Etiquetado en las publicaciones ‘mochila’

En Chupetitos siempre tratamos de que nuestras mochilas personalizadas estén diseñadas para los más pequeños, con un tamaño adecuado para ellos, con elementos en los laterales que sean fáciles para poder colgarlas, muy cómodas al no tener cremalleras y creadas con la idea de que tengan una mochila exclusiva, diferente.

Mochila de merienda personalizada con el nombre de tu peque FUENTE: chupetitos.com

Mochila de merienda personalizada con el nombre de tu peque
FUENTE: chupetitos.com

Pues bien, dentro de las mochilas que tenemos para nuestros peques en nuestra web, hemos de contaros que contamos con una mochila personalizada especial para la llevar la merienda, realizada en un novedoso tipo de poliéster llamado Non Woven, llamado así porque su procedimiento de confección no se basa en coser sus hilos, sino en el uso de técnicas de tipo mecánico o térmico para su elaboración. Su textura es porosa, lo que viene muy bien para portar productos que necesitan dejar pasar cierta cantidad de aire, como alimentos.

La porosidad de este tipo de mochilas hace necesaria una concienzuda técnica de impresión de colores si se quiere plasmar en ellas algún logo, elemento decorativo o letras. En Chupetitos, concretamente, cuando personalizamos estas mochilas lo hacemos mediante la serigrafía de alta calidad, que asegura la reimpresión sobre el color básico de la bolsa de una manera muy cubriente, sin dejar poros sin rellenar. Las tintas que utilizamos, además, no contienen alcohol, por lo que respetan el Medio Ambiente.

Son unas mochilas prácticas, fáciles de plegar, ligeras de llevar y, si están impresas con el nombre del peque, serán usadas de forma frecuente y evitarás pérdidas en el colegio,  en la guardería o en cualquier actividad extraescolar que practique tu hijo o tu hija.

Son unas mochilas prácticas, fáciles de plegar, y ligeras de llevar FUENTE: chupetitos.com

Son unas mochilas prácticas, fáciles de plegar y ligeras de llevar
FUENTE: chupetitos.com

Con estas novedosas mochilas para la merienda, podrás guardar un montón de artículos diferentes en ellas. Disponen de dos cuerdas en los laterales para poder colgar. Resultan muy cómodas al no tener cremalleras y se limpian muy fácimente. Podéis elegirlas entre varios colores: negro, rojo y rosa con el nombre en blanco, si no queréis que la mochila lleve dibujo. Si, por el contrario, queréis la mochila con dibujo y personalizada, entonces el nombre del peque se puede grabar en blanco o en negro, según el modelo que elijáis.

Los precios varían dependiendo del modelo de mochila elegido, pero parten desde los 6,95 euros hasta los 9,95 euros. Si no queréis que pongamos el nombre del niño o de la niña, también podemos grabar en las mochilas alguna frase que os guste. El tiempo de entrega es de tres días. Pero, recuerda que lo grabaremos la frase o el nombre del niño tal cual la escribas, así que te aconsejamos verificar bien lo que has escrito, antes de añadir el producto a la cesta.

Si te gustan y te resultan prácticas, ya sabes, ¡haznos tu pedido y estaremos encantados de enviártelo!

Si este año, por primera vez, has decidido que tu bebé vaya a una guardería o escuela infantil, tienes que leer este post que hemos preparado hoy. Aunque, por regla general, en todas las guarderías te darán un listado con todas aquellas necesidades básicas que irá necesitando tu peque durante el curso, nosotros desde Chupetitos hemos querido también orientaros porque la mayoría de las cosas tendrás que ir reponiéndolas, según se vayan gastando, pero algunas son de única compra y se usarán durante todo el periodo en el que se encuentre allí.

Los pañales, el chupete, las toallitas, los baberos y la muda de ropa son imprescindibles para la guardería FUENTE: pixabay.com

Los pañales, el chupete, las toallitas, los baberos y la muda de ropa son imprescindibles para la guardería
FUENTE: pixabay.com

Si quieres saber qué cosas necesitará tu bebé y cuáles son los seis imprescindibles de la mochila para la guardería y para poner en su mochila, aquí te os los dejamos:

- Los pañales. No deben faltar en su mochila de guardería. Dependiendo del tiempo que vaya a estar, calcula los que pueda necesitar. De todos modos pon siempre alguno de más. En la guardería suelen moverse mucho y es fácil que se gasten más que si está en casa.

