Etiquetado en las publicaciones ‘bebé’

Cuando tienes que elegir el nombre de tu bebé,  te enfrentas a una de las tareas más difíciles. En primer lugar, porque la persona implicada no puede formar parte de esta decisión y debemos hacerlo por ella. La responsabilidad es tan grande que hemos de ser plenamente conscientes de ello y estar seguros y convencidos de que la opción que vamos a elegir es la opción con la que nuestros hijos vayan a estar a gusto.

Son varios los factores a tener en cuenta a la hora de elegir el nombre del bebé. Hay quien sabe cómo llamará a sus hijos desde mucho antes de tenerlos. Si perteneces a este grupo, si lo tienes claro, si siempre has sabido cómo se llamaría tu niña o tu niño y nadie pone objeciones estás de suerte, porque te has quitado una de las preocupaciones más difíciles de encima. En caso contrario, vamos a darte una serie de consejos para que elegir el nombre de bebé y que no te resulte una labor tediosa.
Piensa que el nombre es algo que acompañará al bebé durante toda su vida FUENTE: pixabay.com

Piensa que el nombre es algo que acompañará al bebé durante toda su vida
FUENTE: pixabay.com

Vivimos en una sociedad en que todo el mundo opina acerca de todo y cuando hay un niño en camino mucho más. Padres, abuelos, tíos, amigos que han sido padres… todo el que ha pasado por la experiencia de la maternidad y de la paternidad tiende a pensar que sabe todo lo que hay que saber y que ha de compartir su sabiduría con el resto del mundo. Esto puede ser útil en ocasiones, y un auténtico suplicio en otras.
Así que, para elegir el nombre de tu bebé, lo mejor es que, en primer lugar, pidas consejo si lo necesitas, pero no te dejes apabullar por las recomendaciones de otras personas. Elegir nombre de bebé es un tema en que casi todo el mundo cree tener derecho a opinar y es muy probable que sea una de las primeras cosas de las que te hablen cuando anuncies que esperas un hijo. No te dejes impresionar y mucho menos quieras atender las peticiones de todo el mundo, porque es imposible darle con el gusto a todo el mundo. Bueno, quizás es posible, pero es muy difícil.

La decisión de qué nombre de bebé elegir es algo que ha de concernir a los padres de la criatura y aunque los consejos y sugerencias del entorno pueden estar bien no has de sentirte coaccionado por ellos. Si varias personas sugieren un nombre que a ti no te gusta no te preocupes, olvídalo y sigue buscando.

De hecho, en ocasiones resulta de lo más complicado que los padres del bebé se pongan de acuerdo en un nombre. Imagina si se necesita más consenso. Es normal que a los miembros de la pareja les gusten distintos nombres, incluso que detesten el elegido por la otra parte. Es entonces cuando uno de los dos ha de ceder o se inicia la búsqueda de un nombre de bebé de común acuerdo.

Y sabiendo que no hay que dejarnos influenciar por el entorno está bien prestar atención a aquellas sugerencias que realmente te gusten, especialmente si estás indeciso y no hay acuerdo en la pareja. Apunta aquellos nombres que te gusten y crees que pueden encajar con tu bebé para hacer una criba posterior.

Una vez que tengas varias opciones hay algunas consideraciones que es recomendable tener en cuenta. Ya comentamos que el nombre de un niño o una niña es algo que le acompañará durante toda su vida, por lo que no hay que fijarse en el momento actual, sino pensar en años vista, en el futuro.

Así que si eres un gran aficionado de “Juego de Tronos” y te mueres por llamar a tu niña Arya o Daenerys piensa que cuando la criatura tenga 45 años nadie se acordará de la serie, mucho menos de los libros, e igual no se siente cómoda con él. Las series son fuente de inspiración para elegir nombres, pero hay que tener cuidado con ellas.

Cuando elijas el nombre de tu bebé, encárgale un chupete personalizado FUENTE: chupetitos.com

Cuando elijas el nombre de tu bebé, encárgale un chupete personalizado
FUENTE: chupetitos.com

Algo que también te puede ayudar es pensar en los apellidos que van a acompañar al nombre. Si tenemos un apellido raro o que pueda dar juego a bromas, cuidado con el nombre que ponemos delante. Asimismo, si tenemos apellidos más bien largos, es recomendable escoger un nombre corto y, si tenemos un apellido corto, un nombre largo puede quedar bien. Evita las rimas fáciles entre nombre y apellido como, por ejemplo, Ramón Redón.

