Archivos de la categoria ‘Chupetes personalizados’

Si sois de esos padres que buscáis un nombre para vuestro bebé que sirva tanto para niño como para niña, hoy en esta entrada del blog os vamos a dar cinco nombres que quedan bien, son nombres unisex y, además, están de moda. Se trata de nombres muy originales, que quedan bien en ambos sexos y que, seguro, alguna vez habrás oído o conocido a alguien que se llamara así.

1.- Reyes. Éste es un nombre que puede hacer referencia a la festividad de los Reyes Magos o a la Virgen de los Reyes, una advocación muy admirada en Sevilla. Es por eso que a raíz del primer significado se le puede otorgar un enfoque masculino y uno femenino, si es por la segunda razón. Su onomástica se celebra el 15 de agosto. Algunos “Reyes” conocidos son la escritora y periodista Reyes Monforte o el atleta catalán Reyes Estévez.

Puedes poner cualquiera de los nombres unisex en estos chupetes personalizados de Chupetitos en rojo, verde y blanco FUENTE: chupetitos.com

Puedes poner cualquiera de los nombres unisex en estos chupetes personalizados de Chupetitos en rojo, verde y blanco
FUENTE: chupetitos.com

2.- Ariel. Este nombre proviene del hebreo y su significado es ‘altar o león de Dios’. Ariel se utiliza indiferentemente para ambos sexos. Hombres célebres que se llamen Ariel son por ejemplo, el músico argentino Ariel Roth y el bailarín y actor mexicano Ariel López Padilla. Pero, posiblemente, la Ariel más famosa es la protagonista de la película de Disney, La Sirenita. Su santo se celebra el 4 de marzo.

3.- Pau. Este nombre catalán tiene dos vertientes: la primera, y que se utiliza en mayor medida para niño, es la que proviene de Pablo en español, que así mismo proviene del latín Paulus. El significado de este nombre es ‘pequeño’. Por otro lado, el Pau que se usa para niña es la traducción de la palabra ‘paz’. Conocemos a más hombres que se llaman de esta manera (Pau Gasol, Pau Donés, Pau Freixas…) pero también es perfectamente válido para mujeres.

4.- Alexis. El nombre Alexis forma parte de las derivaciones de Alejandro, Alejo, Alex y sus derivados femeninos. Su origen es griego y significa ‘defensor, protector’. También se utiliza igual para ambos sexos y algunas personas conocidas que se llaman Alexis son la actriz de ‘Las Chicas Gilmore‘, Alexis Bledel, el actor de ‘Buffy Cazavampiros‘, Alexis Denisof o el humorista cubano Alexis Valdés.

5.- Paris. Por último, Paris es uno de los nombres de bebé para ambos sexos más populares de los últimos años. Es obvio que uno de sus significados conmemora la capital francesa, pero su origen se remonta a la Grecia clásica. El primer Paris que se conoce es el hijo del rey de Troya, que raptó a Helena y propició la guerra en esta ciudad. Sin embargo, durante los últimos años se ha extendido el nombre a las mujeres tal y como sabemos por la celebrity Paris Hilton o la hija del rey del pop y actriz Paris Jackson.

Hay nombres muy originales, que quedan bien tanto para niño como para niña FUENTE: pixabay.com

Hay nombres muy originales, que quedan bien tanto para niño como para niña
FUENTE: pixabay.com

Ya veis. Si sois de los que no les gusta esperar a saber si el bebé será niño o niña para pensar y ponerle nombre, podéis decantaros  por alguno de los nombres unisex para el bebé que os hemos dejado y ya está todo solucionado incluso antes de saber su sexo. Y recordad que en Chupetitos podéis personalizar los nombres de vuestros bebés en los chupetes, también antes de que nazcan los peques y tenerlos preparados para cuando se produzca el gran acontecimiento.

Todos sabemos que igual que existen diferentes diseños de chupetes existen también diferentes tamaños y formas, según la edad del bebé y según sus necesidades y el estado de crecimiento en que se encuentre. Por ello, hoy nos vamos a centrar en los chupetes de 0 a 6 meses, los primeros que se utilizan cuando nace el bebé, y vamos a contaros todos los detalles que debéis saber sobre ellos.

