Etiquetado en las publicaciones ‘salud del bebé’

Encontrar la posición adecuada a la hora de dormir cuando se está embarazada no siempre es tarea fácil. Intentamos encontrar la postura más cómoda y relajada para nosotras y nuestras parejas, sobre todo conforme avanza el embarazo, pero no nos paramos a pensar en algunos aspectos que pueden resultar peligrosos para la salud del bebé. Y es que, algunas posiciones a la hora de dormir pueden suponer la muerte del bebé, según el último estudio realizado por investigadores del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda.

Durante el embarazo es mejor dormir del lado izquierdo siempre FUENTE: pixabay.com

Durante el embarazo es mejor dormir del lado izquierdo siempre
FUENTE: pixabay.com

La investigación, publicada en el “British Medical Journal”,  vincula la posición del sueño de la madre, con el riesgo de muerte fetal, especialmente a lo largo de los últimos días del tercer trimestre. No en vano, y según las cifras que han manejado,  cuatro de cada mil niños pueden nacer muertos si la madre no ha dormido del lado izquierdo. Esta cifra bajaría a la mitad entre aquellas que sí lo han hecho.

Esta investigación se realizó entre 155 mujeres cuyos bebés habían nacido muertos y 310 cuyos hijos nacieron sin complicaciones. La pregunta principal era conocer la posición de la embarazada durmiendo durante la última semana y, especialmente, la última noche. También se cotejaron otros datos como si dormían siesta o si se levantaban a lo largo de la noche.

Aunque no se encontró un vínculo con los ronquidos (otro de los grandes mitos del sueño y la salud del bebé) o la falta de siestas durante el día, sí se comprobó que existía una relación entre la posición a la hora de dormir. Aquellas que lo habían hecho del lado izquierdo presentaban menos riesgo a que sus bebés fallecieran.

Según la OMS, cada día 7.200 bebés mueren en los últimos días del embarazo, y cuyas causas parecen ser un misterio. Es así que esta investigación intenta sacar un poco de luz ante esta terrible tragedia, comprobando que la posición de la embarazada en los descansos prolongados, suele ser más importante de lo que pueda parecer.

Dormir boca arriba o sobre el lado derecho, aumenta el riesgo de que el bebé fallezca FUENTE: pixabay.com

Dormir boca arriba o sobre el lado derecho, aumenta el riesgo de que el bebé fallezca
FUENTE: pixabay.com

Dormir boca arriba o sobre el lado derecho, aumenta el riesgo de que el bebé acabe falleciendo, la causa: la falta de riego sanguíneo que le llega al niño. De igual modo se comprobó que aquellas madres que se habían levantado una vez, o ninguna, a lo largo de la noche para ir al baño, también eran más proclives a tener problemas con la salud de su hijo, que aquellas otras que se levantaban más a menudo.

En cualquier caso, los expertos no quieren alarmar a la población ya que la incidencia es muy baja y todavía quedan muchas más investigaciones por realizar y los resultados deben ser confirmados por estudios más amplios y detallados, antes de que se establezca una recomendación formal de salud pública. Por tanto, podemos tener en cuenta lo que dice este estudio, pero no asustarnos en exceso si no dormidos tampoco siempre del lazo izquierdo.

Hay cuidados que no podemos pasar por alto en un bebé porque la salud del recién nacido es lo que más nos importa. Por eso, quiero hablaros hoy de un kit para el cuidado de vuestros peques que seguro os va a venir genial. Se trata del kit SCH400 de Phillips Avent, que incluye un termómetro digital preciso, cómodo de usar y rápido, un aspirador nasal con punta suave, un cepillo de dientes dedal y un kit para el cuidado del cabello y las uñas.

El kit de Avent para el cuidado del bebé incluye 10 prácticos accesorios FUENTE: chupetitos.com

El kit de Avent para el cuidado del bebé incluye 8 prácticos accesorios
FUENTE: chupetitos.com

Todo lo necesario para la higiene de tu bebé lo tienes en este práctico y compacto kit, pensado, especialmente, para tener a mano todo lo que necesitarás desde los primeros días de lactancia.

- El termómetro digital de precisión profesional, mide de manera rápida, cómoda y precisa la temperatura de tu bebé. Ofrece una precisión profesional y la punta flexible proporciona mayor comodidad tanto para ti como para el recién nacido.

