Etiquetado en las publicaciones ‘alimentación bebé’

Aunque la sal es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo porque proporciona al cuerpo cloro y sodio necesarios para el equilibrio hídrico de nuestro organismo y para la actividad muscular y nerviosa, en los bebés la sal no debe introducirse hasta que no hayan cumplido los 12 meses de vida. Y esto es así porque el contenido de sodio que tienen los alimentos por sí mismos, son suficientes para cubrir los requerimientos de este mineral durante su primer año de vida.

El exceso de sal en la dieta del bebé puede ocasionar daños irreversibles en su organismo FUENTE: pixabay.com

El exceso de sal en la dieta del bebé puede ocasionar daños irreversibles en su organismo
FUENTE: pixabay.com

Casi todos los alimentos aportan una cantidad, mayor o menor de sodio, con lo que obtendríamos la cantidad necesaria sin tener que añadir nada. Y podéis estar tranquilos porque no interferirá en su apetito ni en su salud. Sin embargo, un exceso de sal sí que sería perjudicial para su organismo. El exceso de sal en la dieta del bebé puede ocasionar daños irreversibles en su organismo, como disfunción renal, reflujo, gastritis y una predisposición a desarrollar hipertensión en la edad adulta. Además, con el calor, la sal favorece la deshidratación, algo extremadamente peligroso en los niños pequeños.

El bebé nace sin distinguir entre dulce y salado, es decir hablamos de un gusto adquirido. Si probamos la papilla del niño nos resultará extremadamente insípida porque estamos acostumbrados a tomar la comida sazonada, pero no será así para nuestro hijo o hija quien no ha probado nunca la sal y no sabe la diferencia entre soso y salado. El sodio que proporcionan los alimentos en su composición es suficiente para su salud.

La sal es excesiva para los riñones del bebé, ya que éstos no están lo suficientemente desarrollados para soportar las mismas proporciones de cloruro de sodio que los adultos.  Si bien, cuando los bebés nacen, tienen todos los órganos necesarios para sobrevivir, aún se encuentran inmaduros y no desempeñan todas sus funciones a pleno rendimiento. A medida que el bebé crece, éstos irán evolucionando. El riñón es uno de estos órganos, todavía inmaduro durante los primeros meses de vida del bebé, y por lo tanto incapaz de eliminar el exceso de sodio y cloro.

La sal en las comidas del bebé, puede dañar sus riñones FUENTE: pixabay.com

La sal en las comidas del bebé, puede dañar sus riñones
FUENTE: pixabay.com

Cuando compres comida precocinada para tu bebé, mira la etiqueta para comprobar la cantidad de sodio que aportan. Los fabricantes de alimentos para bebé, han adecuado las cantidades a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Intenta no darle ninguno que supere los 50 miligramos por ración. Recordad que un gramo de sodio equivale a 2,5 gramos de sal, por lo tanto, todo lo que tenga más de 0,5 g de sodio por 100 gramos tiene demasiada sal. Lo ideal son 0,2 gramos de sodio por cada 100 gramos de alimento. La dosis diaria recomendada de sal es de 2 gramos para los niños entre 1 y 3 años, 3 gramos para los de 4 y 6 años y 4 gramos para los niños entre los 7 y los 10 años.

A partir de los 18 meses de edad podrías incluir una pizca de sal en la comida del niño, aunque no es necesario. En ese momento el bebé puede comer prácticamente cualquier alimento y ya los ha probado en su estado natural. Sin embargo, es preferible mantener bajo el nivel de sodio en sus comidas para facilitar el funcionamiento de sus riñones y como parte de su educación alimentaria. De mayores preferimos los sabores de nuestra infancia y si estos están libres de sal añadida, mucho mejor.

Sabemos que las comidas infantiles y la alimentación de los más pequeños son aspectos muy importantes para su correcto crecimiento y bienestar. Lograr que los más pequeños acepten que le des la comida con cuchara y que se la sirvas en su propio plato es un paso más hacia su autonomía, pero hacer las comidas infantiles más fáciles para conseguir ese paso, no es más fácil si no tienes a mano los accesorios necesarios.

Por eso, desde Chupetitos te vamos a dar una serie de consejos y te vamos a mostrar los set de comida Zoo de Skip Hop, para que comer sea una prueba fácilmente superable y para que tu bebé empiece a comer solito y sin problemas. ¡Toma nota!

Set de Comida Zoo Cow de Skip Hop con dos compartimentos FUENTE: chupetitos.com

Set de Comida Zoo Cow de Skip Hop con dos compartimentos
FUENTE: chupetitos.com

- En primer lugar, deja que tu bebé interactúe con las cucharas, que juegue con ellas y se las lleve dentro de la boca. De este modo, conseguirás que conozca nuevas texturas.

- Los primeros días que uses la cuchara para alimentar a tu pequeño prepárale el puré que sepas que más le gusta, de este modo será mucho más sencilla la hora de la comida o de la cena. Nunca aproveches estos momentos para ofrecerle un nuevo sabor, pues los bebés no toleran demasiados cambios al mismo tiempo.

- No metas la cuchara entera, debes esperar a que el peque abra la boca él mismo. Coge con la cuchara poca cantidad de alimento, para evitar que tanta cantidad le de asco; puede que si le metes la cuchara completamente llena le den arcadas y rechace la cuchara.

