Etiquetado en las publicaciones ‘alimentación’

Para los bebés, pasar de tomar solo leche materna o de fórmula a incorporar alimentos sólidos es un paso muy importante. Si has empezado con la alimentación complementaria y tu peque se niega a abrir la boca para tomar las papillas, es momento de que leas los siguientes consejos que te vamos a dar.

A principio, es normal que el bebé FUENTE: flickr.com

Al principio, es normal que el bebé muestre rechazo a las papillas por el destete
FUENTE: flickr.com

En primer lugar, considera que las recomendaciones actuales de la OMS son las de alimentar con leche materna exclusivamente hasta los seis meses, y no introducir los alimentos sólidos antes de ese momento (a no ser que el pediatra lo indique expresamente por una necesidad puntual de tu bebé). Sin embargo, hasta hace muy pocos años, a los bebés se les alimentaba desde mucho antes. Si has comenzado a ofrecer alimentos a un bebé de 4 meses o menos, por recomendación de tu madre o de tu suegra, es posible que aún tu pequeño no esté listo para comer.

Además de su edad, las señales de que sí puede comer alimentos sólidos son: que muestre interés por la comida, que pueda mantenerse sentado de manera erguida y que pierda el reflejo de extrusión (lo que lo lleva a escupir cualquier alimento que entre en su boquita).

Si, por el contrario has empezado cuando toca, la segunda cuestión que debes hacer es no insistir. Ten en cuenta que las dificultades que un bebé encuentra al inicio del destete no son pocas, y no sólo tienen que ver con las nuevas características de la comida, sino que también están relacionadas con la forma de tomarla. Habituado al calor del pecho o al biberón blandito, el pequeño se encuentra de buenas a primeras con una cuchara. Además, para comer, no sólo tiene que succionar, sino que debe improvisar complicadas acrobacias con la lengua y el paladar y tragar. Si lo piensas un momento, es más que normal que rechace la nueva comida.

Algunos bebés rechazan las papillas cuando sienten trocitos en ellas. Necesitan comenzar a alimentarse con purés bien homogéneos, lo más líquidos posibles, y después de un tiempo comienzan a incorporar alimentos más espesos. Así que hacer ls papillas más líquidas puede ser una buena opción para empezar.

Otro truco que no suele fallar es el de dar a probar a tu bebé diferentes texturas (en forma de trocitos de fruta, pan, galletas, etc.) para ver cuáles le producen menos rechazo. Eso, antes de empezar con las papillas, claro. Tocar diversos alimentos sólidos con su mano y probar su textura, poco a poco, hará que el bebé supere sus reservas iniciales y empiece a aceptar las papillas, cuando éstas lleguen.

Otro consejo que os damos es que seáis conscientes de que comer a la fuerza, no es bueno ni gusta al bebé.  Es importante que el momento de la comida sea agradable. En ese sentido, a veces ayuda escuchar música, hablar al bebé, jugar con él, mientras despacio vas introduciendo los alimentos en su boca. También puede servir que el pequeño os vea comer a los mayores, para que así procure imitaros, y que tenga su vajilla propia, con su plato, su cuchara y su tenedor. Y si, además, es una vajilla divertida y llena de color o con dibujos originales, más agradable será la hora de comer. Podéis probar con una de las que tenemos en nuestra web de Chupetitos: el Set de Comida Zoo Zebra, que incluye un plato y un bol. Está realizado en melanina duradera y apta para poner en el lavavajillas. El plato con dos compartimentos para separar los alimentos y como veis, es de colores vivos y las caritas alegres de los personajes animan a la hora de comer.
El Set de Comida Zoo Zebra incluye un plato y un bol FUENT: chupetitos.com

El Set de Comida Zoo Zebra incluye un plato y un bol
FUENT: chupetitos.com

Por último, no olvides que si tu bebé aún toma suficiente leche materna o de fórmula y está aumentando bien de peso, no deberías alarmarte. La alimentación complementaria cumple con el objetivo de presentarle los alimentos más que de nutrirlo, ya que para ello la leche basta todavía a esta altura. Por ello, nunca deberías obligar a un bebé a comer.