Y, sobre todo, no olvides que el nombre que pongas a tu hijo o hija puede influir en su personalidad. Por tanto, procura no ponerle un nombre de tendencia pasajera ni muy extraño. ¡Ah! Y ya sabes… una vez hayas elegido el nombre de tu bebé, acuérdate de comprarle un chupete personalizado que haga saber a todo el mundo cómo se llama y lo bonito que es, finalmente, su nombre. ;-)

Hay veces que los nacimientos se producen de forma inesperada y en lugares inesperados. En un taxi, en un avión, en la sala de espera del hospital… Cuando la fuerza de la naturaleza lanza toda su energía, es imposible pararla, y cuando un bebé elige el momento para ver la luz, tampoco es posible ponerle freno. Lo más singular de la noticia que conocimos hace unos días es que un bebé ha nacido en un supermercado canadiense, mientras su madre hacía la compra. Pero lo más insólito no es el lugar donde nació el pequeño, sino que la madre no sabía que estaba embarazada.

Fotografía de Jen Matchett con el bebé que nació en el supermercado FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Fotografía de Jen Matchett con el bebé que nació en el supermercado
FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Ashleigh Miller-Cross es una mujer canadiense que, como cualquier ama de casa, decidió salir a hacer la compra a un supermercado cercano para llenar su despensa. Estando en plena tarea le vinieron unos dolores muy fuertes que ella, en ningún momento, identificó como de parto. Y es que la mujer no sabía que estaba embarazada. Algo que parece totalmente increíble, de hecho muchos lo ponen en duda. Ante este desconocimiento suyo, Ashleigh manifesto que hacía sólo 10 meses que había sido madre, por lo tanto le resultaba inconcebible que pudiera volver a ser madre en tan corto espacio de tiempo.

Lo cierto y verdad es que la mujer, al sentir los dolores, entró al baño y descubrió que medio cuerpecito de su bebé ya estaba fuera. Alertados por los gritos acudió el gerente del supermercado y algunos empleados. Aunque pidieron ayuda médica, cuando quisieron llegar, el bebé ya estaba en brazos de su madre.

Su caso, rápidamente saltó a los medios de comunicación de Canadá y familiares de los padres del bebé aprovecharon el momento para pedir ayuda, dado que los progenitores, que no esperaban la llegada del nuevo bebé, no disponen de una situación familiar económica adecuada como para afrontar los gastos que supone cuidar de dos niños pequeños.

La fotógrafa plasmó al bebñe "ingrediente" más de la lista de la compra de la madre FUENTE: Facebook de Jen Matchett

La fotógrafa plasmó al bebñe “ingrediente” más de la lista de la compra de la madre
FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Precisamente, la publicación del caso en los medios y la petición de ayuda fue la que hizo que la fotógrafa Jen Matchett  se ofreciera a realizar un book fotográfico al bebé, aprovechando que su nacimiento había sucedido en un lugar tan singular. Las imágenes, subidas al Facebook de la fotógrafa con una gran calidad y un gran toque de humor, pronto se convirtieron en virales y el bebé, que aparece en la mayoría de fotografías dentro de una cesta del supermercado, es incluido como un “ingrediente” más de la lista de la compra de la madre. ;-)

Estamos convencidos de que con los millones de visitas y comentarios que han recibido las fotos del bebé en la página de la fotógrafa, nos imaginamos que habrá ayudado de sobra a sus papás con la economía familiar, y para él y su otro hermano habrá sido todo un alivio el poder hacerlo.

¿Qué os parece la historia? Para nosotros, es una de esas historias sorprendentes que consiguen arrancarnos una sonrisa de los labios por su ternura y que van más allá de cualquier mito sobre el embarazo.

Cuando alguien a quien conocemos acaba de dar a luz, es normal que nos haga mucha ilusión y queramos hacerle un regalo. Depende de la relación que tengamos con esa persona, puede que le hagamos varias sorpresas y que algunas de ellas se las lleguemos a dar antes de que la madre haya dado a luz. Pero, normalmente, siempre que hacemos un detalle lo hacemos cuando vamos a ver al bebé y a la madre al hospital.

