Etiquetado en las publicaciones ‘donantes de leche’

Un banco de leche materna es un centro especializado que, además de concienciar a la sociedad sobre la importancia y el valor de la lactancia materna, recoge, analiza, procesa, hace controles de calidad y distribuye leche materna. Puede haber diferencias logísticas según se trate de un banco independiente o integrado en un hospital, e incluso entre bancos de un mismo tipo, pero los rasgos generales son los mismos y lo que es cierto es que no entran en contradicción con la lactancia materna, sino que contribuyen a su mayor éxito.

Todas las madres que deciden hacerse donantes de leche deben realizar una entrevista con el personal del banco de leche materna, en la cual:

  • Se le realiza un cuestionario, para conocer la existencia de enfermedades transmisibles, enfermedades agudas, hábitos tóxicos y consumo regular de medicamentos.
  • Firma el consentimiento informado de la donación de leche.
  • Se le realiza un análisis de sangre, de para descartar la existencia de alguna infección por Hepatitis B, Hepatitis C, HIV y sífilis.
Con los Recipientes de Conservación SoftFlex™, se conserva de forma conveniente la leche materna FUENTE: chupetitos.com

Con los Recipientes de Conservación SoftFlex™, se conserva de forma conveniente la leche materna
FUENTE: chupetitos.com

Si la extracción se realiza en el domicilio, en la mayoría de los casos se proporciona a las donantes:

  • Un extractor manual.
  • Envases de recogida. Como pueden ser, por ejemplo, los recipientes de conservación SoftFlex™, que conservan de forma conveniente la leche materna, ya que incluyen un sistema de conservación del que se pueden fiar, es higiénico y fácil de usar.
  • Etiquetas identificativas.
  • Un manual de instrucciones para realizar correctamente el proceso.

La leche es recogida por la donante en su propio domicilio, según las instrucciones recibidas, y almacenada en su congelador doméstico particular, en los envases proporcionados por el banco de leche materna. Por norma general, se recomienda que antes de 15 días de su obtención, la leche materna extraída sea transportada congelada al banco de leche materna, donde se mantiene congelada hasta su procesamiento. El transporte bien lo realiza la madre o alguna persona de su confianza, o bien ésta contacta telefónicamente con un servicio de recogida implementado por el banco.

La leche se descongela a 4ºC y se manipula en cámara de flujo laminar (en condiciones estériles). Se toman muestras para estudio microbiológico. Se descartan aquellas que muestren la presencia de patógenos potenciales o un exceso de flora saprófita.

Todas las madres que deciden hacerse donantes de leche deben realizar una entrevista con el personal del banco de leche materna FUENTE: pixabay.com

Todas las madres que deciden hacerse donantes de leche deben realizar una entrevista con el personal del banco de leche materna
FUENTE: pixabay.com

La composición nutricional de la leche materna no es constante en todas las madres, sino que varía en función de la edad, del tipo de dieta, de las características genéticas e, incluso, en cada madre, la composición en nutrientes de la leche no es constante, sino que varía a lo largo de cada toma, del día y de las distintas semanas de lactancia.

Debido a la elevada variabilidad nutricional, la leche válida procedente de diferentes madres se mezcla para obtener un producto más homogéneo. La leche se reparte en envases y se pasteuriza y, una vez pasteurizada, se toma una muestra para estudio microbiológico. También hay algunos bancos de leche materna que realizan una valoración nutricional.

Por último, los envases se conservan debidamente etiquetados en el congelador, con la seguridad de que la leche materna procesada en el banco de leche conserva, en gran medida, las propiedades nutritivas e inmunológicas que hacen de la leche humana un producto insustituible a la hora de hablar de la alimentación de los bebés o de los bebés prematuros.