Etiquetado en las publicaciones ‘chupetes’

El chupete es el accesorio perfecto para calmar a los bebés, para facilitarles el sueño, aliviar los molestos cólicos y hasta disminuir los riesgos de muerte súbita. Sin embargo, hay personas que piensan que el chupete puede afectar a la lactancia, al desarrollo del habla del pequeño o, incluso, crearle una dependencia máxima. Por eso, es importante tener en cuenta algunas precauciones cuando decidimos que nuestro bebé use el chupete.

Elige el chupete que se corresponda con la edad del bebé FUENTE: chupetitos.com

Elige el chupete que se corresponda con la edad del bebé
FUENTE: chupetitos.com

Conocer las cosas que se hacen mal con los chupetes es un paso importante para nuestro bebé lo utilice bien. Así, en primer lugar, debemos prestar atención al tamaño del chupete y escoger solamente aquel que sea adecuado para su edad. Por eso, hay chupetes de 0 a 6 meses y chupetes de 6 a 36 meses. Procurad, además, que no tenga partes pequeñas que puedan desprenderse y comprometer la seguridad de nuestros hijos. Y no ahorres en chupetes: cambiadlos en cuanto notéis algún signo de deterioro como, por ejemplo. verlo más opaco.

En segundo lugar, no abuséis de colocarlos en el lavaplatos. Todos los chupetes deben ser esterilizados, incluso cuando se los acabes de comprar. Pero lo mejor es hervirlos durante al menos cinco minutos, al menos una vez, pero varias veces al día si tu bebé está malito. Siempre que no se estén usando, colócales el tapón o tapa de seguridad y guárdalos para evitar que se ensucien. Y nunca “limpies” un chupete que se cayó colocándolo en tu boca: tu saliva también tiene gérmenes que pueden perjudicar a tu bebé.

En Chupetitos, todos nuestros chupetes personalizados llevan de regalo una tapa protectora con función esterilizador. Basta colocar esa tapa al chupete y llenarlo de agua hasta cubrir la tetina, introducirlo en el microondas durante 30 segundos a 750 watios y ya tienes tu chupetito esterilizado.

Un chupete puede hacer maravillas para tranquilizar a un bebé, pero no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá. El chupete no debe ser un recurso recurrente para que el bebé no llore: llorar es una manera sana que tiene el bebé de expresar una necesidad. Asegúrate de interpretar esa necesidad antes de bloquearla. Sin embargo, ofrécele el chupete cuando tu pequeño esté cansado, ya que ayudará a conciliar su sueño. Pero procura retirarlo y no volverlo a colocar cuando ya se haya dormido.

El chupete no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá FUENTE: pixabay.com

El chupete no debe ser sustituto de los brazos de mamá y papá
FUENTE: pixabay.com

La necesidad de succión y la necesidad de alimento son dos cosas diferentes. El chupete no debe ser untado con alimentos para tratar de “engañar” al bebé a que pruebe nuevos sabores. Para la alimentación del bebé, la comida debe ser ofrecida con una cuchara. No mojes al chupete en sustancias dulces ni en zumos para tratar de que el bebé lo acepte, ya que el azúcar de estos alimentos favorece la aparición de caries. Tampoco debe ser empleado para distraer al niño que tiene hambre.

Aún con todas estas precauciones, el uso prolongado del chupete está asociado con problemas en la dentición, así como con mayor incidencia de otitis y resfriados. A partir de que tu bebé cumpla un año, procura reducir el tiempo de uso del chupete para que progresivamente lo abandone. A esa altura, ya tendrás otros recursos para tranquilizarle y el bebé se tranquilizará casi enseguida, porque habrás evitado todos los malos usos del chupete y habrás acostumbrado a tu bebé a este accesorio con cautela y de la forma correcta.

Si hay un accesorio por antonomasia que es el compañero preferido e inseparable de muchos bebés durante sus primeros meses y, a veces, años de vida, ese es el chupete. De hecho, separarse de un compañero de batallas tan fiel no es nada sencillo para muchos peques. Entre otras razones, porque el chupete les calma, les proporciona relax y hasta es capaz de hacerle olvidar el malestar cuando parece que ninguna otra cosa puede hacerlo.

