Etiquetado en las publicaciones ‘manualidades’

Todos sabemos que durante el verano y las vacaciones hay que tener entretenidos a los niños porque, aunque salgamos de viaje con ellos unos días, aún quedan muchos otros días en los que hay tiempo para hacer muchas cosas. Las manualidades son una de esas actividades que siempre gustan a los peques y que resultan muy útiles para los padres a la hora de tenerlos ocupados y estimular su imaginación. Así que os mostraros algunas ideas para realizar bonitas manualidades en verano con los niños.

Las manualidades son una de esas actividades que  gustan a los niños y los entretienen mucho FUENTE: pixabay.com

Las manualidades son una de esas actividades que gustan a los niños y los entretienen mucho
FUENTE: pixabay.com

1.- Adornos realizados con conchas de mar. Como estamos seguros de que muchos iréis a pasar unos días a la playa, podéis aprovechar para que los niños cojan conchas de mar, las guarden y las lleven a casa. Una vez estéis en casa, comprad unas acuarelas o témperas de colores, unos pinceles , un pegamento, rotuladores de varios colores, unos ojitos y un poco de goma eva o foam de color.

Con imaginación podéis decorar y pintar las conchas del mar como si fueran mariquitas y pegarles encima unos ojitos. O aprovechar la concha para simular el caparazón de un cangrejo, al que luego pondréis a cada lado cinco patas hechas con foam de color y pegaréis encima unos ojitos.

2.- Abanicos o pay-pays con platos de plástico. Para esta manualidad, necesitaréis unos platos de plástico, un palo de madera como los que usan los médicos, pintura, unas tijeras y un poco de pegamento. Cortad en forma de “V” el plato de plástico y pegarle, por detrás, en el extremo que hace punta un palito de madera como los que usan los médicos. Decorad el plato a vuestro gusto con las pinturas o los rotuladores. y, ahora, ¡a hacerse aire!. En la fotografía podéis ver lo bien que quedan y lo divertidos que son.

Un abanico de plástico es una manualidad fácil de hacer y quita el calor FUENTE: makeandtakes.com

Un abanico de plástico es una manualidad fácil de hacer y quita el calor
FUENTE: makeandtakes.com

3.- Botellas de mar. Para esta manualidad, necesitaréis una botella de plástico transparente con tapa, un poco de agua, un poco de aceite, colorante alimenticio, témperas o acuarela líquida, algunas conchas de mar y peces de plástico.

Coged la botella y destaparla. Añadir agua hasta más arriba de la mitad de la botella. A continuación, añadir unas gotas de colorante hasta que se pinte el agua del color que deseas (el color azul es ideal pues imitará el mar). Agrega conchas de mar y los peces de plástico que tengáis (las conchas las puedes conseguir en la playa y los pececitos en alguna juguetería o tienda de chinos cercana a ti). Después, rellenar la botella con aceite de cocina, dejando un poquito de aire dentro de la botella. Taparla y mezclar, para luego dejarla en reposo mientras los niños observan cómo se separa el aceite del agua.

¡Listo! Ya atrapamos un pedacito de mar en una botella  Es increíble cómo se separa el agua del aceite y nos brinda esa imagen muy parecida al mar.

Recordad que las manualidades estimulan y refuerzan la mente de los niños. Son buenísimas para desarrollar su creatividad, su paciencia y su perseverancia. Con ellas, conseguiremos aumentar también su atención y concentración y aprenderán a memorizar, fijándose en cómo trabajamos on ellos, memorizando los pasos y copiando los mismos movimientos que les enseñamos. Así que… todos a hacer en verano manualidades con los niños. ;-)

Ya estamos a mediados de octubre y, como cada año, se acerca la fiesta de Halloween y con esta tradición, la época ideal para pasar un poco de miedo, eso sí, siempre disfrutando, porque no tenemos ningún deseo en pasarlo mal, y mucho menos que sean nuestros bebés y nuestros niños los que sufran. El miedo es un sentimiento que se vuelve especialmente divertido llegadas estas fechas, sobre todo porque preparamos una de las fiestas más simpáticas del año: Halloween.

chupete para halloween

Chupete original para Halloween
FUENTE: chupetitos.com

Todo lo que gira en torno a esta celebración, que nos ha llegado hace poco desde tierras lejanas, es motivo de alegría y diversión, especialmente para los más pequeños, que disfrutan con asombro de unas emociones que, contradictoriamente, deberían ser de lo más terroríficas. Menos mal que siempre podemos sacarle un pellizco de humor a nuestros sentimientos menos agradables.

Celebrar Halloween lleva consigo un montón de actividades y elementos extraordinarios que encantan y emocionan a los más pequeños de la casa. Los simpáticos disfraces, la decoración fascinante, los chupetes personalizados de Halloween y también, por qué no, un divertido y siempre espeluznante, menú especial. Por eso, puede ser una ocasión perfecta para compartir con ellos unos ratos de ocio, al mismo tiempo que los papis nos sumergimos en los preparativos con alegría y diversión.

Hoy os traemos una divertida manualidad que es de lo más sencilla y que a los peques les va a encantar. Se trata de realizar unos divertidos fantasmas con las huellas de los pies de los bebés. Para ello sólo tendréis que haceros con un bote de pintura de manos o esa pintura especial para niños que venden en cualquier papelería y que se lava fácilmente después de ser utilizada. Una vez la tengáis, simplemente tendréis que  pintarles las huellas de los pies con la pintura, que ha de ser lógicamente de color banco, y estamparla en una cartulina de color negro. Una vez seca, sólo os quedará dibujarle los ojos y la boca al pequeño fantasma que ha resultado de esta manualidad. Lo mejor es hacerlo también con pintura de color negro, como podéis apreciar en la siguiente fotografía.

fantasmas halloween

Fantasmas de Halloween con la huella de los pies de los bebés
FUENTE: Pinterest “Be different act normal”

¿Verdad que queda genial? A nosotros nos encanta e, incluso, pensamos que la podéis enmarcar para decorar su habitación y tenerla de recuerdo y guardarla para los próximos años. Será un recuerdo para los peques de lo más curioso y original y les hará mucha gracia verse las huellas de los pies convertidas en fantasmas tenebrosos.

Una fiesta no es fiesta sin estos pequeños detalles curiosos y estos pies serán la guinda de vuestra propia fiesta de Halloween. Estamos totalmente convencidos de ellos.

¿Estáis pensando ya en otras manualidades? ¿Se os ocurre alguna manualidad igual de fácil y divertida? Atreveos a compartirlas con nosotros. Nos gustará saber cómo estáis preparando ya la terrorífica fiesta de Halloween.