Chupete de 0 a 6 meses para niña, que puedes personalizar FUENTE: chupetitos.com

Chupete de 0 a 6 meses para niña, que puedes personalizar
FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes de 0 a 6 meses son chupetes más pequeños, adaptados al tamaño de la boca del bebé, para que puedan usarlos desde el nacimiento y, lógicamente, hasta los seis meses. Suelen ser chupetes anatómicos, con la tetina con forma de gota para simular la forma del pezón. Se adaptan mejor al paladar del bebé, y suelen estar fabricados en caucho o en silicona, que son materiales más suaves. No obstante, también los hay con tetina anatómica de látex, la que suele ser de color amarillo. Si queréis nuestra opinión, los chupetes de 0 a 6 meses de silicona no suelen tener recovecos y se lavan y esterilizan perfectamente.

Es bueno que sepáis también que en el mercado se pueden encontrar chupetes especiales para bebés prematuros y que, por supuesto, cuando vayamos a comprar un chupete de 0 a 6 meses no debe  realizarse a la ligera, ya que son muchos los aspectos que se deberán tener en consideración para comprar sabiamente. Entre los consejos básicos más relevantes para tener en cuenta para comprar los mejores chupetes de 0 a 6 meses, te diremos que éstos deben cumplir con todos los requisitos que son exigidos por la ley, que los bordes deben ser redondeados y estar protegidos, que el material con el que estén fabricados ha de ser un material flexible y que la tetina nunca deberá tener una longitud a los 30 milímetros. Además, si les ponéis cadena para sujetarlos, ésta nunca deberá sobrepasar los 220 milímetros y el disco que sujeta la tetina deberá ser lo suficientemente grande como para que el niño no se lo pueda tragar.

Chupetes Personalizados Avent Niño de 0 a 6 meses FUENTE: chupetitos.com

Chupetes Personalizados Avent Niño de 0 a 6 meses
FUENTE: chupetitos.com

Por supuesto, también podéis encontrar los chupetes de 0 a 6 meses personalizados, con el nombre de vuestro bebé. En la web de Chupetitos, los tenéis a vuestra disposición. Este tipo de chupetes diseñados en varios colores y fabricados con una tetina de látex o silicona anatómica pueden personalizarse cuando los encargas desde la propia web. Son atóxicos, 100% fabricados en España y resistentes a la fricción y la esterilización mediante altas temperaturas y permiten una buena ventilación para evitar irritaciones o lesiones en la piel de tu bebé. Además, incluyen de regalo una tapa protectora con función esterilizador, muy fácil de utilizar: basta con poner la tapa al chupete y llenarlo de agua hasta cubrir la tetina, introducirlo en el microondas durante 30 segundos a 750 watios y ya tienes tu chupetito esterilizado.

Viajar en avión con los bebés durante estos días es habitual y my divertido. Pero también necesitamos estar pendientes de ciertas cuestiones prácticas como documentos, accesorios para que se entretengan en el viaje, comidas, etc. Para los que viajáis en avión por primera vez con un bebé, seguro que vuestras preocupaciones y preguntas se multiplican: qué chupetes llevar, cuántos pañales, qué cantidad de mudas de ropa, si subimos el carrito al avión o lo facturamos y mucho más. Para que tengáis todo más controlado, os vamos a dar algún que otro consejo al respecto.

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in FUENTE: pixabay.com

Los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in
FUENTE: pixabay.com

Un primer punto importantísimo es que los adultos que viajen con un bebé tendrán prioridad a la hora de realizar el check in y también cuando se vaya a embarcar. No obstante, en algunos aeropuertos como Roma Fiumicino no es así y deberás hacer la cola con los demás. En vuelos internacionales se puede llevar cochecito o un asiento de auto más otro bulto por bebé. El total de ambos artículos no debe exceder los 23 kilos ni sobrepasar los 157 centímetros lineales. No será necesario facturar el cochecito con las maletas,se puede hacer en el momento de subir al avión.

Cuando se ha subido al avión los pasajeros que tienen bebés pueden ser acomodados en los primeros asientos de la cabina, cerca de la mampara, esto se haca para que se pueda colocar una cuna. Algo que contemplan algunas compañías, eso sí, previa necesaria reserva. Hay que tener en cuenta que la cuna es para bebés de menos de 10 kilos de peso y que, volvemos a repetir, esto podrá depender de cada línea aérea.

Son muchas las aerolíneas que tienen un cambiador y diferentes elementos de higiene como pañitos húmedos. Si quieres llevar tus propios elementos para limpiar y cuidar a tu bebé recuerda que no se pueden subir al avión envases de más de 100 mililitros.