Chupetes Personalizados de Chupetitos, básico niño, modelo Glamour FUENTE: chupetitos.com

Chupetes Personalizados de Chupetitos, básico niño, modelo Glamour
FUENTE: chupetitos.com

Os habéis preguntado alguna vez por qué a los bebés les gusta tanto el chupete. Según los especialistas, el chupete les gusta mucho porque el bebé tiene necesidad de succión desde que nace, una necesidad que recibe el nombre de succión no nutritiva (porque no le alimenta). Y ese instinto natural se sacia no solo alimentándose del pecho de mamá o del biberón, sino también con un chupete. En esa succión encuentra consuelo y relax, de tal forma que cuando se acostumbra a ello, no resulta nada fácil conseguir que se olvide del chupete. Por eso, decimos que el chupete evoluciona con el bebé, adaptándose a su crecimiento, lo que significa que hay que ir comprando distintos tipos de chupete para cada edad de os niños.

Elegir un buen chupete para el bebé no es del todo difícil porque el bebé sabe perfectamente cuál es el que le gusta y si no le resulta cómodo, no dudará en desecharlo. Es cuestión de probar un poco al principio y actuar con el método prueba/error, pero para elegir el más adecuado debemos tener claro lo que queremos. El material de la tetina (látex o silicona) será una de las primeras decisiones a tomar. La tetina de látex es más blanda y flexible, lo que hace que se parezca más al pecho materno. Sin embargo, al ser un material natural, puede deformarse con más facilidad, por lo que se recomienda cambiar el chupete cada dos meses como mucho. Por el contrario, la tetina de silicona es más rígida y se desgasta menos, aunque resiste peor los mordiscos del bebé, razón por la que se recomienda antes de que le empiecen a salir los dientes.

Chupete con la Frase "No digo ni pío", disponible en tetina anatómica de látex o silicona FUENTE: chupetitos.com

Chupete con la Frase “No digo ni pío”, disponible en tetina anatómica de látex o silicona
FUENTE: chupetitos.com

Por lo demás, todos los chupetes deben cumplir determinadas características recogidas en la normativa europea, la cual  señala que deben ser de la siguiente forma:

  • La base del chupete debe tener al menos dos orificios de ventilación con un mínimo de 4 milímetros de diámetro.
  • Esa misma base debe tener bordes redondeados o protegidos para evitar cortes.
  • No puede contener piezas que se puedan desmontar. Así se evita que el niño trague sin querer algún elemento.
  • La tetina debe ser de un material flexible y medir como máximo 30 milímetros.

En Chupetitos, todos nuestros chupetes cumplen esa normativa y están pensados para satisfacer las necesidades y etapas de crecimiento de cada bebé. Tenemos chupetes personalizados para bebés de 0 a 6 meses y de 6 a 36 meses; pero también chupetes de diseño de las mejores marcas de puericultura, chupetes con frases, chupetes para ocasiones y celebraciones especiales (Día de la Madre, Día del Padre, etc.), incluso, sujetachupetes y conjuntos personalizados con chupetes. Echa un vistazo y elige el mejor para tu bebé.

La esterilización de biberones, chupetes y otros utensilios del bebé es importantísima para la salud de los más pequeños, ya que cuando nacen están expuestos a muchísimos gérmenes y bacterias que pueden provocarle infecciones y problemas subyacentes. Mantener una correcta higiene de los chupetes y biberones que se vayan a utilizar es crucial y hay diversas razones para hacerlo.  Incluso, si los biberones o chupetes son nuevos. ¡Te las contamos!

Esterilizar chupetes y biberones es crucial para evitar enfermedades, cuando el bebé es pequeño FUENTE: youtube.com

Esterilizar chupetes y biberones es crucial para evitar enfermedades, cuando el bebé es pequeño
FUENTE: youtube.com

1.- En primer lugar, por algo tan fundamental como básico: cuando el bebé es aún pequeño, sus defensas inmunitarias no están totalmente desarrolladas, de manera que no esterilizar sus utensilios o no lavarlos correctamente puede derivar en infecciones intestinales, así como otras afecciones relacionadas.

Existen varias maneras de esterilizar los biberones o los chupetes del bebé, pero antes de que optes por alguna de ellas, siempre es conveniente lavar previamente con agua caliente y jabón muy minuciosamente los chupetes y biberones con un cepillo y darle la vuelta a las tetinas de los biberones, para arrancar cualquier resto de leche que haya quedado pegada.