Cuando vamos a visitarlos, tenemos varias opciones a la hora de hacerle un regalo, pero si lo que queremos es hacer un presente original, podemos hablar con la madre con antelación y preguntarle qué necesita. Si no lo preguntas y prefieres decidir por tu cuenta, son muchas las cosas que se necesitan cuando se tiene un bebé, como algo de ropa, el carrito, el cambiador, la bañera, los objetos y muebles de su habitación, el chupete, los pañales, un doudou, un peluche etc.

Un chupete siempre es buen regalo porque el bebé va a necesitar varios por si alguno no le acaba de gustar o por si los pierde, o por si se ha de dejar alguno en casa de los abuelos, para cuando cuiden al bebé. Si, además, el chupete está personalizado, el regalo es aún más original y divertido. En Chupetitos, tenemos una gran variedad de chupetes personalizados para recién nacidos de primera calidad, fabricados en España, con diversos diseños y diferentes tipos de tetinas para que puedas elegir. Sólo tienes que escoger el packde chupetes que más te guste y un tipo de tetina y personalizarlo con el nombre del bebé.

Un chupete siempre es buen regalo que llevar a un bebé en el hospital FUENTE: chupetitos.com

Un chupete siempre es buen regalo que llevar a un bebé en el hospital
FUENTE: chupetitos.com

Hay personas a las que les gusta hacer regalos no solamente al bebé, como ropa, juguetes o complementos que suelen ser los más clásicos, sino también a la madre. Debemos recordar que estar embarazada es un momento muy feliz y especial en la vida de la madre, pero que el momento de dar a luz también puede ser difícil para algunas de ellas. Por lo que seguramente valoren inmensamente que también hayas pensado en ellas a la hora de traer un regalo al hospital. Lo mejor en estos casos es siempre optar por algo fácil y práctico como un álbum de fotos o un ramo de flores.

Recuerda que lo más importante es el hecho de que hayas pensado en esta persona que acaba de dar a luz y hayas tenido la buena voluntad de pensar en algo para regalar . Por lo tanto, no es tan importante qué compres o cuánto dinero te hayas gastado, sino el hecho de haber tenido un detalle. Algo que, seguramente, le hará mucha ilusión a la madre.

Parece que dar el biberón al bebé es fácil, pero hay veces que muchos niños no pueden concentrarse a la hora de comer, no les gusta demasiado el momento de alimentarse y les cuesta más que a otros tomar el biberón.  En estos casos, saber cómo podemos darles bien el biberón es necesario; así que tener en cuenta una serie de consejos importantes nos vendrá bien a mamás y a papás.

Para dar el biberón a nuestro bebé de forma correcta, lo primero que hay que hacer es buscar un sitio tranquilo, donde todos estemos relajados y es muy importante no tener prisa; ya que algunos bebés son unos glotones y otros, simplemente, necesitan más tiempo y les cuesta más comer.

Busca un sitio tranquilo cuando le des el biberón a tu bebé FUENTE: youtube.com

Busca un sitio tranquilo cuando le des el biberón a tu bebé
FUENTE: youtube.com

Después, hay que preparar el biberón: la leche no debe estar a más de 37 grados ni a menos de 35. Si la leche está fría puede producirles retortijones. Además, cuando introduzcamos el preparado, hay que agitarlo bien, para que no quede ningún grumo que pueda obstruir la tetina.

El tercer punto a tener en cuenta es estar cómodos, tanto nosotros como nuestro bebé. Una buena postura sería con la espalda apoyada en algún lugar y el peque en brazos. Si lo necesitamos, podemos ponernos un cojín debajo del brazo que sostiene el biberón para nuestra mayor comodidad y para no tener el brazo tanto tiempo en tensión.

La cuarta clave es la postura, tanto la nuestra como la del bebé. Su cabeza debe apoyarse en nuestro brazo, estando a una altura mayor que el estómago para evitar posibles gases. Y para mayor seguridad aún, lo mejor es utilizar un biberón anticólicos como el biberón anticólicos de Dr. Brown’s de boca ancha de 120 ml., que es uno de los más efectivos a la hora de evitar los tan temidos cólicos del lactante. Dispone de un exclusivo sistema de ventilación completa que permite la entrada del aire en el biberón a través de una válvula colocada en la boquilla, impidiendo que el bebé trague aire o se mezcle con la leche, manteniendo todas sus vitaminas al reducir la oxidación de las mias y los cólicos del lactante.
Asimismo, previene la formación de vacío dentro del biberón y cavidad oral del bebé, disminuyendo el riesgo de otitis media por la acumulación de fluido en las trompas de eustaquio del bebé. Está fabricado en polipropileno, es libre de Bisfenol-A, cumple la Normativa Europea EN14350 y su tetina es de silicona pura de Nivel 1 (ideal para bebés de 0 – 3 meses).
El biberón anticólicos de Dr. Brown's de boca ancha de 120 ml., que es uno de los más efectivos a la hora de evitar los tan temidos cólicos del lactante FUENTE: chupetitos.com