- Inclina la cuchara para que caiga alimento y sácala de la boca también despacioasí recogerá el alimento con el labio superior.

Ya verás que cuando tu bebé sea ya más mayorcito y empiece a tener su propia autonomía, alrededor de los 2-3 años, conseguirá comer correctamente, masticar con la boca cerrada y permanecer sentado hasta que termine de comer. Al principio, es normal que tenga que familiarizarse con la comida y con los cubiertos, sólo debemos armarnos de paciencia para que no surjan inconvenientes. Cuando comiencen a aprender a comer, se mancharán mucho y serán un poco torpes, pero con el tiempo irán aprendiendo. Recuerda que los padres debemos ser su ejemplo siempre y mostrarle cómo se come correctamente.

En Chupetitos tenemos el complemento ideal para que la hora de la comida sea más agradable porque sabemos que si, aparte de las cucharas, usan platos o set de comida con dibujos molones, este momento  será más divertido para ellos y no querrán separarse de su vajilla favorita. Nosotros, te recomendamos los sets de comida Zoo de Skip Hop con las caras de animalitos como un mono, un perro, una jirafa, una mariquita, un elefante, un hipopótamos, una zebra, una vaca, un erizo, una mariposa y hasta un unicornio. ¿Qué animalito se convertirá en su mejor amigo? A los pequeño les encantará comer solos con estos sets de comida Zoo, compuestos por una bandeja y un plato a juego que se mantienen en su sitio, no se mueve y que va decorado con su personaje de zoo favorito.

Set de Comida Zoo Unicornio con plato y bol FUENTE: chupetitos.com

Set de Comida Zoo Unicornio con plato y bol
FUENTE: chupetitos.com

Estas vajillas tan especiales están hechas de melamina duradera y apta para poner en el lavavajillas (siempre en la rejilla superior), el plato tiene dos compartimentos para separar los alimentos y sus los colores vivos y las caritas alegres de los personajes animan la hora de comer. Son súper prácticos y cómodos, por eso, sólo tendrás que elegir el modelo que más le guste a tu peque. Además, estad tranuilos porque los set de comida son libres de BPA, PVC y ftalatos. Y os aseguramos que comprando la marca Skip Hop acertaréis siempre porque su resultado es excelente.

No dejes que tus hijos lo pasen mal a la hora de comer. Fomenta sus ganas de comer, haz de este momento un momento divertido y fácil y deja que aprendan divirtiéndose.

Que los niños coman y no se manchen es difícil, para qué nos vamos a engañar. Pero con los baberos de JJ Cole, os aseguramos que esto será mucho más factible de conseguir para todos. Con estos baberos recogedor, los padres disfrutaréis de una alimentación limpia y fácil, al tiempo que conseguiréis que vuestras niñas y niños tengan un toque mucho más divertido que con otro tipo de baberos.

Los baberos de JJ Cole son de lona laminada (100% poliéster con revestimiento 100% poliuretano) muy fácil de limpiar, tienen tres broches para un mejor ajuste y un bolsillo recogemigas súper práctico. En nuestra web los tenéis en packs de 3 unidades, todos ellos con diseños y estampados diferentes para niños y niñas.

baberos JJ Cole

Surtido de 3 baberos JJ Cole para niñas
FUENTE: chupetitos.com

La verdad es que la marca de estos baberos nos tiene enamorados porque tiene productos creados y diseñados desde la mente de los papis. JJ Cole se esfuerza por llevar el entusiasmo y la practicidad a las familias por encima de todo. De hecho, estos baberos están, además, libres de ftalatos y libres de PVC; se pueden lavar a mano y a máquina con agua fría. Desde los 6 meses en adelante, se pueden usar sin problema con los niños.

Y es que, sinceramente, la hora de la comida ya desde que son bien pequeñitos puede ser un momento muy estresante o un tiempo muy agradable para estar con vuestros bebés y de ello dependerá mucho de dos cosas: de que coman bien (eso, por supuesto) y de que estén bien protegidos con un práctico y divertido babero como estos baberos de JJ Cole, que se convertirán en complementos necesarios para la alimentación de tu bebé. Piensa que primero somos los papis los que damos de comer a nuestros hijos, pero luego a partir del año serán ellos los que lo quieran hacer solos y si no tenemos a mano unos buenos baberos como estos, estaremos perdidos.

baberos impermeables

Surtido de 3 baberos JJ Cole para niños
FUENTE: chupetitos.com

Por eso, si estáis empezando a dar las papillas e introduciendo la alimentación sólida a vuestros bebés, os recomendamos que vayáis pensando en comprar los baberos de JJ Cole porque os quedan por delante muchos meses de ensayo y error, de comida que sale disparada hacia la pared más cercana, de niños y niñas embadurnados de espaguetis y puré de verduras hasta las orejas.

Si hacemos de la alimentación de los bebés y niños  un juego divertido y les ponemos baberos divertidos, el aprendizaje será más rápido y nosotros estaremos más tranquilos cuanto más  y mejor se proteja la ropa del niño. Procuremos hacer de la hora de la comida una experiencia mucho más fascinante para nuestros hijos. Estamos seguros de que con los baberos de JJ Cole lo podréis conseguir.