- El aspirador nasal, también con punta flexible y suave, ayuda a abrir los conductos de ventilación del bebé para que pueda sentirse bien y dormir mejor si tiene moquitos.

- El kit para el cuidado del cabello y uñas incluye unas tijeras de punta redondeada, un cortaúñas y tres limas de uñas. Además, incorpora un peine-guía con punta redondeada y un cepillo muy suave para poder peinar sin hacerles daño en la cabecita.

- Por su parte, el cepillo de dientes dedal, masajea suavemente las encías o los dientes del bebé.

- Y todo va perfectamente guardado en un kit estructurado, que ofrece el espacio suficiente para que puedas guardar tus productos adicionales para el cuidado del bebé. Además, es compacto y práctico kit de cuidados para el bebé, podrás llevarlo durante tus desplazamientos. Resulta ideal para viajes o por si lo tienes que llevar puntualmente a la guardería y, además, todos los utensilios estarán bien ordenados y siempre los tendrás bien a mano. El kit es de material impermeable, lo que aporta mayor higiene y una fácil limpieza, evitando que los accesorios se ensucien, se humedezcan o se estropeen.

Con el kit para el cuidado del bebé todo lo tendrás a mano y ordenado FUENTE: chupetitos.com

Con el kit para el cuidado del bebé todo lo tendrás a mano y ordenado
FUENTE: chupetitos.com

El kit tiene unas medidas de largo 11,7 x 17.4 de ancho y 5,1 centímetros de alto. Está fabricado con materiales libres de BPA. Ya sabéis que desde hace algún tiempo, este producto químico se ha considerado nocivo para la salud.

¿No me digáis que no es el kit SCH400 de Phillips Avent un regalo ideal para los padres primerizos? Yo, sinceramente, lo veo la mejor ayuda para los papás y mamás que quieren tener a sus bebés siempre aseados y guapos. Incluso, pienso que no vendría nada mal tenerlo preparado en la canastilla del bebé.

A lo largo del primer año nuestro bebé pasa de alimentarse sólo de leche, especialmente la de la madre, a tomar cualquier tipo de alimento. Se trata de un proceso biológico que nos irá marcando nuestro pediatra, paso a paso, para que no exista ningún tipo de problema, especialmente con las alergias y las intolerancias que tan presentes están en los últimos tiempos.

Durante el primer año de vida hemos de cuidar especialmente la alimentación del bebé FUENTE: pixabay.com

Durante el primer año de vida hemos de cuidar especialmente la alimentación del bebé
FUENTE: pixabay.com

Pero también es cierto que existen algunos tipos de alimentos que no conviene, para nada, que los niños los tengan en su dieta a lo largo del primer año. ¿Sabes cuáles son? Seguro que sí, pero me gustaría recordaroslos:

  • La sal. No es bueno que nuestro bebé coma con sal, al menos durante el primer año. Hay que tener cuidado también con los cubitos de caldo concentrado ya que suelen llevar sal en exceso.
  • Azúcar. Los alimentos no necesitan tener más azúcar de lo que ya tienen, en el caso de que necesitemos endulzar algún preparado, podemos añadir un plátano machacado o leche materna o incluso leche de fórmula.
  • Miel. La miel es un alimento muy sano pero puede contener ciertas bacterias que pueden hacer daño en el intestino de nuestro bebé, también puede aumentar el riesgo de padecer caries dental.
  • Frutos secos. Nueces, avellanas, pipas o cacahuetes no son aconsejables para los peques, especialmente cuando son enteras ya que pueden causar graves accidentes en los niños como atragantamientos. Además son altamente peligrosos para el desarrollo de alergias.
  • Alimentos bajos en grasa o desnatados. Los niños necesitan tomar los alimentos con todos sus ingredientes al natural, y las grasas son una fuente importante de vitaminas y calorías que los niños pequeños toleran perfectamente.
  • Alimentos ricos en grasas saturadas. La mayoría de comida conocida como basura, es rica en grasas saturadas, lo mejor es evitarlas como son las patatas fritas, las hamburguesas o la bollería.
  • Algunos tipos de pescados y maricos como, por ejemplo, el pez espada, que puede contener altas dosis de mercurio, lo que puede influir en el desarrollo de su sistema nervioso. Crustáceos como el cangrejo o las cabezas de las gambas, langostinos, langostas, etcétera, pueden contener también altos niveles de cadmio, otro metal pesado que puede acarrear serio disgustos en los órganos vitales del bebé.
Los huevos debemos dárselos siempre cocidos FUENTE: flickr.com

