Etiquetado en las publicaciones ‘estudio’

Los niños españoles se encuentran entre los niños europeos más avanzados en cuanto a conocimientos de informática y programación. Según un estudio realizado por la empresa de juguetes Fisher-Price, en el que se ha encuestado a 6.000 padres y madres de seis países distintos y analizado sus conocimientos en programación, los niños españoles están a la cabeza en estas materias, en comparación con el resto de países que han participado, como Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia e Italia.

Los niños españoles los que más saben de informática y programación FUENTE: pixabay.com

Los niños españoles los que más saben de informática y programación
FUENTE: pixabay.com

No obstante, de media, uno de cada dos padres ha declarado no tener un nivel alto en conocimientos de programación y matemáticas. Un hecho que dificulta la ayuda que les proporcionan a sus hijos en dichas materias. En este sentido, el 45,9% de los padres encuestados piensa que la brecha tecnológica les impide estar al día de los conocimientos que sus hijos aprenden en su horario escolar.

Según indica el informe, son los niños los que deben tomar las riendas cuando se trata de programación: deben recurrir a sus propias experiencias y así enseñar a sus padres aquello que han aprendido en la escuela. En este sentido, los padres españoles son los que más predispuestos están a la hora de pedir a sus hijos que les expliquen algo aprendido con el ordenador (61%). En Francia, por su parte, el porcentaje se reduce al 26%.

Asimismo, los padres españoles son los más positivos ante la idea de que sus hijos aprendan programación, en un 93% de los casos analizados. Les siguen Italia y Reino Unido, con un 91% y 78% respectivamente. De esta manera, en España, el 85% de los padres piensa que les aporta habilidades a sus hijos de cara a un futuro, mientras que el 87% piensa que además les ayudará a encontrar trabajo. Además, el 81% afirma que ayuda a desarrollar la creatividad, mientras que el 62% piensa que ayudará a sus hijos a pensar de forma lógica e independiente.

En España somos más positivos ante la idea de que los pequeños aprendan programación en edades tempranas FUENTE: pixabay.com

En España somos más positivos ante la idea de que los pequeños aprendan programación en edades tempranas
FUENTE: pixabay.com

Y, otro dato importante: la mayoría de los padres creen que el juego es una parte importante del desarrollo de sus hijos a una edad temprana. Según el estudio, los padres españoles consideran el juego importante en el desarrollo de sus hijos en un 95%. Le siguen Italia (92%), Reino Unido (85%), Francia (83%), Rusia (82%) y Alemania (79%). Y un 65,8% de los españoles cree que los niños pueden aprender nociones de programación a través del juego.

Por tanto, ahora que se habla de nuevas profesiones y nuevas oportunidades; yo no sé si los genios del futuro serán los que sepan programar, pero lo que está claro es que se relacionan con la tecnología cada día más y si aprenden a crear cosas con ella, en ella, en lugar de sólo consumir sus contenidos de forma pasiva, será mejor. Mejor para ellos. Mejor para todos. Y si empiezan desde pequeños, como si fuera un juego y no una obligación, también mejor.

Y, por supuesto, no dejemos de hablar con nuestros hijos sobre cualquier aspecto de la tecnología, aunque pensemos que sabes menos. Da igual. Hablar, preguntar, sacar el tema nunca está de más si lo que todos perseguimos es un buen fin. ¿No os parece?

Hace unos días leía que el 17% de los jóvenes españoles de entre 25 y 34 años tienen entre sus objetivos adoptar o tener un hijo, según las conclusiones que se extraen de un estudio realizado por GFK y Cofidis que ha medido las ilusiones de 2.000 de ellos y, en especial, las que respectan a la familia. Si bien, hasta el momento, conocíamos la intención de ser padres, cada vez más tarde, ahora nos ha sorprendido ver como este dato de los jóvenes y de su intención de ser padres durante todo este año.