Si tu bebé de meses rechaza la alimentación complementaria, no lo fuerces: espera unos días, vuelve a intentarlo más adelante. De lo contrario, lo único que conseguirás será construir una asociación negativa con el momento de la comida.

Hoy quiero comenzar la semana y este mes de junio debatiendo un poco sobre el tema del embarazo y la dieta. Un reciente estudio que leía hace unos días decía que el 55% de las mujeres que se quedan embarazadas modifican su alimentación para adoptar una dieta más saludable, pero todavía un 43% de ellas tienen dudas sobre el tipo de alimentos que pueden consumir durante la gestación y la lactancia.

Así, aunque el 70% de las embarazadas modifica su dieta durante el periodo gestacional para hacerla más saludable, sólo cuatro de cada diez asegura ingerir más cantidad de frutas, verduras, pescados y lácteos y la mayoría de ellas bebe menos agua de la adecuada (1,2 litros al día frente a los 2,3 recomendados).

Sólo cuatro de cada diez ingiere más cantidad de frutas, verduras, pescados y lácteos en el embarazo FUENTE: pixabay.com

Sólo cuatro de cada diez ingiere más cantidad de frutas, verduras, pescados y lácteos en el embarazo
FUENTE: pixabay.com

Todos estos datos, que se desprenden de la encuesta “Conocimientos en nutrición durante el embarazo y la lactancia“, elaborada por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad), la verdad es que nos alertan, y mucho, sobre los hábitos de alimentación durante el embarazo. Y es que comer bien durante el embarazo es fundamental, pero también lo es alimentarse bien después del parto.

Según esta encuesta, el 43 % de las mujeres han manifestado haber tenido dudas sobre la alimentación a seguir durante el embarazo o la lactancia y esas dudas se centraban, mayoritariamente, en qué alimentos podían consumir o cuáles debían evitar. En este aspecto, los autores de la encuesta han llamado la atención sobre el importante porcentaje de mujeres que desconoce que el consumo de especies de pescado como el atún o el pez espada están desaconsejados durante la gestación y el tiempo de la lactancia debido a su alto contenido en mercurio, que puede afectar negativamente en el desarrollo del bebé. Y, por el contrario, sigue existiendo la falsa creencia de que no se pueden consumir sardinas, cuando se trata de un pescado óptimo para esta etapa.

La encuesta también analiza en profundidad el conocimiento que existe sobre los complementos vitamínicos y advierte de que sólo un 52 % de las embarazadas encuestadas tomaba algún tipo de complemento alimenticio (el 79 % ácido fólico, el 53 % hierro y el 41 % polivitamínicos y minerales).

Sin embargo, son pocas las mujeres que empiezan a tomar ácido fólico antes de quedarse embarazadas, tal y como está recomendado, por lo que esto nos hace ver la importancia que tiene planificar el embarazo y empezar a cuidar la alimentación antes de pensar en tener un bebé, ya que una buena alimentación o no fumar condiciona el futuro del hijo, no sólo durante la infancia, sino también en la edad adulta.

Pocas mujeres empiezan a tomar ácido fólico antes de quedarse embarazadas FUENTE: flickr.com

Pocas mujeres empiezan a tomar ácido fólico antes de quedarse embarazadas
FUENTE: flickr.com

Si cada vez somos más las mujeres que adoptamos hábitos saludables durante la gestación y nos interesamos por conocerlos bien, nuestros hijos e hijas seguro que nacerán más sanos y fuertes. Se acabó ya aquello que se dice de que “hay que comer por dos”; en el embarazo es normal engordar entre 11,5 y 16 kilos y durante el último trimestre es necesario incrementar un 20% el consumo de calorías. Eso sí, siguiendo las pautas alimenticias que nos recomiende nuestro ginecólogo. Porque yo creo que quien más nos puede ayudar en esto de la alimentación durante la gestación son los profesionales que se encargan de controlar y vigilar nuestro embarazo.

¿No creéis? ¿Vosotras les preguntáis?