Los huevos debemos dárselos siempre cocidos
FUENTE: flickr.com

  • Los huevos, siempre cocidos. Los huevos se pueden dar al bebé a partir de los seis meses, pero siempre asegurándonos que están bien cocinados y la yema y la clara están sólidos.
  • La frutas rojas tipo fresas, frambuesas, zarzamoras y moras azules porque son frutos que pueden favorecer reacciones alérgicas.

Así que ya lo sabéis, introducir alimentos sólidos es un acontecimiento muy importante para todos los padres. Pero no debemos apresurar las cosas. Asegurarnos de evitar determinados alimentos durante el primer año de vida de tu bebé, nos hará estar más tranquilos con la salud de nuestro bebé.

Salud y embarazo son dos cuestiones que hay que tener muy en cuenta. Ser conscientes de la responsabilidad que supone traer a un hijo al mundo es algo que va intrínseco en la mayoría de familias. Cuando una mujer decide por voluntad propia ser madre, sabe que se enfrenta a una serie de limitaciones y obligaciones que van unidas, de forma vital, a la perfecta salud de su bebé. De sus malas actuaciones, vicios o poco recomendables costumbres, especialmente durante la etapa de gestación, pueden quedar secuelas de por vida tanto en la salud como en el aspecto físico del niño.

embarazo y alcohol

El consumo de alcohol durante el embarazo es perjudicial para el bebé
FUENTE: pixabay.com

Y una de esas prácticas, que no siempre se le ha dado la importancia que se debería, es el consumo de alcohol durante el embarazo. Diversos estudios e investigaciones nos confirman que el consumo del alcohol en este periodo trae secuelas gravísimas en la salud de nuestro bebé y que le pueden durar de por vida. Es por ello que en el Reino Unido y tras distintos problemas judiciales con una madre y su bebé que nació con el Síndrome de Alcohol Fetal, se está planteando imponer como delito penal el consumo de alcohol en el embarazo.

Desde hace cuatro años, los tribunales de Reino Unido están intentando resolver el caso de una niña de seis años que nació con el Síndrome de Alcohol Fetal (SAF), lo que le ha traído graves problemas de salud ligados a su retraso en el crecimiento. Las autoridades británicas están intentando refrendar su acusación a la madre ya que, al parecer, su ingesta de alcohol a lo largo de la gestación fue fundamental para los problemas de salud de la niña.

Fue en 2011 cuando un tribunal británico sentenció que el alcoholismo de la madre era un “crimen de violencia” y, por ello, debía recibir una indemnización, algo que fue revocado y, ahora, se está esperando una nueva sentencia.  Si se anulara el primer veredicto, este caso sentaría precedente para iniciar una nueva ley en la que se condenaría el comportamiento de las madres durante el embarazo.

salud en el emabarazo

Es fundamental hacer caso a las recomendaciones de salud durante el embarazo
FUENTE: gl.wikipedia.org

Y es que en cantidad de ocasiones todos hemos oído y leído recomendaciones por parte de las autoridades sanitarias que las mujeres que están embarazadas o tratando de concebir deben evitar el alcohol por completo ya que esto puede provocar deformidades faciales, problemas con el desarrollo físico y emocional, y la mala memoria o poca capacidad de atención del bebé.

La medida aunque a simple vista puede parecernos un tanto exagerada no lo es tanto sin pensamos en las consecuencias que puede acarrear a nuestros futuros hijos. En Chupetitos siempre hemos defendido los buenos hábitos alimenticios de las futuras mamás durante el embarazo porque de ellos depende la salud de nuestros bebés. No sabemos lo que pensareis vosotras, pero lo que está claro es que es muy importante saber qué tipos de alimentos y bebidas se pueden tomar o no, y cuáles son los más beneficiosos para ti y el bebé. De las madres depende, sin duda, la buena salud de sus hijos.