Archive for marzo 10th, 2016

Seguro que estáis tan sorprendidas como yo con el título del post de hoy. Parece ser, según estudios científicos recientes, que el organismo del futuro papá también se revoluciona durante el embarazo. Vamos, que no sólo nosotras tenemos cambios hormonales, sino que ellos, los papis, también.

El futuro papá también sufre un cambio hormonal durante el embarazo FUENTE: pixabay.com

El futuro papá también sufre un cambio hormonal durante el embarazo
FUENTE: pixabay.com

Los nueve meses de gestación del embarazo no sólo afectan al organismo de las madres, sino también al de la pareja, que puede llegar a experimentar una mayor concentración de prolactina y cortisol, hormonas relacionadas con el estrés, según un estudio clínico realizado por la Memorial University de Terranova, en Canadá, tras realizar diversos análisis de sangre a los padres cuyas parejas estaban embarazadas. Y, parece ser, que esto ocurre especialmente a los que son padres primerizos. Lo que no queda tan comprobado, es que sientan náuseas, vómitos, cambios de humor o antojos, como a veces nos sucede a las mujeres, pero en algunos casos también se ha llegado a producir esta situación. Es lo que se denomina el síndrome de Couvade.

Aún así, incluso, tras el parto, según explica la web “Crecer Feliz”, el padre puede llegar a experimentar una subida en los niveles de oxitocina que, con la disminución de la testosterona propia del momento, ayuda a la creación de lazos afectivos con el recién nacido. Cosa que, por otra parte, a mi me parece muy bonito porque, sin duda, con la llegada del recién nacido lo lógico y apropiado es que tanto la madre como el padre estén volcados con el bebé.

Esto, nos confirma sin duda que la naturaleza humana es más que sabia y que los padres también pueden “solidarizarse” de forma natural con los cambios hormonales de las madres gestantes. En mi modesta opinión, yo creo que se trata o tiene toda la pinta de ser un paso evolutivo  para ayudar a los hombres a cuidar mejor a sus hijos, para aumentar su capacidad tranquilizadora  y entender sus exigencias. ¿No os parece? No quiero decir con esto que no estén preparados para ser padres, ni mucho menos, es simplemente, como una forma natural de lo que esté aún mejor.

Un nacimiento es, sin duda, un hecho que pone a prueba a todos, madres y padres FUENTE: pixabay.com

Un nacimiento es, sin duda, un hecho que pone a prueba a todos, madres y padres
FUENTE: pixabay.com

 Al fin y al cabo, un nacimiento es, sin duda, un hecho que pone a prueba a todos, madres y padres, y siguiendo los resultados de este estudio científico, el aumento de determinadas hormonas ante un escenario emotivamente complicado podría explicar en parte todo esto.

No sé si será un cambio hormonal “por simpatía”, pero sin duda es precioso porque el hecho de que los padres puedan sentirse parte activa y vital del proceso, ya sea con cambios hormonales más o menos evidentes, o simplemente prestando apoyo en todo momento a la madre, es algo maravilloso. ¿No os parece? ¿Qué pensáis? ¿Le ha sucedido esto a los padres de vuestros hijos e hijas?