Esos deseos son iguales tanto para los hombres como para las mujeres, aunque curiosamente, son los solteros los que presentan mucha más ilusión, con respecto a los casados. Y, de todos, los navarros son los más predispuestos a ello. Pero, hay otra cifra que también llama la atención, ya que un 7% de los jóvenes, más jóvenes, es decir, los que tienen entre 15 y 24 años, también han mostrado un interés especial por ser padres a lo largo de este año.

Los jóvenes españoles tienen intención y de ser padres durante todo este año 2016 FUENTE: pixabay.com

Los jóvenes españoles tienen intención y de ser padres durante todo este año 2016
FUENTE: pixabay.com

Si observamos el deseo de prolongar o iniciar la familia por Comunidades Autónomas, nos encontramos con que un 21% de los navarros, como ya os he comentado, desean ser padres este año. Les siguen los baleares y los asturianos. Aunque al final de la tabla nos encontramos con el 3% de los madrileños, y un 2% de los murcianos y extremeños.

Además, el 15% de los que ya son padres desean hacer algo este año para ayudar a sus hijos, especialmente los de clase social media-baja/baja (el 17%). En esta cuestión, también destacan los navarros (29%), los murcianos (31%) y los canarios (31%). Por otro lado, los que menos prioridad tienen en apoyar a sus hijos son los asturianos (5%), los que residen en Baleares (6%), los andaluces (9%) y los vascos (9%). Asimismo, el 21% de las familias españolas quieren pasar más tiempo en familia, esta prioridad es muy destacada en Cantabria, ya que 37 de cada 100 cántabros esperan disfrutar más de sus seres queridos.

Los jóvenes que más deseo tienen en ser padres son los navarros FUENTE: pixabay.com

Los jóvenes que más deseo tienen en ser padres son los navarros
FUENTE: pixabay.com

Y es que lanzarse a tener niños en un momento de crisis como el actual, hay veces que se convierte en toda una hazaña, pero hay muchas parejas a las que no les da miedo ninguno enfrentarse a todo lo que venga. Al fin y al cabo, siempre habrá algún ‘pero’ que nos ayude a frenarnos, pero una vez se da el paso, nos convertimos en auténticos luchadores y no hay problema que se nos resista. Ya veis que las estadísticas hablan en este estudio sobre la voluntad de los españoles a la hora de tener hijos.Y, en el fondo, no tenemos tanto problema con la natalidad, porque un hijo siempre es un hijo y todos queremos tenerlo y cuidarlo.

Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Atlanta, en Estados Unidos, ha demostrado  que los niños pierden todos sus recuerdos de bebé al cumplir los 7 años. Según los expertos se debe a que nuestra red neuronal todavía se está formando y se produce lo que se denomina “amnesia infantil”: un proceso por el cual el ser humano borra los recuerdos de su más tierna infancia, es decir, de eventos que han sucedido antes de cumplir los tres años.

Para llegar a esta conclusión, se ha hecho un experimento con 83 niños de 3 años  que fueron grabados mientras sus madres les preguntaban sobre acontecimientos que habían vivido hacía unos meses. “En el cumpleaños fuimos a un restaurante, comimos pizza. Un domingo fuimos al zoo, vimos leones”. De esta forma se veía como los niños, preguntados por sus madres, recordaban con todo lujo de detalles sus experiencias pasadas.

memoria en el nino

El niño borra los recuerdos de su más tierna infancia a los 7 años
FUENTE: Paperblog

Estos niños fueron seguidos a lo largo de años después. Se dividieron en varios grupos por edades entre los 5 y 9 años, y se les pidió, en una única sesión, que recordasen lo que habían relatado cuando tenían 3 años. Se comprobó que un 72% de los niños entre 5 y 7 años recordaban aquel acontecimiento mientras que los de 8 y 9 años, sólo el 35%  lograba tener memoria de aquella experiencia.

