Etiquetado en las publicaciones ‘esterilización del biberón’

De sobra es sabido por todos, que la higiene de los utensilios que utilizamos para alimentar a nuestros bebés es de gran importancia y es conveniente realizarla hasta que nuestros peques cumplen, por lo menos, los seis meses de vida. De lo contrario, podrían contraer infecciones, ya que las defensas inmunitarias del bebé todavía no están totalmente desarrolladas.

Entre esos utensilios de alimentación se encuentra, como no podía ser de otra forma, los biberones; y entre los métodos de esterilización del biberón encontramos los que aprovechan el poder desinfectante del calor y aquellos que utilizan el agua fría, con la que se disuelven algunas sustancias químicas antibacterianas en la propia agua.

Esteriliza el biberón de tu bebé hasta que cumpla, por lo menos, los 6 meses de vida FUENTE: chupetitos.com

Esteriliza el biberón de tu bebé hasta que cumpla, por lo menos, los 6 meses de vida
FUENTE: chupetitos.com

Antes de comenzar con la esterilización, es importante tomar una serie de precauciones. En primer lugar, lávate las manos cuidadosamente, para que éstas no se conviertan en portadoras de infecciones, como, por ejemplo, la Salmonelosis. Si has hecho limpieza doméstica, cámbiate de ropa. En segundo lugar, lava los biberones y las tetinas con agua caliente, detergente y estropajo para eliminar cualquier residuo de leche.

Uno de los métodos más frecuentes de esterilización de biberones y tetinas es el hervido. Para esterilizar, colocamos los utensilios en un cazo, cubiertos de agua, y los dejamos hirviendo durante unos diez o quince minutos, secándolos y tapándolos posteriormente hasta la siguiente toma. Este método es mejor para los biberones de vidrio, aunque también podría emplearse en los de plástico siempre que estos pudieran hervirse. Debes saber que el látex se vuelve opaco después de la esterilización y tiende a deformarse, sobre todo, si se trata con métodos de calor como este. Al sacar los biberones de la olla o cazo, no deberás utilizar tus manos pues no estarán esterilizadas. Utiliza unas pinzas para retirar los biberones y usa una toalla limpia para eliminar el exceso de agua.

Antes de esterilizar un biberón límpialo antes con agua y jabón para eliminar los restos de leche FUENTE: youtube.com

Antes de esterilizar un biberón, límpialo con agua y jabón para eliminar los restos de leche
FUENTE: youtube.com

También se puede utilizar, como forma de esterilización en caliente, un esterilizador al vapor, que es un aparato eléctrico que funciona con vapor de agua, y en el que puedes introducir todos los accesorios a la vez. Podrás conseguir esterilizadores de biberones que pueden conectarse tanto a la corriente como usarlos en el microondas. Existen distintos tamaños para poder esterilizar hasta 6 biberones. Para ello, coloca los biberones y las tetinas boca abajo para que el vapor pueda alcanzar todos los rincones de los utensilios, introduce agua en la máquina y ésta producirá vapor. Una vez que inicies el ciclo y sigas las instrucciones, retira los biberones que vayas a necesitar y, ¡listo!. En el caso de los esterilizadores para microondas, podrás utilizar todos los accesorios juntos en un recipiente con agua. En menos de diez minutos tendrás esterilizado todos los utensilios.

Por lo que respecta al método en frío, comentaros que es, probablemente, el método más cómodo, pues basta con introducir en el recipiente el biberón y sus accesorios y añadir al agua unas pastillas o un líquido desinfectante. No obstante, el tiempo necesario para la esterilización con este método es superior a los anteriores, entre 30 y 60 minutos, aproximadamente.