Es cierto que en la sociedad actual todos valoramos y damos una importancia, quizá un tanto excesiva, a nuestra imagen exterior y a nuestra apariencia física. Más allá de valorar la salud, la fortaleza o el carácter, las grandes preocupaciones de hoy en día pasan por estar delgados, muy por encima de cualquier otra cualidad. Aunque también es cierto que cada uno tenemos nuestra forma de pensar en esto, está claro que no podemos obviar la fuerte influencia que tiene en nosotros la sociedad y la imagen de otras personas, y especialmente, la imagen de los famosos, de los que triunfan de una manera u otra.

bebe  dieta

Restringir de la dieta de los niños ciertos alimentos puede ser peligroso
FUENTE: freedigitalphotos.com

Por eso todo lo que hacen los famosos, desgraciadamente, hay veces que se convierte en norma, sin darnos cuenta que muchas de sus actuaciones corresponden a obsesiones, locuras transitorias o modas infames que, si bien ellos como adultos pueden elegir como destrozar su organismo, mucho más serio es que lo lleven a cabo, también, con sus hijos. Y es que ahora, les ha dado a todos los famosos por poner a dieta a sus bebés. Esta es para ellos la nueva moda.

Una moda, a nuestro juicio, un tanto peligrosa porque la alimentación no es un dogma, ni un acto de fe, ni siquiera una moda pasajera, la alimentación es una necesidad vital mucho más seria de lo que puede parecer, especialmente durante la infancia. Aunque, al parecer, algunos famosos no lo saben.

Por desgracia, hay un nutrido grupo de famosos, en estos momentos, que ha decidido poner a dieta a sus bebés. Sin entrar en valoraciones sobre la necesidad, o no, de consumir carne, ser vegano o tomar ciertos alimentos, la verdad es que no podemos privar a los niños de ciertos nutrientes y someterlos a una alimentación estricta cuyo único objetivo sea el de mantener una figura delgada. Pero ¿quiénes son estas madres y padres obsesionados con el aspecto físico? ¿Queréis saberlo? La también famosa revista “InTouch” nos los ha desvelado.

- En primer lugar, North West, la hija de Kim Kardashian, un bebé de 14 meses al que su mamá ya le ha prohibido todos los carbohidratos. No nos extraña que la bebé haya sido ya portada, como modelo casi adulta, de ropa y complementos de Channel.

hija de Kim Kardashian

Kim Kardashian ha eliminado de la dieta de su hija los carbohidratos
FUENTE: Instagram

- Otra que ha eliminado los carbohidratos de la dieta de su hija es Victoria Beckham, además de los azúcares. La niña sólo puede comer verdura, pescado y ensaladas. Lo que no ha dicho es que sus hijos varones tienen vía libre para comer todo lo que les apetece, incluso comida basura.

- Jessica Alba, es otra de las que ha eliminado todo tipo de azúcares en la dieta de sus hijas. Les ha prohibido tajantemente los dulces, los bollos y las tartas y les ha dicho que es mucho mejor que coman frutos secos y copos de avena.

- Y la última de la lista es la actriz Gwyneth Paltrow es una vegetariana radical que ha conseguido que sus hijos, Apple y Moses, también lo sean. El problema es cuando van a casa de papá, Chris Martin vocalista de Coldplay, porque están separados hace tiempo, lo de la prohibición de comer carne se la salta con total impunidad.

Ante esto, no estamos en contra, por supuesto, que los padres decidan por los hijos. Al contrario, hasta con pueden hacerlo por sí mismos, son los padres los que deben de decidir. Pero, claro, no en una cuestión tan importante y que puede afectar a su salud como es la alimentación. Esta decisión no deja de ser una excentricidad de los padres que ha llegado impuesta a los más pequeños de la casa, que se ven obligados a cumplir las exigentes dietas de sus progenitores. Los niños tienen que comer de todo (excepto sis son intolerantes a alguna cosa o sufren una enfermedad que les cause trastornos digestivos). Los niños han de crecer fuertes y sanos con un dieta equilibrada y variada, de acorde a su edad. Hay que dejarles probar todos los alimentos, hay que dejarlos que coman solos en sus vajillas infantiles, que se ensucien, que se manchen, que disfruten de la comida. Tiempo tendrán cuando sean mayores y tengan realmente problemas de sobrepeso, de ponerse a dieta ¿No lo creéis?