- Toallitas húmedas para el culete. Siempre es mejor que lleve las que usas normalmente. Mucho más si el peque tiene problemas de dermatitis, piel atópica o algún tipo de alergia. Es mejor que siempre elijas las que no contienen ningún tipo de perfume o agentes irritantes como el alcohol.

- Crema protectora. Incluye siempre una crema que le proteja también el culete. Puede que las irritaciones sean más frecuentes durante este periodo. Además, al igual que las toallitas, siempre es mejor que la profesora o cuidadaora utilice la misma que usas en casa.

- Un chupete personalizado. Si tu bebé usa aún chupete no te olvides de meterlo en su mochila. Es posible que allí, viendo a otros niños o estando entretenido, poco a poco se olvide de él, pero seguro que para sus ratitos de siesta o sus pequeños disgustos lo va a necesitar. Si se lo compras personalizado, será mucho mejor porque evitarás que se pierda o que se cambie con otro niño. El riesgo del intercambio puede traer contagios que nadie desea.

Un chupete persoanlizado es imprescindible para la guardería porque evita intercambios o que se pierda FUENTE: chupetitos.com

Un chupete persoanlizado es imprescindible para la guardería porque evita intercambios o que se pierda
FUENTE: chupetitos.com

- Baberos. Tanto si es para el almuerzo, la merienda o si se queda a comer en la misma guardería, es importante llevar un babero bien grande, a ser posible que le cubra todo el cuerpo. Esto te evitará tener que frotar las manchas difíciles de su ropa o de su uniforme escolar.

- Muda de ropa. Es bastante probable que nuestro bebé se moje, bien del pis, de las babas o bebiendo agua, así que no está de más meter en su mochila un cambio de ropa para así evitar que vaya mojado o manchado durante mucho tiempo. Además, es importante y muy recomendable también que marques todos sus objetos con su nombre. Aunque lo lleves todo en su mochila (que también deberá ir marcada), puede suceder que por un descuido se intercambien alguna prenda u objeto y las profesoras no sepan a quién pertenece, de esta forma siempre lo tendrás a salvo. En Chupetitos disponemos también de etiquetas para la ropa y para los utensilios y accesorios del bebé que te pueden ser muy útiles. Son de fácil aplicación, tienen un diseño muy original y puedes configurarlas desde nuestra web con el color, el dibujo y el tipo de letra que más te guste.

Cuando hablamos de mochilas para los niños, normalmente, pensamos en mochilas blanditas con cremalleras. Pero,  también hay marcas que crean mochilas rígidas para los peques de la casa. Son mochilas infantiles que también sirven para el cole o la guardería; divertidas, originales, ligeras, prácticas y de diseño; y para llevar de paseo, de excursión o de viaje. No sé si habréis oído hablar de la mochila infantil Wallaboo, pero es una de esas mochilas rígidas para niños que tiene todas las características que os estoy comentando.

Mochila Infantil rígida Wallaboo Gatita FUENTE: chupetitos.com

Mochila Infantil rígida Wallaboo Gatita
FUENTE: chupetitos.com

Es ideal para ir al cole y a la guardería, está disponible en color rosa (con el dibujo de un gato) y en color azul (con el dibujo de un perro). A mi, personalmente, la mochila infantil Wallaboo me gusta por varios motivos y os lo voy a contar:

● Por su material, rígido y resistente para proteger lo que hay dentro. Fundamental, sobre todo, para los libros que diariamente llevan los niños al cole.
● Por su diseño con divertidos animales, como ya te he comentado.
● Por su bolsillo interior. Para que puedan guardar un montón de accesorios escolares y pequeños objetos.
● Por sus correas ajustables y cómodas. Que se adaptan perfectamente al cuerpo de los niños.
● Porque no lleva PVC. Todos sabemos que este tipo de plástico es nocivo para la salud y por su toxicidad.
● Porque está fabricada en Polyester.
● Porque tiene las medidas perfectas: 21 x 26 x 10 centímetros. Ideales y muy manejables por los niños.
● Porque puede utilizarse desde que los peques tienen un año y hasta los cuatro, aproximadamente.
● Porque se lava fácilmente en la lavadora y quedan perfectas.