Respecto a los alimentos que podemos llevar o no, vale la pena aclararos que son muchas las aerolíneas que dejan llevar los alimentos para el bebé, incluso dejan llevar leche en el envase original. Dependiendo de la duración del vuelo también se pueden pedir caldos dulces, salados y distintas papillas. En el caso de que necesites calentar algún alimento la mayoría de los aviones cuentan con microondas y el personal de abordo te lo puede hacer inmediatamente.

En lo que se refiere a la documentación que necesitaréis llevar sobre los bebés para acceder al avión recordaros que si el viaje es por España o por los países de la Unión Europea solo será necesario presentar el Libro de Familia. Existen países donde se necesitará el DNI o el pasaporte.

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos FUENTE: chupetitos.com

Recuerda darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje del avión, para evitar la presión en sus oídos
FUENTE: chupetitos.com

Una vez estéis subidos en el avión te entregan un mini chaleco salvavidas y un cinturón extra para el bebé. Al terminar la explicación de seguridad uno de los asistentes te enseña como colocar el cinturón que no es más que una extensión del cinturón de seguridad que lleva el adulto.

Es importante que el bebé se hidrate antes o durante el vuelo. Intenta controlar las tomas diarias para que beba su biberón en esos momentos, ya sea antes o después. Si no está muerto de hambre es ideal hacerlo en dosis distintas antes y durante el vuelo. Llevar encima alguna crema hidratante para la piel también os irá bien. Asimismo, es muy importante darle el chupete al bebé durante el despegue y aterrizaje para evitar la presión en sus oídos. Así que no te olvides de él y si tienes un chupete personalizado mucho mejor por si acaso viaja algún bebé más en el avión.

Los chupetes son muy diferentes en formas, tamaños y colores, pero básicamente podemos decir todos son iguales en cuanto a estructura. Si bien hay chupetes de una pieza o de caucho natural, los más habituales están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla, y lo más importante es que estas partes no puedan separarse para evitar accidentes con los bebés.

Los chupetes, normalmente, están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes, normalmente, están compuestos por tres elementos básicos: la tetina, el escudo y la anilla
FUENTE: chupetitos.com

1) La tetina puede ser de distintas formas. Los fabricantes suelen hacerlas redondas, de gota, anatómicas, ortodónticas, fisiológicas… También hay tetinas de diferentes tamaños: para menores de seis meses o para mayores de hasta 36 meses; y de materiales a elegir como el látex o la silicona.

Las tetinas de látex son muy elásticas y muy resistentes, y se recomiendan especialmente a partir del comienzo de la dentición, debido a la resistencia que presenta frente a posibles mordeduras o constantes incisiones en el chupete. Por su parte, las tetinas de silicona son de color transparente y resisten muy bien a la temperatura, la luz solar y la grasa, pero no resultan tan resistentes como el látex a la dentición. Generalmente, se aconsejan los chupetes de silicona el uso en los recién nacidos y hasta los 4-6 meses, cuando aparecen los primeros dientes.

2) El escudo tiene distintos formatos que pueden ser rectos, cóncavos, convexos, de material rígido, flexible o mixtos, etc. Lo más importante del escudo es que tenga los orificios con una adecuada ventilación para evitar riesgos en el pequeño, facilitar la respiración del bebé y evitar irritaciones por la saliva.

En la mayoría de los países, existen normas de seguridad para la construcción de los chupetes. Éstas estipulan la fuerza de tracción que debe resistir la tetina, el anillo y el largo máximo que deben tener la tetina, como también el tamaño y la ubicación de los orificios de ventilación, las dimensiones del escudo, del obturador y su ubicación.

3) La anilla o el ensanchamiento para extraer el chupete debe ser cómodo para sacarlo de la boca de forma rápida y sencilla. Presenta diferentes formatos según el diseño del chupete. Algunos poseen una anilla y otros sólo un tirador. La función principal es asegurar la salida del chupete extrayéndolo con las manos, en el supuesto caso de que el pequeño introdujera el chupete dentro de su boca. La anilla debe poder realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo, no debe ser rígida y será conveniente que se encuentre retraída y apoyada sobre el escudo del chupete durante el uso.

