Etiquetado en las publicaciones ‘guardar leche biberón’

Si sois de las que alimentáis a vuestro bebé con leche de fórmula porque no podéis, por los motivos que sean, darles el pecho, debéis tener en cuenta una cosa que seguro en más de una ocasión os habréis preguntado: ¿es bueno guardar la leche que nos sobra en el biberón?

Si esta pregunta se la habéis hecho a vuestro pediatra, que es el que mejor os puede guiar en la alimentación que más conviene al bebé, seguro que os h comentado que cuando preparéis el biberón sigáis las pautas que marque cada fabricante y no os excedáis en las dosis recomendadas porque la leche que sobre en el biberón nunca se debe guardar.

La leche que sobre en el biberón nunca se debe guardar porque puede contaminarse con gérmenes FUENTE: Wikimedia Commons

La leche que sobre en el biberón nunca se debe guardar porque puede contaminarse con gérmenes
FUENTE: Wikimedia Commons

Al igual que sucede cuando le preparas el biberón a tu bebé porque ya se acerca la hora de su toma y pronto te lo estará reclamando, es importante no hacerlo con demasiada antelación. Es es el caso, por ejemplo, de las tomas nocturnas. Por muy práctico que nos resulte dejarlo preparado antes de ir a dormir y colocarlo en el calientabiberones para que se mantenga a buena temperatura, no es la mejor opción.

Pues, algo parecido sucede con los restos sobrantes del biberón que ha tomado el bebé porque hay veces que sobran, ya que no siempre tiene la misma hambre y puede que las cantidades varíen en función del apetito que tenga en ese momento. La leche que haya sobrado hay que tirarla. Piensa que puede haberse mezclado con algunos microbios y este líquido es muy propenso a contaminarse fácilmente y a coger gérmenes.

Por otro lado, el agua que vayamos a utilizar siempre hay que hervirla, incluso aunque sea embotellada, así se destruyen las posibles bacterias que contenga la leche en polvo. Tampoco es convenientes que se hierva más de un minuto ya que se concentrarían los minerales contenidos en el agua, creando algún problema en el bebé.

Cuando salgas de paseo, es mejor que lleves un termo con el agua calentita y un dosificador con la leche en polvo. No te lleves el biberón ya hecho, mejor lo preparas en el momento en el que lo reclame tu pequeñín. El termo portalíquidos Termaline de Bebe Due os puede venir genial. Gracias a su doble sistema de vertido, a su práctica válvula de líquidos que se bloquea por pulsación y a su doble pared interior de acero con cámara de vacío, proporciona un máximo rendimiento térmico a la vez que lo hace irrompible.

El termo portalíquidos de Bebe Due mantien el agua caliente durante 8 horas para que prepares correctamente el biberón FUETE: chupetitos.com

El termo portalíquidos de Bebe Due mantien el agua caliente durante 8 horas para que prepares correctamente el biberón
FUETE: chupetitos.com

Está fabricado con acero inoxidable de la más alta calidad y con materiales atóxicos. Tiene una capacidad de 300 ml y sus medidas son: altura 19.5 cm. x diámetro 6.5 cm. Incluye una guía de nutrición y una bolsa porta termos y destaca por mantener hasta 8 horas la temperatura del líquido introducido frío o caliente. En la web de Chupetitos lo podéis comprar por tan sólo 15,57 euros.

Tomar precauciones en la alimentación de nuestros hijos es lo mejor porque su salud depende de ellos. ¡Ya lo sabes! No guardes las sobras de una toma para otra, ni siquiera en la nevera. A partir de la hora desde el inicio de la toma, la leche sobrante del biberón debe ser desechada.