Mucho nos preocupamos las madres y los padres por la alimentación de nuestros niños, pero hay una verdad que no podemos negar: todo lo que los niños van a aprender, todo lo que ven, lo van a observar primero de sus padres y de las personas con las que pasan tiempo, por eso, en la alimentación de los niños también dentemos predicar con el ejemplo.

Si fuéramos a veces un poco más conscientes de la importancia que tiene educar también en la alimentación, nos daríamos cuenta de lo importante que es esto para el resto de su vida. Que las mamás y los papás escojamos unas buenas costumbres, tanto de alimentación como de actividad física, resulta decisivo para que los niños sigan el mismo camino.

En un hogar en el que los padres se alimentan de forma equilibrada es muchísimo más probable que haya alimentos sanos al alcance del niño. Numerosos estudios señalan que cuando en el hogar hay más frutas y hortalizas, los pequeños consumen mayor cantidad de ellas. Y viceversa: si en casa hay más alimentos no saludables, la ingesta del menor es menos saludable.

comer en familia

Los padres debemos educar a los niños en una alimentación sana
FUENTE: First Nutrition

Por otra parte, si los padres evitáramos un poco más también que los niños no pasaran tanto tiempo sin realizar ejercicio físico. El sedentario en los niños no es bueno. No debemos permitir , es muy poco  que nuestros hijos pasen horas frente al televisor o jugando a videojuegos. Hemos de hacer todo lo posible  para motivar al niño a que se muevao, ya sea mediante juegos, paseos, deportes o cualquier actividad que haga acelerar el corazón.

Tanto una alimentación sana en los niños como el ejercicio físico son pilares que sostendrán la salud de los niños durante el resto de su vida y prevendrán que sufra problemas de obesidad y una larga lista de enfermedades crónicas. Es por ello que, dentro de las normas que los padres seguimos a la hora de educar a nuestros hijos, deberíamos incluir también el compromiso con una dieta saludable que contemple los siguientes aspectos:

– Limitar la cantidad de alimentos poco sanos que hay en casa.

Existe un refrán que resume a la perfección este consejo: “Ojos que no ven, corazón que no siente“. Si el niño no tiene a su alcance alimentos llenos de calorías pero faltos de nutrientes, no tendremos que prohibírselos.

desayuno en familia

La hora de desayuno es un buen momento de alimentación en familia
FUENTE: Revista Hola

– Fomentar un mayor número de comidas compartidas.

Cada vez más investigaciones científicas confirman algo de sentido común: comer en familia mejora la calidad de la dieta del menor. Incluso existen estudios que indican que este hábito puede evitar comportamientos de riesgo en adolescentes.
Hoy en día es prácticamente difícil hacerlo a mediodía, porque muchos niños se quedan al comedor en los colegios, pero sí que podemos hacerlo a la hora de la cena y del desayuno. Aunque sean pequeños, los niños tienen que compartir comidas, cenas, meriendas o desayunos con los papis. Si son pequeños, el desayuno es el mejor momento para conversar, especialmente, los fines de semana. Y nada mejor que sentarlos en la mesa, con su biberón e inculcarles ese hábito desde pequeños.

– Promover la actividad física y restringir el tiempo que los niños dedican a actividades sedentarias.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja limitar a menos de 2 horas diarias el tiempo que los pequeños dedican a ver televisión, jugar a videojuegos o a navegar por Internet (los menores de 2 años de edad, ni deberían ver la televisión).
¿Predicáis con el ejemplo en la alimentación de los niños? Está en vuestras manos. Desde Chupetitos, os recomendamos que lo hagáis

Estamos seguros de que el objeto del que os vamos a hablar en este post, os va a encantar. Se trata de la cuchara que se rellena para dar la papilla a tus hijos. Comer nunca ha sido tan limpio y tan práctico como con la cuchara Squirt, disponible en nuestra tienda online, en la sección de ‘Alimentación Infantil’ y en tres colores diferentes.Esta cuchara dispensadora permite una alimentación cómoda en la que se da la cucharada justa de comida en cada momento.

Para que sepáis mejor en qué consiste, os diremos que la cuchara tiene dos partes: la cabeza o depósito, que es muy fácil de rellenar, y la parte final de la cuchara. Tiene una capacidad de 90 gramos de comida para el bebé y, una vez rellenada con el alimento,simplemente se aprieta la cabeza de la cuchara para que salga sólo la cantidad de comida adecuada. La podéis utilizar con vuestros peques a partir de los 4 meses de edad.

