Etiquetado en las publicaciones ‘cuadros’

Igual alguna de vosotras ya la conocéis, pero nosotros hemos descubierto hace poco a Amanda Gravette, una de esas pintoras que plasma como nadie el fantástico momento que es el nacimiento de un nuevo ser.

Amanda es canadiense y sus cuadros están llenos de momentos especiales que tiene el parto. Los gestos de las mujeres que pinta estremecen el corazón de cualquier persona y traen recuerdos, sensaciones y experiencias que seguro muchas de vosotras tuvisteis cuando nacieron vuestros hijos e hijas.

cuadro de un parto

El contacto piel con piel entre madre e hijo

La artista reproduce en cada uno de sus cuadros la vida en su estado más puro, y lo hace con mucha belleza, con mucha magia, con una delicadeza exquisita capaz de llegar a todas las personas que contemplan su obra. Sus pinturas reflejan los sentimientos más tiernos y más bonitos y se convierten en una especie de poema para el mundo.

Sus cuadros son una sucesión de imágenes y escenas a tamaño natural sobre el embarazo, el parto y los primeros momentos de vida de los bebés junto a sus madres.

Según la propia autora comenta en su blog, “la obra trata de autora rescatar toda la vida en su crudeza durante esos momentos en los que un nuevo ser se abre paso”. Por eso, alguna de sus pinturas impactan visualmente nada más ser vistas, pero enseguida transmiten una variedad de realidades tan bonitas como el color de cada una de sus pinceladas.

Amanda greavette

El parto, ese momento maravilloso

Amanda Greavette des una de esas pocas pintoras que se ha metido de lleno en el mundo de la maternidad. Fue a partir del nacimiento de su primer hijo cuando empezó a interesarle este mundo y así continúa hasta ahora. En su página de Facebook también podéis seguir su trayectoria pictórica y podéis comprobar lo que os estamos contando.

Ya veréis como muchas de vosotras os sentís identificadas con sus cuadros y rememoráis ese momento único del parto y del vínculo que se crea entre una madre y su bebé cuando éste acaba de nacer. Ese momento único y de inflexión para la mujer, en el que la vida le cambia completamente y se siente la cuidadora de su bebé.

¿Qué pensáis vosotras? ¿Os gustan las pinturas?