Etiquetado en las publicaciones ‘frutas’

Una buena alimentación de verano para los niños pasa por ofrecerles fruta y verdura porque son una fuente importante de vitaminas y minerales para todos ellos. El calor hace que los niños suden más y requieran una mayor cantidad de agua, ya sea en forma de líquidos o de alimentos que la contienen, como la fruta y la verdura.

La fruta de temporada, partida en trozos o en macedonia, es básica en la alimentación de los niños en verano FUENTE: pixabay.com

La fruta de temporada, partida en trozos o en macedonia, es básica en la alimentación de los niños en verano
FUENTE: pixabay.com

Por todo ello, a la mayoría de los niños hay que darles frutas y verduras en esta época, y aprovechando que les apetece más beber que comer, en el cuidado de su alimentación conviene introducir estos alimentos en forma de batidos, helados, zumos o sorbetes, para que gocen de una buena salud. Recordad que hay muchas formas de preparar las frutas y las verduras y todas pueden ser muy atractivas. La cuestión es ofrecer variedad para que no se aburran de comerlas siempre igual. Desde Chupetitos, os vamos a dar algunas ideas para que podáis dárselas sin que les cueste apenas esfuerzo tomarlas.

1.- Frutas de temporada, partidas en trozos, en macedonias regadas con zumo o bañadas en leche fresca o yogur. De esta forma, resultan muy apetecibles para el paladar de los niños en verano. Son dulces para ellos y podéis estar tranquilos porque contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales, que son muy necesarios para su desarrollo.

2.- Verduras de la estación en cremas frías o templadas acompañadas de queso, en gazpachos o salmorejos con una cucharadita de mayonesa para espesar y mejorar su sabor. Las verduras de temporada son un primer plato completo y nutritivo tanto para las comidas como para las cenas de tus hijos. Otra alternativa que también les gustará mucho son los pistos de verduras con tomate, los pimientos fritos que combinan bien con huevos y arroz, las berenjenas y los pimientos rojos rellenos.

3.- Helados y sorbetes caseros y llenos de nutrientes. Las combinaciones de frutas, leche y yogures para los helados y las de frutas y zumos para los sorbetes resultan altamente atractivas para los niños y muy nutritivas. Hacerlos en casa es facilísimo. Sólo necesitas una batidora, un molde y al congelador.

Las frutas y verduras resultan muy dulces y apetecibles en zumo FUENTE: pixabay.com

Las frutas y verduras resultan muy dulces y apetecibles en zumo
FUENTE: pixabay.com

4.- En zumos y batidos. Éstos están listos en un momento, y resultan dulces y muy apetecibles. Se preparan en un abrir y cerrar de ojos, y deben consumirse al momento para que no pierdan su contenido en vitaminas y minerales. Tienen la ventaja de aprovechar todos los beneficios de las frutas crudas y también de las verduras, por si también quieres hacer smoothies. Los smoothies están de moda y, además, son la manera más sencilla de mejorar su salud, ya que contienen una cantidad extraordinaria de nutrientes, de una manera muy fácil de digerir y absorber y sustituyen alimentos procesados y empaquetados que son dañinos para los pequeños de la casa.

Si queréis un truco, probad a dejar los ingredientes que vayáis a utilizar en estos zumos, batidos o smoothies, en la nevera, ya que estarán frescos a la hora de consumirlos y tus hijos querrán repetir. No olvidéis que son bajos en calorías y están llenos de nutrientes que ayudan a tus hijos a crecer.

Son numerosos los estudios científicos que han demostrado los beneficios del consumo de fruta en el embarazo. Las mamás que consumen fruta de forma regular cuando están embarazadas, sus bebés presentan un mejor desarrollo cognitivo que el resto al llegar al primer año de vida.

Aunque no existe ningún tipo de restricción con ninguna fruta, siempre que estén bien lavadas y peladas, es cierto que algunas de ellas, gracias a sus aportes vitamínicos, resultan mucho más ventajosas para las embarazadas. No olvidemos que a lo largo de los nueve meses de gestación, las mujeres estamos necesitadas de ciertos valores nutricionales en mayor medida. Por ello, de entre todas, hay cinco frutas que no deben faltar en el embarazo ¿quieres saber cuáles son y qué beneficios te aportan?

Las mamás que consumen fruta cuando están embarazadas,  tienen bebés con un mejor desarrollo cognitivo que el resto al llegar al primer año de vida FUENTE: flickr.com

Las mamás que consumen fruta cuando están embarazadas, tienen bebés con un mejor desarrollo cognitivo que el resto al llegar al primer año de vida
FUENTE: flickr.com

1. Las uvas: son una importante fuente de hierro, tan necesitada a lo largo de la gestación, ya que te evitarán la tan temida anemia. De todas las variedades, la que más cantidad te aporta es la uva negra y también es la que más antioxidantes posee. La uva tiene vitaminas A, C, B6, B1, B2 y E, es muy diurética y a ayuda a la producción de glóbulos rojos y blancos.