Los chupetes personalizados de Chupetitos cumplen todas las normativas europeas de seguridad y llevan una tapa protectora con función esterilizador FUENTE: chupetitos.com

Los chupetes personalizados de Chupetitos cumplen todas las normativas europeas de seguridad y llevan una tapa protectora con función esterilizador
FUENTE: chupetitos.com

Por último, os diremos que algunos modelos de chupetes vienen con un capuchón o tapa para guardarlos, lo cual es muy útil para llevarlos en el bolso sin que se ensucien. En Chupetitos, este detalle lo tienen bien controlado, ya que tanto los chupetes personalizados que venden de 0 a 6 meses y los chupetes personalizados de 6 a 36 meses, llevan de regalo una tapa protectora que, además, tiene función de esterilizador.

Otro elemento asociado al chupete es el sujetachupetes. Los sujetachupetes son muy variados, en ocasiones muy decorativos y otras, sencillos. Lo importante es que sean seguros para el bebé, que tengan poca longitud para evitar accidentes y que se sujeten de manera que no dañen al pequeño si se queda dormido sobre ellos.

Esta es la típica pregunta que muchos padres, especialmente los primerizos, se hacen cuando nace o va a nacer su bebé. Así que, hoy, hemos decido daros algunas pistas al respecto porque, aunque es difícil saber exactamente cuántos chupetes ha de tener un bebé, lo cierto es que no conviene pasarse, pero tampoco tener solo un chupete, porque si se pierde en un momento crítico, podemos (y puede el bebé) pasar un mal ratito.

Cuando preparamos la canastilla de nuestro bebé, es bueno comprar dos o tres chupetes diferentes y ver cuál se adapta mejor a él FUENTE: pixabay.com

Cuando preparamos la canastilla de nuestro bebé, es bueno comprar dos o tres chupetes diferentes y ver cuál se adapta mejor a él
FUENTE: pixabay.com

Cuando preparamos la canastilla de nuestro bebé, nos basta con comprar dos o tres chupetes. Podemos comprar uno con tetina anatómica de látex, otro con tetina anatómica de silicona y otro con forma de gota, por ejemplo. Es importante que los chupetes tengan el tamaño adecuado a la pequeña boquita de un recién nacido, y que sean de 0 a 6 meses. Y, eso sí, conforme vayamos observando por dónde van los gustos de nuestro bebé, si rechaza los anatómicos o si son sus favoritos, podemos comprar un par de ellos más acorde a sus preferencias.

Estaría bien tener al menos un chupete de repuesto siempre en casa, y no sacarlo nunca para evitar que se pierda, y además, tener siempre otro más en el bolso de paseo. Si el pequeño va la guardería o a una escuela infantil, es casi obligado hacerle uno o dos chupetes personalizados con su nombre, para evitar el intercambio del chupete con sus compañeros del cole. Tened en cuenta que cuando vaya a la guardería ya sabremos bien qué tipo de chupete es el que le gusta y el que mejor se ha adaptado a él y a su boquita, así que encargarlos personalizados con su nombre no cuesta nada y en Chupetitos, por ejemplo, te los sirven rápidamente en casa.

También, si suele pasar alguna noche en casa de los abuelos, conviene que tenga allí otro chupete porque, a veces, con las prisas, se nos olvida meterlo en la bolsa y basta que lo quieran y sus abuelos no lo tengan a mano.

Por tanto, lo mejor es que siempre el bebé cuente con más de un chupete para evitar que si se rompe o se pierde, añore el sabor de su único chupete y tarde en habituarse al nuevo. Teniendo varios y renovándolos con cierta frecuencia, no habrá dramas en caso de pérdida.

Si va a la gurdería, es casi obligado hacer al bebé uno o dos chupetes personalizados con su nombre, para evitar el intercambio FUENTE: chupetitos.com

Si va a la guardería, es casi obligado hacer al bebé uno o dos chupetes personalizados con su nombre, para evitar el intercambio
FUENTE: chupetitos.com

Bien utilizado y respetando el tiempo de uso que os recomiende el pediatra, el chupete es un accesorio muy ventajoso para calmar el hambre, la ansiedad, la soledad, el dolor e incluso el temor del bebé. Y también para calmar su afán de chupar. Debido a la dependencia que genera y a la necesidad de sustituirlo cada poco tiempo, os aconsejamos tener en uso entre dos y tres chupetes a la vez. Ya veréis, con el tiempo, cómo la necesidad de succionar se va perdiendo progresivamente en los peques; y al crecer, como se hacen más autónomos e independientes, dejan de necesitarlos. De repente, un día, os daréis cuenta de que ya no necesita ninguno.

