Etiquetado en las publicaciones ‘verano’

El verano es, sin duda, una época maravillosa para ir con los niños a la playaSon tantas las cosas que podemos hacer en familia en la playa que lo mejor es elegir un destino que nos ponga las cosas aún más fáciles para disfrutar de un tiempo de ocio y vacaciones, recargando pilas a tope.

Las playas con bandera azul son seguras, limpias y ofrecen muchos servicios para los niños FUENTE: commons.wikimedia.org

Las playas con bandera azul son seguras, limpias y ofrecen muchos servicios para los niños
FUENTE: commons.wikimedia.org

Afortunadamente en nuestro país, los kilómetros de costa son abundantes y nos permiten que, a pocos kilómetros, podamos disfrutar del mar en toda su plenitud. Aunque nuestras playas gozan de buena calidad y acudimos a ellas con total seguridad, cada año, aquellas que presentan mejores condiciones, son galardonadas con una bandera azul, un distintivo que examina y entrega anualmente la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor y la Fundación de Educación Ambiental, e identifica los mejores arenales del país por sus servicios e instalaciones, como aseos, acceso al agua para carritos o sillas de ruedas, programas de educación medioambiental y limpieza.

Cuando en una playa vemos ondear esa bandera azul es que nos encontramos ante una playa segura, limpia y que ofrece las mejores garantías y servicios, algo que nos va a venir muy bien si acudimos a ella con nuestros niños. Este año 2017 se han otorgado un total de 579 banderas azules en nuestras costas, pero de esas 579 hay algunas que resultan mucho más cómodas y seguras para los niños que otras, sobre todo, porque sus aguas son más tranquilas y facilitan el baño para los más pequeños. Desde Chupetitos, te contamos cuáles son, este año,  las seis mejores playas con bandera azul para ir con los niños, por si te animas a visitarlas. ¡Toma nota!

1.- Playa de Xeraco (Valencia). Su suave arena y su flamante paisaje en el que se puede disfrutar de imponentes dunas, hace de esta playa, cuyas aguas son tranquilas, una de las preferidas para gozar en familia. Cuenta con todo tipo de infraestructuras, así como un constante servicio de vigilancia y diversos comercios, chiringuitos e incluso un centro cultural en los alrededores.

2.- Playa de Torrenueva (Motril, Granada). Dos kilómetros de arena fina y aguas muy tranquilas. Además de todas las infraestructuras necesarias, cuenta además con zonas verdes y con sombra. En ella también se pueden realizar actividades acuáticas, ya que tiene puestos de alquiler de kayaks o hidropedales.

3.- Playa las Marinas-Bolanga (Vera, Almería). Se trata de una de las mejores playas de la provincia y, además de ser muy extensa, cuenta con todo tipo de infraestructuras con las que hacer mucho más fácil la experiencia de la playa para los niños. Arena fina, aguas muy tranquilas y zonas ajardinadas con sombra, son algunas de sus ventajas. Sin olvidar zonas deportivas, tanto para los peques como para adultos.

4.- Playa de Trengandín (Noja, Cantabria). Se trata de una playa tranquila, pero cuyo máximo valor está en el paisaje que ofrece. Sobre la fina arena se levantan unas imponentes rocas que le dan una característica muy singular. Además, el mar crea una especie de pozas en las que los niños se pueden bañar tranquilos e, incluso, pescar camarones y lapas.

La playa del Castellar en Mazarrón tiene un amplio programa de actividades dedicado para los niños FUENTE: murciaturistica.es

La playa del Castellar en Mazarrón tiene un amplio programa de actividades dedicado para los niños
FUENTE: murciaturistica.es

5.- El Castellar (Mazarrón, Murcia). A lo largo de todo el verano, el ayuntamiento de Mazarrón se dedica a organizar un amplio programa de actividades dedicado para todos los públicos pero, sobre todo, para los más pequeños de la casa. Festivales de danza, de teatro, de música… cine al aire libre, visitas guiadas en barco o talleres y juegos durante todos los días, son algunas de esas actividades que completarán, además del disfrute de una suave arena y un mar relajado, un verano perfecto para los peques.

6.- Playa de Heliópolis (Benicassim, Castellón). Esta playa destaca por tener un servicio permanente de biblioteca, algo que nos puede venir estupendamente para disfrutar de una jornada de playa diferente y en la que invitar a los niños a divertirse con la lectura. Además, tiene espacios verdes, actividades para niños e, incluso, acoge un festival de teatro infantil.

