incluye un plato y un bol que fomenta la autonomía del bebé de un año a la hora de comer
FUENTE: chupetitos.com

Como veis, a un bebé de tan sólo un año, se le pueden regalar infinidad de juguetes adecuados para su momento de desarrollo. Esperamos que os haya servido de ayuda.

La merienda de los niños es la tercera comida del día y debe aportarles los nutrientes que no se han incluido en el resto de las comidas. Prepararla, conservarla y mantenerla bien es fundamental para que los peques recarguen la energía necesaria para continuar la jornada.  Por eso, hoy he pensado que sería bueno que os hablara de las fiambreras Skip Hop para meriendas.

fiambrera-zoo-owl

Las fiambreras permiten que los niños se alimenten por sí solos y que la merienda se convierta en un momento de diversión para ellos FUENTE: chupetitos.com

A mi, la verdad, es que la marca Skip Hop me sorprende gratamente cada vez más con sus nuevos diseños y artículos. Y su colección Zoo, como ya os he mostrado en alguna que otra ocasión, es sin duda una de las que más novedades nos proporciona siempre.

Sinceramente, creo que se han superado con estas fiambreras para la merienda, porque son ideales para despertar en nuestros hijos y nuestras hijas el deseo de alimentarse por sí solos y que la merienda se conviertan también en un momento de diversión para ellos.

Están confeccionadas en plástico resistente y, por supuesto, libre de BPA. El cierre a juego de las fiambreras hace que les resulte a los peques muy sencillo abrir y cerrar la caja por sí mismos, mientras la junta de goma que llevan mantiene la tapa en su sitio para evitar goteos. Son aptas para el lavavajillas y encajan perfectamente dentro de las Zoo Lunchie, al tiempo que hacen juego con la gama Zoo que tiene Skip Hop. Su capacidad es de 700 ml. y sus medidas, por si lo queréis saber, son 17,15 centímetros de largo por 13,6 de ancho y 5,75 de alto.

Como veis, las fiambreras de Sip Hop tienen la cara de un animalito, como toda la colección Zoo, y resultan muy prácticas cuando salen de excursión o se llevan el almuerzo o la merienda al parque, al cole o a casa de otro amiguito.

fiambrera-zoo-ladybug

Las fiambreras son antigoteo y muy fáciles de abrir y cerrar por los niños FUENTE. chupetitos.com

Yo, personalmente, os las recomiendo porque las he probado y os puedo decir que si de verdad le dais importancia a la alimentación de vuestros hijos fuera de casa y queréis que tengan siempre en su dieta fruta, yogures, queso, bocatas, galletas… estas fiambreras de Skip Hop os vendrán muy bien y harán que los peques no se aburra de merendar siempre lo mismo.

Quizá muchos de vosotros igual estaréis pensando que es un trasto más y que llevándoles la merienda o el almuerzo envueltos en papel de aluminio es suficiente, pero comer sano y poder hacerlo de forma relajada y con un recipiente adecuado es cuidar de la alimentación de nuestros hijos y de su salud. Así que, yo, por si acaso, echaría un ojo a las fiambreras de Skip Hop y las tendría en cuenta sobre todo, para cuando los peques están fuera de casa. Recordad que una buena merienda ayuda al niño a reponer energías y contribuye a que tenga una alimentación equilibrada.

Para que tengáis más información, estas fiambreras incluyen un recipiente con tapa antigoteo; son aptas para lavavajillas; libres de BPA, PVC y Phthalate; tienen una capacidad de 700 mililitros y sus medidas son 17,15 centímetros de largo x 13,6 ancho x 5,75 alto.