2.- En segundo lugar porque las bacterias más dañinas para un bebé se pueden transferir desde las manos de las personas adultas o los restos de leche acumulados en biberones y chupetes. Un lavado a fondo de nuestras manos y de los utensilios de succión y alimentación del bebé ayudarán a reducir este riesgo, y la esterilización garantizará que se elimine cualquier bacteria que haya podido permanecer ahí.

3.- En tercer lugar porque podría sufrir con más intensidad enfermedades como amigdalitis, faringitis, afecciones bucales, o gastroenteritis. De hecho, en la actualidad, la diarrea de los lactantes es un motivo habitual de consulta pediátrica y de hospitalización en Europa. La gastroenteritis se ocasiona por la invasión de gérmenes en la mucosa digestiva. Para evitar esto, o al menos disminuir el riesgo de infección, no sólo es conveniente vigilar la higiene de los alimentos que va a tomar, sino que es importante esterilizar los biberones y las tetinas de tu bebé, puesto que están en contacto directo con su boca.

Las bacterias más dañinas para un bebé se pueden transferir a través de los restos de leche acumulados en biberones y chupetes FUENTE:

Las bacterias más dañinas para un bebé se pueden transferir a través de los restos de leche acumulados en biberones y chupetes
FUENTE: pxhere.com

Así que, conocidas las tres razones principales por las que debes esterilizar chupetes y biberones, ten en cuenta, además, los siguientes factores:

  • Un biberón que se ha esterilizado, dura esterilizado de 4 a 6 horas, ya que al entrar en contacto con el medio ambiente comienza a contaminarse de nuevo.
  • Después de usar el biberón y las tetinas, conviene lavarlo con agua y jabón para evitar que los residuos que hayan quedado se queden pegados. Es importante que queden muy bien enjuagados.
  • Para facilitar la labor de lavar el biberón y los chupetes sin que quede algún resto, conviene que utilices un cepillo.
  • Si quieres secar el biberón o el chupete esterilizado antes de guardarlo, es preferible que utilices un trapo exclusivo para usarlo en los biberones y chupetes del bebé y así evitas que haya alguna transferencia de grasa de los otros trapos que usas.
  • Guarda los biberones, tetinas y chupetes esterilizados en un tupper u otro lugar, pero que sea específico para ellos. Se mantendrán higiénicos por más tiempo y evitarás que el polvo entre en contacto.
  • A partir de los cuatro meses, tu pequeño querrá llevárselo todo a la boca. Aun así, no está de más que sigas esterilizando el biberón y los chupetes para evitar que algún resto que haya quedado de leche o de sus zumos pueda generar gérmenes.

Esta es una de las eternas preguntas que nunca dejaremos de oír. ¿Es bueno usar el chupete? Y ¿hasta cuándo? La pregunta tiene respuestas muy variadas, sobre todo, dependiendo de a quién se la hagamos, pero lo que es bien cierto es que a muchos bebés succionar el chupete les gusta y les sirve para tranquilizarse cuando están irritables y también les calma el dolor (ya que la succión genera endorfinas).

Aunque se ha acusado al chupete de perjudicar a la lactancia materna, no se ha demostrado que influya tanto como se cree ni en el establecimiento ni en la duración de la misma; pero sí que es verdad que debe utilizarse bien. Por otro lado, diversos estudios han demostrado un efecto protector del uso del chupete durante el sueño sobre la muerte súbita del lactante. Así que el chupete, en su justa medida y bien utilizado, es bueno para el bebé.

El chupete le sirve al bebé para tranquilizarse cuando está irritable y para calmarle el dolor FUENTE: pxhere.com

El chupete le sirve al bebé para tranquilizarse cuando está irritable y para calmarle el dolor
FUENTE: pxhere.com

Para usar bien el chupete, básicamente, hay que seguir las siguientes pautas:

  • En niños que se alimentan con lactancia materna, hay que ofrecerles el chupete cuando ésta ya está establecida, a partir del mes de edad normalmente.
  • Cuando esto ocurra, es decir, cuando haya lactancia materna, se les puede ofrecer el pecho “como chupete”, pero es importante saber que, por supuesto, que esto supone una gran dedicación y esfuerzo por parte de la madre, por lo que debe ser una decisión personal.
  • Tanto en niños alimentados con lactancia materna como con leche de fórmula, no hay que ofrecerles el chupete cuando tienen hambre. El chupete no debe servir para retrasar o sustituir una toma. Si tiene hambre dadle la toma (es obvio, pero es necesario tener esto claro).
  • El chupete se puede y se debe utilizar para dormir, por su efecto protector sobre la muerte súbita del lactante. Si bien es cierto, que si el bebé lo usa para quedarse dormido es probable que por la noche lo reclame y tengáis que levantaros varias veces para ponérselo.
  • Algunos bebés pueden preferir chupar sus propios dedos, acto bastante frecuente hacia los 3 meses. Y se debe permitir, es una fase normal de su desarrollo (chupar sus propias manos y dedos cuando se los descubren). No os preocupéis por si esto hará que se chupe el dedo de más mayor, la relación, según pediatras, no está clara.
  • No obliguéis nunca a los bebés a aceptar el chupete si lo rechaza.

Recordad que hay muchos tipos de chupetes y que siempre es imprescindible que cumplan las normas de seguridad (de una pieza o dos inseparables, con escudo grande para que no quepa en la boca, etc.). Pero tened en cuenta que el hecho de que sean de unas formas u otras o de unos materiales u otros, no quiere decir que haya chupetes mejores o peores. El bebé, al final, será el que elegirá. Podéis ir probando hasta ver cuál le gusta a vuestro bebé.

Es bueno tener algún chupete personalizado porque se pierden con facilidad o se intercambian por otros por descuido si el bebé va a la guardería FUENTE: chupetitos.com

Es bueno tener algún chupete personalizado porque se pierden con facilidad o se intercambian por otros por descuido si el bebé va a la guardería
FUENTE: chupetitos.com

Por último, desde Chupetitos os aconsejamos que tengáis varios de reserva e, incluso, algún chupete personalizado porque se pierden con facilidad o se intercambian por otros fácilmente si el bebé va a la guardería. Y, muy importante, cuando se desgasten y estropeen por el uso, la limpieza, etc., los tiréis a la basura antes de que se deterioren mucho más.

A partir de los 12-15 meses de edad id reduciendo el uso del chupete en vuestro bebé, poco a poco, y siempre eligiendo el mejor momento para él, siempre en una situación tranquila y relajada, que no coincida con cambios importantes en su vida o en la  vida de la familia que puedan afectarle.

Ya sabéis que el chupete es un compañero inseparable para algunos bebés, especialmente, en sus primeros meses de vida. Pero, no todos los chupetes son iguales. Hay chupetes diferente a otros chupetes y muy adecuados para los primeros días y semanas del bebé, por el efecto calmante y tranquilizador que proporciona a los recién nacidos.

chupete-calmante-avent-nino-0-3-meses-1

El chupete calmante de Avent permite colocar el dedo en la tetina para ayudar al bebé a succionar FUENTE: chupetitos.com

Precisamente, uno de estos chupetes es el chupete del que os vamos a hablar a continuación: el chupete calmante Soothie de Avent, para bebés de hasta 3 meses. Su forma exclusiva te permite colocar el dedo en la tetina para establecer un vínculo con el bebé ayudándole a succionar.

Su principal característica es su forma, súper parecida al pezón y a la tetina. La tetina del chupete permite el correcto desarrollo de la boquita y dentición del bebé y se parece mucho al pezón del pecho materno. No sólo en la forma, sino también en el tacto y firmeza.

Es un chupete hecho todo en silicona médica de larga duración y de textura rugosa, con un tacto lo más parecido al pezón y con una dureza similar. Sólo el hecho de que esté fabricado en silicona, para mi, ya aporta más valor que otros chupetes porque la silicona no absorbe olores (a saliva reconcentrada), ni sabores ni produce reacciones alérgicas, como a veces ocurre con los chupetes de látex. Y eso es una gran ventaja. Además, es un chupete monopieza, sin partes, flexible. Es blandito, nada rígido, y no tiene asa,  lo que permite al recién nacido moverse sin clavárselo.

Soothie el chupete calmante de Avent es un chupete higiénico, esterilizable, libre de BPA, ftalatos y látex. De hecho, se utiliza mucho en hospitales americanos como “medical device”, es decir, tiene categoría de dispositivo médico y producto sanitario, lo que es toda una garantía. Disponible en colores azul y verde y a un precio de tan sólo 5,99 euros, porque  al adquirirlo desde la web de Chupetitos, ahora lo tenéis rebajado un 40% sobre su precio normal. Su forma de osito demuestra que nada ha sido dejado al azar en el diseño de este gran chupete para el recién nacido.