¡Animaos a disfrutar de las mejores playas con los niños! ;-)

Una buena alimentación de verano para los niños pasa por ofrecerles fruta y verdura porque son una fuente importante de vitaminas y minerales para todos ellos. El calor hace que los niños suden más y requieran una mayor cantidad de agua, ya sea en forma de líquidos o de alimentos que la contienen, como la fruta y la verdura.

La fruta de temporada, partida en trozos o en macedonia, es básica en la alimentación de los niños en verano FUENTE: pixabay.com

La fruta de temporada, partida en trozos o en macedonia, es básica en la alimentación de los niños en verano
FUENTE: pixabay.com

Por todo ello, a la mayoría de los niños hay que darles frutas y verduras en esta época, y aprovechando que les apetece más beber que comer, en el cuidado de su alimentación conviene introducir estos alimentos en forma de batidos, helados, zumos o sorbetes, para que gocen de una buena salud. Recordad que hay muchas formas de preparar las frutas y las verduras y todas pueden ser muy atractivas. La cuestión es ofrecer variedad para que no se aburran de comerlas siempre igual. Desde Chupetitos, os vamos a dar algunas ideas para que podáis dárselas sin que les cueste apenas esfuerzo tomarlas.

1.- Frutas de temporada, partidas en trozos, en macedonias regadas con zumo o bañadas en leche fresca o yogur. De esta forma, resultan muy apetecibles para el paladar de los niños en verano. Son dulces para ellos y podéis estar tranquilos porque contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales, que son muy necesarios para su desarrollo.

2.- Verduras de la estación en cremas frías o templadas acompañadas de queso, en gazpachos o salmorejos con una cucharadita de mayonesa para espesar y mejorar su sabor. Las verduras de temporada son un primer plato completo y nutritivo tanto para las comidas como para las cenas de tus hijos. Otra alternativa que también les gustará mucho son los pistos de verduras con tomate, los pimientos fritos que combinan bien con huevos y arroz, las berenjenas y los pimientos rojos rellenos.

3.- Helados y sorbetes caseros y llenos de nutrientes. Las combinaciones de frutas, leche y yogures para los helados y las de frutas y zumos para los sorbetes resultan altamente atractivas para los niños y muy nutritivas. Hacerlos en casa es facilísimo. Sólo necesitas una batidora, un molde y al congelador.

Las frutas y verduras resultan muy dulces y apetecibles en zumo FUENTE: pixabay.com

Las frutas y verduras resultan muy dulces y apetecibles en zumo
FUENTE: pixabay.com

4.- En zumos y batidos. Éstos están listos en un momento, y resultan dulces y muy apetecibles. Se preparan en un abrir y cerrar de ojos, y deben consumirse al momento para que no pierdan su contenido en vitaminas y minerales. Tienen la ventaja de aprovechar todos los beneficios de las frutas crudas y también de las verduras, por si también quieres hacer smoothies. Los smoothies están de moda y, además, son la manera más sencilla de mejorar su salud, ya que contienen una cantidad extraordinaria de nutrientes, de una manera muy fácil de digerir y absorber y sustituyen alimentos procesados y empaquetados que son dañinos para los pequeños de la casa.

Si queréis un truco, probad a dejar los ingredientes que vayáis a utilizar en estos zumos, batidos o smoothies, en la nevera, ya que estarán frescos a la hora de consumirlos y tus hijos querrán repetir. No olvidéis que son bajos en calorías y están llenos de nutrientes que ayudan a tus hijos a crecer.

Siempre que llega el verano, la alimentación de los niños suele cambiar un poco, como también cambia la de los adultos y los bebés, ya que las altas temperaturas hacen que nuestro apetito y la necesidad de tomar agua y otros líquidos aumente. Por todos estos factores debemos saber que los platos calientes no son los más indicados para la época estival.

En verano tenemos que  elegir comidas ligeras y sanas para nuestros niños FUENTE: pixabay.com

En verano tenemos que elegir comidas ligeras y sanas para nuestros niños
FUENTE: pixabay.com

En verano disfrutamos de más horas de sol, por lo que el horario de los más pequeños puede verse alterados, se debe prestar especial atención a la comodidad y no caer en la tentación de comidas no demasiado sanas. Es muy importante que durante esta época del año, el agua sea la bebida principal de nuestros pequeños, puesto que deben estar muy hidratados.