Quizá hayáis oído en alguna ocasión que mojar el chupete en azúcar, miel, zumos o infusiones tranquiliza a los bebés. Pero, ¡mucho cuidado con esta costumbre! Mojar el chupete en alguna sustancia dulce no es mano de santo para tranquilizar a los bebés, ni siquiera por un ratito. La costumbre puede que esté muy extendida entre nuestras abuelas y madres, pero todos sabemos que no conviene hacerlo. Sin embargo, todavía hay quien cae en la tentación y lo hace cuando no sabe cómo calmar a un bebé irritado porque, total, ¡se ha hecho toda la vida y no ha pasado nada!

un chupete endulzado con azúcar, miel u otra sustancia dulce significa aumentar la posibilidad de futuras caries FUENTE: Flickr.com

Un chupete endulzado con azúcar, miel u otra sustancia dulce significa aumentar la posibilidad de futuras caries
FUENTE: Flickr.com

Sin embargo, sí que pasa. Esta costumbre favorece la aparición de caries y acostumbra a los bebés al azúcar y a los sabores muy dulces. Aunque los dientes de leche no se vean, durante el tiempo en que el niño ha permanecido en el seno de la madre, se han ido formando todas las estructuras o tejidos que darán lugar a los mismos. Acostumbrar al niño a un chupete endulzado con azúcar, miel u otra sustancia dulce significa aumentar la posibilidad de futuras caries. También tiene un efecto negativo sobre su sentido del gusto, que aún se está formando, pues de esta forma se hipotecan sus futuras elecciones.

Los médicos aconsejan que no hagamos esto. Los niños deben tomar los alimentos que su pediatra prescriba y en el orden en que él establezca. Dado que la mayoría de los bebés solo y exclusivamente toman leche materna durante los seis primeros meses de vida, porque con eso tienen todas sus necesidades cubiertas, es evidente que el azúcar resulta un añadido innecesario.

Por otra parte, los pediatras recomiendan que la sal y el azúcar se den lo más tarde posible y en muy poca cantidad. Llegará un momento en que habrá que incluir estas sustancias en la alimentación infantil, porque a partir del año ya podrán comer casi lo mismo que el resto de la familia, pero tampoco es bueno el exceso de sal y azúcar. De hecho, no lo es ni tan siquiera en la dieta de los adultos.

Otro factor a tener en cuenta es que el azúcar aumenta el riesgo de obesidad. El sabor dulce es el más querido por los bebés y si les ofrecemos azúcares con el chupete, estaremos dificultando la aceptación de otros sabores.

Por tanto, nada de miel, ni azúcar, ni zumos, ni infusiones mojadas en el chupete. La miel no debe darse a los bebés antes de cumplir el año. Tanto la miel de caña como la de abeja pueden contener esporas de Clostridium botulinum, un bacilo que en el organismo inmaduro del bebé pueden dar lugar a una neurotoxina causante del botulismo infantil.

Tampoco es recomendable mojar el chupete en zumo, primero porque los zumos de frutas no se recomiendan antes de los seis meses y después porque no deben sustituir a la fruta. Llenarse de líquido impide ingerir la cantidad necesaria de leche o de otros nutrientes.

El chupete siempre hay que ofrecerlo al bebé solo, sin mezclarle sustancias dulces FUENTE: chupetitos.com

El chupete siempre hay que ofrecerlo al bebé solo, sin mezclarle sustancias dulces
FUENTE: chupetitos.com

Y, por último, mucha gente cree que las infusiones, como son naturales, no tienen contraindicaciones y las moja también en el chupete. ¡Error!. Suelen contener principios farmacológicamente activos. Dado que no existen estudios sobre su seguridad, dosis y toxicidad realizados con bebés, no podemos estar seguros de su inocuidad. Muchas plantas contienen elementos que pueden dificultar la absorción del hierro y otros minerales, como la manzanilla o el té verde. El anís, el hinojo y el comino contienen un depresor neurológico que, en grandes dosis, produce, somnolencia y convulsiones y no se sabe cuál es el umbral seguro para el pequeño organismo de un bebé.

Así que… el chupete, siempre solo, sin mezclas. ;-) En Chupetitos tienes una gran variedad de chupetes: chupetes personalizados, chupetes de Navidad, chupetes con frases y muchos más modelos en diferentes tipos de tetinas para elegir. Y son tan chulos que no necesitarás acompañarlos de nada dulce para que agraden a tu bebé.