Etiquetado en las publicaciones ‘nacimiento’

Hay veces que los nacimientos se producen de forma inesperada y en lugares inesperados. En un taxi, en un avión, en la sala de espera del hospital… Cuando la fuerza de la naturaleza lanza toda su energía, es imposible pararla, y cuando un bebé elige el momento para ver la luz, tampoco es posible ponerle freno. Lo más singular de la noticia que conocimos hace unos días es que un bebé ha nacido en un supermercado canadiense, mientras su madre hacía la compra. Pero lo más insólito no es el lugar donde nació el pequeño, sino que la madre no sabía que estaba embarazada.

Fotografía de Jen Matchett con el bebé que nació en el supermercado FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Fotografía de Jen Matchett con el bebé que nació en el supermercado
FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Ashleigh Miller-Cross es una mujer canadiense que, como cualquier ama de casa, decidió salir a hacer la compra a un supermercado cercano para llenar su despensa. Estando en plena tarea le vinieron unos dolores muy fuertes que ella, en ningún momento, identificó como de parto. Y es que la mujer no sabía que estaba embarazada. Algo que parece totalmente increíble, de hecho muchos lo ponen en duda. Ante este desconocimiento suyo, Ashleigh manifesto que hacía sólo 10 meses que había sido madre, por lo tanto le resultaba inconcebible que pudiera volver a ser madre en tan corto espacio de tiempo.

Lo cierto y verdad es que la mujer, al sentir los dolores, entró al baño y descubrió que medio cuerpecito de su bebé ya estaba fuera. Alertados por los gritos acudió el gerente del supermercado y algunos empleados. Aunque pidieron ayuda médica, cuando quisieron llegar, el bebé ya estaba en brazos de su madre.

Su caso, rápidamente saltó a los medios de comunicación de Canadá y familiares de los padres del bebé aprovecharon el momento para pedir ayuda, dado que los progenitores, que no esperaban la llegada del nuevo bebé, no disponen de una situación familiar económica adecuada como para afrontar los gastos que supone cuidar de dos niños pequeños.

La fotógrafa plasmó al bebñe "ingrediente" más de la lista de la compra de la madre FUENTE: Facebook de Jen Matchett

La fotógrafa plasmó al bebñe “ingrediente” más de la lista de la compra de la madre
FUENTE: Facebook de Jen Matchett

Precisamente, la publicación del caso en los medios y la petición de ayuda fue la que hizo que la fotógrafa Jen Matchett  se ofreciera a realizar un book fotográfico al bebé, aprovechando que su nacimiento había sucedido en un lugar tan singular. Las imágenes, subidas al Facebook de la fotógrafa con una gran calidad y un gran toque de humor, pronto se convirtieron en virales y el bebé, que aparece en la mayoría de fotografías dentro de una cesta del supermercado, es incluido como un “ingrediente” más de la lista de la compra de la madre. ;-)

Estamos convencidos de que con los millones de visitas y comentarios que han recibido las fotos del bebé en la página de la fotógrafa, nos imaginamos que habrá ayudado de sobra a sus papás con la economía familiar, y para él y su otro hermano habrá sido todo un alivio el poder hacerlo.

¿Qué os parece la historia? Para nosotros, es una de esas historias sorprendentes que consiguen arrancarnos una sonrisa de los labios por su ternura y que van más allá de cualquier mito sobre el embarazo.

Las visitas para conocer a un recién nacido pueden ser fantásticas o un desastre. Pueden alegrar el día a nueva familia o amargárselo en un momento. Así que hemos hecho una lista con 5 cosas que debes saber si vas a visitar a un bebé en el hospital. Si ha nacido hace poco un bebé en tu familia te conviene leerlas y si la reciente mamá eres tú, puedes compartirlas con los tuyos para que las lean.

