Etiquetado en las publicaciones ‘bebés descalzos’

Seguro que has oído y visto en más de una ocasión que el bebé tiende a descalzarse, algunos niños más que otros, y siente un gusto especial por andar descalzo. Aunque muchos de nosotros creemos que es mejor que lleven siempre los zapatos puestos, también existe la teoría de aquellos que creen que es mucho mejor que los niños pequeños caminen descalzos de vez en cuando por casa.

Los niños tienen un proceso natural a la hora de acostumbrase a llevar la ropa y los zapatos. Recuerda que poco a poco deben sentirse a gusto con ellos, puesto que la vestimenta es algo que se lleva para protegernos del frío y de aquello que podría hacerles daño, en el caso de los pies, pero que también es una convención social. La moda va mucho más allá de la pura necesidad de vestirnos y como es algo que no forma parte de la misma naturaleza humana más que por protección, debemos acostumbrarlos poco a poco a llevarla.

Cuando el bebé está aprendiendo a andar necesita tener movilidad total en los pies e ir descalzo FUENTE: pixabay.com

Cuando el bebé está aprendiendo a andar necesita tener movilidad total en los pies e ir descalzo
FUENTE: pixabay.com

Así pues, es normal que tu bebé intente quitarse los zapatos y se sienta más cómodos caminando descalzo por casa. Además, cuando los bebés están aprendiendo a andar necesitan tener movilidad total en los pies con tal de poder adaptar las piernas de modo que puedan sentirse más estables. Con el tiempo aprenderán a andar con los zapatos, pero es natural que al principio se sientan más seguros a la hora de andar sin ellos.

Uno de los beneficios, aparte de la comodidad del niño para andar, es que podrá articular mejor los movimientos con los pies, lo que podría darle una mejor agilidad y estabilidad frente a los niños que llevan siempre los zapatos puestos desde incluso antes de empezar a andar.

Algunas teorías también aseguran que el desarrollo nervioso del bebé será más favorable si camina descalzo durante los primeros meses de vida, ya que el pie va conectado con todo el sistema nervioso del organismo, por lo que necesita desarrollarse del mismo modo que cualquier otra parte del cuerpo. Si bien las manos van descubiertas y el niño puede tocar y tener sensaciones a través de ellas, lo mismo sucedería con los pies. Eso sí, has de tener en cuenta que el niño deberá andar siempre descalzo en casa o en zonas que hayan sido limpiadas y estén lejos de peligro para él y sin ningún objeto peligroso de por medio. Una buena opción es ponerle unos calcetines de los que tienen almohadillas en la parte inferior y así no podrá caerse y se sentirá más cómodo, sobre todo en invierno.

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie FUENTE: pixabay.com

Poco a poco, podrás ir introduciendo los zapatos en el día a día del bebé, tanto en la calle como en casa, para que aprenda a caminar, mantener el equilibrio y tener las piernas y el resto del cuerpo bien desarrollado, con los pies protegidos y con la salud que se necesita para crecer sano y fuerte, además de feliz.

El hecho de llevar zapatos no hace que a los niños se les desarrolle mejor el pie. De hecho, igual que se dice que andar por la playa es muy saludable, andar descalzo por casa también lo es, porque de ese modo el pie adopta posiciones que con un zapato difícilmente adoptará, de ese modo se fortalece la musculatura del pie y del tobillo y de ese modo el  bebé estará más preparado para caminar, correr, saltar, etc.