Etiquetado en las publicaciones ‘problemas de sueño’

A todos los padres les inquieta conocer la mejor posición para dormir a su bebé.  Durante mucho tiempo se creyó que la mejor posición y más segura era colocar a nuestro pequeño boca abajo. De esta manera, el bebé estaría más cómodo debido a que la oxigenación sería mejor; pero el aumento de casos de muerte súbita en esta posición hicieron investigar la relación entre ambos.

Los pediatras recomiendan que el bebé duerma en la postura boca arriba o de costado FUENTE: pixabay.com

Los pediatras recomiendan que el bebé duerma en la postura boca arriba o de costado
FUENTE: pixabay.com

No fue hasta bien entrados los años 90 cuando la Academia Americana de pediatría, la Academia Canadiense de pediatría y otras instituciones expertas recomendaron que los bebés deberían descansar boca arriba o bien de costado.  De esta manera, se minimizaba el riesgo de sufrir una muerte súbita. Los pediatras recomiendan que el bebé descanse, dentro de lo posible, en la postura boca arriba. Esto puede ser al principio difícil para el bebé, ya que los recién nacidos tienden a dormirse de lado o boca abajo, especialmente cuando se relajan sobre el pecho de uno de sus padres. Lo mejor es por ello acostumbrar al peque cuando antes a que duerma boca arriba, para que se convierta pronto en un hábito.

No obstante, dormir boca arriba dicen que puede incrementar la aparición en el bebé de plagiocefalia en los lactantes, una deformidad transitoria del cráneo que se origina al acostar al bebé siempre en la misma postura. Por ello, conviene cambiar la posición de la cabeza del bebé durante el sueño, pero colocándole boca abajo solo mientras esté despierto y bajo nuestra supervisión.

¿Qué debemos tener en cuenta, pues,  cuando coloquemos al bebé para a dormir en las posturas recomendadas? Muy sencillo: sus pies han de tocar el borde inferior de la cuna. Lo esencial es que se sienta seguro, por eso a veces envolverlo en su mantita es una manera de hacer que se sienta protegido. Y también, otros factores como que el colchón de la cuna sea firme, que no haya almohadas ni juguetes peligrosos dentro de la cuna, que esté cómodo con su pijama, que esté con una temperatura neutra (ni mucho calor ni mucho frío) y que exista un ambiente siempre limpio.

El síndrome de muerte súbita ha descendido en los últimos años considerablemente en todos los países del mundo, sobre todo, desde que se conoció que la mejor postura para el sueño del bebé era boca arriba o de costado.  El uso del chupete minimiza también el riesgo de muerte súbita, al igual que la lactancia materna.

Dormir con chupete minimiza también el riesgo de muerte súbita FUENTE: pixabay.com

Dormir con chupete minimiza también el riesgo de muerte súbita
FUENTE: pixabay.com

En definitiva, la mejor postura para un bebé recién nacido es boca arriba o de costado, aconsejado por los pediatras. Eso sí, estas indicaciones se hacen especialmente para los primeros meses de vida. Una vez que el bebé puede rodar y colocarse bien por sí mismo, será él quien elija la postura más adecuada y cómoda para si mismo.

Por último, siempre que tengáis alguna duda, yo os aconsejo, personalmente, que consultéis con el especialista. Él mejor que nadie también os puede orientar sobre las mejores posturas para dormir a tu bebé en cada etapa de su crecimiento.

Uno de los trastornos más frecuentes que puede presentar nuestros bebés durante sus primeros años suele ser el del miedo a la oscuridad. Aunque éste se considera un temor evolutivo, y no suele ser grave y se pasa con relativa facilidad y paciencia, es cierto que uno de cada tres niños de entre tres y cinco años padece esta situación. Esto no significa que no haya que hacer nada al respecto: hay que ayudarlos a superarlo para que la noche sea un momento de descanso y no derive en una fobia más grave. Por eso, hoy voy a permitirme daros unos consejos al respecto.

A no ser que hayamos decidido compartir cama con nuestro bebé hasta bien entrada la infancia, cosa que yo personalmente no recomiendo, debe aprender a dormir solo sin ningún tipo de problema, aunque diga que tiene miedo a la oscuridad. Lo mejor es que podéis hacer los padres es seguir una serie de pautas que les ayuden en este proceso:

  • Es importante que no dejéis la habitación totalmente a oscuras. Una luz tenue, en cualquier rincón del cuarto, le servirá para tener una referencia y no sentirse abandonado a la negrura total de la noche. Incluso, para los papis que queréis estar más tranquilos, un vigilabebés  con luz de compañía incorporada puede ser una gran solución. Yo os recomiendo el Basic Light de Miniland, cuya luz de compañía es un arco iris cambiante.
Vigilabebés  Basic Light de Miniland con luz incorporada FUENTE: chupetitos.com

Vigilabebés Basic Light de Miniland con luz incorporada
FUENTE: chupetitos.com

  • También podéis jugar a que estáis a oscuras totalmente, utilizando linternas o contando cuentos cubiertos por una manta en los que se hable de lo bonita que es la noche, puede ser una buena idea.
  • Es importante que antes de ir a la cama los niños estén relajados y tranquilos. Evitad las actividades excitantes, la televisión o las maquinitas de juegos, ya que ello le alterará y le costará mucho más conciliar el sueño.
  • La seguridad emocional es vital para que el pequeño deseche los miedos. Han de saber que en cualquier momento vosotros, sus papis, estáis ahí para acompañarle, acudiendo raudos y veloces cuando él os llama en mitad de la noche.
  • Un peluche, una mantita, un muñeco… pueden servirle, también, como compañía nocturna, haciendo que se sientan más seguros. El doudou osito Boogy de la marca Happy Horse a mi e gusta mucho porque está hecho para que lo abrace el bebé y realizado en materiales muy suaves y de alta calidad. Su tamaño resulta ideal, mide 25 centímetros, y con él cogen muy bien el sueño los bebés.  En Chupetitos, ademas, os lo personalizan con el nombre de vuestro bebé. Aunque ya sabéis que hay muchos otros doudous que os pueden servir igualmente.
Dulce y suave doudou de Happy Horse para que lo abrace el bebé FUENTE: chupetitos.com

Dulce y suave doudou de Happy Horse para que lo abrace el bebé
FUENTE: chupetitos.com

No os preocupéis en exceso porque el miedo a la oscuridad en los bebés se considera una etapa normal en el crecimiento, pero tomar algunas de las medidas que he comentado para que el niño lo supere y así pueda dormir y pasar las noches tranquilo. En caso contrario, existe el riesgo de que el temor se convierta en una fobia y entonces podría ser necesaria la ayuda de un psicólogo.