Y es que cuando un bebé nace todos quieren conocerlo, obvio. Pero puede que los papás no quieran, de momento. Hay quienes adoran recibir visitas y presumir a su hermoso retoño, pero también está otro porcentaje de papás y mamás que no quieren ver a nadie más que a su bebé y su pareja después del parto. Por ello, estos consejos te vendrán bien si, finalmente, haces la visita al bebé en el hospital:

Si hay mucha gente en el hospital, la presencia puede interrumpir la lactancia adecuada del bebé FUENTE: pixabay.com

Si hay mucha gente en el hospital, la presencia puede interrumpir la lactancia adecuada del bebé
FUENTE: flickr.com

1.- Los bebés necesitan mamar muy a menudo. Así que si hay mucha gente en el hospital, la presencia puede no ayudar. Es posible que no mamen cuanto necesitan porque su madre está atendiendo a las visitas o porque le da reparo o le sabe mal amamantarlo cuando hay gente delante.

2.- Madres e hijos necesitan silencio y tranquilidad para descansar. La presencia de la gente puede ser agradecida por la madre a la que vamos a visitar, pero puede ser molesta para el resto de las madres y para todos los bebés, incluso para el que vamos a visitar. Lo que desea es estar lo más tranquilo posible con su madre.

3.- Es bueno colaborar con el personal del hospital siguiendo sus indicaciones para no interferir en su trabajo. Si nos dice, por ejemplo, que el turno de visitas ha acabado o que salgamos de la habitación porque van a lavar al bebé o a ayudar a la madre con alguna cosa, debemos hacerlo de inmediato.

 4.- Es bueno siempre hacer visitas cortas: 15 minutos como mucho y siempre con pocas personas. Si se va en grupos grandes, no es adecuado esperar en los pasillos para entrar. Podemos esperar junto a los ascensores o en el hall del hospital e ir a la habitación del recién nacido de dos en dos, por ejemplo. Hay ciertas cosas obvias que no debemos hacer cuando visitamos a un recién nacido y ésta es una de ellas.

Hay gente que va al hospital a pasar la tarde y que casi siempre lo hacen para quedar bien, pero en realidad es un gesto bastante molesto, así que tengamos en cuenta el tiempo que estamos y no nos demoremos mucho. Recuerda: ¡Lo bueno, si breve, dos veces bueno!

Es bueno siempre hacer visitas cortas, de 15 minutos como mucho FUENTE: pixabay.com

Es bueno siempre hacer visitas cortas, de 15 minutos como mucho
FUENTE: pixabay.com

5.- Si no tienes mucha confianza con los recientes papás no vayas al hospital. Obviamente este consejo puede cambiar si son los propios interesados los que te dicen que quieren que vayas al hospital, pero por regla general este consejo es sumamente importante porque los recientes papás llevan nueve meses esperando a conocer a su bebé y se merecen estar tranquilos para hacerlo.

Si hay momentos en la vida donde debemos frenarnos e intentar ponernos en la piel del otro, este del nacimiento del bebé y de las vivitas al hospital es sin duda uno de ellos. Así que antes de salir corriendo a verlo, medita y piensa en estas 5 cosas que te hemos expuesto.

El año nuevo 2017 traerá una importante novedad para los papás: la ampliación del permiso de paternidad de 2 a 4 semanas. La medida entra en vigor el próximo 1 de enero, con el objetivo de mejorar la igualdad y la conciliación, ya que, en la actualidad, las madres tienen derecho a una baja de seis semanas obligatorias, pueden disfrutar completamente o compartir otras diez con los padres, mientras que ellos sólo contaban con 13 días de permiso.

La a ampliación del permiso de paternidad de 2 a 4 semanas supone un avance en nuestro país FUENTE: chupetitos.com

La a ampliación del permiso de paternidad de 2 a 4 semanas supone un avance en nuestro país
FUENTE: flickr.com

Hace un tiempo ya os hablé en el blog de las escasas prestaciones que tienen los papás en España, aunque las prestaciones para las mamás tampoco son para tirar cohetes de alegría. Pues bien, a partir de enero de 2017 el panorama mejorará ligeramente: el Gobierno ha anunciado su intención de ampliar el permiso de paternidad de las dos semanas actuales a cuatro semanas. Además, se estudiará seguir extendiendo progresivamente este permiso en los próximos años hasta alcanzar las 16 semanas.

