Etiquetado en las publicaciones ‘insectos’

Un bebé no es inmune a la picaduras de un mosquito. Aunque depende mucho de cada bebé, de si el pequeño pasa mucho tiempo al aire libre o de si pasa mucho tiempo encerrado en casa, lo cierto es que los mosquitos son insectos muy activos en un clima cálido, y por esa razón no es extraño que, alguna vez, nuestro bebé sufra una picadura durante el verano.

La picadura de un mosquito aparece como una protuberancia elevada y de color rojo  FUENTE: pixabay.com

La picadura de un mosquito aparece como una protuberancia elevada y de color rojo
FUENTE: pixabay.com

Por eso, ante esta situación sólo debes tener en cuenta las medidas de comodidad y tener un pequeño botiquín en casa para combatir las molestias de las picaduras. La aplicación de una compresa fría o de hielo envuelto en una toalla para aliviar la comezón, será la primera medida que deberás tomar. También puedes usar una crema de hidrocortisona tópica o una pasta compuesta de bicarbonato de sodio y agua. La aplicación de todo lo mencionado, siempre haciendo presión directa sobre la picadura, puede ayudar a disminuir el picor temporalmente, pero es difícil que un bebé o que un niño pequeño se quede quieto el tiempo suficiente para que se le pueda ayudar.

Así que, recurrir a un antihistamínico oral para aliviar el picor, o al acetaminofeno o el ibuprofeno, pueden ser la siguiente medida útil. Esta medicación se pueden utilizar para aliviar las molestias de las picaduras dolorosas. Pero, siempre preguntándole al pediatra para saber qué instrucciones qué dosificación le debemos dar al bebé, según su edad. ​

Mira las picaduras para detectar cualquier signo de infección. Si las picaduras son persistentemente rojas más de tres días o si hay una descarga de pus, debrías llevar al bebé a su pediatra para que lo eche un vistazo. Las infecciones simples pueden tratarse en casa con un ungüento o una pomada de antibiótico.

Algunos niños son alérgicos a las picaduras de insectos, por lo que habrá que observarlos por si hubiera que acudir al pediatra FUENTE: pixabay.com

Algunos niños son alérgicos a las picaduras de insectos, por lo que habrá que observarlos por si hubiera que acudir al pediatra
FUENTE: pixabay.com

También ten cuidado con los síntomas de una reacción alérgica. Algunos niños son alérgicos a las picaduras de insectos, por lo que si la hinchazón continúa empeorando o si el enrojecimiento migra a lo largo del cuerpo, es momento también de visitar al médico. Si tu peque tiene dificultad para respirar o tragar después de sufrir la picadura de un insecto, llama a urgencias enseguida. Podría estar sufriendo una reacción alérgica grave llamada anafilaxis.

Si quieres saber lo que hacer y cómo actuar para evitar que a tu bebé le piquen los mosquitos, evita que esté afuera durante la noche, que es cuando los mosquitos tienden a salir, y evita las aguas estancadas. Pero sabemos que es más difícil evitar las actividades al aire libre por completo. Los niños necesitan pasar tiempo al aire libre. Por tanto, un repelente de insectos es una buena manera de proteger a los niños. Está bien utilizar un repelente de insectos con DEET (el ingrediente más habitual de los repelentes de insectos) en niños mayores de dos meses. Pero restringe su uso a sólo una aplicación por día, no vuelvas a aplicar repelente continuamente durante todo el día. También es una buena idea que laves el repelente de la piel de tu hijo antes de acostarse. Cuanto más corta sea la cantidad de tiempo que tenga el repelente de mosquitos sobre la piel del niño, mejor será para él.

Y, si le ha picado un mosquito a tu bebé, ten en cuenta que, por lo general, este tipo de picadura aparece como una protuberancia elevada y de color rojo y en 3 ó 4 días habrá desaparecido.