La mochila rígida infantil Wallaboo es muy práctica tanto para guardar juguetes, como la ropita de recambio, el bocata o los libros FUENTE: chupetitos.com

La mochila rígida infantil Wallaboo es muy práctica tanto para guardar juguetes, como la ropita de recambio, el bocata o los libros
FUENTE: chupetitos.com

La mochila rígida infantil Wallaboo es muy práctica tanto para guardar juguetes, como la ropita de recambio, la botellita de agua, el bocata o los libros de los más peques de la casa. Esta divertida y práctica mochila es una de las mejores que yo he visto tanto para bebés como para niños y niñas. De verdad os digo que os puede venir muy bien porque, gracias a ellas, los peques van a poder transportar sus objetos de peso ligero. Estoy segura que a vosotros os gusta, pero a ellos también les encantará.

Y como siempre hace falta más de un mochila en casa o se nos rompe la que compramos a principio de curso, puede ser bueno adquirir ahora una de ellas. Aprovecha esta oportunidad y equipa a tu bebé o a tus niños porque ahora, en la web de Chupetitos tienes la mochila rígida infantil Wallaboo a un 30% de descuento. Sólo te costará 11,19 euros.

¿Te animas a probarla? ¿Con cuál de los dos modelos te quedarías?

Portear al bebé

Portear a tu bebé tiene grandes beneficios

Llevar al bebé en una mochila o en un fular, supone ofrecerle el mejor de los paseos. Arrimarlo al cuerpo calentito de su mamá o su papá, hacerle que escuche los latidos de su corazón y balancearlo al ritmo de los pasos hará que aprenda que la vida es un movimiento : un movimiento agradable, tranquilo y seguro.

Al parecer, los niños que han son porteados desde que nacen desarrollan una alta autoestima y una considerable fuerza vital, según apuntan diversos estudios realizados al respecto. Pero, lo cierto, es que mejor que vosotros, con vuestra experiencia, no lo sabe nadie.

¿Qué pensáis? ¿Habéis porteado a vuestros peques? ¿Sois expertos?

Nos gustaría que nos contarais si lo lleváis mirando hacia mamá o papá, o hacia afuera, o en la espalda, y que compartierais con nosotros las ventajas que le veis al hecho de utilizar a diario un portabebés.

En Chupetitos, le vemos un motón de cosas buenas a este sistema. De hecho, en las culturas de todo el mundo, las madres llevan a sus bebés con ayuda de una tela especial, mientras realizan sus actividades cotidianas. Y muchos pediatras aseguran que esta manera de moverse con el pequeño es mucho más saludable que utilizar exclusivamente el cochecito.

Portear en Africa

Culturas de todo el mundo apuestan por este sistema

Es cierto que, en nuestra sociedad, cada familia encontrará su solución, pero una forma práctica y sana para adultos y niños, puede ser combinar ambas opciones: el cochecito y la mochila, el pañuelo o el fular. Lo importante es plantearse que el tiempo que el bebé pasa en contacto íntimo con sus padres es muy importante para su correcto desarrollo.

El bebé se siente seguro, querido, protegido y feliz cuando es porteado. Aunque parezca todo lo contrario, si lo llevamos pegado a nuestro cuerpo, le ayudamos a mejorar su digestión y a reducir sus cólicos. Favorecemos su desarrollo psicomotriz y hacemos que, poco a poco, se integre en la vida cotidiana de los adultos. Pero, lo más importante de todo, si lo porteamos es mucho más fácil también conocerlo mejor y comprender sus mensajes.

Portear a los niños

Es muy portearlo, incluso cuando se hacen mayores

Pero, ojo, mantener un estrecho contacto físico con los peques no debe ser cosa solamente de los primeros meses. Es y seguirá siendo siempre una parte vital de su bienestar y al pequeño le encantará que lo sigáis llevando en la mochila o en el fular a medida que se va haciendo mayor. Por eso, os recomendamos que el arte de portearlo sea protagonista de su crianza hasta, por lo menos, más allá de los dos años.

Sí, habéis leído bien, hasta más allá de los dos años, aunque somos conscientes de que ya no pesa ni 3 ni 4 kilos.  Pero, seguro que es la forma más personal y genuina de no alejaros de vuestro peque.