De entrada, la ampliación del permiso a 4 semanas es una buena noticia, ya que los padres podrán disfrutar durante más tiempo de sus recién nacidos y repartir los cuidados con las madres de una forma más equilibrada, antes de volver al trabajo. Pero la medida incluye algunos matices que hay que tener en cuenta y que no podemos pasar por alto.

Según se ha anunciado, estas cuatro semanas de permiso de paternidad son intransferibles y no obligatorias. Intransferible significa que los padres no podrán ceder parte de los días a las madres, aunque ellas sí pueden transferir parte de sus 16 semanas de baja al padre, a partir de la sexta semana. Y no obligatorio significa que los padres pueden renunciar a parte del permiso para incorporarse al trabajo antes de tiempo, aunque perderán los días que les queden. Esto es importante saberlo, como os digo, porque actualmente el 15% de los padres españoles ni siquiera solicita el permiso de paternidad que les corresponde y muchos de ellos vuelven al trabajo antes de tiempo. A veces, porque la empresa se lo pide o porque, por necesidades propias, han de hacerlo así.

Las cuatro semanas del permiso de paternidad son intransferibles y los padres pueden renunciar a ellas si quieren FUENTE: pixabay.com

Las cuatro semanas del permiso de paternidad son intransferibles y los padres pueden renunciar a ellas si quieren
FUENTE: pixabay.com

A pesar de que en 2017 el permiso de paternidad se amplíe a 4 semanas en España, si nos comparamos con otros países de Europa aún salimos perdiendo. Por ejemplo, en Noruega los padres disfrutan de 14 semanas de permiso, en Finlandia les corresponden 13 semanas y en Suecia tienen 12 semanas. También es cierto que en otros países, sobre todo fuera de Europa, el permiso de paternidad apenas dura unos días o ni siquiera existe; cosa que aún es más sorprendente.

Por eso, pienso que sería positivo que esto no se detenga aquí y sigamos avanzando hacia unos permisos de paternidad y maternidad igualitarios: 16 semanas para cada uno, con cierta flexibilidad, pero también con medidas que aseguren que tanto el papá como la mamá comparten las responsabilidades que supone el nacimiento de un nuevo hijo. Ya se han hecho los cálculos y ampliar el permiso de paternidad a 16 semanas tendría un coste de 1.400 millones de euros para la Seguridad Social. Pero el beneficio que supondría para la igualdad, la conciliación y el fomento de la natalidad, la verdad, no tendía precio.

Cuando nace un bebé, es bueno que mamá y papá estén a su lado el mayor tiempo posible. Si se introducen cada vez más beneficios, sin duda, se logrará dar un paso gigante en favor de la conciliación y la flexibilidad laboral.

En los últimos años se está volviendo a apostar por el denominado “contacto piel con piel”: colocar al bebé en contacto con la madre o el padre desde el mismo momento del nacimiento, sin separarles como se hacía antes. Pero es que se ha comprobado que las ventajas del contacto piel con piel cuando nace el bebé son muy numerosas, tanto para el recién nacido como para su madre y su padre. 

Hasta hace pocos años, lo habitual después del nacimiento es que el personal médico se llevara al bebé para limpiarle, hacerle las primeras pruebas o vestirlo y pasaban unos minutos, a veces muy largos,  hasta que de nuevo  la mamá y el papá volvían a ver al bebé recién nacido; algo que se ha  demostrado que genera el estrés, ansiedad y hasta alguna que otra complicación médica. Por esa razón, desde hace unos años se está generalizando en los hospitales el “contacto piel con piel”, también conocido como “método canguro”. 

El contacto piel con piel favorece la lactancia materna y reduce el estrés del bebé FUENTE: pixabay.com

El contacto piel con piel favorece la lactancia materna y reduce el estrés del bebé
FUENTE: pixabay.com

Tal y como explica la web de la Asociación Española de Pediatría, el contacto piel con piel precoz consiste en que, tras el nacimiento, se coloca al recién nacido desnudo y boca abajo sobre el pecho de la madre. Es importante permitirles a ambos mantener dicho contacto, sin interrupciones ni interferencias, al menos hasta que el bebé haya hecho la primera toma de pecho, e idealmente durante todo el tiempo que madre e hijo deseen.