Según los investigadores los niños tienden a olvidar más fácilmente que los adultos porque sus conexiones neuronales todavía no están consolidadas del todo. Es como si fuera un colador por el que se escapan informaciones que ya, en la edad adulta, se convierte en una tupida red neuronal. Sin embargo, en los últimos años, hay cada vez más pruebas de que, mientras que los bebés utilizan la memoria para aprender la lengua y dar sentido al mundo que les rodea, no tienen todavía la sofisticada arquitectura neuronal necesaria para formar y retener formas más complejas de memoria. En lugar de basarse en entrevistas con adultos, como habían hecho los estudios anteriores sobre amnesia infantil, los investigadores han querido documentar la formación de la memoria autobiográfica temprana, así como la edad a la que se olvidan estos recuerdos.

Y, la verdad, es que lo han conseguido (al menos, según dice ellos).

nina en clase

¿Alguien de vosotros recuerda algo de cuando era bebé?
FUENTE: Paperblog

 ¿Qué pensais? Parece muy acertado el estudio porque ¿alguien de vosotros rueda algo de cuando era bebé?

Lo que sí tenemos claro en Chupetitos es que las madres y padres sí que recordáis a vuestro hijos cuando eran bebés y las alegrías que os han dado y os dan cada día. Aprovechad esa memoria y no borréis nunca lo mejor de vuestros peques.

A estas alturas, poco podemos aportar más sobre los enormes beneficios que la música ofrece al desarrollo cognitivo, emocional y sensorial de los niños. Ya desde el vientre materno, la música se convierte en un modo de comunicación, consiguiendo que nuestro bebé se relaje, se anime o consiga un canal especial con el que acercarse al mundo exterior. Según el tipo de música que le ofrezcamos, vamos a hacer que reciba al mundo de una u otra forma.

Aprender música

Aprender música desde pequeños ayuda a desarrollar el cerebro

Generaciones de niños han pasado por escuelas de música y conservatorios para ocupar sus tardes aprendiendo a tocar un instrumento. Pero ahora, para ahondar más en los grandes beneficios que produce esta reina de las artes, diversos estudios recientes de investigadores estadounidenses han descubierto que aquellos niños que tienen una formación musical, aunque sea durante un breve periodo de tiempo, poseen mejores habilidades auditivas, de atención y de memoria.

Aunque pueda parecer que las clases de música en el colegio son un modo de rellenar tiempo educacional que no va más allá, o creamos que la música es un pasatiempo ajeno a su crecimiento, se ha comprobado que los niños que  han sido educados en música, aunque fuera por un breve periodo de tiempo, están mucho más capacitados para procesar los sonidos y, por lo tanto, para memorizar, distinguir y atender.

estudiando música

La música desarrolla las habilidades de atención y memoria en los peques

Los estudios realizados han demostrado que, ciertamente, el aprendizaje musical en la
infancia mejora las capacidades de lectura, el dominio lingüístico, las
habilidades matemáticas y la agilidad mental en general.

Aprender a leer e interpretar una partitura
implica asimilar y apropiarse de las estructuras cognitivas de un nuevo tipo de lenguaje que, en su abstracción, enriquece el modo de estructurar el
pensamiento.

Además está el hecho que la educación artística
en general potencia la creatividad y la imaginación de los peques y les ofrece una nueva vía de comunicación para canalizar su expresividad emocional.
Eso fortalece su autosatisfacción y su bienestar interior.

Como aseguran muchos expertos, el hecho que desde una edad temprana nuestros
hijos practiquen música de forma académica, no sólo lúdica, potencia también su
madurez, su sentido de la responsabilidad y su capacidad de esfuerzo. Valores que, por otra parte, hoy en día les pueden ser muy útiles.

¿Conocéis algún método o escuela musical que enseñe a los niños, desde pequeños, a aprender música?  Si es así, compartidlo con  nosotros y  contadnos si vuestros hijos e hijas lo han probado.