Etiquetado en las publicaciones ‘piel con piel’

En los últimos años se está volviendo a apostar por el denominado “contacto piel con piel”: colocar al bebé en contacto con la madre o el padre desde el mismo momento del nacimiento, sin separarles como se hacía antes. Pero es que se ha comprobado que las ventajas del contacto piel con piel cuando nace el bebé son muy numerosas, tanto para el recién nacido como para su madre y su padre. 

Hasta hace pocos años, lo habitual después del nacimiento es que el personal médico se llevara al bebé para limpiarle, hacerle las primeras pruebas o vestirlo y pasaban unos minutos, a veces muy largos,  hasta que de nuevo  la mamá y el papá volvían a ver al bebé recién nacido; algo que se ha  demostrado que genera el estrés, ansiedad y hasta alguna que otra complicación médica. Por esa razón, desde hace unos años se está generalizando en los hospitales el “contacto piel con piel”, también conocido como “método canguro”. 

El contacto piel con piel favorece la lactancia materna y reduce el estrés del bebé FUENTE: pixabay.com

El contacto piel con piel favorece la lactancia materna y reduce el estrés del bebé
FUENTE: pixabay.com

Tal y como explica la web de la Asociación Española de Pediatría, el contacto piel con piel precoz consiste en que, tras el nacimiento, se coloca al recién nacido desnudo y boca abajo sobre el pecho de la madre. Es importante permitirles a ambos mantener dicho contacto, sin interrupciones ni interferencias, al menos hasta que el bebé haya hecho la primera toma de pecho, e idealmente durante todo el tiempo que madre e hijo deseen.

Curiosamente, esta técnica no es fruto de los avances médicos más punteros del mundo desarrollado, sino de la experiencia adquirida con los bebés prematuros en países menos desarrollados que el nuestro, donde a falta de suficientes incubadoras, descubrieron que el contacto estrecho entre las mamás y los recién nacidos prematuros o con problemas de salud favorecía su recuperación y facilitaba que durmieran mejor y ganaran peso mucho antes.

Pero, cuáles son las ventajas del piel con piel para el bebé y para sus padres.

Para el bebé 

  • Un recién nacido desnudo en contacto piel con piel con su mamá o papá (tapado) mantiene mejor la temperatura que uno que está vestido y abrigado en una cuna.
  • Al colocarlo sobre el pecho de la madre, el recién nacido por instinto busca el pezón de la madre, lo cual facilita el correcto inicio de la lactancia materna.
  • Los bebés que practican el piel con piel se sienten más tranquilos después del estrés que supone el nacimiento y duermen mejor.
  • El contacto con la piel de mamá o papá estimula al bebé mejor que cualquier juguete o accesorio; todavía más si también se le habla o se le canta suavemente.
  • El piel con piel también permite que el bebé se impregne de las bacterias de la epidermis de su mamá, lo cual refuerza su sistema inmunitario y previene infecciones. 
El contacto piel con piel aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja FUENTE: pixabay.com

El contacto piel con piel aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja
FUENTE: pixabay.com

 Para la madre y el padre

  • El contacto piel con piel con el bebé después del parto tranquiliza a la mamá y genera endorfinas que reducen el malestar y el dolor posterior al alumbramiento.
  • También permite empezar a crear el importante apego entre la madre y el padre y su bebé. Además, reduce el miedo irracional a no saber cuidar al bebé o hacerle daño sin querer,  que a veces tenemos cuando somos madres y padres primerizos.
  • Favorece que el nacimiento se viva como un momento íntimo y privado de los padres y el bebé, en lugar de un proceso medicalizado e incómodo para sus protagonistas.
  • El piel con piel disminuye el dolor en los pechos que aparece habitualmente en las primeras horas tras el parto debido a la ingurgitación mamaria.
  • Si la mamá no está en condiciones de practicar el piel con piel (por ejemplo debido a la recuperación tras la cesárea) también puede hacerlo el papá u otra persona.

Así que ya lo sabéis. Si vais a dar a luz próximamente, pedid el contacto piel con piel con vuestro bebé, siempre que sea posible, ya que, como veis, es muy importante. Estar con vuestro bebé, no sólo es un derecho que ambos tenéis, sino que además aporta una gran cantidad de beneficios y ninguna desventaja.