Etiquetado en las publicaciones ‘dudús personalizados’

Hace unas semanas os hablábamos de los los nuevos Maxi Doudous Nattou de Lapidou, realizadoa en polyester 100%, con un suave tacto con un gracioso conejo con grandes orejas para que lo abrace el bebé y un tamaño de 60 x 45 centímetros. Pero no podemos olvidarnos de los doudous Lapidou de Nattou de siempre que son y han sido inseparables amigos de gran cantidad de bebés.

Doudou Lapidou de Nattou en color gris con personalización en marrón FUENTE: chupetitos.com

Doudou Lapidou de Nattou en color gris con personalización en marrón
FUENTE: chupetitos.com

Y es que no hay que negar que los peques eligen desde que nacen a algo a lo que aferrarse: una almohadita, una manta, una tela suave, un muñeco blandito y achuchable, un peluche… Y es ahí donde los padres entramos en juego porque podemos ofrecerles un doudou o dudú, que le proporcione apoyo y le ayude a ser más independiente, a necesitar menos a su mamá y su papá.

El objeto de consuelo al que se aferran los bebés está siempre relacionado con sensaciones suaves y agradables. Por eso, nosotros, desde Chupetitos, os proponemos los dudús Lapidou de Nattou de toda la vida; suaves, cálidos, reconfortantes y de colores tranquilizadores (color salmón, taupe o gris). Son fácilmente agarrables, gracias a su tamaño (30 x 30 centímetros), y a las etiquetas de cada extremo, cuentan también con un gracioso conejo en el centro con grandes orejas para que lo abrace el bebé y en ellos puedes sujetar el chupete.

Los Doudous de Lapidou son completamente seguros, lavables, están fabricados en polyester 100% y son hipoalergénicos. ¡Dan ganas de abrazarlos nada más verlos! Y lo mejor es que en Chupetitos te los podemos personalizar. La personalización se realiza mediante bordado en color marrón (para el doudou Lapidou salmón y gris) o blanco (parael doudou Lapidou de color Taupe). El máximo es de 12 carácteres y si al adquirirlos desde la web no pulsáiss la opción “personalizar” y ponéis el nombre, el doudou sujetachupetes no se personalizará; así que debéis aseguraos bien de elegir la opción personalizada.

La necesidad que los bebés tienen de un amigo de consuelo puede empezar muy pronto, en ocasiones desde que nacen, aunque hacia los 6-8 meses se acentúa, porque es en ese edad cuando tratamos de enseñar al bebé a dormirse por sí mismo. El dudú será su amigo inseparable hasta bien entrados los tres años, por lo que elegir uno que tenga garantía de éxito será un gran acierto. Y está comprobado que estos doudous de Lapidou ayudan a dormir al bebé, a sentir una seguridad en su entorno y a estar acompañado durante las horas de sueño, reconfortado como si mamá o papá estuvieran acompañándolo en su cuna.

Doudou Lapidou Taupe d color taupé y personalizado en blanco FUENTE: chupetitos.com

Doudou Lapidou de color taupe y personalizado en blanco
FUENTE: chupetitos.com

También os podemos decir (por la gran cantidad que hemos vendido durante tiempo desde nuestra web) que ayudan a la transición del cuarto de los padres a su propio cuarto dentro de la casa y que son de gran ayuda cuando han de dormir fuera de su entorno habitual: cuando se van de viaje, cuando tienen que estar hospitalizados, cuando pasan una noche con los abuelos mientras que los padres disfrutan de una escapada romántica, con cualquier otro familiar o amigos o simplemente cuando hay una persona que está a su cuidado mientras que papá o mamá van al trabajo. Nuestros clientes así nos lo han hecho saber en sus opiniones.

Con los doudous amigos de Lapidou vuestros bebés dormirán seguros y felices. Son un práctico y perfecto accesorio para los peques porque su tejido suave y amoroso es apetecible para chupar o morder. Se convertirán en el aliado ideal para el momento de ir a dormir.