En Chupetitos nos importa mucho la salud de los más pequeños, por lo que os dejamos una lista de alimentos con los que los niños (y en algunos caos, también los bebés) superarán el calor del verano con éxito:

  • Fruta de temporada: la fruta es uno de los alimentos que más hidratan y nos ayudan a combatir el calor. Además al estar fresquita, puede aliviar el dolor de los dientes si se trata de un bebé al que le están saliendo. La fruta está muy rica y aporta vitaminas y nutrientes para que nuestros pequeños crezcan sanos. Como opción más factible, os recomendamos siempre la fruta de temporada, por ejemplo, la sandía y el melón, cuya textura es blandita y gusta a niños y a bebés. Aunque, si lo preferís, podéis también podéis prepararles una rica macedonia de frutas o unos buenos purés de fruta si son más bebés.
  • Las verduras y las hortalizas son otra opción saludable, la crema de calabaza o calabacín fría o templadas son rápidas y fáciles de preparar. Para disminuir el sabor a verdura, que a veces no gusta a todos los niños, se le puede añadir patata o algún quesito cremoso.
Frutas como la sandía son recomendables porque hidratan y ayudan a combatir el calor FUENTE: pixabay.com

Frutas como la sandía son recomendables porque hidratan y ayudan a combatir el calor
FUENTE: pixabay.com

  • Helados o batidos de fruta naturales, son ideales para la merienda. Les aportará hidratación y no notarán pesadez en el estómago. Además, se pondrán muy contentos comiéndose su helado natural o su batido.
  • Carne, verdura y pescado: en verano es mejor preparar este tipo de alimentos a la plancha, hervidos o asados, ya que nuestros pequeños almorzarán de forma ligera y todos ellos le aportarán proteínas y minerales necesarios, además de una manera equilibrada y sana. La plancha, los hervidos, el vapor e incluso la barbacoa, si se hace con ingredientes saludables, son maneras de cocinar perfectas para esta época, cuando tal vez apetezcan menos los guisos. La carne magra y el pescado, cocinados de manera ligera, son siempre un buen aporte de proteínas y minerales.

Ahora bien, es importante que sepamos que es muy importante no saltarse ninguna comida, evitar comer en exceso en las reuniones familiares o de amigos y mantener siempre el mismo horario de comida. Si tu bebé aún toma pecho en verano, es normal que en época estival necesite más tomas, pues necesita hidratarse más debido al calor. Así que, tenlo también en cuenta.

Y están aquí las vacaciones de verano. El próximo día 20 de junio acaba el cole y, a partir de ahora, tenemos por delante dos largos meses para compartir con niños y niñas más tiempo y, entre otras actividades, leer libros juntos. Encontrar lecturas de verano para los peques a veces no es fácil, por eso, os proponemos tres cuentos que los niños pueden leer estas vacaciones. 

Hay temas que tienen un atractivo especial para peques y mayores, como las sirenas, los súper héroes, las hadas, las aventuras de pandillas de amigos… Así que, haciendo un repaso a esta temática, hemos encontrado tres cuentos para vacaciones que estamos seguros de que gustarán a vuestros hijos e hijas.

Un cuento sobre piratas modernos, recomendado para niños a partir de los 5 años FUENTE: mosquitobooksbarcelona.com

Un cuento sobre piratas modernos, recomendado para niños a partir de los 5 años
FUENTE: mosquitobooksbarcelona.com

1.- El primero de ellos se titula Los piratas ya no son lo que eran“, escrito por Mia Cassany y con ilustraciones de la reconocida Patricia Geis. Sus ilustraciones nos invitan a analizar los contrastes entre ayer y hoy en el mundo pirata, ahora los piratas usan gafas, móviles y zapatillas molonas. Está editado por Mosquito Books, es un cuento de 32 páginas y recomendado para niños a partir de los 5 años.

2.- El segundo cuento que os proponemos es ¿Las princesas usan botas de montaña?”. Este libro es un canto a la aceptación y a la contribución de cada persona en el mundo. Por lo que resulta muy apropiado para los peques, pero también para los mayores. Además, ofrece la visión de que las princesas también han cambiado. Ahora son enérgicas, modernas y llenas de vida y de preguntas que hacer, como la protagonista, que cada día tiene una diferente para su madre.

Un cuento sobre la aceptación y la contribución de cada persona en el mundo FUENTE: casadellibro.com

Un cuento sobre la aceptación y la contribución de cada persona en el mundo
FUENTE: casadellibro.com

Al final del libro, un marco ilustrado alrededor de un espejo responde a la pregunta más importante de la niña. Este cuento brinda pues, una dulce lección sobre la aceptación de uno mismo y anima a los niños a perseguir sus sueños y a dejar su propia huella en el mundo.