El biberón anticólicos de Dr. Brown’s de boca ancha de 120 ml., es uno de los más efectivos a la hora de evitar los cólicos del lactante
FUENTE: chupetitos.com

La quinta clave es cómo colocar el biberón correctamente. Para ello, lo mejor es que la tetina siempre esté llena para que no trague aire y para poder hacerlo, el biberón debe estar inclinado. Hay que retirarlo de vez en cuando para que la tetina no se pegue y así el líquido pueda pasar correctamente.

Y, por último, los bebés han de echar los gases. Muchas veces, paran de comer porque tienen mucho aire en su estómago y, hasta que no lo echan, no pueden seguir comiendo. Por ello, para que lo echen, os recomendamos que lo coloquéis sobre nuestro hombros y le deis unas palmaditas ligeras en la espalda.

Si hay un accesorio por antonomasia que es el compañero preferido e inseparable de muchos bebés durante sus primeros meses y, a veces, años de vida, ese es el chupete. De hecho, separarse de un compañero de batallas tan fiel no es nada sencillo para muchos peques. Entre otras razones, porque el chupete les calma, les proporciona relax y hasta es capaz de hacerle olvidar el malestar cuando parece que ninguna otra cosa puede hacerlo.

Chupetes Personalizados de Chupetitos, básico niño, modelo Glamour FUENTE: chupetitos.com

Chupetes Personalizados de Chupetitos, básico niño, modelo Glamour
FUENTE: chupetitos.com

Os habéis preguntado alguna vez por qué a los bebés les gusta tanto el chupete. Según los especialistas, el chupete les gusta mucho porque el bebé tiene necesidad de succión desde que nace, una necesidad que recibe el nombre de succión no nutritiva (porque no le alimenta). Y ese instinto natural se sacia no solo alimentándose del pecho de mamá o del biberón, sino también con un chupete. En esa succión encuentra consuelo y relax, de tal forma que cuando se acostumbra a ello, no resulta nada fácil conseguir que se olvide del chupete. Por eso, decimos que el chupete evoluciona con el bebé, adaptándose a su crecimiento, lo que significa que hay que ir comprando distintos tipos de chupete para cada edad de os niños.

Elegir un buen chupete para el bebé no es del todo difícil porque el bebé sabe perfectamente cuál es el que le gusta y si no le resulta cómodo, no dudará en desecharlo. Es cuestión de probar un poco al principio y actuar con el método prueba/error, pero para elegir el más adecuado debemos tener claro lo que queremos. El material de la tetina (látex o silicona) será una de las primeras decisiones a tomar. La tetina de látex es más blanda y flexible, lo que hace que se parezca más al pecho materno. Sin embargo, al ser un material natural, puede deformarse con más facilidad, por lo que se recomienda cambiar el chupete cada dos meses como mucho. Por el contrario, la tetina de silicona es más rígida y se desgasta menos, aunque resiste peor los mordiscos del bebé, razón por la que se recomienda antes de que le empiecen a salir los dientes.

Chupete con la Frase "No digo ni pío", disponible en tetina anatómica de látex o silicona FUENTE: chupetitos.com

Chupete con la Frase “No digo ni pío”, disponible en tetina anatómica de látex o silicona
FUENTE: chupetitos.com

Por lo demás, todos los chupetes deben cumplir determinadas características recogidas en la normativa europea, la cual  señala que deben ser de la siguiente forma:

  • La base del chupete debe tener al menos dos orificios de ventilación con un mínimo de 4 milímetros de diámetro.
  • Esa misma base debe tener bordes redondeados o protegidos para evitar cortes.
  • No puede contener piezas que se puedan desmontar. Así se evita que el niño trague sin querer algún elemento.
  • La tetina debe ser de un material flexible y medir como máximo 30 milímetros.