El chupete calmante de Avent va en un pack de dos, en colores verde y azul FUENTE. chupetitos.com

El chupete calmante de Avent va en un pack de dos, en colores verde y azul
FUENTE: chupetitos.com

De verdad os digo que lo veo muy adecuado para los primeros días del bebé, donde su instinto marcado de succión es tan grande que si no tienen un chupete adecuado con el que al succionar encuentren consuelo entre toma y toma, puede llegar a desesperarse. Con el chupete calmante de Avent nacerá el instinto natural de succionar con mucha frecuencia porque el chupete es muy específico y muy especial para esos primeros días y semanas de vida de tu bebé y no interfiere para que podáis tener una lactancia materna exitosa.

Si lo probáis seguro que os gustará, a vosotras y a vuestros bebés. Ya veréis qué ruiditos hacen y lo a gusto que están con él. Y algo también muy importante, ¡ya veréis lo que les duran, por mucho trote que le den! ;-)

Todos sabemos que igual que existen diferentes diseños de chupetes existen también diferentes tamaños y formas, según la edad del bebé y según sus necesidades y el estado de crecimiento en que se encuentre. Por ello, hoy nos vamos a centrar en los chupetes de 0 a 6 meses, los primeros que se utilizan cuando nace el bebé, y vamos a contaros todos los detalles que debéis saber sobre ellos.

Chupete de 0 a 6 meses para niña, que puedes personalizar FUENTE: chupetitos.com

Chupete de 0 a 6 meses para niña, que puedes personalizar
FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes de 0 a 6 meses son chupetes más pequeños, adaptados al tamaño de la boca del bebé, para que puedan usarlos desde el nacimiento y, lógicamente, hasta los seis meses. Suelen ser chupetes anatómicos, con la tetina con forma de gota para simular la forma del pezón. Se adaptan mejor al paladar del bebé, y suelen estar fabricados en caucho o en silicona, que son materiales más suaves. No obstante, también los hay con tetina anatómica de látex, la que suele ser de color amarillo. Si queréis nuestra opinión, los chupetes de 0 a 6 meses de silicona no suelen tener recovecos y se lavan y esterilizan perfectamente.

Es bueno que sepáis también que en el mercado se pueden encontrar chupetes especiales para bebés prematuros y que, por supuesto, cuando vayamos a comprar un chupete de 0 a 6 meses no debe  realizarse a la ligera, ya que son muchos los aspectos que se deberán tener en consideración para comprar sabiamente. Entre los consejos básicos más relevantes para tener en cuenta para comprar los mejores chupetes de 0 a 6 meses, te diremos que éstos deben cumplir con todos los requisitos que son exigidos por la ley, que los bordes deben ser redondeados y estar protegidos, que el material con el que estén fabricados ha de ser un material flexible y que la tetina nunca deberá tener una longitud a los 30 milímetros. Además, si les ponéis cadena para sujetarlos, ésta nunca deberá sobrepasar los 220 milímetros y el disco que sujeta la tetina deberá ser lo suficientemente grande como para que el niño no se lo pueda tragar.

Chupetes Personalizados Avent Niño de 0 a 6 meses FUENTE: chupetitos.com

Chupetes Personalizados Avent Niño de 0 a 6 meses
FUENTE: chupetitos.com

Por supuesto, también podéis encontrar los chupetes de 0 a 6 meses personalizados, con el nombre de vuestro bebé. En la web de Chupetitos, los tenéis a vuestra disposición. Este tipo de chupetes diseñados en varios colores y fabricados con una tetina de látex o silicona anatómica pueden personalizarse cuando los encargas desde la propia web. Son atóxicos, 100% fabricados en España y resistentes a la fricción y la esterilización mediante altas temperaturas y permiten una buena ventilación para evitar irritaciones o lesiones en la piel de tu bebé. Además, incluyen de regalo una tapa protectora con función esterilizador, muy fácil de utilizar: basta con poner la tapa al chupete y llenarlo de agua hasta cubrir la tetina, introducirlo en el microondas durante 30 segundos a 750 watios y ya tienes tu chupetito esterilizado.