3.- Por último, os proponemos “Mogollón”, un libro gamberro recomendado para niños a partir de los cinco años. Sorprende la impresión a dos tintas, algo más habitual en los formatos dirigidos a un público adulto.

De nuevo Mia Cassany cuenta cómo Lucas decide un día salir a buscar novia porque aún no tiene. No os va a resultar fácil pasar rápidamente las páginas del libro de Miguel Bustos, que describe con sus ilustraciones unos abigarrados y asfixiantes ambientes muy comunes en nuestras vidas. Mucho humor finísimo, detalles sin fin, uso inteligente y afilado de las técnicas de impresión mediante dos colores, para niñas y niños inteligentes que ven mucho más de lo que creemos. Dedicad tiempo a mirar los dibujos, a preguntar sobre ellos, a imaginar la vida de cada personaje, a contar historias que no están impresas…

 FUENTE: mosquitobooksbarcelona.com

La historia de Lucas, que un día decide salir a buscar novia
FUENTE: mosquitobooksbarcelona.com

Lo que está claro es que los tres cuentos os permitirán hablar de situaciones fácilmente reconocibles para todas las personas, os permitirán hacer preguntas y que sean los niños quienes las respondan. Y en ellos veréis que no importa tanto seguir la estructura del cuento como que los peques puedan expresarse a partir de la excusa que nos da cada uno de los tres libro. Y, ya sabéis, cuanto más abiertas sean las preguntas, más favoreceréis la imaginación y el discurso infantil.

Viajar con un bebé es asumir que él se convierte en el protagonista de las vacaciones y del equipaje, mientras nosotros pasamos a un segundo plano. Desde la ropa a la alimentación o los juguetes, debemos contemplar todo lo que le puede hacer falta a nuestro hijo cuando estemos fuera de casa. Por eso, os aconsejamos un kit de lactancia y alimentación básico, para cuando viajéis con vuestros bebés.

Como punto de partida y dado que se trata de un kit de lactancia y alimentación básico para viajar con el bebé, hemos hecho un esfuerzo para distinguir lo imprescindible de lo que no lo es (al fin y al cabo hay muchas cosas que podremos comprar en el lugar de destino) y también un esfuerzo por fijarnos en la edad del bebé y en lo largo que vaya a ser el viaje. En cualquier caso, el kit que te proponemos es lo equilibrado posible e idóneo para viajar o irse de vacaciones tanto a la playa como a la montaña.

Si tu bebé es aún menor de seis meses y habéis optado por la lactancia materna, se simplifica todo bastante (aunque también puedes necesitar un sacaleches); pero si toma lactancia mixta o lactancia artificial y ya ha comenzado con la alimentación complementaria tendréis que llevar varias cosas. ¡Allá vamos!

1) Biberones: para la leche y también para el agua. Podéis valorar si necesitáis un calienta biberones o un portalíquidos  o si podréis prepararlos en algún establecimiento, en el medio de transporte en el que viajéis o en el lugar que tengáis de alojamiento. en cualquier caso, lo mejor es optar siempre por un biberón anticólicos. Los Bebe Due Medic son una buena opción porque su exclusivo sistema de anticólicos evita que el aire se mezcle con el alimento y su cánula incorpora un práctico sensor de temperatura, pasando de color morado a rosa si el líquido supera los 37 grados. El flujo continuo facilita que el líquido salga al ritmo que el bebé necesita, sin tener que hacer esfuerzos antinaturales.

Biberón Bebe Due Medic anticólicos con 160 ml de capacidad FUENTE: chupetitos.com

Biberón Bebe Due Medic anticólicos con 160 ml de capacidad
FUENTE: chupetitos.com

2) Leche en polvo, tarritos, cereales, agua y otros alimentos: al menos, la cantidad suficiente para el viaje de ida y el primer día, luego los podéis ir comprando en el lugar de destino. Si vuestro bebé ya come sólidos, podéis llevar algunas galletas o alguna pieza de fruta.

3) Termo para conservar la comida caliente. También es muy útil llevar una pequeña nevera o bolsa isotérmica para mantener los alimentos en buen estado. Los termos de comida de Skip Hop son uno de los más prácticos porque, aparte de tener  unos dibujos y un colorido llamativo para los niños, son uno de los recipiente de acero inoxidable que mejor mantienen calientes o frías las comidas infantiles durante horas. Además, incluyen una cuchara-tenedor y una capacidad de 325 mililitros.

El termo de comida búho de Ski Hop es de acero inoxidable y mantiene calientes o frías las comidas infantiles FUENTE: chupetitos.com

El termo de comida búho de Skip Hop es de acero inoxidable y mantiene calientes o frías las comidas infantiles
FUENTE: chupetitos.com

4) Baberos: al menos un par de ellos, que podrás ir lavando a mano si se ensucian mucho.