En Chupetitos, todos nuestros chupetes cumplen esa normativa y están pensados para satisfacer las necesidades y etapas de crecimiento de cada bebé. Tenemos chupetes personalizados para bebés de 0 a 6 meses y de 6 a 36 meses; pero también chupetes de diseño de las mejores marcas de puericultura, chupetes con frases, chupetes para ocasiones y celebraciones especiales (Día de la Madre, Día del Padre, etc.), incluso, sujetachupetes y conjuntos personalizados con chupetes. Echa un vistazo y elige el mejor para tu bebé.

Si hay un elemento imprescindible para el bebé, después de su chupete, es el sujetachupetes, como bien os podréis imaginar. Y es que, con el tiempo, cuando nuestro bebé empieza a usar el chupete descubrimos que las probabilidades de que se le caiga al suelo son mucho más que altas y si no tenemos a mano un sujetachupetes no damos a basto a limpiar y esterilizar el chupete o a coger varios de recambio.

Los sujetachupetes de tela reversible son muy prácticos y cómodos para llevar el chupete del bebé FUENTE: chupetitos.com

Los sujetachupetes de tela reversible son muy prácticos y cómodos para llevar el chupete del bebé
FUENTE: chupetitos.com

Para evitar estas situaciones están los sujetachupetes que hacen una función muy práctica y útil de prevención frente a caídas. Es muy importante a la hora de seleccionarlos, tener algunas claves de seguridad presentes, tal y como os hemos comentado en muchas ocasiones, ya que con elemento y accesorios como estos, la seguridad de nuestro bebé es lo primero.

A la hora de elegir bien un sujetachupetes, hemos de tener en cuenta las siguientes cosas:

1.- Ver a qué se sujeta. Es muy útil que se sujete a más cosas, no sólo a la ropa, como por ejemplo, al cochecito de paseo o a la sillita, de forma que nos haga más fácil la vida.

2.- El sistema del sujetachupetes. Cuanto más sencillo sea su uso, mejor. Por ejemplo, el sistema de clip.

3.- La seguridad. Esto es de sentido común. La cinta del chupete no debe suponer ningún peligro para al bebé, por lo que lo mejor es que no tenga esquinas ni puntas y que los bordes redondeados es una buena idea. Además, el sujetachupetes debe cumplir las normas de seguridad europeas EN-12586:2007.

4.- Deben resultar fáciles de limpiar. Por ejemplo, que se limpien fácilmente con un paño o debajo del grifo.

5.- El material de fabricación. Los hay hechos de telas suaves, como es el caso del sujetachupetes Dr.Brown que tenemos a la venta en la web de Chupetitos, en color verde o naranja. Se trata de un sujetachupetes realizado en tela reversible, con terminación en aro de silicona para agarrar el chupete al botón o a la anilla y con una práctica pinza que se sujeta de forma sencilla a la ropa del bebé.

6.- Ver si pueden ser 2 en 1. Si además de hacernos la función de evitar que el chupete vuelva a perderse, nos ayuda a la estimulación del bebé, pues mejor. Os lo comentamos porque hay sujetachupetes que vienen con muchas etiquetas de diferentes colores y texturas para desarrollar el sentido de la vista y del tacto de nuestros pequeños.

Un sujetachupetes personalizado es una gran ventaja porque evita que se pierda el chupete y el propio sujetachupetes FUENTE: chupetitos.com

Un sujetachupetes personalizado es una gran ventaja porque evita que se pierda el chupete y el propio sujetachupetes
FUENTE: chupetitos.com

7.- Ver si se puede personalizar. Esta función es una gran ventaja, porque así no perderás ni el chupete ni el sujetachupetes. Para la guardería es perfecta esta opción porque evita que además se corra el riesgo de compartirlo con otro niño u otra niña. Nuestro modelo sujetachupetes Chupetitos es personalizable y está disponible en colores blanco, rosa, azul y naranja. Está realizado en copolyester y cumple las Normas de Seguridad Europeas EN-12586:2007. Se trata de sujetachupetes libres BPA y resultan ideales para combinar con los pack de chupetes de Chupetitos con anilla.

 Si tenéis en cuenta todas estas cosas, seguro que elegiréis adecuadamente el sujetachupetes de vuestro bebé. Recordad que no son accesorios muy caros y conviene tener uno porque resultan muy prácticos y evitan que el chupete termine siempre en el suelo.