La cuchara Squirt es, sin duda, un gran invento no sólo para que los niños aprendan a comer y se familiaricen con el uso de la cuchara, sino para que la comida, la merienda o la cena no acabe volando por todas partes. Para mayor comodidad, la cuchara se entrega con una funda protectora para que no se salga la comida y para mantener la cuchara limpia entre una toma y otra. Al combinar la cuchara con el contenedor de comida en un mismo producto, Squirt hace que dar de comer con una mano sea coser y cantar. Además, como no podía ser de otra forma, es una cuchara 100% segura para la salud de nuestros bebés, ya que está libre BPA, Ftalato y PVC. Y, además, se puede lavar en el lavavajillas.

cuchara papilla bebe

Cuchara Squirt, cómoda, portátil y fácil de usar

cuchara para pures

Apretando la cabeza de la cuchara, sale sólo la cantidad de comida adecuada

¿Qué os parece? ¡Verdad que es lo que andábais buscando! Es pequeña, práctica y muy fácil de usar. Como veis en las fotografías, la propia cuchara es la portadora de la comida del bebé, por lo que elimina la necesidad de cargar con un montón de tarros y potitos, y evita la suciedad que ello conlleva. Tan sólo tenéis que abrir la cuchara, rellenarla con el puré preferido de vuestro bebé, cerrarla, ¡y a comer! Es ideal para dar de comer a tu peque cuando estéis fuera de casa, cuando os vayáis de viaje, o para que otras personas le den de comer sin ningún problema.

Ahora la tenemos en Chupetitos con un 20% de descuento, por lo que tan sólo por 9,03 euros, IVA incluido, puede ser vuestra. Hazte con una, rellénala y olvídate de problemas en la alimentación de tus hijos.

Durante el embarazo, todas las mujeres procuran llevar una  alimentación sana y equilibrada .También, después de dar a luz, por supuesto. Pero, es durante el embarazo, especialmente, cuando más evitamos ciertos alimentos que pueden ser perjudiciales para la correcta gestación del bebé: carnes crudas, pescado crudo, foies, embutidos, una copita de vino…

Todas las embarazadas tienen especial cuidado en consumir determinados alimentos que, en estados normales no supondrían ningún peligro, pero que en estos momentos pueden acarrear algún que otro problema, especialmente para el desarrollo del bebé.

jamon

El jamón serrano, el alimento de las embarazadas después del parto

Hace tan sólo unos días, leíamos en los medios de comunicación  que uno de esos “deseados alimentos” que más echan de menos las mujeres embarazadas, a lo largo de su gestación, es el jamón serrano. Estos datos han aparecido después de realizarse una encuesta entre más de mil madres españolas que han expresado su opinión respecto. Y es que resulta complicado vivir ajenos a ciertos placeres para el paladar. ¿Verdad? Sobre todo, se si trata de un alimento tan rico y tan español como el jamón. ¡Ummmm!

Según este estudio, el jamón serrano gana por goleada, ya que el 89 por ciento de las madres españolas añoran que no les acompañe durante los nueve meses de su gestación. El rico jamón se convierte, pues, en el primer deseo que aparece en la mente de las recién paridas, nada más dar a luz a sus bebés. En segundo lugar, aunque bien alejado del primer puesto, tenemos la carne poco hecha, algo que echan de menos el 5% de las madres.

En los tres últimos puestos nos encontramos con el queso no pasteurizado, que supone el 3% de los deseos alimenticios; el foie que es un 2% de las mamás el que lo echan de menos. Y, por último, se encuentra el sushi que sólo lo añoran el 1% de las mujeres que acaban de dar a luz.

Así que con estos datos que tenemos de primera mano, lo mejor va a ser que cuando vayáis a ver a las mamás que acaban de tener a su peque, les llevéis un buen bocadillo de jamón. Y si junto al bocata, lleváis uno de los chupetes personalizados que tenemos en nuestra web, el regalo, os aseguramos, que será completo y que tanto la mamá como el bebé os lo agradecerán siempre.