5) Platos y cubiertos de plástico, para tomar las papillas. Las cucharas de silicona son ideales para las primeras tomas (en caso de que el bebé sea aún pequeño) porque no dañan sus encías. Y si tienen mangos ergonómicos de fácil sujeción, mejor qué mejor. Si el bebé ya es más mayor puedes optar también por los set de tenedor y cuchara Zootensils de Skip Hop, que ya están realizados en acero inoxidable, y son los mejores aliados para una comida divertida, gracias a su empuñadura suave para un agarre fácil.

Set de tenedor y cuchara Zootensils modelo búho de Skip Hop, el mejor aliado para viajar y hacer comidas divertidas FUENTE: chupetitos.com

Set de tenedor y cuchara Zootensils modelo búho de Skip Hop, el mejor aliado para viajar y hacer comidas divertidas
FUENTE: chupetitos.com

De todas formas, no estará de más que llevéis algún estropajo para limpiar las piezas de la vajilla y un esterilizador de biberones portátil.

Con la llegada del verano las tensiones del día a día y el estrés se dejan de lado para dar cabida a largos días de playa, sol y diversión. Y es que las estaciones del año influyen mucho a la hora de quedarse embarazada porque una de las causas más frecuentes para el impedimento del embarazo es el estrés. En los últimos tiempos, son muchos los estados de nerviosismo, angustia y prisas que vivimos en nuestro día a día. Y eso, unido a una precaria alimentación y hábitos poco saludables, hacen que la gestación resulte especialmente difícil.

Quedarse embarazada en verano es más fácil porque disminuye el estrés FUENTE: pixabay.com

Quedarse embarazada en verano es más fácil porque disminuye el estrés
FUENTE: pixabay.com

En cambio, varios estudios científicos han demostrado que quedarse embarazada en verano es mucho más fácil que durante el resto del año, la explicación es bien sencilla: con el verano vienen las vacaciones, disminuye el estrés y estamos mucho más tranquilas.

La primera de las investigaciones que atestigua esto que estamos diciendo nos llega desde la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido. En esta universidad se ha hecho una comparativa entre el estrés y la producción de adrenalina en el organismo femenino. Al parecer, cuando la mujer se encuentra sometida a una temporada de nerviosismo, exceso de trabajo o demasiado estrés, su cuerpo genera una dosis alta de adrenalina, una hormona que frena el proceso natural de la ovulación y, por tanto, merma la capacidad de quedarse embarazada.

La segunda de las investigaciones llega desde la Universidad Radboud de Nimega, en los Países Bajos, en ella se ha tenido en cuenta estos factores psicológicos, como son el estrés o el nerviosismo, con respecto a los tratamientos de fecundidad, comprobando que cuando las mujeres están más relajadas estos tratamientos funcionan mejor, consiguiendo con mayor facilidad el embarazo.

Especialmente para las parejas que tienen problemas para quedarse embarazadas o para aquellas que tienen que someterse a un tratamiento de reproducción asistida, la época de vacaciones es la ideal. La clave no es otra que esa tranquilidad que se respira durante esta etapa.

El verano también es buena época para someterse a un tratamiento de reproducción asistida FUENTE: pixabay.com

El verano también es buena época para someterse a un tratamiento de reproducción asistida
FUENTE: pixabay.com

Pero para que resulte especialmente efectiva, es necesario que llevemos una vida saludable, reducir al máximo el estrés, no abandonar una dieta equilibrada en la que no se abandonen las frutas y verduras, además de olvidar el consumo de tabaco y alcohol. Por supuesto, estos consejos no son sólo para la futura mamá, también el padre debe tomar buena nota.

¡Ah! Y también puede ayudar en verano incorporar antioxidantes, como por ejemplo frambuesas o arándanos, y además se pueden tomar complementos multivitamínicos, ya que estos ayudan a mejorar la calidad del semen. Los complementos multivitamínicos y los antioxidantes favorecen a aumentar la fertilidad, especialmente en los hombres, ya que estos, con la edad, presentan a menudo un alto nivel de fragmentación del ADN por culpa de los procesos de oxidación ocurridos a nivel testicular.

Además, es recomendable optimizar las relaciones sexuales y centrarlas sobre todo en el periodo más óptimo de ovulación del ciclo menstrual. Por es,  es importante que conozcas tus periodos de ovulación y días fértiles, ya que así tendrás más posibilidades de quedarte embarazada.