Curiosamente, esta técnica no es fruto de los avances médicos más punteros del mundo desarrollado, sino de la experiencia adquirida con los bebés prematuros en países menos desarrollados que el nuestro, donde a falta de suficientes incubadoras, descubrieron que el contacto estrecho entre las mamás y los recién nacidos prematuros o con problemas de salud favorecía su recuperación y facilitaba que durmieran mejor y ganaran peso mucho antes.

Pero, cuáles son las ventajas del piel con piel para el bebé y para sus padres.

Para el bebé 

  • Un recién nacido desnudo en contacto piel con piel con su mamá o papá (tapado) mantiene mejor la temperatura que uno que está vestido y abrigado en una cuna.
  • Al colocarlo sobre el pecho de la madre, el recién nacido por instinto busca el pezón de la madre, lo cual facilita el correcto inicio de la lactancia materna.
  • Los bebés que practican el piel con piel se sienten más tranquilos después del estrés que supone el nacimiento y duermen mejor.
  • El contacto con la piel de mamá o papá estimula al bebé mejor que cualquier juguete o accesorio; todavía más si también se le habla o se le canta suavemente.
  • El piel con piel también permite que el bebé se impregne de las bacterias de la epidermis de su mamá, lo cual refuerza su sistema inmunitario y previene infecciones. 
El contacto piel con piel aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja FUENTE: pixabay.com

El contacto piel con piel aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja
FUENTE: pixabay.com

 Para la madre y el padre

  • El contacto piel con piel con el bebé después del parto tranquiliza a la mamá y genera endorfinas que reducen el malestar y el dolor posterior al alumbramiento.
  • También permite empezar a crear el importante apego entre la madre y el padre y su bebé. Además, reduce el miedo irracional a no saber cuidar al bebé o hacerle daño sin querer,  que a veces tenemos cuando somos madres y padres primerizos.
  • Favorece que el nacimiento se viva como un momento íntimo y privado de los padres y el bebé, en lugar de un proceso medicalizado e incómodo para sus protagonistas.
  • El piel con piel disminuye el dolor en los pechos que aparece habitualmente en las primeras horas tras el parto debido a la ingurgitación mamaria.
  • Si la mamá no está en condiciones de practicar el piel con piel (por ejemplo debido a la recuperación tras la cesárea) también puede hacerlo el papá u otra persona.

Así que ya lo sabéis. Si vais a dar a luz próximamente, pedid el contacto piel con piel con vuestro bebé, siempre que sea posible, ya que, como veis, es muy importante. Estar con vuestro bebé, no sólo es un derecho que ambos tenéis, sino que además aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja.

Es bonito saber que estás embarazada de nuevo, que la familia crece y que el hijo o hija que ya tienes va a tener un hermano o hermana nuevo. Pero, hay veces, que los peques, con su espontaneidad, nos sorprenden y mucho. ¿Queréis saber cómo fue la reacción de un niño al saber que iba a tener otra hermana? En Chupetitos hemos encontrado esa reacción en las redes sociales y queremos compartirla con todos vosotros. No os perdáis el vídeo que os enlazamos a continuación.

 

Los padres de un niño de 6 años grabaron su reacción y la de sus dos hermanas al descubrir el sexo del bebé que espera su madre. Cuando sus padres decidieron darle una sorpresa al pequeño Gunner Mertlich, de Queen City (Arizona) y sus dos hermanas al desvelarles el sexo del bebé que estaba en camino con el color del bizcocho de una tarta, no imaginaban la reacción del hermano mayor. Desde su publicación el mes pasado, el vídeo ha sido visto casi dos millones de veces.

Igual ya lo conocíais, pero nos ha parecido apropiado colgarlo en este post porque aún hay muchos hermanos mayores, que ante la llegada de un nuevo hermano o hermana a la familia requieren de una atención especial de los padres, para que este acontecimiento no provoque  resentimiento o angustia. Su aceptación va a depender de la forma en cómo se maneje el anuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo del mismo y la forma de presentárselo después del nacimiento, tratando que la incorporación del nuevo integrante de la familia no cause estragos al grupo familiar.