2. Las naranjas: Además de ser una fuente de hidratación excelente, gracias a su alto contenido en vitamina C, es también un excelente antioxidante, además ayuda a la absorción del hierro. También contiene ácido fólico que evita problemas neuronales en el bebé.

3. Las manzanas: Por su alto contenido en potasio ayudan a la digestión y es ideal para levantar el ánimo si lo tienes un poco decaído. Además, cuentan muchos estudios nutricionales que aquellas mamás que tomaron muchas manzanas en el embarazo sus niños tenían menos problemas de alergias y asma. El consumo de manzanas es beneficioso para el corazón por su contenido en flavonoides.

La uva es una importante fuente de hierro y evita la tan temida anemia en el embarazo FUENTE: flickr.com

La uva es una importante fuente de hierro y evita la tan temida anemia en el embarazo
FUENTE: flickr.com

4. Los plátanos: Son una excelente fuente de potasio, vitamina B6 (contra los vómitos y nauseas), vitamina C y aportan mucha fibra contra el estreñimiento. El plátano tiene propiedades beneficiosas para el sistema nervioso y muscular, para combatir la anemia y para reforzar el sistema inmunológico. También son un sedante natural que ayuda a la embarazada a dormir mucho mejor. ¿Lo sabías?

5. Los kiwis: Se trata de una de las frutas más recomendables para evitar el estreñimiento, tan común en el embarazo, gracias a sus altas dosis de fibra. También contiene buenas cantidades de vitamina C, además de potasio y magnesio. Asimismo, gracias al colágeno, ayudan a la embarazada a evitar las estrías.

¡Ya lo sabes! Si estás embarazada, que no te falten estas frutas. Comer frutas durante el embarazo es beneficioso desde todo punto de vista. Los azúcares de la fruta, su fibra  y las vitaminas que aportan (sobre todo la vitamina A y la vitamina C)  ayudan a llevar el esfuerzo del organismo al formar un bebé, así como un correcto desarrollo del feto en todos los trimestres de embarazo.

¡Toma nota y disfruta de la fruta y de tu bebé! Y recuerda, cuando tu bebé crezca, ofrecerle fruta también será una opción indispensable para su salud y su crecimiento.

Batidos refrescantes para los niños

Los batidos en verano son referescantes y nutritivos

Los batidos se convierten en la idea más refrescante y nutritiva para los niños de casi todas las edades durante el verano, por dos razones:

 

– porque puedes prepararlos con muchas frutas y verduras a la vez

– y porque les ofreces las proteínas y vitaminas necesarias para su organismo en esta época de calor.

 

Para preparar un buen batido es fundamental que las frutas y verduras que utilicemos sean frescas y que batamos bien los ingredientes para que no queden grumos.

Resulta muy recomendable prepararlos siempre con yogur, en vez de con leche, para que el batido esté mucho más cremoso y para que no se agrie no se corte si utilizamos frutas con un alto grado de acidez.

Y recordad que siempre podemos optar por añadirles un zumo natural de frutas, de las mismas o diferentes que lleve el batido, para intensificar su sabor. Aunque esto, siempre lo haremos al final del todo.

Batido de plátano y mango

Batido de plátano y mango

En verano, son muchas las frutas de temporada que podemos combinar en los batidos: fresas, cerezas, melocotón, melón, sandía, plátano, coco, piña, mango, manzanas, peras, uvas. Esta frutas, mezcladas con algunas verduras y hortalizas como las zanahorias, los espárragos verdes o los tomates dan como resultado unos batidos espectaculares.

Es sólo cuestión de echarle imaginación y, entonces, salen combinaciones exquisitas como el batido de plátano con mango, el batido de piña con pomelo, el batido de fresas con melón o el batido de manzanas con zanahorias y kiwi, que resulta espectacular.

Incluso, los pequeños de la casa, pueden disfrutar de un buen batido si tienen más de doce meses. Apuntad bien las mamis que tengáis hijos pequeños porque la receta puede venidos muy bien : 2 plátanos, con 4 fresas, 2 hojas tiernas de menta y 1/2 taza de leche materna, todo bien mezclado puede ser una merienda ideal para vuestro bebé.

Si dejamos enfriar los batidos un poquito en la nevera, una vez los hayamos terminado, siempre estarán más apetitosos. Pero, recordad que no debéis excedeos en tiempo porque las vitaminas de las frutas y los vegetales  pueden perder sus propiedades. Lo mejor siempre en estos casos es guardarlos en un recipiente hermético mineras dure el proceso del frío.

Batidos de frutas y verduras

La combinación de frutas y verduras en los batidos es ideal

 

No olvidéis que las vitaminas de las frutas y las verduras desempeñan un papel muy importante en el desarrollo físico y mental de los niños, por lo que ofrecérselas en forma de batidos es ahora, en verano, la mejor manera de mantenerlos hidratados y bien alimentados.

No esperéis más. Probad a hacerle alguno a vuestros hijos. Ya veréis como no podrán resistirse.