Todos sabemos que hoy en día hay a la venta una gran variedad de modelos de chupetes, tantos que a los padres se nos hace muy difícil elegir cuál es el más adecuado y el más bueno para nuestro bebé. Hay chupetes de diferentes materiales, látex o silicona e incluso tetinas de diferentes formas: anatómica, fisiológica, de cereza… Por eso, hoy quiero contaros las características que debe tener un buen chupete y que podáis elegir bien.

Lo más importante es que el chupete cumpla con las normativas europeas de seguridad para los más pequeños. Aunque somos las mamis y los papis los que elegimos el chupete, hemos de tener en cuenta que cada bebé es diferente y que son, precisamente,  son ellos los que acaban eligiendo el chupete que mejor les va.

Chupetes personalizados con tetina anatómica de látex o silicona de 6-36 meses, de 2,5 cm de largo y 2 cm de ancho FUENTE: chupetitos.com

Chupetes personalizados con tetina anatómica de látex o silicona de 6-36 meses, de 2,5 cm de largo y 2 cm de ancho
FUENTE: chupetitos.com

¿En qué consiste dicha normativa de seguridad? La  norma UNE-EN 1400-1/2/3:2003 establece una serie de exigencias mínimas para la seguridad de los bebés en el uso del chupete. Algunas de estas reglas a seguir por todos los fabricantes son:

1) Los chupetes no deben tener superficies cortantes sino que sus bordes deben ser redondeados para evitar filos que puedan hacer daño a los más pequeños.

2) Tampoco pueden tener elementos desmontables para evitar el desprendimiento de éstos y provocar un atragantamiento.

3) La tetina no puede tener más de 30 mm de longitud y su material debe ser flexible.

Estas son algunas de las reglas de dicha normativa. Pero para elegir un buen chupete también es conveniente saber que existen en el mercado muchas clases de materiales con los que se fabrican estos accesorios.

- Chupetes de látex: las tetinas de estos chupetes están fabricadas con este material. Son elásticas y su principal característica es que resisten los mordiscos de los bebés. Es un material natural y resistente a los tirones, pero también se desgastan con mayor rapidez. Con el paso del tiempo suelen quedar un poco pegajosas, se recomienda su reemplazo al menos cada 1 o 3 meses.

- Chupetes de silicona: es un material transparente y más rígido que los chupetes de látex, por tanto menos resistente a los mordiscos. Son chupetes recomendados a los bebés de corta edad, cuando aún no les han salido los dientes. Resienten mucho mejor las altas temperaturas que los fabricados con látex. El reemplazo de éstos se recomienda cuando aparecen los primeros signos de su desgaste.

Chupete personalizado de Chupetitos con tetina anatómica de látex o silicona de 0-6 meses o de 6-36 meses FUENTE: chupetitos.com

Chupete personalizado de Chupetitos con tetina anatómica de látex o silicona de 0-6 meses o de 6-36 meses
FUENTE: chupetitos.com

En cuanto a la forma de las tetinas, en el mercado encontramos básicamente dos modelos:

- Tetina anatómica: son chupetes con una forma más natural, simulan el pecho materno y por tanto los expertos la recomiendan para los bebés que aún estén alimentándose del pecho materno. El inconveniente de este tipo de tetina es que al ser anatómica tiene una posición correcta y los bebés en muchas ocasiones cuando están durmiendo los expulsan y hay que volver a colocarle el chupete en la forma correcta.

- Tetina fisiológica: son los clásicos. Su forma redondeada facilita la posición en la boca del bebé.

Muchos de los pediatras recomiendan para las noches un tipo de chupete qe sea completamente de látex para evitar que les provoquen presión en la cara.

Ahora bien, una vez elegido bien el chupete de nuestro bebé, como os decía antes antes, realmente es nuestro peque el que selecciona si se encuentra más cómodo con una tetina u otra, por lo que debemos cuidar su uso y sobre todo su higiene. Asimismo, hemos de tener en cuenta pequeños detalles como ocurre con los chupetes con tetinas anatómicas, que aunque deben de ser colocados en una posición, hay muchos bebés que simplemente por manía o costumbre, le dan la vuelta y se los colocan siempre al revés. Y con el hecho de que aunque tengamos un porta chupetes, éstos hay que limpiarlos cada vez que se caigan al suelo. La higiene es muy importante para no trasladar bacterias a nuestros hijos.

Si tienes dudas sobre el uso correcto o sobre cómo elegir un buen chupete, consulta siempre todo esto que te he contado antes de realizar la compra y recuerda que en Chupetitos son padres como tú y saben mucho de chupetes ;-)

Deja un comentario


6 − = uno