Archive for febrero 14th, 2017

Cuando nuestros bebés empiezan a comer papillas, nos viene de perlas tener muchos baberos que sean prácticos y con los que se manchen los menos posible a la hora de las comidas. Si además, conseguimos que los baberos infantiles sean baberos sean enrollables, fáciles de limpiar, tengan diseños divertidos y caras de animalitos o que, incluso, los podamos meter en el lavavajillas y personalizarlos con el nombre de los peques, entonces, ya tenemos casi el éxito asegurado con la comida.

babero-zoobib-lady-bug

El Babero Zoobib Lady Bug se puede personalizar y se dobla para guardarse en su propia funda incorporada FUENTE: chupetitos.com

Hoy, en día, los baberos más demandados son los de tela, pero muy pocos son los que tienen todas las características que os he descrito antes. Muy pocas marcas los hacen así, excepto una que igual conocéis y de la que voy a hablaros hoy: Skip Hop y sus baberos Zoobib. Estos baberos  se abrochan con velcro en la parte trasera de la cabecita del bebé. Están fabricados en algodón 100% para minimizar el riesgo de alergias. Son impermeables, para evitar que se pegue en ellos la comida y que los niños se manchen y desde la web de Chueptitos los puedes personalizar con el nombre de tu hijo o de tu hija. Tienen 11 modelos diferentes con os dibujos de una jirafa, un búho, un erizo, una vaca, una mariposa, un mono, una abeja, una zebra, una mariquita, un perro y un gato.

Los puedes lavar sin riesgo a deterioro, pero sólo hay que seguir unos simples consejos de uso: no planchar el dibujo, como la mayoría de la ropa que compramos, simplemente darles la vuelta y aplicarles un poco de calor por la parte trasera. Es conveniente no utilizar lejía porque podríamos estropearlos.

Su tamaño es ideal para niños de 6 meses a 3 años y todos llevan una funda incorporada ideal para llevar el babero de viaje o para guardarlo cuando está sucio. Por eso, resultan también muy prácticos para que los lleven a la guardería. Su material es ultra ligero y resistente al agua. Y el bolsillo que llevan incorporado recoge las migas y los restos de alimentos a la perfección. Son muy seguros para el contacto con los alimentos:, ya que están libres de BPA, PVC y ftalatos.

El babero Zoobib de Skip Hop lleva un bolsillo recoge-migas incorporado FUENTE: chupetitos.com

El babero Zoobib de Skip Hop lleva un bolsillo recoge-migas incorporado
FUENTE: chupetitos.com

Por otro lado, su gran tamaño protegerá la ropa del bebé impidiendo que se manche con la papilla o con la toma del biberón. Son baberos que se adaptan perfectamente al desarrollo de los niños, ya que se pueden utilizar desde los 6 meses hasta los 3 años de edad. La línea de baberos Zoobib incluye una práctica funda de viaje para poder llevar el babero o guardarlo cuando está sucio impidiendo que pueda manchar la bolsa materna. Se pueden lavar a máquina en frío y con un ciclo suave y  no es recomendable secarlos con la secadora, es preferible dejarlos secar al aire libre.

Si estás en ese momento en que empiezas con la comida sólida o en que tu bebé le da por querer comer solo o beber solo y aún se le cae la comida porque no tiene un adecuado control de los cubiertos o porque la tira de la boca, prueba estos baberos de Skip Hop y dinos qué te parecen. Seguro que no te vas a cansar de ponérselos a tu peque y no vas a encontrar ningún babero más cómodo, práctico y seguro.

¡Haz de la comida de tus hijos el momento más divertido y original!