En este vídeo lo vemos claramente. Cuando el niño levanta el pedazo de tarta y descubre que es rosa (que va a tener una hermana y no un hermano), su reacción primero es de incredulidad y después de que su padre le confirmara sus temores, el pequeño de seis años rompe a llorar con un lamento de “es una niña, niña, niña, siempre niña“. Quizás si le hubieran preparado previamente sobre ello, le hubieran ayudado a aliviar sus temores y hubiera sido mucho más fácil que todos compartieran la alegría de esa tarta y el nacimiento posterior de la bebé.

Es cierto que a las hermanas de Gunner la sorpresa no les causa ninguna impresión, pero el niño, que momentos antes afirmaba feliz que creía que sería un niño, no puede contener su enfado que iba en aumento ante las risas de sus padres. Ni su padre, que intentaba consolarle diciéndole que él también quería un chico pero que, de esta forma, no tendría que compartir sus momentos especiales padre-hijo con ningún otro niño, consiguió calmar a un desconsolado Gunner que lleno de rabia gritaba “Odio a las chicas. Quiero salir de esta casa“.

biberon y chupete avent

Biberón anticólicos personalizado de Avent en color rosa

La conclusión que podemos extraer de este vídeo es que la llegada de un nuevo hermanito puede producir importantes cambios conductuales en el hermano mayor. Por lo que siempre hay que elegir el momento pero, sobre todo, las formas adecuadas para informarle de su nuevo hermanito. Más cuando se puede intuir que su decepeción ante el sexo del bebé que va a venir, puede afectarle considerablemente ¿No os parece?

La llegada de un bebé es siempre maravillosa y lo debe ser también para toda la familia. Pase lo  que pase, sea niño o niña, recordad que en nuestra web, tenéis también muchos artículos especialmente pensados para el sexo de vuestro bebé como, por ejemplo, nuestros conjuntos de chupetes y biberones personalizables, en rosa o en azul.

 

Igual alguna de vosotras ya la conocéis, pero nosotros hemos descubierto hace poco a Amanda Gravette, una de esas pintoras que plasma como nadie el fantástico momento que es el nacimiento de un nuevo ser.

Amanda es canadiense y sus cuadros están llenos de momentos especiales que tiene el parto. Los gestos de las mujeres que pinta estremecen el corazón de cualquier persona y traen recuerdos, sensaciones y experiencias que seguro muchas de vosotras tuvisteis cuando nacieron vuestros hijos e hijas.

cuadro de un parto

El contacto piel con piel entre madre e hijo

La artista reproduce en cada uno de sus cuadros la vida en su estado más puro, y lo hace con mucha belleza, con mucha magia, con una delicadeza exquisita capaz de llegar a todas las personas que contemplan su obra. Sus pinturas reflejan los sentimientos más tiernos y más bonitos y se convierten en una especie de poema para el mundo.

Sus cuadros son una sucesión de imágenes y escenas a tamaño natural sobre el embarazo, el parto y los primeros momentos de vida de los bebés junto a sus madres.

Según la propia autora comenta en su blog, “la obra trata de autora rescatar toda la vida en su crudeza durante esos momentos en los que un nuevo ser se abre paso”. Por eso, alguna de sus pinturas impactan visualmente nada más ser vistas, pero enseguida transmiten una variedad de realidades tan bonitas como el color de cada una de sus pinceladas.

Amanda greavette

El parto, ese momento maravilloso

Amanda Greavette des una de esas pocas pintoras que se ha metido de lleno en el mundo de la maternidad. Fue a partir del nacimiento de su primer hijo cuando empezó a interesarle este mundo y así continúa hasta ahora. En su página de Facebook también podéis seguir su trayectoria pictórica y podéis comprobar lo que os estamos contando.

Ya veréis como muchas de vosotras os sentís identificadas con sus cuadros y rememoráis ese momento único del parto y del vínculo que se crea entre una madre y su bebé cuando éste acaba de nacer. Ese momento único y de inflexión para la mujer, en el que la vida le cambia completamente y se siente la cuidadora de su bebé.

¿Qué pensáis vosotras? ¿Os gustan las pinturas?